Mostrando entradas con la etiqueta Uruguay economía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Uruguay economía. Mostrar todas las entradas

lunes, 20 de junio de 2016

Hasta aquí llegamos Por Nicolás Lussich




La economía uruguaya cayó 0,5% en el primer trimestre del año, en comparación con el mismo período del año pasado. Además, en la Rendición
de Cuentas que el gobierno elevó al Parlamento, se establece que el déficit fiscal proyectado para este año será de 4,3%. Ni en la crisis de
2002 se llegó a un déficit tan alto, hay que irse a fines de los 80 principios de los 90 para ver algo parecido.
La situación es muy
preocupante. El gobierno ha planteado un ajuste fiscal para reducir el déficit, pero su impacto es dudoso: se corre el riesgo de perder por menor actividad lo que se gana por más recaudación de impuestos (sobre todo IRPF). La reducción del gasto –que también incide en la actividad-
no parece ser muy contundente y está condicionada por la discusión
interna en el Frente Amplio.
Así, el gobierno enfrenta un problema de difícil solución: o ajusta más para achicar el déficit, pero lleva la economía a una recesión, o no ajusta tanto y el déficit sigue alto,
perdemos el Grado Inversor y entramos en una dependencia permanente del financiamiento externo, con las restricciones económicas y problemas
políticos que eso trae.





