Mostrando entradas con la etiqueta JACINTO JESÚS GONZÁLEZ. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta JACINTO JESÚS GONZÁLEZ. Mostrar todas las entradas

viernes, 27 de mayo de 2016

EL ADUANERO Y EL CONTRABANDISTA. RONDAN MARTINEZ- JACINTO JESÚS GONZÁLEZ. Por Julio Dornel.


              Escritor y periodista Julio Dornel

     Como lo hemos señalado en notas anteriores, el funcionario aduanero José María Rondan Martínez llegó a Chuy en el año 1963, destinado a cumplir tareas administrativas en la receptoría fronteriza. Demasiado joven y seductor para bancar una prolongada soledad que aumentaba la nostalgia con el recuerdo de su novia salteña. Las circunstancias estaban dadas para iniciar alguna relación sentimental que matizara los días de su nuevo destino. De esta manera se cruza en su camino una mujer independiente y liberada, con muchos años de experiencia. Lejos de mantener una relación estable, surgen los primeros síntomas que amenazaron su felicidad al enterarse de que su novia era la amante de un famoso contrabandista que no andaba con vueltas cuando se trataba de defender el “matute”. Enterado Rondan de los comentarios que comenzaban a circular en la aldea, recurre al Prof. Jesús Perdomo que sin tener un consultorio sentimental, podría ayudarlo con algún consejo que tranquilizara al iracundo contrabandista, empeñado en confirmar la infidelidad. Dejemos que Perdomo lo recuerde:”Rondan llegó a Chuy y se ayuntó con una mujer que tenía varios hijos de un célebre contrabandista de la zona. Se trataba de una mujer sin mayor instrucción, pero que supo ser el ángel tutelar del poeta. Estamos seguros que sin ella Rondan no hubiera realizado todo lo que hizo. Ante las dificultades siempre estaba Alda con su tolerancia, cuidándolo y mimándolo permanentemente Un día se nos presenta el poeta con su clásico tartamudeo, confesándonos que andaba con miedo de que Jacinto le pegara un tiro. Primero le señalamos que era todo lo contrario, el hombre debería estar muy agradecido porque lo estaba ayudando a mantener el hogar. Como Rondan no estaba muy conforme con este razonamiento, le sugiero escribir una canción dedicada a Jacinto y su profesión de contrabandista. De esta manera surge el tema que luego le pusimos música y lo cantamos con Los Orejanos, con el nombre de Milonga del Contrabandista. También lo difundió durante muchos años el cantautor castillense José Ariel Cardoso- dijo finalmente el Prof. Jesús Perdomo.

MILONGA DEL CONTRABANDISTA.

“Yo soy Jacinto González,

Por sobrenombre el cambao,

Tengo por patria la noche

Por hermano a mi tostao.

Jacinto Jesús González, contrabandista de ley,

Se pierde por San Miguel

Con tres cargueros baguales

Por serranías y sauzales

Va presintiendo la bala,

Que le apagará el destino

En un punto del camino

Entre Chuy y la Mariscala……