Mostrando entradas con la etiqueta Rocha Uruguay. Homicidio de Lola Chomnalez. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Rocha Uruguay. Homicidio de Lola Chomnalez. Mostrar todas las entradas

miércoles, 13 de mayo de 2015

Cotejo de ADN del hijastro de la madrina dio negativo; no hay sospechosos


El crimen de Lola cayó en un círculo vicioso judicial

El País

La prueba de ADN del hijastro de la madrina de Lola Chomnalez dio resultado negativo, según confirmaron a El País fuentes judiciales. De esta manera, quedó descartada la participación del adolescente de 14 años en el homicidio ocurrido en Valizas el pasado 28 de diciembre.

La adolescente había llegado a Valizas el 27 de diciembre para veranear en la casa de su madrina y durante ese día estuvo con el joven. Al día siguiente salió a caminar por la playa y desapareció. Su cadáver fue hallado el martes 30.

Una de las pistas iniciales de la investigación —como ocurre en todo asesinato— apuntaba al entorno familiar; pero tras este resultado, esa línea se cierra, dijo a El País el abogado de la familia de la madrina de Lola.

"Definitivamente, con esta prueba de ADN se cierra el capítulo de la investigación sobre la familia", sostuvo el abogado Gustavo Bordes. "Esperamos que si falla cualquier otra línea, la conclusión no sea nuevamente volver al entorno familiar", agregó.

Bordes dijo que cuando fue notificado de los resultados de la prueba de ADN, "quería informar primero a la familia, pero la prensa se enteró antes".

Fueron los padres biológicos quienes accedieron voluntariamente a que se le practicara el examen de ADN al adolescente. Un perito forense tomó anteayer una muestra de la saliva con un hisopo.
Cotejo.

El ADN se cotejó con los registros de dos manchas de sangre halladas en el interior de la mochila de Lola: una en un documento de identidad y otra en una toalla. Esas muestras estaban en buen estado, según fuentes policiales consultadas por El País.

Sin embargo, no se puede establecer fuera de toda duda que esa sangre sea la del homicida.

La mochila de Lola estuvo bajo arena durante dos semanas y la sangre podría pertenecer a cualquier persona que hubiera estado en contacto con ella en ese período, o antes.

Culminada esta instancia, el caso del asesinato de la joven argentina vuelve a comenzar, como una calesita, después de que declararan ante el juzgado de Rocha decenas de personas, y varios otros fueran detenidos, interrogados y posteriormente liberados por falta de pruebas.

Transcurridos más de cuatro meses, la investigación se complica no solo por el paso del tiempo, sino porque los miles de turistas y trabajadores zafrales que se encontraban en Valizas en verano, y que podían tener algo que ver con en el crimen, ya se han marchado, quedando en el balneario unos 500 pobladores permanentes.
Citados.

"Este caso ya no se mueve hasta fin de mes", sentenció una fuente judicial consultada por El País.

Recién en la última semana del mes de mayo el caso volverá a moverse, cuando sean trasladadas al despacho de la jueza Urioste cinco personas que declararán, en su mayoría por primera vez.

Uno de ellos es Guido Berro, médico legista y exdirector de la Cátedra de Medicina Legal de la Facultad de Medicina.

Berro había presentado meses atrás un informe pericial. En el documento, Berro había indicado que quien mató a Lola Chomnalez "es una persona de complexión chica" que "nunca tuvo la intención de matar a la joven ni de violarla".

Desde el punto de vista administrativo, se abrieron dos tipos de expedientes en este caso: uno para las declaraciones y las actuaciones vinculadas a los mayores de edad y el otro para los menores.

Mientras tanto, en Argentina, el padre de Lola, Diego Chomnalez, y su abuela Beatriz, convocaron a una marcha frente al Congreso de Buenos Aires.

La movilización fue convocada para la tarde del 3 de junio. A través de Twitter, ambos exhibieron una foto con el cartel de la convocatoria.

Esta movilización será en protesta no solo por la muerte de Lola, sino también por la violencia contra las mujeres.
Autorización.

Durante su declaración ante la jueza Urioste, la familia indicó que nunca se negaron a extraerse muestras de ADN. Es más, cuando en enero se comenzaron estos exámenes, la madrina de Lola y su esposo fueron los primeros en acceder a las pruebas.

No obstante, los efectivos que se encargaron del procedimiento no lo hicieron con el menor. "No hace falta", dijeron los policías en su momento.

Según indicaron fuentes judiciales, no le sacaron muestras en aquel momento porque la Policía supuso que el joven era hijo de la pareja, cuando en realidad es solo del hombre.

La madre del adolescente fue quien autorizó finalmente que se le realizara la extracción a su hijo. (Producción: Diego Píriz)