Mostrando entradas con la etiqueta Los Reyes magos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Los Reyes magos. Mostrar todas las entradas

martes, 5 de enero de 2016

LOS REYES MAGOS Y SUS OLVIDOS. Por Julio Dornel.


                   Julio Dornel,periodista,escritor

Para no entrar en la sensiblería común que manejamos en estas oportunidades, hemos dejado para el comentario de hoy la esperada llegada de los Reyes Magos, con sus bolsas llenas de regalos para los niños que se portaron bien durante el año. Todos sabemos que pertenecemos a una cultura cristiana, con la presencia minoritaria de musulmanes y judíos en un clima de cordial convivencia. Todos acompañamos la propaganda comercial que por diferentes medios ingresa a nuestros hogares, mientras los niños aguardan con impaciencia la llegada de los reyes. Sin embargo como lo señalara Daniel Vidart (antropólogo, investigador, ensayista, docente) esta cultura occidental y cristiana que nos rige, denominada por muchos como nuestro estilo de vida, no es la cultura ni el estilo de vida de todos los orientales. Hay en esta república miles de hogares que no celebrarán la Noche Buena de la Navidad ni los Días de Reyes. Hay miles de niños que pondrán, sus zapatitos para que los bondadosos magos que vienen del Oriente vuelquen en ellos sus regalos. Sin embargo no lo tendrán pues viven de patas en el suelo, y sus padres no tienen influencia alguna para que los celestes viajeros se detengan en las desvencijadas puertas de sus aripucas. La noche de amor y paz que celebran los villancicos y con mesa bien surtida aguarda el descubrimiento emocionado de los chiches. Las clases que integran los distintos escalones de nuestra pirámide social reciben y festejan de muy distinto modo los fastos familiares de la cristiandad. Los muy ricos pueden cautivar la gracia de los Reyes con halagos que escapan a las posibilidades del pueblo llano. La festividad es una sola, pero la manera de celebrarla reviste, como se ve, los matices impuestos por la economía, esa mala bruja que los especialistas- dueños también de la riqueza y la felicidad- quieren conjurar a toda costa. En la parte final de la crónica Daniel Vidart señalaba que “esos desclasados, esos cientos de miles de uruguayos que hemos descriptos en nuestras estadísticas, esos desdichados compatriotas excluidos de la patria que se apilan en los rancheríos, en los minifundios, en los bulines miserables, o en los cantegriles miserables están fuera de la gracia de Dios y privados de la solidaridad de los hombres”.
Para finalizar la nota y mientras esperamos también la llegada de los Reyes (¿vendrán?) algunos versos de Héctor Gagliardi…
LOS REYES MAGOS.
“La carta la había mandado sin falta de ortografía,
Así los Reyes veían, que era un chico aplicado,
Hice todos los mandados, me lave hasta las orejas,
Porque ese día mi vieja me tenía acorralado.
Cuantos Reyes han pasado por la puerta de mi vida
Y a mi alma dolorida, cuantas veces la he dejado
Con sus zapatos gastados, esperando a su Melchor
Que le trajera el amor, para un mundo envenenado.
Esta noche por los cielos llegaran los Reyes Magos,
Vendrán trayendo regalos a los chicos que son buenos,
Pero hay otros chicos buenos, en otro lado de la tierra
Que por culpa de la guerra, no han de pasar los camellos,
Señor..yo aprendí a rezar, arrodillado con mi vieja,
Si nunca te fui con quejas hoy me temes que escuchar, ¿Por qué tienen que pagar esos pibes inocentes, de que en la tierra haya gente que solo piensa en matar?
Ellos que saben de guerra, ellos quieren Reyes Magos,
Ellos en vez de regalos, tienen un miedo que aterra,
Si vos pararas la guerra, pasarían los camellos,
Yo te lo pido por ellos, por los pibes de mi tierra”.