Mostrando entradas con la etiqueta Oscar Bruno Cedrés semblanzas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Oscar Bruno Cedrés semblanzas. Mostrar todas las entradas

miércoles, 21 de octubre de 2015

ANIBAL ZAPICÁN FALCO “Deportista cabal” Por Oscar A. Bruno Cedrés



Aníbal Z. Falco un deportista íntegro que tuvo nuestro país y que también lo tuvo Rocha, había nacido en Montevideo en el año 1888.
En 1904 siendo bachiller en farmacia, actuó en la contienda civil como sargento de Guardia Nacional, certificando méritos que determinaron su ascenso a Tte. 2do. de la Sanidad Militar del departamento de Maldonado.
Pasa luego a prestar servicios en el laboratorio de análisis de Impuestos Directos, en la función de ayudante de farmacia en la ciudad de Rocha.
Actúa en la gerencia de varias empresas comerciales de la capital rochense, también administra la Farmacia de Antonio Falco en la entonces Villa de Castillos hasta el año 1912.
Falco llegó a Rocha cuando el fútbol estaba dando en nuestra capital los primeros pasos de la mano de quien fuera el que lo impulsara, el entonces joven bancario Ernesto Farinha, allá por el año 1906.
Se integró a las filas del Rocha Football Club, el equipo de la camiseta roja y blanca en franjas verticales, que tuvo su cancha en los terrenos municipales donde hoy están los talleres de carpintería, herrería y pintura de la Intendencia Departamental, o sea frente a la Plaza Congreso.
El 3 de junio de ese 1906 juegan en Rocha el segundo partido de fútbol, denominándose los equipos con números, el team No. 1, luego sería el Intrépido y el team No. 2 que luego sería el Rocha Football Club, en el field de la hoy calle Batlle y Ordoñez.
Aníbal Z. Falco es el capitán del team No. 2, desempeñándose en el puesto de zaguero, Ernesto Farinha que era delantero fue el capitán del team No. 1.
El día 10 de junio de ese mismo año el Rocha Football Club inaugura oficialmente su escenario de juego, ante numeroso público presente se miden nuevamente el tem “B” con camiseta celeste y negra capitaneado por Falco, y el team “A” con camiseta marrón amarillada, capitaneado por Farinha, ganando por 3 goles a 1 el equipo “B”.
Estos mismos rivales con Falco en el capitanato vuelven a jugar, y pactan otro partido para el 14 de octubre, donde solo pueden actuar jugadores locales, por lo que ambos capitanes Falco y Farinha no lo hacen.
Aníbal Z. Falco integró el combinado rochense en su primer partido inter departamental frente a la selección serrana de Minas, el 25 de agosto de 1907, en el que triunfaran los locales por un gol a cero, siendo Aníbal Z. Falco autor del gol de nuestra representación.
Falco en Montevideo defendió los colores del Club Nacional de Fútbol con muy buen seceso, también a selecciones uruguayas como la de 1909 que jugara frente al equipo de Everton de Inglaterra.
Cumplió una brillante carrera bancaria, siendo gerente de importantes Bancos uruguayos e internacionales, también el gobierno nacional lo había designado Director General de Aduanas, y posteriormente Presidente del Banco Hipotecario del Uruguay.
En lo deportivo, Falco luego de su retiro de la práctica activa ocupó altos cargoseen la fax directiva, siendo Presidente de la Comisión Nacional de Educación Física, dirigente y Presidente del Club Nacional de Fútbol en 1937, también fue activo dirigente del Club Atlético Atenas, asesor muy activo del Círculo de Cronistas Deportivos, a quienes les donara un predio en el Balneario La Paloma.
Fue dirigente del Club Central, era el socio No. 19, club al que lo donara un amplio solar en el balneario La Aguada de nuestro departamento.
Fue integrante del Colegio de Árbitros de la Asociación Uruguaya de Fútbol, autor de diversos folletos sobre las leyes de juego.
Autor en el año 1947 del libro recopilación de “Leyes de juego de Foot bal de Asociación”.
En el fútbol de Rocha por varias temporadas se disputó el trofeo “Aníbal Z. Falco”, en 1ª. división, el que se otorgaba al campeón.
En el fútbol uruguayo de 1ª. división de la A.U.F. se disputa anualmente el trofeo que lleva su nombre y que pasa en custodia al club campeón por un año.
En enero de 1951, en los salones de entonces Trocadero, se le brindó una cena homenaje, conjuntamente con los doctores Mario Sobrero y Luis Mattiauda, por parte de amigos y correligionarios del Partido Colorado.
Este conceptuado deportista, al decir del Diario EL DIA, “respetado por su dinamismo y competencia, por su idiosincrasia pulida y leal”, falleció en la capital, el 30 de abril del año 1961.
En el acto de su sepelio realizado en el Cementerio Central fueron varios los oradores que destacaron su labor, como ser Washington Cataldi, el delegado de Peñarol que lo hizo representando a la A.U.F., el señor José Añon por su Club Nacional, el periodista Rolando Salvia por el Círculo de Cronistas Deportivos y el Cnel. José A. Bauden por sus múltiples amigos.
Aníbal Zapicán Falco, un gran deportista, honrado, intachable, que tuvo el fútbol de Rocha en sus primeros pasos, y a quien dedicamos esta Semblanza.

SEMBLANZA Por Oscar Bruno Cedrés IRINEU RIET CORREA



“Médico Veterinario, Político, Futbolista, Hacendado”, nació en la ciudad de Castillos el 8 de febrero del año 1945, concurrió a Escuela Rural y terminó en la No. 1 “Ramírez” de nuestra ciudad.
Realizó la carrera de médico veterinario en la Facultad de Veterinaria de la UDELAR.
Hincha en Montevideo del Club Nacional de Fútbol, lo que no le impidió concurrir a Santiago de Chile en mayo de 1966 a alentar al tradicional adversario, Peñarol, en la histórica final de la Libertadores de América de ese año, frente a los argentinos de River Plate y que ganaron los aurinegros.
En Rocha, Irineu es hincha del equipo que defendiera en su pasaje por nuestro fútbol, el Rampla Junior de La Estiva.
Blanco como hueso de bagual, wilsonista según se define él, fue Intendente Municipal de Rocha en dos períodos, el primero en 1990 a 1995 y en el segundo electo por la ciudadanía para gobernar Rocha entre el 2001 y el 2006.
Practicó todo tipo de deporte que se le presentó en su juventud, practico boxeo; ciclismo, basquebol, ping-pong, hoy tenis de mesa, en la Parroquia y en el Club Social Rocha, siempre obteniendo en estos deportes siempre alguna medallita.
Cuando viviera en Brasil, en Río Grande, en la Laguna de los Patos, hizo remo y ahí también ganó medallas, pero lo que lo cautivó siempre fue el fútbol.
Comenzó en fútbol en el equipo de baby fútbol del Barrio La Estiva, el del recordado deportista y periodista Ángel Espel Pereyra, Independiente.
Luego pasó a las inferiores primero y la primera después de Rampla Junior, el club de su zona de residencia, siendo algunos de sus compañeros de equipo Victoriano Mego, y los hermanos Nogueira, Walter, Ángel, y el “Cacho”, ya que cuando jugaba Ramón que era No. 9, no lo hacía él.
Su puesto dentro del campo de juego fue el de No. 9, lo que sería ahora un punta, le gustaba hacer goles, y ese es el de los goleadores.
Cuando se va para Montevideo a estudiar en la Facultad, juega en los torneos Universitarios defendiendo a Veterinaria, teniendo entre otros compañeros al rochense Wilson Silveira, “Caboclo”, que en nuestro medio defendiera a Nacional, y también médico veterinario.
Supo defender a la Selección de la Liga Universitaria junto a otros estudiantes rochenses, como el “Pancho” Francisco Muzzio que en Rocha jugara en Lavalleja; Jorge Rowinski golero que jugara en el River Plate local, siendo también compañeros Jorge Mongrel que luego jugara en Nacional de Montevideo y el “Vasco” Tor que sería luego mediocampista de la selección de Maldonado.
De ese pasaje Irineu Riet, recuerda los partidos en el Estadio Centenario enfrentando a la 3ª. del Club Nacional dirigida por Julio Maceiras, a la que derrotaran por 5 goles a 2 y donde convirtiera dos goles; y a la selección de Cerro Largo en la ciudad de Melo por 4 goles a 0.
Estando estudiando en Montevideo y defendiendo a la Selección Universitaria, fue citado para defender la selección de Rocha por el entonces técnico Roberto Gonzalvo, luego fueron requeridos sus servicios por el técnico Lavalleja Pereyra, después fue Walter Rodríguez Pioli que lo trajo a defender la celeste del combinado junto a dos rochenses compañeros suyos de la Liga Universitaria, Francisco Muzzio y Jorge Rowinski, siendo el Profesor Mayor Hermes Huelmo el que lo convocara a jugar por nuestro representativo.
Luego fue convocado estando jugando en Castillos para integrar una selección departamental conjuntamente con jugadores de Rocha y Chuy por el entonces directo técnico Ladis “Pipo” Graña, que en nuestra ciudad jugara defendiendo el arco de Irineo de Espada y del combinado.
Luego de culminada su carrera estudiantil se radica en la ciudad de Castillos donde defiende a Nacional primero y luego al Deportivo Uruguay, con el que salió campeón con la dirección técnica del “Golo” OIlivera.
Jugó en la selección roja de Castillos en el torneo departamental de 1969, con la que obtiene el título de campeón. También lo hizo en el torneo del año 1970, pero sufrió la única expulsión en su carrera como futbolista en el partido frente al combinado de Rocha, el que perdieran 2 a 1.
Destaca en su pasaje con la casaca castillense como compañeros a Jesús “Biscocho” Ramos y Javier Quintana, y el triunfo frente a la representación de Lascano, que les diera el título de mejores del departamento.
Juega su último campeonato en Brasil, defendiendo al Cima de la Sierra, donde además es director técnico.
Ya veterano es invitado por Carmelo Muñoz para defender al Club Plaza Congreso en una petit gira por Brasil defendiendo a los “naranjitas” en la referida categoría.
De su pasaje por el fútbol, Irineu Riet Correa recuerda varios goles como ser el primero con la celeste de nuestro combinado frente a la representación de Treinta y Tres, diciendo “el gol que no olvida jamás, el más lindo de su carrera”, también el primero que hace defendiendo a los rojiverdes de La Estiva en 1ª. división, frente a Nacional y se lo convierte al místico “Nito” Juan María Vera y los dos que le hace a Nacional en Estadio Centenario con la representación de la Liga Universitaria.
Fueron para él los dos más férreos marcadores, el “Ruso” Hugo Vicente Acosta y el “Pata” Carlos Julio Rodríguez, ambos jugadores del Club Lavalleja de Rocha y siendo el “Lulo” Raúl Rubio su técnico destacado en su carrera, cuando defendiera a Castillos en el departamental del año 1969.






