Mostrando entradas con la etiqueta Areas Protegidas Chuy Uruguay. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Areas Protegidas Chuy Uruguay. Mostrar todas las entradas

viernes, 26 de septiembre de 2014

AREAS PROTEGIDAS. “LA CORONILLA ESTA POR ENCIMA DE TODO”. Por Julio Dornel.

                                             Escritor y periodista Julio Dornel

                                                             Ruben Pereira

El interés demostrado por los vecinos de La Coronilla por la conservación y desarrollo de las zonas ambientales y su ingreso al Sistema de Áreas Protegidas, ha generado algunas discrepancias entre los vecinos del balneario  sobre el manejo de las mismas. Para Ruben Pereira, integrante del grupo de vecinos, “es evidente que en algunas oportunidades las cosas se han resuelto por gente que no conoce el problema, maquillando costos y ocultando información. Los reportes que se han ofrecido no son completos y los sistemas   informáticos no están ofreciendo la información requerida”. En diálogo con esta corresponsalía Pereira analizó diversos aspectos del sistema, reclamando las herramientas, la locomoción y el personal necesario para ejercer un control efectivo. “Pretendemos además que las áreas que están dentro o en la periferia de las áreas protegidas  tengan la  participación directa de sus habitantes, en el manejo, cuidado y actividades económicas que se pudiera dar dentro de las mismas. En el 2006 surge un protocolo de aspiraciones, realizándose una audiencia pública para hacer la propuesta de que el área que va desde el Parque de Santa Teresa hasta el extremo sur de La Coronilla, sea incluida dentro del Sistema de Áreas Protegidas. En la audiencia mencionada se rechaza el planeamiento aduciendo los vecinos que no querían que nadie se metiera en el Cerro Verde, porque en La Coronilla como en otros lados tenemos la triste experiencia de haber sido testigos del funcionamiento de varias áreas que pertenecían al gobierno y que fueron los antecesores de las áreas protegidas, como sucediera con  El Potrerillo y las Sierras de San Miguel, manejados por una organización bastante borrosa en sus inicios y que estaba integrada por la Intendencia Departamental, la Universidad de la República, y el Ministerio de Medio Ambiente y que se denominó Programa, Biodiversidad y Desarrollo Sustentable. De esta manera comenzaron a desarrollar programas para justificar ante quienes estaban mandando la plata  desde Europa, que estaban haciendo cosas, sin importarse de los resultados prácticos, ni de los lugares donde se aplicaban. Se hacían muchos papeles, muchos documentos y muchos informes técnicos para justificar que se estaban haciendo cosas. Lo último que hicieron fue engañar a la gente con inversiones que no sirvieron para nada. Ante esta situación un grupo de vecinos fue informando a la gente que el ejemplo del Potrerillo no le sirve a nadie. Sin embargo un área protegida como la que se hace en el primer mundo, resulta muy favorable para reflotar lugares deprimidos turísticamente como sucede con La Coronilla. Por ese motivo sostuvimos una discusión fraterna con los vecinos, levantándose más de 600 firmas en contra de que se incluya el área dentro del plan y tras tempestuosas audiencias públicas, llegamos a un acuerdo con el director de DINAMA, persona muy sensata,  competente  y con sentido común. Los vecinos nos preocupamos mucho cuando nos tocan el tema del Canal de Andreoni, del Potrerillo, de San Miguel y de Probide, quedándonos como un erizo en forma justificada, porque La Coronilla es una población castigada y golpeada  por la adversidad. Ante esta situación elaboramos un proyecto con dos temas urticantes: 1) Bajo ningún concepto se modificará el uso tradicional de la playa  por parte de los habitantes de la región o visitantes, ya sea para ir a pescar, hacer surf, picnic, pasear, caminar, ir en bicicleta, cuadriciclo o a caballo. El otro punto está relacionado con los entretelones existentes, solicitando información clara y transparente de cómo se invierten los dineros que vienen del exterior o que el Estado suministra para el manejo de esta área protegida.   El 13 de abril del año 2012, se firmó un acuerdo mediante el cual DINAMA se comprometía a mantener las exigencias de los vecinos, quienes accedían a regañadientes a que el manejo del área fuera realizado por un director asesorado por una comisión específica y conformada  por delegados de los vecinos y de aquellas autoridades que tengan pertenencias en el tema. Se trata de un tema de La Coronilla y debemos tomar decisiones aún en la discrepancia, y manteniendo ciertas diferencias para llegar a los mismos objetivos”. 

