Mostrando entradas con la etiqueta recursos naturales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta recursos naturales. Mostrar todas las entradas

jueves, 16 de octubre de 2014

CUIDAR LOS RECURSOS NATURALES. Por Julio Dornel.

                                                   Escritor y periodista Julio Dornel





La tierra quiere y puede ser lo que ella quiso ser, cuando todavía no era”. Facundo Cabral.
Las gestiones que vienen realizando las autoridades municipales y los integrantes de ECO.CHUY, apuntan a encarar en forma conjunta los temas ambientales que preocupan a la población fronteriza. La degradación sistemática de algunos recursos naturales está deteriorando en forma progresiva distintas áreas de la ciudad. En próximas ediciones nos ocuparemos del tema con entrevistas y comentarios vinculados al saneamiento, la basura, y la contaminación del arroyo Chuy que por su carácter internacional merece un tratamiento especial. Hace algunos años recogimos una sentencia de Facundo Cabral para dar comienzo a nuestra crónica semanal en el Fanal, señalando que se trataba de una profunda reflexión del cantautor, denunciando una vez más que el mundo está muy mal organizado, al apuntar solamente al mercado, cosa que está muy mal para la gente y la naturaleza. Han transcurrido 12 años de la publicación aludida y podemos asegurar que nadie duda de que el hombre esté haciendo lo posible para terminar con el planeta o por lo menos con el aire, con el agua, con la tierra y con las esperanzas de sus habitantes. Recientes informes de reconocidos organismos internacionales han señalado que el 75% de la población del mundo tiene hambre de pan, a lo que debemos agregar que un porcentaje mayor está sintiendo hambre de un abrazo fraterno, que debe doler más que la falta de pan. Sobran ejemplos, pero basta uno. La suma de las 100 fortunas privadas más grandes de la tierra equivale a la línea de ingresos de 1.500.000.000 de seres humanos, lo que nos está demostrando que nuestro planeta está muy mal organizado. Es posible que los nuevos tiempos nos estén obligando a cambiar el valor de las cosas, preocupándonos más por Tener, antes que SER. Y esta reflexión no está dirigida solamente a los ricos en dinero, sino también a los ricos de poder que se valen del mismo para satisfacer su egoísmo y explotar a los pobres. Alguien dijo en una oportunidad, “ERAN TAN POBRES, QUE LO UNICO QUE TENÍAN ERA DINERO….”