martes, 19 de mayo de 2015

SEMBLANZA por Oscar Bruno Cedrés JOSÉ LUIS CORAZZA, feriante, deportista.



                          Escritor y periodista Oscar Bruno Cedrés

José Luis Corazza Nieves, es popularmente conocido por ser uno de los más viejos y clásicos feriantes de nuestra ciudad, desde los de la callejuela Sención o la Plaza Ansina, actividad que comenzó el 5 de junio del año 1982.
Corazza nació en el Barrio Adolfo Viera, el 15 de marzo de 1956, alumno de la “vieja” Escuela 4 y también fundador de la nueva Escuela 4, estudió luego en UTU mecánico torneo, oficio que no ejerció.
De familia muy vinculada a las actividades deportivas de nuestro medio desde hace muchos años, José Luis comenzó como jugador de fútbol en Lavalleja, pasó por las tres divisionales, en cuarta dirigido por el recordado Ernesto Muniz y en primera por el gran Nelson González.
Fueron algunos de sus compañeros con la casaca del club de los Tres Barrios, el “Ruso” Acosta, Luis Ernesto Muniz, el “Gusano” Domínguez Pérez, Carlos Olme Ozuna, el “Macholo” Presa, y hasta el gran “Nino” González.
Luego defendió al hoy desaparecido club Irineo de Espada, dirigido técnicamente por Carmelo Muñoz, con el “Negro” José María Motta como golero y Báez entre otros como compañeros.
El Peñarol de don Florencio Cabrera y Sánchez por entonces Jefe de la Estación AFE de Rocha, lo tuvo como defensor, con Danilo Sánchez como nueve, el “Canario“ Bentancort y Oscar Cabrera como algunos de los referentes aurinegros.
También defendió la casaca del Banfield de la Liga de La Paloma, junto al “Perro” Luis Balduvino y el “Berrinche” Pereyra.
Corazza en tres distintos procesos defendió la gloriosa casaca celeste de la Liga Rochense de Fútbol, con el recordado técnico chileno Andrés Prieto, con Francisco “Pochocho” Fernández y con Miguelito Egaña.
Tiempos del “Pepe” Rótulo, el “Semilla” Pérez, del “Mingo” Corbo recordado autor del gol catorce a la selección de Cebollatí en un torneo departamental, con Daniel Martínez, el “Minino” Molina, Gerardo Falco, Gallito, entre otros destacados jugadores.
En los campeonatos de la Liga Comercial, por dos temporadas fue campeón jugando en el equipo de Oriental, cuya casaca era igual a la de la selección nacional de Argentina. Este club tenía su centro en la Provisión Falero, siendo algunos de sus dirigentes el “Muñeco” Olivera y el “Negro” Maroñas.
Por supuesto jugó en el equipo de su barrio, el Adolfo Viera, con quien perdió la final frente a El Chavo, equipo proveniente del Club Social Rocha, partido que trasmitiera el muy reconocido relator coterráneo Néstor Moreno Mederos.
En esta categoría también ocupó cargos de dirigente junto a un gran y recordado deportista como lo fue don Juan J. Nogueira Sosa.
En la actividad de las categorías Senior y Master, en la primera ha sido dirigente y en la segunda además jugador desde hace cuatro o cinco años, dirigidos técnicamente por Milton Velázquez, con la salvedad que ya entra a la cancha equipado, pero lo que se dice jugar: cero.
Siempre lo ha hecho como back derecho, y a veces se viste de medio campista, es un connotado hincha del Lavalleja de los Tres Barrios y del decano Peñarol en la capital.
Ahora también en el fútbol participa como neutral en la Liga Rochense de Fútbol, en esta temporada en la Divisional 1ª. B, junto al Maestro Eduardo Altez, a Miriam Brañas, al “Polito” Calabuig, el maestro José Sena.
El ciclismo ha sido y es otra de sus grandes pasiones, como dirigente y también como pedalista.
Fue un consustanciado animador de las famosas y tradicionales carreras de socios que organizaba el Club Peñarol de Ciclismo de Rocha, donde sus duelos personales eran con otro gran peñarolense, el “Gordo “ Jorge Zalayeta, donde se sacaban chispas para evitar ser último, pero siempre “dicen” ganaba Corazza que se adjudicaba el premio; una lata de durazno en almíbar del comercio del “Pocho” Lujambio.
Como dirigente del Club de la Avenida Julio J. Martínez, estuvo junto a Manuel Cardoso, “Mingo” Corbo, Luis Correa, el “Baby” Gallito, Romeo Seijas entre otros grandes de la entidad.
Tiempos que defendían la casaca aurinegra los mellizos Cardoso, los hermanos Darío y Daniel Prudente y Julio Baez.
Fue Presidente de la Federación Ciclista de Rocha e integró en varias oportunidades las delegaciones de la Federación a los distintos torneos regionales y las tradicionales competencias de Carnaval y Turismo, junto a destacados técnicos de entonces como Pedro Caballero, Luis Alberto Mato, Schubert San Martín, Blanché.
En los tiempos de su pasaje por la Federación estaban Dorval Seijas como Presidente, Carlos Julio Píriz Lima y Braulio Sosa como integrantes del cuerpo de neutrales, Ernesto Corazza como delegado del Peñarol, Ruben Nuñez del Armónía, el Profesor Amauri Cardoso Batista de Nacional, Adán Decuadra y Artigas Cano del Deportivo Artigas, el “Grasa” Techera del Lavalleja.
Hoy todo un personaje en la Feria de la Plaza Ansina, un referente en su puesto de venta tradicional de “lana”, hablando y saludando a todo el que pasa por el mismo y por las calles adyacentes.
A ese actor y protagonista popular rochense va esta semblanza del día de hoy.
Mayo/2015









martes, 12 de mayo de 2015

SEMBLANZA por Oscar Bruno Cedrés Dr. Mario Anza León: “Abogado, deportista, político.”

