Mostrando entradas con la etiqueta escuela 28 Chuy. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta escuela 28 Chuy. Mostrar todas las entradas

jueves, 16 de febrero de 2017

ESCUELA 28: LOS ALUMNOS NOS CUENTAN OTRA HISTORIA. Por Julio Dornel.


                             Julio Dornel,escritor,periodista

Como resultado de un trabajo de investigación histórica realizado por alumnos de 5to y 6to año correspondiente a 1957, han surgido nuevos aportes que deben ser considerados por su valor documental en el momento de repasar la historia fronteriza. Participaron en este trabajo los niños Héctor Rodriguez, Daniel Martínez, Juan Mena, Belkis Rodriguez, Danis Da Costa, Onil Gutiérrez y Juan Carlos Pascal, quienes se basaron en versiones orales de los vecinos del pueblo.
U N A H I S T O R I A D E C H U Y.
“Los primeros pobladores de Chuy datan aproximadamente de 1852. El nombre de Chuy proviene casi seguramente, de una voz indígena con que se designó primeramente el arroyo que corre al Este del pueblo. Hemos recogido tres versiones distintas sobre el significado del nombre: 1º que habría sido en lenguaje indígena, rana o sapo en el agua, 2º podría haber significado Chui caballo pequeño, 3º vendría por deformación de Yuí, voz onomatopéyica que imita el canto del pájaro que llamamos de naranjero. A propósito de esta última versión transcribimos una leyenda guaraní que explica el origen del canto del naranjero. Había un indiecito llamado Yuí que un día subió a lo alto de un árbol, que al ser llamado por su madre, se cayó y de su cuerpo inerte salió volando un pájaro (el naranjero) que encarnaba el espíritu del niño, repitiendo sin cesar el nombre de Yuí, Yui,Yui, que con el corre del tiempo se transformó en Chuy. El origen de nuestro pueblo fue en su principio de carácter puramente administrativo, siendo una zona fronteriza que reclamaba la habilitación de instituciones públicas. Así nació la comisaria en 1872 y la aduana en 1879, hasta que el pueblo fue tomando carácter comercial para su abastecimiento. Así fueron surgiendo los comercios de Ramos Generales en una campaña abierta, rodeada de montes y vegetación, con pocos pobladores que vivían muy separados entre sí. Allá por el año 1911 el pueblo era un humilde rancherío que se componía de 28 o 39 vivienda con algunas construcciones de material que aún se conservan como la receptoría, la curtiembre, el edificio del telégrafo, el comercio de Juan Rodriguez, que luego fuera de don Jesús Fernandez donde hoy está el anexo de la escuela 28, la zapatería de don Sergio Acosta, la herrería de don Mattias Lima, y la primera panadería de Gómez y Sanguinetti fundada en 1913 en los terrenos de don José Rodriguez a los fondos del telégrafo y la sastrería de don Justo Venturini. Entre los primeros pobladores de Chuy nos encontramos con León Ventura, Jesús Fernández, José Rodríguez, Antonio Fossati, propietario de la casa donde funcionó la primera escuela pública, don Florencio Mena, doña Justa San Martín, Gerónimo Acosta y doña Luciana M. de Rodriguez”.
En la nota gráficas Héctor Rodríguez uno de los niños que en aquel lejano 1957 aportaron este valioso material.

viernes, 11 de septiembre de 2015

EL DIA LLEGO: 11 DE SETIEMBRE DE 1.905. 110 AÑOS DE LA ESCUELA Nº 28. Por Julio Dornel.