miércoles, 24 de septiembre de 2014

AREAS PROTEGIDAS. CERRO VERDE E ISLAS DE LA CORONILLA. Por Julio Dornel

                                                        Escritor y periodista Julio Dornel+





Considerando que la aprobación de la ley correspondiente al Sistema Nacional de Aéreas Protegidas es de fundamental importancia para este departamento, ofrecemos información proporcionada por el Cnel. Germán Legelen, Sub Jefe del Departamento de Estudios Históricos del Estado Mayor del Ejército.

“El Área Protegida Cerro Verde e Islas de la Coronilla ingresó al SNAP (Sistema Nacional de Áreas Protegidas), el 10 de agosto de 2011, con el objetivo de conservar los procesos ecológicos, la biodiversidad y valores culturales del área, bajo la categoría: “Área de Manejo de hábitat y/o especies".

Comprende el Padrón Nº 2643 de la 5ta. Sección Catastral del Departamento de Rocha con una superficie de 1688 hectáreas, y la franja marina adyacente hasta las 5 (cinco) millas náuticas, incluyendo el complejo de Islas Oceánicas genéricamente denominadas Coronillas (Isla Verde, Isla Coronilla o La Coronilla e Islotes).

El área es de propiedad Estatal, bajo la jurisdicción del Parque Nacional de Santa Teresa, administrada por el Servicio de Parques del Ejército.

Objetivos específicos



1. Conservar los procesos y servicios ecosistémicos que mantienen la diversidad biológica.

2. Proteger los sitios de alimentación y nidificación de aves migratorias y residentes, así como también las zonas de cría y alimentación de mamíferos, anfibios, reptiles, peces e invertebrados.

3. Proteger la zona marina adyacente como sitio de cría de especies y hábitat de peces y mamíferos acuáticos, especialmente prioritarios para la conservación.

4. Conservar el monte psamófilo y las especies vegetales características que se desarrollan en el Cerro Verde.

5. Desarrollar un sistema de pesca artesanal sustentable, tendiente a la co-gestión, que preserve el recurso a largo plazo y sustente y mejore la calidad de vida de los pescadores artesanales asociados al área, preservando su identidad y conocimientos tradicionales.

6. Desarrollar un turismo integral y diversificado que contemple los valores para la conservación.

7. Promover actividades de investigación y educación ambiental

8. Proteger el patrimonio arqueológico del área.

Actualmente, la administración del área se realiza en forma compartida entre el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) y el Ministerio de Defensa (MDN). La dirección del área está asignada al Cnel. Próspero Germán Legelén, habitante de La Coronilla y cuenta con: un equipo técnico que contempla aspectos de la biodiversidad, planificación y gestión de áreas protegidas, así como aspectos sociales, y el Guarda parques Dante Roibal.

La Comisión Asesora Específica (CAE) está en funcionamiento sistemático desde mayo de 2013 y está representada por el MVOTMA – DINAMA, MDN, MGAP, MINTUR, Ministerio del Interior, IDR, pobladores de la Coronilla, Junta Local de La Coronilla, ONGs que trabajan en el área, el Club de Pesca y la Comisión de Turismo de La Coronilla, y la Mesa estratégica de Turismo de Rocha.

Proceso de Ingreso del Área al SNAP.



El 4 de octubre de 2005 fue presentada a la DINAMA la propuesta de ingreso del área “Cerro Verde e Islas de la Coronilla” al Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

El 17 de febrero del 2006 se realizó la Puesta de Manifiesto y el 22 de agosto de 2006 la Audiencia Pública de la propuesta en La Coronilla, Rocha.