 Clic en este enlace
Hasta aquí llegamos - Subrayado

jueves, 2 de junio de 2016

Tumultos y cacerolas, señales de alerta Marcelo Marchese



En dos lugares casi extremos de la escala social pudimos comprobar que el agua se filtra en la bodega del barco. En Cordón, Pocitos y Punta Carretas sonaron las cacerolas a causa del tarifazo; en Marconi se dieron hechos de violencia impensados años atrás.La reacción en Marconi se originó a partir del intento de detención de dos adolescentes por la denuncia de robo de una moto. Según el informe oficial, los menores eran culpables y estaban armados, mas ahora surgen testimonios que afirman lo contrario y fuere como fuese que sea, uno tiende a pensar que si se manifestó tamaña ira popular, lo más plausible es que se cometió primero alguna brutal arbitrariedad. Al menos, el lector coincidirá conmigo que la policía no actúa con los mismos modales en Carrasco y en Marconi. Como sabe todo aquel que quiera enterarse, los detenidos de las clases bajas, en aras de una confesión, son sometidos a tratos que no condicen con nuestra ufana recuperación democrática. Así que, en un principio, la gente reaccionó ante una nueva prueba de la saña policial y sus arbitrariedades y en ese tumulto se sumaron otros que aprovecharon la movida para sacar algún beneficio personal, por lo que se entreveran aquí varias cuestiones: por un lado, y esto es evidente, la gente del Marconi está harta, tanto de la ineficiencia como de la metodología policial, por no mencionar su ética; por otro lado, no están satisfechos con sus perspectivas de vida; y agregado a esto, unos pocos están dispuestos a mejorar su condición a costa de los bienes y la salud de los demás y con certeza responden a algún tipo de organización non sancta.Ojalá éste hubiera sido un hecho aislado, pero nada está más lejos de la realidad. En ciertos barrios el maltrato policial se hace costumbre y la ira crece y gracias, entre otras cosas, al tributo que pagamos a la estúpida criminalización de las drogas, las organizaciones delictivas aumentan y ganan poder al tiempo que el control del Estado decrece.Mas por un momento alejemos la vista de esta zona candente y vayamos casi al otro extremo de la pirámide. Uno ha leído unas cuantas burlas al caceroleo, una reacción a "la queja de los chetos", olvidando que el PIT-CNT también rechaza la suba de impuestos. Lo primero que se puede decir del nuevo tarifazo es que el gran punto del gobierno, es decir, que no afecta a los que perciben poco (un 60% de la población gana menos de 19.000 pesos) se convierte en un poderoso argumento contra el gobierno. Dejando este disparate retórico de lado, propio de quien está desorientado y habla sin pensar en las consecuencias, uno debe considerar que la manifestación de cualquier clase social puede ser indicadora de algo más vasto, algo que va mucho más allá de esa clase social. Las cacerolas no sonaron en ninguno de los anteriores gobiernos del FA y no suenan ahora sólo por el aumento de impuestos (los impuestos, si se mueven, siempre es en ascenso) sino porque crece el descontento al tiempo que a los adeptos al FA se los ve con el rabo entre las piernas. Sin Ancap, Pluna y la licenciatura, no hubiera existido caceroleo. Sin corrupción, burradas y cargos de confianza innecesarios, no hubiera existido ceceroleo. Apenas importa el lugar en donde salte el descontento. Si no existiera un run run generalizado no hubiera surgido la queja en los barrios de la clase media alta, no se les hubiera ocurrido, no se hubieran animado, no se hubiesen incentivado por el boca a boca. No entender esto es no entender nada. Es una afirmación soberbia, pero eso no le quita un ápice de verdad.
Las estadísticas podrán decir lo que quieran decirnos los que hacen las estadísticas, pero nada hay más brutal que un hecho. Vivimos las consecuencias de la imprudente apuesta a la lotería de las commodities. No aprovechamos el tiempo de bonanza para hacer un esfuerzo por diversificar nuestra producción. La tierra continúa un sostenido ritmo de extranjerización y el latifundio crece como una mancha de aceite, mientras mil doscientas familias productoras abandonan el campo cada año, con el consiguiente deterioro del tejido social. La inversión en innovación y desarrollo es raquítica; las exoneraciones de impuestos a las megaempresas, innecesarias. La educación se encuentra en un tobogán directo hacia la nada; la administración pública es tan incompetente ahora como antes. Habida cuenta del deterioro social, el asistencialismo no parece haber dado frutos elocuentes; nuestra calidad de vida empeora al tiempo que aumenta la inseguridad, y para dar una última pincelada a esta pintura tan poco promisoria, sentimos que el dinero que nos exige puntualmente el Estado en forma de impuestos, luego no es administrado con sabiduría.
Pareciera en vano decir que ningún gobierno se ha animado a dar el necesario golpe de timón; mas es preciso reconocer que esta situación penosa no sólo es responsabilidad de gobiernos y flacos partidos políticos. Alguien le dio el voto a este gobierno y a esta oposición que como oposición es una miseria. Si no tornamos a pensar en una alternativa al país latifundista y agroexportador, donde se instalan las megaempresas como en su feudo, la fractura social se profundizará en tanto más gente reclame "mano dura para los pichis del Marconi".
Podemos hacernos los desentendidos o podemos mirar la realidad de frente. En última instancia, las macanas del gobierno, este arrojar el barco a la corriente del capital trasnacional, también es resultado de una ciudadanía acrítica y prescindente. No el gobierno, es la República la que está en crisis y si no tomamos conciencia de que una república muere si no la oxigenan los ciudadanos, en vano nos lamentaremos de ver subir el agua desde la bodega.

sábado, 11 de julio de 2015

El satánico Doctor No Por Alberto Grille


No hay cómo mirar lo que está pasando sin preocupación. No hay duda de que el presidente de la República está convencido de que la situación económica es, al menos, peor de lo que imaginaba. El ministro de Economía también está preocupado, pero no ignoraba nada, porque él estuvo a cargo de la economía en el período anterior. Algunas acciones se pueden justificar por la situación que se ha encontrado en algunas áreas –no precisamente en las empresas del Estado–, otras pueden explicarse por la coyuntura internacional que afecta a nuestras exportaciones, pero otras se explican por las concepciones ideológicas que tienen los protagonistas de esta historia, y algunos desde hace muchos años.
Es evidente que sobre Ancap hay posiciones diferentes en el Consejo de Ministros. Por lo menos, desde el plebiscito de las empresas públicas, cuando algunos de los que hoy participan en el debate no eran ministros.
Sobre el resto de las empresas públicas también hay concepciones distintas, lo mismo que sobre los demás temas: seguridad, educación, papel de la inversión extranjera, inserción en el mundo, el TiSA, el Tratado del Pacífico…
A veces no son solamente matices.