                            Escritor y periodista Julio Dornel


Estamos culminando un ciclo periodístico dedicado al nuevo aniversario de la Escuela Nº 28 “República Federativa de Brasil, con notas y reportajes a los alumnos, maestros y vecinos, que pasaron por sus salones en sus 110 años de existencia. En la nota final volvemos nuevamente al maestro Ruben Flugel, que tras pacientes investigaciones ha ido documentando la verdadera historia de este centro escolar. Por falta de espacio nos vamos a detener en la introducción del extenso trabajo, donde el escritor nos va detallando el panorama que presentaba la frontera en los primeros años del siglo pasado.
“Hace ya mucho tiempo, en el año 1900, Chuy aparecía a los ojos del viajero como un modesto rancherío, compuesto por modestas viviendas. En ese entonces, la comisaría, la aduana y algún comercio de ramos generales eran los edificios más sólidos y atractivos del paraje. Por los caminos de tierra, polvorientos en verano y cubiertos de agua y barro en el invierno, transitaba diariamente la gente del lugar. Vivían dedicados a las más diversas actividades; agrícolas, ganaderas, industriales, comerciales, administrativas etc. El nivel cultural de la población era bajo como es fácil comprender. Sin escuela, ni medios de comunicación apropiados, el aislamiento transitorio contribuía a acentuar aún más el problema. Los niños de entonces, al igual que en otras zonas del departamento y del país no disponían de un centro educativo permanente y las más de las veces crecían si saber leer ni escribir, o haciéndolo en forma muy rudimentaria. En esa época, la escuela más próxima era la nº 12 ubicada en la naciente población de 18 de julio, al pié de las Sierras de San Miguel. De esa forma, algunos niños y jóvenes, aunque en forma irregular, se trasladaban a recibir una instrucción elemental. Los que podían, pagaban un maestro particular- Marcelino Villazuso- que atendía en el comercio del señor León Ventura Altallier, ubicado próximo al arroyo Chuy, en la intersección de las actuales calles Francisco de los Santos y León Ventura. El paso de los años acentúa las necesidades. Cada vez son más los niños que viven en el caserío y los alrededores. Comprendiéndolo así , las autoridades de Instrucción Primaria, resolvieron el traslado de la Escuela Nº 28, que hasta entonces funcionaba en Cebollatí. Así fue como a un precario salón de paredes de adobe, piso de tablas y techo de paja, ingresaron hace 80 años un grupo de niños y un maestro. Era la mañana del 11 de setiembre de 1905. En trabajo del maestro Flugel nos va llevando durante varios capítulos por la verdadera historia de la escuela, a partir del 9 de octubre de 1899, en que se instalo en Rocha la escuela Nº 9 para varones. Ese será motivo para la otra parte del trabajo de investigación realizado durante muchos años por el maestro Flugel. Hoy es un día especial para nuestra ciudad: LA ESCUELA Nº 28, ESTÁ CUMPLIENDO 110 AÑOS…….

lunes, 7 de septiembre de 2015

ESCUELA 28.(1905- 2005) RECONOCIMIENTO ROTARIO EN EL CENTENARIO. Por Julio Dornel.


                             Escritor y periodista Julio Dornel

Culminado el acto protocolar, los rotarios Marínela Larrosa, Lister de los Santos y Felix Flugel, entregaron a la dirección de la escuela una plaqueta alusiva al centenario de la misma, con la siguiente inscripción; “A ESCUELA Nº 28. RECONOCIMIENTO POR SUS CIEN AÑOS DE LABOR EN BIEN DE LA COMUNIDAD. ROTARY CLUB CHUY FRONTERA.CHUY 3/12/05”. De esta manera el Rotary local entregaba uno de los reconocimientos institucionales del año, a la Escuela Nº 28, por ser una de las principales referencias de nuestra comunidad. Durante la ceremonia aludida, el Rotario Felix Flugel señaló que “el 11 de setiembre de 1905, abría sus puertas en Chuy la Escuela Nº 28, que había llegado por traslado desde Cebollatí. Según versión escrita de su primer director, maestro Elías Lizardo el mobiliario fue traído en carros luego de algunos meses, debido a lo difícil de encontrar medios de transporte y a lo crecido que estaban los esteros, arroyos y el río San Luis en el invierno. Un total de 30 alumnos de todas las edades conformaron la matricula de aquel centro educativo que funcionó en locales cedidos por Don Antonio Fossati muy cerca de la unión del viejo Camino Nacional (ahora avenida España) y el camino a la Higuera) actual calle Samuel Priliac) luego en la casa de don Enrique Vigliola, (ahora sede de San Vicente)  y desde 1932 en el actual edificio sobre la avenida Internacional. Desde aquellos inicios la actividad cultural de Chuy se vinculo de una u otra manera con la escuela: se organizaron las kermeses bailables, que por falta de buenos salones se hacían en el local de la aduana; la relación de proximidad que hubo con el primer club social denominado Centro Luz y Vida que estaba del lado brasileño; la participación de los alumnos en la ceremonia individual del alumbrado eléctrico en Chuy; la activa participación escolar en la programación de grandes eventos culturales, como lo fueron los actos cumplidos junto al marco divisorio, en la plaza Artigas, así como la evocación de la Redota en 1964 con motivo del bicentenario del nacimiento del prócer. Desde  1957  y en años sucesivos la Escuela Nº 28 editó alternadamente diferentes publicaciones que contribuyeron a difundir información y cultura entre las familias chuienses. También allí surgieron las primeras investigaciones históricas, quedando registros de testimonios muy importantes del pasado fronterizo.  Diversas manifestaciones culturales se gestaron en el local escolar. Allí nació el Conjunto Folklórico Los Estrelleros  que se constituyó en el primer grupo fronterizo en actuar en televisión, canal 10 de Montevideo, surgieron selecciones de atletismo escolar que lograron títulos nacionales en representación del departamento de Rocha y se realizaron los primeros grandes actos culturales para la comunidad. Desde el 7 de julio de 1983, lleva el nombre de “REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL” en homenaje al país hermano y en reconocimiento al apoyo que  ha recibido  siempre de la población y el comercio situado del lado brasileño”.