                                       Escritor y periodista Oscar Bruno Cedrés

Un protagonista de nuestro tiempo, un personaje de nuestra sociedad en el último medio siglo, de familia con arraigo y tradición en Rocha.
Nos reunimos una fría mañana de este otoño en su Escritorio de la calle Gral. Artigas, donde hizo un alto en sus tareas profesionales, para que nos contara su vida, su proficua vida.
Nació en nuestra ciudad el 19 de noviembre del año 1938, hijo del conocido profesional Dr. Mario Anza Vigliola y de doña Brenda León.
Alumno de la Escuela No. 7, Artigas, del Liceo Departamental de Rocha y de la Facultad de Derecho donde cursó la carrera de abogacía.
Tres hijas, Denise abogada, Leticia socióloga y Fiorela también abogada.
Hincha en Rocha del Palermo y simpatizante del decano River Plate, en Montevideo fue hincha de Peñarol hasta el año 1956, en el que su amigo el “Paleca” Cordone lo hizo del Defensor de Punta de Las Carretas y en el basquebol en la capital simpatizante del Club Tabaré.
En su carrera profesional tuvo como referentes a su padre Don Mario Anza y a sus profesores de la Facultad los Dres. Adolfo Vidar, Adela Reta y Ramón Valdez Costa.
En la política sus comienzos fueron al lado del líder nacionalista independiente, el Dr. Javier Barrios Amorín, luego siguió en el socialismo, donde sus referentes lo fueron el Dr. Emilio Frugoni y José Pedro Cardoso, con Zelmar se acercó formalmente al Frente Amplio, también por las circunstancias vividas por nuestro país estuvo al lado del caudillo blanco Wilson Ferreira, siendo para Anza el Dr. Tabaré Vázquez en la actualidad el dirigente político más importante.
El Dr. Anza integró por dos períodos la Junta Departamental de Rocha, como Edil.
En la faz directriz, Marito fue Presidente de la Asociación de Estudiantes Liceales “José Enrique Rodó”, Presidente del Club Social Rocha, integrante del Rotary Club Rocha, integrante de la Directiva del Centro de Estudiantes de Derecho de la Facultad en Montevideo.
En lo deportivo Mario Anza en su juventud fue jugador de básquebol en nuestra ciudad, defendiendo al Peñarol de la calle Julián Graña teniendo entre otros como compañeros al “Flaco” Larrosa, a Clelio Cabral, a Pablo Pereyra, a Oscar Graña, el popular Furlong, también defendió la casaca tricolor del Rocha Athletic Club, el de la calle Treinta y Tres  junto Luisito  Machado, el “Flaco” Homero Rodríguez Tabeira, el “Gringo” Dominicci, Carlos Cola, el “Mimo” Silvera, Milton Fabra, el “Chuleta” Ureta, el “Oso” Silva, luego defendió al HD, o como se le conocía popularmente el “Hueso Duro”, con el “Pollo” Teibo, la “Vieja” Vilizzio, el “Calengo” Graña, “Perico” Graña, Enrique Larzabal. 
También jugó en los seleccionados de Rocha en torneos departamentales y de la zona este, como la del año 1955, con la dirección técnica del capitalino Arturo Pérez, con Icaro Méndez, Dionicio “Pico” Onandi, el “brasilero” Onelly Correa, el “Canuto” Machado, los hermanos Pablo “Quitín” y José Luis “Pepe” Pertusso.
Al fútbol jugó en Montevideo en un cuadro de rochenses, siendo algunos de sus integrantes Onelly Correa, “Buby” Mora, el “Loco” Amaral.
También Anza fue hombre de la “paleta”, la que practicó en el Club Deportivo Unión de nuestra ciudad, en el frontón privado de Lorenzo en la capital y también en el Club Euleskalerría.
En lo directriz y en lo que se refiere al fútbol, fueron varios los cargos y organismos en los que ha estado vinculado, Presidente de la Liga Rochense de Fútbol por varios períodos, de donde recuerda con afecto al delegado de Palermo “Cacho” Latorre, el delegado de Lavalleja el maestro Diego Corbo Lorenzo y su compañero del consejo, como tesorero, el “Pelado” Rodríguez.
Ocupó la presidencia del Palermo Fútbol Club, la institución de su predilección en nuestro medio.
Fue el primer Presidente de la Federación Rochense de Fútbol, cuando se crea la Confederación  declina ser Presidente, integró además el Consejo Ejecutivo de la O.F.I. como vice y también como vocal junto a su coterráneo el Gral. Alfonso Féola y al entonces Senador Cigliutti.
Del fútbol rochense recuerda y destaca a grandes figuras como el “Nito” Vera, a Nelson González, la “Vieja” Waldemir Vilizzio, el “Cholo” Erley Pérez, Florencio Enrique Longeau “Castrito”; los hermanos Juan María el “Nino” y Servando, el “Tito” González, y más adelante en el tiempo a Carlos Julio Revelez, el “Tero”.
Finalmente Marito Anza nos deja una reflexión sobre su vida: “La vida me ha enriquecido enormemente, muchas amistades, muy profundas y he tenido la oportunidad de ser solidario con mucha gente. Siempre hay cosas inconclusas como por ejemplo la de tratar de hacer renacer el Club Social Rocha que en su origen tuviera a José Aldunate, que fuera su primer Presidente y a mi padre, el Dr. Mario Anza, que fuera el segundo Presidente, que es en la tarea que estoy hoy.”
A Marito Anza, un referente notorio  de la sociedad rochense, hombre con caracteres  populares, con quien supimos compartir tiempos en la Liga Rochense, él en la presidencia, nosotros como representantes del club Lavalleja, también buenos momentos en reuniones sociales, va nuestra semblanza.
Mayo/2015

lunes, 27 de abril de 2015

SEMBLANZA por Oscar Bruno Cedrés RUBEN OSCAR GARCÍA “El capataz del Sobrero”

                      Escritor y periodista Oscar Bruno Cedrés
 
Queremos en nuestra semblanza del día de hoy recordar a quien desde su oficio tuvo el privilegio de ser participe en obras que luego con el tiempo pasaron a formar parte de la historia del departamento de Rocha.
Venido desde la frontera de nuestro departamento, Ruben Oscar García tuvo participación destacada en varias tareas que aún hoy tienen real importancia en la vida de nuestra ciudad.
Picapedrero de oficio, nació en la norteña ciudad de Lascano el 15 de diciembre del año 1916, siendo aún joven se traslada hacia la zona del Pueblo 18 de Julio, donde trabajara en la reconstrucción del Fuerte de San Miguel primero y luego en el Parador San Miguel.
 Traído por el capataz de la obra, también de apellido García, se viene a la ciudad de Rocha a trabajar en la construcción del monumento al Gral. Artigas que está ubicado en el centro de la Plaza Independencia de nuestra ciudad.
Se traslada a vivir al Barrio José Machado con su familia, al otro día que la selección de Uruguay obtuviera la Copa del Mundo en Maracaná, o sea el 17 de julio de 1950, donde residió hasta su deceso.
Luego de trabajar en la construcción del monumento, ingresa como funcionario municipal, y el Intendente Municipal de entonces, el Dr. Mario Sobrero, lo designa capataz de la obra, cargo que ocupa hasta su retiro.
Ruben García en su cargo municipal trabaja en la construcción de la Escuela del Paraje La Centinela, en el Hangar del Aero Club Rocha, del Estadio Dr. Mario Sobrero, en el armado de los escenarios de los Festivales de  los Coros del Este que por entonces se realizaban todos los años en distintas ciudades de la zona esteña de nuestro país.
Ruben Oscar García se casó en el año 1942 con Ana Silvera, teniendo tres hijos: Darli, Flora y Oscar (el Teso).
En Villa 18 de Julio, García fue jugador del Club Las Piedras, jugaba de golero, en nuestra ciudad fue juez de fútbol, equipier de la selección rochense por muchos años, recordando entre ellos el año 1964, cuando nuestro combinado era sobre la base del Club Nacional del Esc. Lino Silvera, que fuera el campeón del Este del referido torneo, y además participando del Torneo de Selecciones Campeonas de OFI, quedando perpetuado para la historia en la foto que el recordado fotógrafo el “Minuano” Francisco Carreras sacara en Tacuarembó, posando los celestes de entonces con Washington Larrea, Justino Santos, Julio Walter Nogueira, Milton de la Torre, Mario Rivas, Marito González, Ruben García, Juan María Vera, el “Charrúa” García como kinesiólogo, Oscar Bruno Floduardo Pereyra, Héctor Echeverría, Ramón Nogueira, Luis Alberto Muñoz, Carlitos Silvera y el “Cacho” Eguía.
Fue encargado del Estadio Dr. Sobrero luego de su apertura, teniendo ese día, el 20 de noviembre de 1955, la distinción de dar el puntapié inicial en el partido inaugural jugado entre las representaciones de Rocha y Treinta y Tres por el Torneo del Este.
Hombre de filiación Colorada, hincha de Peñarol, amante de la vida familiar, andando siempre en su bicicleta de color negro, marca Triumph, que gustó además del fútbol del ciclismo, así como también escuchar tango y música clásica.
García falleció en nuestra ciudad el 12 de noviembre del año 1977.
A Ruben Oscar García, con quien compartimos muchos años de nuestra juventud, junto a él y su familia, nuestro recuerdo en esta semblanza del día de hoy.
Abril/2015.

sábado, 25 de abril de 2015

Semblanza por Oscar Bruno Cedrés SANTIAGO RODRÍGUEZ: Golero-Pescador-Juez de fútbol