Está bueno que se recuerde que las empresas públicas son autónomas. Nadie –ni el ministro de Economía– puede anunciar sobre ellas medidas que sus directorios no han adoptado. Eso es inconstitucional, aunque después se confirme la noticia. Debe recordarse siempre cuál es el lugar de lo jurídico y cuál el de lo político. En el ojo ajeno y en el propio.
Al parecer, también hay problemas con el salario y la carga impositiva.
Es seguro que Tabaré cree con sinceridad que había que detener el Antel Arena para priorizar otras opciones. Pero esta vez se equivoca. Fue un error detener esa obra, que hubiera sido icónica para los montevideanos y estratégica para Antel. Sin duda fue una mala señal. Por otra parte, es obvio que no es para hacer obras en los puertos de Montevideo y Nueva Palmira –la ANP tiene decenas de millones de dólares guardados en el banco bien a resguardo de que los agarre Economía para tapar déficits ajenos. Lo del agua es un problema estratégico de Uruguay y no puede depender de las alternativas de un centro de espectáculos que debería ubicarse entre las obras con sentido cultural, y cuyo propósito, además del de posicionar a Antel como un generador de contenidos a escala global, es el de ser una fuente de recursos muy importante para el ente y para el país. Pero la cultura, sobre todo si es la de las masas, siempre puede esperar. Y las empresas públicas también.

Lo de Antel Arena se frenó, y de inmediato salieron los políticos opositores a pedir que se siga adelante convocando a inversores privados, olvidando que esa instancia ya fracasó.
Sin embargo, el fantasma de Clarín, Telefónica y Claro anda merodeando entre lobbystas para quedarse con esta formidable iniciativa a la que ahora el Estado renuncia.
¿A quién beneficia crear cierto terrorismo sobre la realidad económica del país? El miedo ¿baja la inflación?
Hay muchas cosas buenas entre las malas. Entre algunos ministros, el Pit-Cnt y los legisladores frenteamplistas se introdujeron modificaciones a la ley del Fondes; Calloia fue designado presidente de la Corporación para el Desarrollo pese a la resistencia de la oposición; el acuerdo con Venezuela ha sido excelente para Ancap, muy bueno para la industria láctea y para la avícola y buenísimo para las relaciones con Venezuela. Las comisiones que están trabajando sobre el TiSA lo están haciendo muy bien, y parece que no habrá TiSA para nosotros cuando se definan las excepciones; las pautas salariales van a ser negociadas nuevamente y la voz de los sindicatos se hará sentir; el 6% de la Educación parece estar asegurado, así como los recursos para el Sistema Nacional de Cuidados, y dicen que hay buenas perspectivas de que la planta regasificadora siga adelante.
Por lo pronto, el debate está abierto y todos tenemos derecho a debatir. Porque no todos somos iguales, pero nadie es más que nadie.

miércoles, 29 de abril de 2015

Astori: el mejor escenario para Uruguay es por fuera de la región


Pedirá flexibilizar condiciones


Astori: el mejor escenario para Uruguay es por fuera de la región 
espectador.com

El ministro de Economía, Danilo Astori, dijo ante la Cámara de Comercio Uruguay-Estados Unidos, que el mejor escenario para el crecimiento uruguayo es por fuera de la región y agregó que debido a la “indiscutible” recesión en Brasil y Argentina, el Gobierno reclamará a sus socios “flexibilizar” las condiciones del Mercosur.
Además el secretario de Estado se refirió al acuerdo global sobre servicios (TISA) indicando que si nuestro país queda por fuera, países competidores de los productos uruguayos podrán hacer acuerdos comerciales ventajosos y desplazar a Uruguay en algunos mercados.

