Mostrando entradas con la etiqueta Poeta Alces Romero. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Poeta Alces Romero. Mostrar todas las entradas

martes, 18 de agosto de 2015

JUNTA DEPARTAMENTAL. RECONOCIMIENTO AL POETA ALCIDES ROMERO. Por Julio Dornel.




 
 

                                    Escritor y periodista Julio Dornel

Se realizará este martes (18) en la Junta Departamental el merecido reconocimiento al poeta y escritor de 18 de Julio, Alcides Romero, por su valioso aporte a la literatura rochense. De esta manera se cumple con la iniciativa del ex edil Herman Alsina, que postergada en su momento se hace realidad mediante nuevas gestiones del edil Lavalleja Cardoso.
Señalábamos en aquella oportunidad que Romero había nacido entre las Sierras y el arroyo el 10 de setiembre de 1950, perteneciendo a una generación de “hacedores” rochenses que se han destacado por su vasta producción literaria. La belleza histórica de la Villa, ha sido el ambiente cotidiano donde el poeta se despierta con muchos “libros” en la mente, los que luego se van borrando con el paso de las horas. Quedan en cambio para el reducido grupo de amigos que hurgan en sus borradores, la posibilidad de poder disfrutar de textos y poemas inconclusos que las dificultades del medio nos quitan las posibilidades de disfrutarlos, entenderlos y necesitarlos. Este martes recibe el reconocimiento oficial de un organismo que representa al pueblo rochense. En una jornada muy especial para Alcides Romero vamos a reiterar la mejor crónica que periodista alguno podrá escribir para definir la personalidad del poeta. La misma pertenece al maestro Alexander Cardoso y comienza señalando que se trata de “uno de mis amigos más queridos, un compinche, un compañero… “el Pirulo”, también es “Petra” para la barra de amigos que coincidimos en un tiempo ya nostálgico y “Petra Caro” para los que lo conocen de la época del zapato de fútbol y camiseta de Las Piedras de tela. Para un niño que me preguntó por él un día en la vereda de su casa, era “Pirulito” y supongo que para otros será “el bolichero”, antes“ el cantinero” del bar “El Espinel” del cual también fue propietario y donde encontró gran parte del material humano de su inspiración y surgieron pícaras caricaturas de personajes del pueblo que bien podrían ser universales. También el agenciero de ONDA y sin lugar a dudas, “el Profesor” esa tarea que tanto amó y por lo que más le gusta ser reconocido. Dejo a propósito para el final esto de “poeta” porque probablemente a la mayoría de los lectores les resulta obvio. Varias de las canciones que escuchamos por la radio si de canto Rochense se trata, son de su autoría por lo menos en letras, pero ello solo cobra sentido cuando se constata que es muy querido por la gente del pueblo, siendo sin lugar a dudas el artista más popular de San Miguel, que es una tierra llena de artistas. Tiene el corazón rasguñado desde hace años de tanta vida que le obligó a bombear. Adora a los niños y los niños a él, juntándose a jugar (pelotear por lo general) frente a su casa donde siempre termina “chiveando” o charlando con ellos ya que logra atraparlos con su carisma pero sobre todas las cosas con su amor. Aunque corresponde decir que a veces me pregunto quién atrapa a quién. Es un narrador admirable y actualmente está trabajando en un libro titulado "La Casa de Agua y Viento" libro de poesía, del cual participan varios artistas invitados, ya que siempre le gustó compartir estos emprendimientos con otros, publicar en plural, pues si de algo está lejos es del egoísmo.
Para finalizar, debo decir que para mí, sobre todas las cosas “el Pirulo” es mi maestro, quien me salvó de la estupidez de algún profesor de Literatura. De todo lo que he podido aprender con él (jamás de él), lo más importante es que no hay poesía más admirable que la que habla de la cotidianeidad de los hombres y las mujeres del pueblo, incluso de las miserias que todos los humanos admirablemente imperfectos tenemos, pues hasta estas son amables por ser Humanas.
Se me encuentran los sentimientos con esto de los homenajes, porque los ídolos y las idolatrías a veces alimentan los egos y a veces para algunos se puede confundir con una meta en lugar de ser lo que es, una consecuencia del amor inocente y libre del pueblo. Pero en todo caso, las manifestaciones de amor siempre es mejor cuando no se guardan y Alcides, mi maestro, es de esos tipos que redimen y ennoblecen todo lo que tocan”… lo dijo Alexander, “es demasiado fácil hablar de Alcides”.