                                          Escritor y periodista Oscar Bruno Cedrés
 
Dejamos pasar el tiempo luego de su fallecimiento para hacer una semblanza a Santiago Rodríguez, o como se le conocía popularmente “el loco Santiago”.
Lo conocimos desde los tiempos en el que trabajaba junto a mi padre en el recordado comercio mayorista y tambo de Francisco Vázquez Curcho, “El Molino del Pueblo” de la calle Ramírez entre Zorrilla y Ansina, junto al “Pocho” Sosa, Aquiles Pereyra, Juan Carlos Vázquez, “Paco” Vázquez entre otros, primeros años de la década del cincuenta.
Siempre fue un tipo alegre, divertido, dicharachero, bonachón, todo un personaje en Rocha y el Puerto de los Botes.
Había nacido en Rocha el 23 de abril del año 1933, y falleció el 22 de diciembre del año pasado.
Casado con María Silvera, tuvieron un hijo, Robert, éste muy vinculado al fútbol por haber sido jugador y juez, hoy es integrante del Colegio de Árbitros de la Liga y también juez del fútbol de salón. Vivieron gran parte de su vida en el corazón del “Machado” en la esquina hoy de Monzón y Alfredo Nuñez Silvera.
También trabajó junto con mi padre en la cantina del viejo Rocha Atlhetic, el de la calle Treinta y Tres, con Cirilo Martínez, el Petiso Carlitos, el “Chuiquito “ Machado, Luis Dominici, Tomás Pereyra entre otros.
Su última actividad lo fue en la Intendencia Municipal de Rocha donde se jubiló.
Hermano del popular “Perera” Washington Larrea, gran figura del fútbol de Rocha.
Golero como oficio futbolero, lo hizo defendiendo la valla del equipo de los Tres Barrios en los tiempos de la 2ª. división, luego cuando se funda el Rampla de La Estiva, Santiago con varios integrantes de los planteles albi verdes pasan a integrar sus filas, también defendió la portería del Danubio, el equipo del Dr. Rodríguez Pioli en la divisional “B”.
En la década del cincuenta se hicieron muy populares y tradicionales los campeonatos de Barrio, que se jugaban en el verano y los equipos se integraban con jugadores pertenecientes a los clubes de la Liga Rochense y Santiago Rodríguez estuvo en el Club “La Pieza” como dirigente y también por supuesto como golero. Equipo del Barrio José Machado, casaca roja, botiquín color rosa, que aún hoy guarda su hijo como recuerdo, tenían la sede en el repechito de la calle Monzón, siendo su vicepresidente el popular “Dodó” Olivera.
De los viejos archivos del semanario “Mundo Deportivo” sacamos una de las tantas formaciones de “La Pieza” con Santiago Rodríguez compartiendo el arco con Servando el “Nene” Machado golero campeón del Este en el 57; Angelito Nogueira y J. Egaña; L. Rodríguez, R. Pérez y A. Cabral como la línea media y el avance con N. Pérez, Sergio “Cacho” Bonilla, Silvera, Ubaldo Revelez y Muniz.
También incursionó por el referato del fútbol en nuestra ciudad, luego de abandonar la actividad futbolera como jugador, tiempos del “Campuso” Correa, de Edgar Pérez, de Carmelo Muñoz, de Roberto Acosta, del propio José Peyrot, entre muchos otros.
Otro de sus recreaciones favoritas lo fue la pesca y el Puerto de los Botes, donde junto a su amigo José Peyrot, que además compartieron la defensa de las mismas instituciones, Lavalleja y Rampla Juniors; allá por los primeros años de la década del cincuenta compraron un terreno, tiempos del “candil con grasa” para poder alumbrarse. Santiago hizo de su casa “La San-Robert” No. 44, del Puerto su residencia luego de su jubilación, allí vivió hasta su fallecimiento.
Con su bote el “Picapiedra” nombre en homenaje al club de La Estiva, que está pintado con los colores roji-verdes y que se lo construyera su amigo el “Pelado” Huelmo, y su “barra” de amigos, todos futboleros, como el siempre recordado Juan María “El Nino” González, el “Gusano” Pedro Domínguez Pérez, Juancito Longeau, Santiago Rodríguez formaba tradicionales barras de pesca y mostrador.
A Santiago Rodríguez, un representativo protagonista de nuestra ciudad, compañero de trabajo de mi padre, nuestro recuerdo en ésta semblanza.
Abril/2014.


lunes, 13 de abril de 2015

UNA SEMBLANZA DE OSCAR BRUNO CEDRÉS. PRESENCIA FRONTERIZA EN EL FÚTBOL DE ROCHA. Por Julio Dornel.

                                         Escritor y periodista Oscar Bruno Cedrés






                                            Escritor y periodista Julio Dornel

La eterna rivalidad futbolística que han sostenido siempre los equipos y las selecciones de Rocha y Chuy, desaparece como por arte de magia cuando se trata de alentar a los fronterizos que en distintas oportunidades han defendido con suceso a la selección rochense. En este sentido queremos destacar una semblanza del periodista Bruno Cedrés, donde destaca en forma magistral la presencia de varios jugadores, defendiendo la celeste rochense, y alcanzando varios títulos del este y del interior de nuestro país. Señalaba Bruno en la semblanza mencionada, que sirve además para rendir tributo a tantos campeones del fútbol fronterizo que “recurriendo a la memoria de algunos lectores con varias primaveras, fuimos sacando de la galera imaginaria los nombres de muchos jugadores provenientes de la fronteriza ciudad de Chuy y que jugaran en el fútbol de nuestra ciudad. Las décadas del cincuenta y sesenta fueron muy propicias para el intercambio de jugadores entre ambas ciudades, hacia el Chuy mayoritariamente llevados por el Nacional de Samuel Priliac, pero muchos fronterizos hicieron escala en Rocha y se pusieron sobre su pecho la gloriosa casaca celeste del combinado y fueron campeones del Este y del Interior. Y sacando de esa imaginaria galera nombres sin un orden pre establecido aparecen el “brasilero” Carlos Julio Rodríguez, de profesión bancario, que defendiera acá al Nacional del Escribano Silvera, también a los tricolores en basquetbol y en Tenis de Mesa en este deporte junto al Profesor Ruben Ocampo, al “Pico” Onandi entre otros. Girisneldo Silvera, golero que estuviera destacada actuación en el arco del Deportivo Artigas, también técnico y dirigente; Víctor Alegre, campeón con la casaca xenesi del Atlético Rocha; Ladis “Pipo” Graña, golero en los sesenta del Irineo de Espada y del combinado rochense. El “Flaco” Fernández golero que también estuviera en la portería celeste en el Torneo del Este de 1964 compartiendo el mismo con el legendario Juan María Vera, plantel que contaba con los “velazquenses” Milton Chaban y Carlitos Rodríguez, con Justino Santos, Mario Rivas “Montero”, Floduardo Pereyra, el “Pepe” Dameno, José Muniz, Mario González.
Como no recordar aquellos que estuvieran en el famoso Quinquenio y en el título del Interior del 54, como Ilmo José Da Costa, el “Pelotilla”, compañero entre otros de Fernando Alemán, del “Rata” Muñoz, del “Viejo” Aguirre, del “Bina” Longeau, del “Bitoto” Larrea; o al “Petiso” Wilson el “Bibe” Salayarán el veloz puntero que también triunfara en la capital; a Viojo, a Alvez, a Landeco, a Orlando Alvez.
Al exquisito zaguero del decano River Plate, con el que fuera campeón local del 64 junto a Milton de la Torre, los hermanos Nievas, Niver Rodríguez, Rubí Feola, el “Cambula” Sánchez, también de Nacional y los combinados rochenses: el “Negro” Rubí Vidal, un crack; campeón del este del 63 con el “Nito” Vera, el “Perera” Larrea, Justino Santos, Floduardo Pereya, el “Toto” Echeverría, el “Gusano” Domínguez Pérez, el “Nino” González, Carlitos Silvera, Julio Mego. También jugó en el fútbol local Dante Rodríguez, defensa, que lo hiciera en el equipo de los Tres Barrios, el Club Lavalleja y estuviera en el combinado en el año 1966 junto a los goleros José María Motta, Milton de la Torre y el “Nito” Vera, a los hermanos Walter y “Pototo” Cardoso, el “Pata” Rodríguez, Alberto Martínez, Glauter García, el “Nino” González, el “Toto” Echeverría, “Rubito” Motta entre otros.
El campeón del Interior con la casaca de la Federación Rochense en 1984, y también con la tricolor del equipo de la avenida Ituzaingó el Palermo Fútbol Club: el brasilero Paulo Píriz Santana, “Paulinho” autor del gol del triunfo en Fray Bentos cuando Rocha fuera por última vez campeón del interior en aquel equipo de Guala, Ramos, Walter y Dante Cardoso, Redín, Correa, Pertusso, Benítez, Milar, Rodríguez, Arrieche, dirigidos por el “Vasco” Artazamanoa. El “Rey” Arturo Altez gran jugador, un estratega, defensor de la casaca celeste y campeón del Interior con el linajudo Palermo, con aquel equipo del “Loco” Guala, de Alberto Martínez, del “Pago” González, de los hermanos Pertusso, del “Tono” Redín, del “Pochocho” Néstor Fernández, del “Cepillo” Correa, de Carlitos Sosa.
No podemos olvidarnos del histórico Afibio De Souza Rocha, el autor del primer gol en el Estadio Dr. Mario Sobrero el 20 de noviembre de 1955, cuando se inaugurara dicho escenario y la selección celeste le ganara a la roja del Olimar, teniendo entre otros compañeros a la “Vieja” Aguirre, el “Nino” González, a la “Vieja” Vilizzio, al “Bitoto” Larrea, al “Rata” Muñoz, a Fernando Alemán, al “Nito” Vera, al “lilo” Navarro, a Barboza, al “Pochocho” Fernández, siendo además integrante de varios equipos campeones del Este en el recordado Quinquenio. Jugó en nuestro medio en el Deportivo Artigas, siendo integrante de la Unidad Militar y en el Rampla de La Estiva.