lunes, 10 de agosto de 2015

PERIÓDICO ESCOLAR DEL AÑO 1957. ESCUELA 28: ESCRIBEN LOS ALUMNOS Por Julio Dornel.







                                                 Escritor y periodista Julio Dornel

En notas anteriores hemos publicado material extraído del periódico escolar que bajo la dirección del maestro “Pancho” Leiza, circulaba hace 58 años, destacando los principales acontecimientos  que se registraban en el ámbito escolar. Culminamos hoy con el excelente material de investigación histórica que publicaran los alumnos de las clases superiores en julio del año 1957. “Poco a poco la población iba creciendo. El señor José Rodriguez, uno de los más antiguos pobladores ofrece por primera vez, solares a la venta abriendo el camino para que la población progrese. Entre los primeros compradores hallaremos a Sergio Acosta (carnicero) a un señor de apellido Leopardi, con comercio donde hoy está la panadería de Don Mauro Silva. El cuadro puesto a la venta, abarcaba unas nueve cuadras, extendiéndose desde el actual comercio del señor Calabuig hasta cerca del cementerio, en el camino a La Higuera. En aquel tiempo, lógicamente debemos pensar, que los caminos y medios de comunicación, eran muy inferiores a los actuales. Los vehículos de viaje de la época eran las diligencias tiradas por caballos, que hacían la carrera entre Rocha y Santa vitoria do Palmar. Estas diligencias llevaban un cuarteador que era el guía o baqueano, hombre que arriesgaba la vida a cada “paso” que debían atravesar. Lo alentaba el mayoral que, sentado en el asiento delantero del vehículo, sostenía un largo arreador en la diestra, con el que estimulaba los caballos hasta llegar a la posta (lugar donde cambiaban la tropilla) y proseguían la marcha hasta llegar al fin de la jornada. Dos días llevaba el viaje entre Rocha y Santa Vitoria con buen tiempo, demorando más en el invierno cuando los arroyos estaban crecidos. Cuando la diligencia llegaba, era esperada por  los moradores de la población quienes recibían cartas, diarios y noticias de otros lugares. Chuy recibía noticias también de manos de los mayorales de las diligencias, entre los que podemos mencionar a Domingo Corbo y Fausto Prada. Los vehículos de carga eran carretas tiradas por bueyes de dos ruedas y de pesada construcción, hechas de tal forma que podían proteger la carga de la lluvia y los vientos. Para ello en las aberturas trasera y delantera colocaban cueros de vaca. Cuando la carreta iba sin carga servía de morada a su dueño, pero cuando transportaba carga dormían debajo de las carretas para protegerse del frío o de la lluvia. El viaje hasta Montevideo demoraba varios días y hasta semanas. Algunos carreros de aquella época eran Ramón  Lasso, Florencio Mena y Ubaldino Lasso”. En la nota gráfica el maestro Elías Lizardo y su esposa Rita Cándida Casal.
(Próxima semana finalizamos con esta investigación histórica realizada en 1957 por alumnos de 5º y 6º de la escuela Nº 28 de esta ciudad”).