Durante los años 2006 y 2009 no se continuaron actividades destinadas a la incorporación del área

A finales de 2009 se retoman las actividades de incorporación del área al SNAP, se realizan reuniones con la Junta Local y la Comisaría de La Coronilla, el SEPAE y la Prefectura Naval, además de establecer ronda de contactos con actores locales interesados en los temas ambientales.

Entre marzo y diciembre de 2011 se realizan reuniones entre los vecinos de La Coronilla y el Director Nacional de Medio Ambiente Arq. Jorge Rucks. La primera reunión consistió en informar e intercambiar con vecinos y autoridades sobre el proceso de ingreso del Área de Cerro Verde e Islas de La Coronilla al SNAP y se acordó realizar reuniones periódicas, con la intención de mantener informados a los habitantes de La Coronilla y abordar los problemas ambientales de la zona y del área protegida.

El 10 de agosto de 2011 se firmó el decreto de ingreso del área Cerro Verde e Islas de la Coronilla al SNAP bajo la categoría de “Área de manejo de hábitats y/o especies” (Decreto Nº 285/11).

En el marco del decreto, se designa un director interino y se conforma un equipo de gestión con la contratación de dos ayudantes de Guardaparques. En febrero de 2012 se realiza la elección de representantes de los pobladores de La Coronilla para integrar la Comisión Asesora Específica (CAE), y se solicita a los organismos públicos y ONGs que trabajan en el área, la designación de sus delegados.

El 20 de marzo y el 10 de mayo de 2012 se realizan las primeras dos reuniones de la CAE.

Se constituye un equipo técnico para la elaboración del plan de manejo, integrado por el director interino, representantes de DINAMA, SEPAE y pobladores locales, realizándose algunas reuniones durante el año 2012.

El 17 de mayo de 2012 se realiza una reunión entre vecinos y el Director de la DINAMA para llegar a un acuerdo en la participación de los vecinos en la gestión del área y las características del Director del área protegida.

El 6 de noviembre de 2012 se firma el convenio entre el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) y el Ministerio de Defensa Nacional (MDN) para la co-administración del área protegida costero marino Cerro Verde e Islas de La Coronilla.

El 6 de febrero del 2013 el convenio de co-administración entre MVOTOMA y MDN es homologado por el Presidente de la República.

El 10 de mayo del 2013 se nombra el nuevo director del área, en el marco del convenio MVTOMA-MDN.

El 9 de agosto de 2013 se constituye una nueva CAE, con la incorporación del Club de Pesca y la Comisión de Turismo de La Coronilla como invitados.

A partir del 1 de setiembre de 2013 comienza a trabajar el Técnico en Conservación de la Biodiversidad, Planificación y Gestión del Área Protegida Cerro Verde e Islas de La Coronilla, quien asistirá al director del área en la planificación y elaboración del Plan de Manejo.

El 8 de octubre de 2013 se aprueba el Reglamento de Funcionamiento de la CAE y la misma sigue funcionando hasta la actualidad.

Plan de Manejo.

El plan de manejo es un proceso en el que se identifica y establece lo que el área es (situación actual) y debería ser (situación deseada) y se definen los objetivos de manejo (tanto de protección, restauración, como de uso sostenible) a ser alcanzados, así como las acciones a desarrollar en un determinado período y los indicadores para medir el logro de los objetivos.

El plan de manejo es el instrumento de gestión de más alto nivel para la toma de decisiones y la ejecución de acciones de un área protegida.

Se entiende por manejo el conjunto de acciones de carácter político, legal, administrativo, de planificación, protección, coordinación, promoción, investigación, entre otras, que dan como resultado un uso sustentable y la conservación de un área protegida y el cumplimiento de sus objetivos. En este sentido, el plan de manejo es una herramienta clave para la elaboración de los planes operativos anuales y para el seguimiento y evaluación. Define para un horizonte de 5 o más años las metas que se pretende alcanzar con relación a la conservación de la biodiversidad y los aspectos socio-económicos e institucionales del área protegida, así como las grandes acciones estratégicas a desarrollar para lograrlo.

De acuerdo a la ley 17.234 todas las áreas protegidas incorporadas al SNAP deberán elaborar el correspondiente plan de manejo, según pautas establecidas por la DINAMA/MVOTMA.