José Da Costa (Pelé), Wilson Salayaran (Bibe) y Girisneldo Slivera.

lunes, 6 de abril de 2015

SEMBLANZA por Oscar Bruno Cedrés: ELBIO MERCADO


                                         Escritor y periodista Oscar Bruno Cedrés
ELBIO MERCADO, militar, deportista, con su presencia marcó un tiempo del Rocha de los cincuenta.
Elbio fue un protagonista de la década del cincuenta en nuestra ciudad por su variada actividad. Mercado nació en Rocha el 31 de marzo del año 1923, realizando muy diversos trabajos. Falleció con 60 años, la muerte lo encontró trabajando en la quinta de su hija Estrella Mercado.
Casado con doña Isabel Rocha, que vive en la actualidad en su casa de la calle Julián Graña frente a la sede del CADER, a quien una mañana del mes de marzo visitamos y muy amablemente nos atendió y con una asombrosa memoria fue recordando la vida de Elbio, su esposo.
Tuvieron dos hijos, Abayubá, hoy retirado militar y Danny, hombre del Rampla de La Estiva, del CADER y juez de básquebol.
Mercado fue soldado del Batallón de Infantería No. 12 de la capital rochense, también portero del Centro Social Obrero por 25 años, la misma función cumplió en la Liga Rochense de Fútbol, primero en el viejo escenario de “El Tenis”, y luego en el Estadio Dr. “Mario Sobrero”.
En el Ejército estuvo 15 años, siendo bastonero mayor de la Banda Militar y uno de los atractivos mayores de los desfiles militares de aquellos tiempos, por su andar y el manejo increíble del bastón.
Como portero de la Liga de Fútbol, también fue como en su vida: estricto. Era un hombre de confianza del entonces Presidente de la misma, el Dr. Albérico Mogni. Como ejemplo de ello queda la anécdota según la cual había una orden de quienes tenían tarjeta de invitación, solo entraban la cantidad de personas que la misma decía, pero una tarde llegó el entonces Intendente Municipal de Rocha, Don Blanco Pereyra Nuñez con su señora e hijo y como la invitación decía dos personas, no dejo entrar al hijo, por más que era el “hijo del Intendente”, teniendo que intervenir el Dr. Mogni para que pudieran entrar los tres, lo que llevó a Mercado hiciera ingresar a “El Tenis” a todos los que estaban en la puerta y no tenían dinero para poder pagar la entrada.
Cuando la inauguración del Estadio Dr. Mario Sobrero, el 20 de noviembre de 1955, Mercado integró la posta que trasladó la antorcha desde el viejo escenario de “El Tenis” al nuevo, siendo el encargado de del último tramo, ingresando con la antorcha por el túnel a la cancha y encender el pebetero.
También Elbio Mercado hizo básquebol, defendiendo los colores del Club Deportivo Artigas, institución perteneciente a la Unidad Militar local, por los primeros años de la década del cincuenta, cuando en Rocha teníamos Liga de Basquebol, integrada por Peñarol, Cader, Nacional, Rocha Athletic y el Artigas.
Fueron algunos de sus compañeros en el quinteto de la diagonal Susano Guerra, Iroldi, Gargiulo, Saúl Guerra, el “Pajarito” Rodríguez, el Sargento Castillos, los americanos Dobson y Crockett.
También jugó en el famoso H.D, o Hueso Duro, el equipo de la casaca negra con el dibujo de un hueso en el frente de la misma, equipo que integraban entre otros el Profesor Amauri Cardoso Batista, el hoy Dr. Mario Anza León, Waldemir Vilizzio el campeón del interior del 54 con la selección rochense de fútbol y el “Pollo” Teibo gran músico.
En este deporte Mercado también fue árbitro, quedando para el recuerdo algunos arbitrajes que para los perdedores fueron muy polémicos, llegando en algún caso a salir protegido de los escenarios.
Fue maratonista, otro deporte que por entonces tenía mucho auge en nuestra capital departamental. Conquistó muchas medallas y plaquetas. Compitiendo en Montevideo obtuvo el 1er. puesto del Interior, lo hizo defendiendo también los colores del Club Deportivo Artigas.
Trabajó en la Empresa Fúnebre de Nicomédes Cuartín y su última actividad laboral lo fue en el Abasto Municipal, tiempos que el director de Higiene lo era el Dr. Almandós, cumpliendo tareas de encargado.
Marzo/2014

lunes, 15 de diciembre de 2014

“Ante el lamentable deceso de Carlitos Pereyra De los Santos SEMBLANZA EVOCACIÓN Por Oscar Bruno Cedrés



En la mañana de hoy nos enteramos del accidente que le costara la vida a Carlos Julio Pereyra de los Santos, y que dejara con diversas lesiones a varios familiares suyos, el pasado domingo en la Ruta Nacional No. 9.
Nos causó la noticia una profunda congoja, más como se dio la situación del accidente, de éste estimado vecino, ex jugador de fútbol, jubilado policial, que forjó su carrera a sacrificio, que también formó una hermosa familia, en su mayoría también futbolera, algo que a él le apasionaba.
Lo conocimos desde chico, su padre Don Tomás Pereyra trabaja con mi padre en la cantina del Rocha Atlehtic Club el de la calle Treinta y Tres allá por comienzos de la década del cincuenta, y luego cuando yo comencé como dirigente del Club Atlético Lavalleja en los comienzos de los sesenta apareció Carlitos vistiendo los gloriosos colores albi verdes, de donde además era vecino de la zona de influencia del Club.
Lo queremos evocar trayendo a la memoria del viejo archivo del equipo de los Tres Barrios de su pasaje por primera división en años de triunfos, de vueltas olímpicas, de torneos departamentales y de la Copa El País.
Tiempos del viejo Nelson González como técnico, también de Néstor “Ofito” Egaña, y en algún período de la propia dirigencia como responsables de la conducción de los equipos.
Aquel equipo del año 1969, con dos goleros que no eran oriundos de nuestra ciudad: el “Pincho” Mario Pereyra que venía de Villa Velázquez y Luis Martínez el golero de la selección de Minas; con Ramoncito Sosa Malo, con Nelson Celedonio Altez “El Rata”; con el “Boca” Eduardo Piriz, con el “Ruso” Hugo Vicente Acosta, con Luis Ernesto Muniz; en la defensa junto a Carlitos que jugaba de marcador de punta; con Agosto Sosa, el “Gusano” Pedro Domínguez Pérez, el “Tero” Carlos Julio Revelez, el “Chiquilito” Raúl Amadeo Cabral, con el “Macholo” Roberto Francisco Presa, Juan María González y Carlos Olme Ozuna en el avance y Nelson González como técnico, Juan Carlos Sosa “el Raco” como kinesiólogo, con la Presidencia del “Coco” Roberto Amorín.
También jugando aquellas tres finales frente al Wanderers de Castillos por el departamental de la temporada de 1971, junto a Rivera Carrero, a Hugo Cruz, a Francisco Mandagarán, Luis Gómez, Luis Hair Balduvino, Pedro Terra entre otros compañeros.
Asimismo integrando el plantel del campeón del año 1972, donde estaban entre otros junto a Carlos Pereyra: Hugo Acosta, Carlos Julio Rodríguez, Francisco “Pancho” Muzzio, Hugo Cruz, Ruben Motta, Walter “Cacho” Cardoso, los goleros Heber Trillo y Washington Larrosa, Víctor González y el “Pepe” Dameno.
No podemos olvidar los titánicos y duros encuentros frente al campeonísimo Atenas de San Carlos, en abril y mayo del año 1971, de los cuales no nos quedaron gratos recuerdos, ahí en el Estadio carolino estuvieron vistiendo la blusa albi verde de los Tres Barrios: Trillo, Carlos Pereyra, Hugo Acosta, Pedro Terra, Luis Ernesto Muniz, Nelson Altez, Walter Hugo Cruz, Pedro Domínguez Pérez, Ruben Motta, Nerval Revelez, Raúl Cabral, junto a Wilson Cardoso, Ramón Sosa, Rivera Carrero entre otros.
En las últimas eliminatorias para el Mundial de Brasil, tuvimos como compañero de viaje y luego en la Tribuna Olímpica del Estadio Centenario, en prácticamente todos los partidos que la selección de Uruguay jugó, a Carlitos, con quien a la ida comentábamos todo lo que podía pasar y luego al regreso el comentario de cómo habíamos visto a los celestes, pasando por además recordar los viejos tiempos en los que él jugaba en Lavalleja y yo era dirigente.
A su mamá, a sus hermanos, a su esposa, hijos, nietos y demás familiares nuestro saludo, en momentos de tanto dolor y angustia.
Nos quedamos con el recuerdo de ese último año de viajes a Montevideo, de su espíritu de jugador ducho, fuerte, aguerrido.
Carlos Julio Pereyra había nacido el 7 de octubre del año 1950, falleciendo éste el 14 de diciembre.
Descansa en paz.
Diciembre/14

miércoles, 3 de diciembre de 2014

SEMBLANZA por Oscar Bruno Cedrés “El viejo Unión de la 1º. De Agosto”