Según publica El Observador, Astori agregó: “Con las TICs Uruguay encuentra hoy uno de los sectores más dinámicos de la economía. El principal mercado de exportación de la informática es EEUU. El 40% de las exportaciones de la informática Uruguaya van a EEUU, y eso es empleo, producción, ingresos. ¿Qué pasa si nosotros no participamos de esta conversación y países competidores de Uruguay hacen acuerdos entre ellos ventajosos y desplazan a Uruguay del mercado? Sería gravísimo. Por eso creo que tendríamos que estar en las conversaciones”, dijo.

lunes, 6 de abril de 2015

Astori molesto por los trascendidos tras reunión de Vázquez con la SCJ

CONSEJO DE MINISTROS

El ministro de Economía y Finanzas reclamó en el Consejo de Ministros que la reunión entre la Suprema Corte y el presidente en la que Vázquez habló con preocupación de la situación económica tenía carácter de privada.

Danilo Astori, ministro de Economía. Foto: Marcelo Bonjour


lun abr 6 2015 12:15
El País

 En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros de este lunes, el vicepresidente de la República Raúl Sendic confirmó que el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, presentará en el próximo encuentro los lineamientos para el presupuesto quinquenal.

Sendic señaló además que Astori expresó su molestia por el hecho de que haya trascendido información sobre la reunión privada que mantuvo entre la Suprema Corte de Justicia y el presidente Tabaré Vázquez.

Astori se refirió a la publicación de información sobre que Vázquez hizo explícita su preocupación por la situación económica en una reunión mantenida con los ministros de la Suprema Corte de Justicia semanas atrás donde expresó que el desequilibrio en las cuentas públicas es "muy preocupante", según expresó a Búsqueda el ministro de la Corte, Ricardo Pérez Manrique. Vázquez habló de las "complicadas que están las finanzas del gobierno, con un abultado déficit, con los índices en baja y la preocupación de lo que pueda pasar con Brasil", agregó.

En el encuentro Vázquez también habría transmitido que la situación era peor de lo que él esperaba antes del asumir el gobierno.

En el Consejo de Ministros de hoy, Astori tomó la palabra para expresar su molestia por el hecho de que estas palabras hubieran tomado estado público, según explicó Sendic en conferencia de prensa. Sendic dijo entonces que Vázquez nunca habló del tema públicamente pero si lo hicieron algunos integrantes de la SCJ.

Sendic informó que Vázquez explicó hoy “el tenor del intercambio y le explico a la SCJ que todas las demandas que abarcan a ministros, jueces, funcionarios y otros dependientes del Poder Judicial no pueden ser contempladas de acuerdo a la situación económica que tiene el país actualmente”.

De todas maneras el vicepresidente aclaró que “no hay alerta y dramatismo” y que “no significa que la economía esté en situación de dificultad”.

sábado, 17 de enero de 2015

Astori dijo que la suba en las tarifas en UTE es “una disminución real”

Subrayado

Esto porque las tarifas energía eléctrica “han evolucionado por debajo de la inflación”, dijo el vicepresidente y futuro ministro de Economía.




 


Danilo Astori se refirió este viernes al aumento de las tarifas de UTE, del 6,9%, por encima del 3,9% que había propuesto la empresa de electricidad del Estado.
El actual vicepresidente de la República y futuro ministro de Economía desde marzo, en el nuevo gobierno de Tabaré Vázquez, defendió el aumento y dijo que se tuvo en cuenta el equilibrio entre un conjunto de variables. Además, aseguró que en verdad se trata de una “disminución real”.
“Las tarifas que se han fijado significan una disminución real porque han evolucionado por debajo de la inflación, han tenido en cuenta la situación financiera de la empresa, han tenido en cuenta el equilibrio que siempre hay que buscar entre la evolución del tipo de cambio, la competitividad y el combate a las presiones inflacionarias, y por eso estoy totalmente de acuerdo con la decisión que se tomó”, dijo Astori.
Este viernes el presidente José Mujica también habló del incremento de las tarifas, y reconoció que aumentaron más de lo previsto para abatir, en parte, el déficit fiscal del gobierno al cierre del período, que ronda el 3%.
A su vez, este viernes y a través de redes sociales, se convoca a un caceroleo en protesta por el incremento de las tarifas de UTE y OSE (9%) y por la rebaja de los combustibles, inferior a lo que se preveía en función de la caída del precio del petróleo.