Por aquello de que en estos días lluviosos, tipo invernales que estamos pasando, uno recurre a visitar los viejos archivos de Revistas y diarios con páginas amarrillas por el tiempo transcurrido, en una de ellas  encontramos una nota del entonces equipo de la Avenida Primero de Agosto, el Club Unión, quien era que representaba a dicha populosa zona en la Liga Rochense de Fútbol a los comienzos de la década del cincuenta, escrita por la pluma del recordado “Diablo” Sosa en la Revista Deportiva del Club Lavalleja allá por el 59.
Como hoy está nuevamente de moda esa zona de nuestra ciudad, esta vez representada por el Deportivo Tabaré, y haciendo una  asociación futbolera, va esta semblanza del día de hoy, recordando a aquella vieja institución.
La misma comienza diciendo: “Una cinta amarillenta que se va estirando desde el cinturón de la urbe, casi un cordón que va uniendo una barriada pintada de casitas blancas y paraísos entibiando con su sombra veraniega, allí entre aquel y bajar y subir de calles desencontradas, pero con una misma vida, nació el Club Deportivo Unión.”
“El Tenis quedaba lejos, pero la muchachada del barrio siempre se asomaba por la cancha vieja de las glorias… un día surgió la idea, el ambiente pronto se caldeó con el acicate de la juventud y todo marchó como en primavera. La reunión se formalizó y el Club Deportivo Unión tuvo sus colores: azul con franja horizontal blanca.
 Un salto a la Liga, 2 de abril de 1954, y ya los colores del barrio estaban oficialmente en el fútbol departamental.”
En la temporada de 1955 milita en la divisional “A”, junto a Nacional, Lavalleja, Palermo, Plaza Congreso, Irineo de Espada, River  Plate y el Deportivo Artigas, tiempos que el fútbol de Rocha ejercía total supremacía en la zona Este y era además el Campeón del Interior.
Se jugaba en El Tenis y la cancha del Palermo en divisiones superiores, a la que se agregaba la del Artigas para las inferiores.
Rescatamos de su actuación en la divisional superior de la Liga Rochense una de sus integraciones: Sosa al arco, el que lo alternaba con el recordado Minondo; García y Vega, Martínez, Silvera y Techera; V. Sosa, D. Martínez, Araujo, Huelmo y Puñalez.
Los avatares futbolísticos llevan a Unión a militar en 1958 en la divisional Intermedia, no había “B” por entonces, la que jugaban las segundas de los clubes de la 1ª. “A” más en este caso el equipo de la avenida 1º. De Agosto.
En 1959 obtiene mayor puntaje que el entonces oponente para el ascenso, el Plaza Congreso, por dos puntos, siendo su integración más regular con Nelson Machado al arco; Ramiro Vázquez y Edisón Diaz en la zaga; Benicio Amorín, Jorge Martínez y Miguel A. Techera en la línea media; conformando el avance José Conde, el “gallego” Omar Martínez, Víctor Sosa, Artigas García y el conocido Adhemar Puñalez, el del taller del bobinado, alternando entre otros W. Araújo, Scarpa y de los Santos.
Su entonces directiva la integraban Lavalleja Balaguer como presidente, Alcides Nieto Larrosa en la vice, Omar Martínez como secretario, Juan José Vázquez como pro; Ricardo Rodríguez tesorero, el pro era Juan Carlos Costa, los vocales Licier de lo Santos, el “Negro” Américo Pedraja, Pedro Arrarte y Manuel Seijas.
Los delegados eran el popular “Gallego” Omar Martínez, quien luego con el transcurso de los años ha sido el delegado del Deportivo Tabaré, neutral de la Liga Rochense, y gran dirigente de nuestro fútbol y Aquilino Huelmo que también era el director técnico del equipo.
Queremos para el final de esta semblanza recuerdo a una de las tantas entidades de fútbol de nuestro medio hoy desaparecidas transcribir el final de la misma con lo que escribiera el redactor de la Revista Lavalleja, el viejo murguero: Juan  Humberto Sosa:
“Como tantos sueños… como tantos proyectos… Estos se hicieron realidad en un rincón de “El Nido”, con la foto del “Mago y su sonrisa de arrabal y tango… Qué rincón para una cuna de sueños!!! Por un lado el gran Obdulio, por otro el Aníbal con esa postura que los arcos orientales tanto le temieron, más allí Severino, Prado, el “Santa” y el “Cotorra” en  un abrazo de camiseta a camiseta”.
“Aquello es todo, sala de sesiones, bar, rincón de amigos, museo de fotos y recuerdos y hasta confesionario cuando alguno se envolvió en las copas y comienza hacer un recuento de sus pecados”
Para el  Unión, para la gente de la populosa barriada de la avenida 1º. De Agosto, va la semblanza del día de hoy.
Diciembre/14

viernes, 7 de noviembre de 2014

SEMBLANZA por Oscar Bruno Cedrés LUIS MACEDO de oficio dirigente, su actividad funcionario bancario.


Vino de los pagos de Melo, de donde vinieron la poetisa Juana de Ibarborou y el maestro Dagoberto Vaz Mendoza.
Luis Macedo de oficio dirigente deportivo con actividad como funcionario bancario.
Nació en la capital arachana el 17 de mayo de 1962, fue al comienzo a la Escuela Rural No. 61 de Caraguatá departamento de Tacuarembó donde su padre era el Secretario de la Junta Local y terminó el ciclo escolar, el que terminó en la capital tacuaremboense en la Escuela No. 2 Victoria Fregerio e hizo secundaria en el Liceo San Javier de Tacuarembó.
Funcionario bancario, trabaja en el Hipotecario, habiendo recorrido casi todas las sucursales del mismo, hincha en Melo del Artigas y en Montevideo de los tricolores, está en nuestro departamento desde el año 1998, siendo la fronteriza ciudad de Chuy la primera, luego el balneario La Paloma y posteriormente, desde hace 12 años la capital departamental.
Su vida la divide entre el ser dirigente, la política y las tareas bancarias, ya que solamente un año tuvo participación activa en el fútbol, fue en el Club San Salvador, de la divisional “B” de Melo haciéndolo como número diez, volante creador.
Lo demás dirigente, en la capital de Cerro Largo lo fue del Artigas Sportivo Club, en el año que esta institución cuya casaca es blanca y roja a bastones verticales fuera campeón del Interior, 1993, habiendo dejado por el camino en los cuartos de finales a la representación del fútbol de Rocha, el Central Palestino de Chuy.
En nuestra ciudad capital han sido muchas y variadas las instituciones en las que Macedo ha sido dirigente.
Integró la directiva del Rocha Atlhetic Club la institución social de la calle 19 de Abril y Ramírez, formó parte del corto período que la misma formó parte del ciclismo junto a Alberto Acosta.
Estuvo en la directiva del Club Social Obrero, la de la calle 25 de Agosto, otra de las viejas instituciones sociales y bailables, siendo desde hace pocos días el electo Presidente.
Es también el Presidente en nuestra ciudad de la Fundación Pérez Scremini, la antes conocida como Fundación Peluffo y fue socio del Rotary Club Rocha Este.
En el fútsala o “Salón”, Luis Macedo ha estado vinculado en diversas oportunidades tanto en lo local como en lo nacional. Fue Presidente por 6 temporadas de la Liga Rochense de Fútbol Sala, integró la Mesa Ejecutiva de la Asociación Uruguaya de Fútbol de Salón en el año 2012, vicepresidente de la Federación Uruguaya de Fútbol de Salón durante los años 2010 y 2011.
En la actualidad integra la Sección Interior del fútbol de salón del Club Nacional de Fútbol de Montevideo.
Presidio la Liga Rochense de Baby Fútbol en la temporada del año 2004.
En el fútbol rochense Macedo ha cumplido una muy variada actividad directriz, integró junto a Alcides Rivero, siendo los únicos componentes, el cuerpo de neutrales de la Liga Rochense de Fútbol desde marzo a agosto del 2010.
Ocupó la presidencia por una temporada de la Divisional 1ª. “B”, integró el Colegio de Árbitros junto al recordado periodista Alfredo Nuñez Silvera y al ex árbitro Daniel Silva, en varias oportunidades a integrado las Comisiones de Selecciones de la Liga para los torneos del Este.
En la actualidad integra la terna de veedores de la Liga Rochense para los torneos nacionales organizados por O.F.I. junto al Maestro José Sena y Oscar Bruno.
El Club profesional celeste, el Rocha F.C., también lo ha tenido en sus filas directrices, fue cuando la misma tuvo la presidencia del señor José Luis Molina.
Ha tenido muy activa participación para que diversas instituciones de nuestro departamento tengan tableros electrónicos, como ser el Deportivo Unión para el Futsal, el Gimnasio de la ciudad de Lascano y el Estadio Dr. Mario Sobrero.
En su activa vida Macedo en sus pagos melenses ocupó diversos cargos en la Intendencia de Cerro Largo en los sucesivos gobiernos de Nin Novoa, Villanueva Saravia y Bejerez, en nuestra ciudad fue secretario del Intendente Municipal Dr. Néstor Moreira Graña con quien también estuvo en el Directorio del Banco Hipotecario. En la actualidad integra la secretaría del Presidente de la Cámara de Diputados el señor Aníbal Pereyra.
Macedo pese a su intensa ocupación se da un tiempo para concurrir a las peñas de amigos, como las del “Polito” Calabuig, con el Maestro Ruber De Zouza, el Maestro Altez y algún otro invitado que caiga por la misma, donde los temas recurrentes son el fútbol, lo cien años que cumplirá la Liga Rochense en marzo del 2016, y no falta por supuesto el de la política.
A Luis Macedo, activo dirigente deportivo, político, social y bancario, venido de los pagos de Cerro Largo, va nuestra semblanza del día de hoy.
Noviembre/14

viernes, 26 de septiembre de 2014

SEMBLANZA por Oscar Bruno Cedrés EL MINI ESTADIO DE SAN LUIS “NOEL OLIVERA”


Este pequeño pueblo de nuestro departamento, San Luis abajo, va a tener su mini estadio de fútbol, completando así el circuito de escenarios futbolísticos en todas las ciudades, pueblos y villas de nuestro futbolero departamento.
Es así que en un rápido e imaginario viaje vemos del Parque Andresito en la zona balnearia, en Castillos las canchas de los clubes Peñarol, Nacional y Wanderers, en la histórica Fortaleza de Santa Teresa, en la turística Barra de Chuy, en la fronteriza Chuy con su “Samuel Priliac”, Villa 18 de Julio o San Miguel con la cancha del San Vicente el popular “Calama”, Cebollatí con su Estadio “…, la norteña y arrocera Lascano con su “Antonio Pereyra Vázquez”, la villa de Velázquez con el “Dr. Mario Filippini” y la capital con su histórico “Mario Sobrero” y su emblemático Estadio “El Tenis”, y ahora San Luis con su “Noel Olivera”.
Noel Olivera Corbo, el “Nene”, nació el dos de octubre del año 1927, hijo de don Florentino Olivera y de doña Desara Corbo, se crió en la zona de San Luis Abajo, haciendo la primaria en dicho pueblo, para luego trasladarse a la norteña Lascano donde concurrió al Liceo.
Se traslada a la capital de la república y concurre a la Escuela Naval y Militar y también juega en el Club Bella Vista, el papal, el del Gran Mariscal Nazzasi, el de Don Carlos Solé.
Por su buen desempeño con la casaca “papal” figura entre los jugadores citados en un primer momento para formar los planteles de donde se iba a seleccionar a los jugadores que irían al mundial de Brasil de 1950.
El deceso de su abuela lo hace volverse al pago y así terminar su sueño mundialista y haber tenido Rocha un jugador dentro de los campeones de Maracaná.
A los 22 años conoce a quien sería luego su esposa, Nelly Nieves, con quien se casa y tienen dos hijos, Noel y Estela, que le dan siete nietos.
Noel Olivera se radica en Paraje Arroyito durante seis años, dedicándose a las tareas rurales, nacen sus dos hijos, luego se traslada a la zona de Paraje de Costas del San Luis, corría el año 1962, ahí mientras la salud se lo permite sigue con sus tareas rurales y también con arrocera, dando paso luego a sus hijos para que continuaran las mismas.
Nunca olvido su pasaje por el fútbol pese a vivir en zonas muy distantes de los escenarios deportivos, es así que viaja a los mundiales de México 1986 e Italia de 1990.
Pero tampoco se olvida de su pueblo, de su gente, y es así que a su solo costo, en terreno de su propiedad construye un “mini estadio de fútbol” el que dona a la Intendencia Departamental de Rocha.
Noel deja el escenario con muro perimetral, con una pequeña tribuna, la cancha con el alambrado reglamentario, los arcos y sus respectivas redes, y hasta dejó el pito para el juez y la pelota para poder jugar, lo que lamentablemente no vio fue el mismo inaugurado y a la gente de su pueblo: San Luis, disfrutando del hermoso petit escenario.
Don Noel Olivera Corbo falleció el 20 de julio del año 2007, con casi 80 años, dejando una hermosa familia, y un sueño a cumplir, ver la redonda volando por la cancha pueblerina, y también el otro sueño que le quedó pendiente la construcción de un Hogar de Ancianos para la localidad.
Hoy la gente de San Luis espera con ansiedad el día que el mini estadio “Noel Olivera” de paso a la pasión futbolera, y que en la Villa puedan jugar de locatarios ante las representaciones de las otras localidades vecinas en los respectivos torneos zonales departamentales.
Vaya esta semblanza de hoy como recuerdo, homenaje y agradecimiento a quien deja a una pequeña población de nuestro Rocha, la Villa de San Luis, de un hermoso escenario futbolero, para disfrute de toda su gente, a Don Noel que pronto verá su sueño hecho realidad, nuevamente muchas gracias.
Setiembre/2014

viernes, 19 de septiembre de 2014

SEMBLANZA por OSCAR Bruno Cedrés ESTEBAN “El Coco” MOLINA “Un crack que no llegó”


De bajo perfil, de andar sencillo, bonachón, afable, lo fue Esteban Molina Machado, el “Coco”, hijo de Don Ramiro Molina, un personaje de nuestro Rocha y de doña Emilia Machado.
Nació en nuestra ciudad el 5 de setiembre del año 1938 y falleció el pasado 12 de marzo en Rocha.
Alumno del viejo Colegio de los Hermanos Maristas y del Liceo Departamental No. 1, practicó mucho el deporte, desde el fútbol a la pesca, pasando por el básquetbol y el voleball playero.
Formó una linda familia junto a su esposa la maestra Doña Esvon Brañas, teniendo cuatro hijos, Victoria que es dentista, Ana y Rosa de profesión maestras y el profesor de educación física Ramiro, además criaron dos sobrinas.
Sus trabajos fueron dos; primero en el Salón “La Paz” de su padre Ramiro, en el reparto de los diarios y con lo que ganaba se paga el pasaje para ir a Montevideo a visitar a su novia, la que sería luego su esposa y luego en el Banco de la República en la sucursal Rocha, previamente había estudiado en la por entonces popular Academia Salcas, de Saldain y Casella, aquella de la esquina de Ansina y Treinta y Tres, por donde pasamos muchos con la ilusión de un día poder ser “Bancarios”.
En el Banco República, el que estaba en su vieja ubicación de las esquinas de 19 de Abril y Ramírez, fueron algunos de sus compañeros el “Patón” Walter Casella, el “Coco” Saldain, Nelson González, el “yiye” Delgado, Heber Lema, Nassi.
Tuvo tres sobrenombres, el más conocido fue el de “Coco”, pero en el fútbol le decían “Pata Escoiba” y sus compañeros del Banco República “Maradona”, porque dicen nunca estuvo en el Banco, porque si no estaba en la calle haciendo algún mandado, igualmente andaba paseándose por la ciudad.
En el basquebol pasó por el elenco del Rocha Atletic Club, siendo algunos de sus compañeros Luisito Machado, igual que él funcionario del República, y del hoy desaparecido Dr. Tabaré Sobrero.
En la pesca dicen era especialista en la “encandilada” con su señora llevando el farol.
En el fútbol se destacó desde chico, primero en el Colegio Marista y luego en las épocas estudiantiles.
El “Coco” jugó el campeonato estudiantil del año 1952, defendiendo a la selección del Liceo Departamental No. 1 siendo algunos de sus compañeros Onelly Correa, Isabelino Cardoso y quien luego sería uno de los más grandes jugadores del fútbol uruguayo: Mario Bergara.
Este campeonato lo jugaron además de la representación liceal que formaron alumnos de 1º a 4º año, un equipo de “Preparatorios” lo que hoy es 5º y 6o, la “Escuela Agraria”, la “Escuela Industrial” y la Academia “Salcas”.
Luego participó formando la representación Departamental del seleccionado formado por quienes habían jugado el torneo local, en un partido estudiantil jugado en la ciudad de Minas, en la cancha del Club Central que está en la avenida a la vieja Estación del Ferrocarril minuano, como preliminar del match de fondo por el torneo del Este, el que según cuenta la historia terminó en un fenomenal lío, y los representantes estudiantiles rochenses optaron para poder salir sin problemas en abandonar el estadio vivando al local.
El equipo estudiantil rochense esa tarde empató en dos goles frente a los estudiantes minuanos, siendo el autor de los goles rochenses Mario Bergara, el técnico lo fue Nelis Ferreira, el popular “Cara de Guinda”.
El equipo rochense lo integraron Clever de los Santos, el lascanense Nelson Sánchez luego bancario, el luego popular periodista Alfredo Nuñez Silvera, Isabelino Cardoso luego profesor de Educación Física, García, el “Cortito” Pereyra en defensa; Raúl “Cacho” Latorre, después gran dirigente del Palermo f.c.; el “Coco” MOLINA; Onelly el “Brasilero” Correa, Carlos Meoni, Mario Bergara y Humberto Carrasco.
Luego el “Coco” pasó a jugar en el club Irineo de Espada, el de su recordado padre, primero en la cuarta, de la que recordamos la que integraron Nelson Barboza al arco, Machado, Raúl Cal, Sosa Reyes, González el popular “Negro Doctor”, el “Manco” Onandi, el “Chuleta” Ureta, Mario Bergara, el “Coco” MOLINA, Luis Alberto Machado y el “Fulico” Píriz.
Después a integrar el equipo de primera de los “Come higos”, con su padre Ramiro como director técnico, con el “Pipo” Graña como golero, con Sánchez, con el “Cholo” Fernández, con Pintos, con Ceferino Fernández, con el “Negrito” Amaral, con Pioli, con Castelani, con Oyola, entre otros.
En el año 1963, el “Coco” Molina pasa a defender la casaca del Club Lavalleja llevado por su amigo Nelson González, en un año en que el equipo de los Tres Barrios salva el descenso a duras penas.
Forman el plantel albi verde el arquero Ruben “Chita” Carrero, Víctor González, el “Pototo” Wilson Cardoso, Ubaldo Revelez, el “Pata” Carlos Julio Rodríguez, Miguelito Egaña, Agosto Sosa, el carolino Carlos Nuñez, el “Cacho” Sergio Bonilla, José Muniz y el “Coco” MOLINA
El puesto de siempre del “Coco” fue de delantero, preferentemente de nueve, pero en la temporada de 1967 a pedido de su amigo y técnico del Club Lavalleja Nelson González, pasa a jugar de GOLERO, no desentonado en tan inhóspito puesto.
Como anécdota final sobre el “Coco” Molina como jugador de fútbol, recordamos cuando siendo aún joven, el entonces ya figura del fútbol capitalino defendiendo al Racing Club, Mario Bergara lo recomienda para que dicha Institución lo lleve a jugar con la casaca albi verde, diciéndoles “que en Rocha había alguien con quien había jugado de compañero que era mejor futbolista que él.”
Así lo hicieron los dirigentes racinguistas, pero el padre de éste desconocido crack, Don Ramiro Molina, se negó rotundamente a que abandonara la tranquilidad del estudio por la incierta aventura de intentar triunfar en el fútbol.
Al “Coco” Molina, con quien compartimos de las buenas y de las malas, junto al recordado “Cabeza” Nelson González tantos momentos en el Club Lavalleja, al del saludo cordial y fraterno, al hombre campechano, de sonrisa permanente, va nuestra semblanza.
Setiembre/14


viernes, 12 de septiembre de 2014

SEMBLANZA por Oscar Bruno Cedrés CARLOS JULIO SÁNCHEZ, el “Cacho” “Tricolor de alma y corazón”


En una tarde otoñal de final de este invierno conversamos largo y tendido con el Dr. Carlos Julio Sánchez, el “Cacho”, en su estudio de la calle Orosmán de los Santos, sobre fútbol, el de antes y el de ahora, su trayectoria, Nacional, los crack que llegaron, los que quedaron en el camino.
Nació en la zona del Barrio Cecilio Costa, de la avenida 1º. de Agosto, el 3 de noviembre del año 1965, donde ha vivido siempre y donde cree que lo agarrará el final.
Tiempos de picados callejeros, de barrio con muchos campitos donde la gurisada podía pasar el día jugando al fútbol, con la vecindad mateando en la vereda, de casas de puertas abiertas, de otros tiempos, de otro Rocha.
Donde el que no jugaba en el cuadro del Barrio, el Tabaré, iba a la cancha del cuadro vecino: el Rampla de La Estiva, no así el “Cacho” Sánchez que fue directo a parar al Nacional, por aquello de que es tricolor de siempre, de alma y corazón, ni no conoce otro amor futbolero que la de la blusa alba, acá y todo el Uruguay.
Así con 15 años fue a la 4ta. de Nacional, la que dirigía el popular “Matrero” junto al recordado “Rubio” Brañas, llevado por el hoy médico Daniel Núñez, que según el “Cacho” era muy buen puntero.
Tiempos que se sumaban los puntos de las tres divisionales para saber quien descendía. Cuando en el fútbol de Rocha, el dominio lo tenía el Atlético Rocha, el equipo con la casaca similar a la boquense argentina.
Juega tres o cuatro partidos en la cuarta, lo hace de dos o de tres, y lo pasan a integrar el plantel de primera de los tricolores, donde estaban entre otros José María Motta, en el arco, el “Peta” Pioli, el “Semilla” José Pérez, Prietito, Héctor Méndez.
Entra en sustitución del “Peta” Pioli que sale lesionado.
Pero vuelve a 4ª. y pasa luego a la 3ª. donde salen campeones, dirigidos por el recordado y viejo hombre de los tricolores Nórfilo García.
Integran el equipo campeón Álvaro Clavijo como golero, el “Peta” Pioli, el “Ronco” Araújo, el “Peca” Zeballos, el “Chiquito” Silvera, el “Yuyo” Rodríguez hoy funcionario del Banco de Seguros, en la defensa, siendo los cinco del avance el Dr. Daniel Núñez, Arambillete, el “Rata” de los Santos, el Minino, Heber González hoy radicado en la fronteriza ciudad de Chuy, y el “Cacho” Sánchez.
Luego en pleno dominio deportivo del equipo de Atlético, comienzos de la década del 80 el “Cacho” pasa definitivamente a integrar la primera de los albos rochenses.
Salen campeones del Torneo Liga Mayor en el 84 y del Torneo oficial de la Liga, donde el Vice es el Atlético Rocha y el que desciende por primera vez es el Club Atlético Lavalleja.
Repiten el título de campeones de Rocha de la temporada de 1985, ganando la final jugada en El Tenis por tres goles a uno, con la particularidad que el golero titular que lo había sido Riquelme se va para el exterior y el técnico Daniel Olid hecha mano al arquero de 4ª. división el juvenil Arturo Fratta.
Integran ese equipo campeón además de Fratta, el Profe. Neri Machado, Prietito, Arismendi, Oscar Corbo el “Sol”, Héctor Méndez, Grillo, el “Peca” Zeballos, Fausto de León, el “Memo” Iguinís, el “Cacho” Sánchez entre otros.
El “Cacho” Sánchez no jugó muchos años, el estudio, el trabajo, la familia, estaban primero que la pasión futbolera y con tan solo 23, 24 años dejó la práctica activa.
Normalmente se desempeñó por la zona derecha, zaguero, marcador de punta y entre ala con la No. 8, jugador más bien de sacrificio que de técnica recuerda.
En su estudio dos fotos recuerdan de su pasaje por el elenco tricolor, una es la tercera campeón, la otra una primera división posando antes de un partido por el Campeonato Departamental en El Tenis, frente a la representación del Club Peñarol de la Villa de Velázquez, donde están Alberto Acosta como equipier, César Olivera como golero, el “Pancho” Silva, Tomás Martínez, el “Peca” Zeballos, Fausto de León, Juanito Sanguinetti, el “Memo” Julio César Iguinís, Da silva, Prietito, junto al “Cacho” Sánchez, con el técnico Daniel Olid.
Vínculos, amistades, conocer gente, son las cosas destacadas que le dejaron el pasaje por el fútbol como jugador del Nacional de Rocha, una de las instituciones de mayor prestigio y con más títulos en nuestro fútbol.
El recuerdo en el barrio cuando pibes poder recibir el saludo fraterno y cordial de uno de los más grandes jugadores del fútbol de Rocha, Denis Milar, en sus visitas cuando estaba jugando en Europa y ya había sido jugador de un mundial, con esa característica típica del Denis.
El haber visto jugadores de la talla, la categoría y la brillantes del “Cholo” Karpo de León, de Héctor Méndez, de Robert González, de Pedro Cardoso.
Son éstas cosas que al Dr. Carlos Julio Sánchez Rocha, el “Cacho”, le vienen a la memoria y que con emoción hoy evoca.
Setiembre/14