Mostrando entradas con la etiqueta Escritora y periodista Lilly Morgan Vilaró. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Escritora y periodista Lilly Morgan Vilaró. Mostrar todas las entradas

miércoles, 5 de octubre de 2016

En mi país, qué tristeza, la pobreza y el rencor… Lilly Morgan



El asesinato de un hombre que salió en defensa de una mujer que estaba siendo asaltada en la puerta de su casa en Carrasco Norte, motivó que los vecinos y amigos de la víctima, hicieran una caceroleada exigiéndole al gobierno frenteamplista, medidas para parar la inseguridad.
Eso en sí, no sería noticia nueva, si no fuese que Carrasco Norte es un barrio habitado en gran proporción por ciudadanos de clase media alta y clase alta uruguaya.
Más allá del toque un tanto surrealista de ver a gente caceroleando con ollas marcas Essen (algunas expresamente compradas para el evento en un conocido supermercado de la zona, al módico precio de 2.000 pesos cada una, o sea, aproximadamente unos 70 dólares) lo novedoso era ver a personas que normalmente no salen a protestar de esa manera por otras víctimas fatales de otros hechos delictivos.
Si lo hicieron, fue porque esta vez le tocó a uno de ellos.
A uno que era, como diría mi madre si estuviese viva, “Gente comme il faut”.
O sea, gente como uno.
Pero, aclarando que las muertes por inseguridad son repudiables en todos los estratos sociales, lo que más me llamó la atención, fue una de las propuestas de dos figuras que tienen por diferentes razones, imagen pública, para acabar con el flagelo de los chorros.
Propusieron, sin ponerse ni un poquito colorados (de cara) que la policía fichase a todos los pobres.
De esa manera, aseguraron, sería más fácil detectar a los delincuentes.
Implicando que ser pobre es sinónimo de ser delincuente.
Lo estuve pensando y decidí aportar mi granito de arena a este médano de brillantes ideas para combatir la inseguridad que, al parecer por otros comentarios escuchados, solo apareció por culpa del gobierno del Frente Amplio.
(¡Renunciá Bonomi! Para los lectores no uruguayos: Bonomi es el Ministro de Seguridad)
Estos son mis granitos de arena que fui poniendo y descartando, en un baldecito de plástico que le robé a una niña llamada Valentina, en la playa.
  1. Teniendo en cuenta que los pobres, así como el resto de los ciudadanos uruguayos que no lo son, estamos todos fichados porque tenemos una cédula de identidad, me parece un gasto al santo botón hacer otro sistema de fichaje.
  2. Se me ocurrió que tal vez una solución podría ser copiar el modelo sudafricano durante la época del Aparheid: la población negra que venía a trabajar a los barrios blancos, tenían un salvoconducto que le permitía circular por zonas que, de no tenerlo, eran sacados de los pelos por la policía. Pero, teniendo en cuenta que los que tendrían que pedir ese salvoconducto a los uruguayos pobres que viven en zonas carenciadas o más o menos por el estilo, son policías que también viven en esos barrios, podría suceder que alguno hiciera la vista gorda y dejase pasar a un vecino o por qué no, a un familiar que no tuviese dicho salvoconducto.
Los israelíes utilizan este método con los palestinos, pero tienen la sutileza de poner a soldados judíos a chequear los salvoconductos. Así y todo, cada tanto se les cuela un terrorista que, con papelito infame y todo, los ataca con una piedra.
  1. Otra opción sería implantarles un chip a los pobres. El problema surge que si por esas cosas de la vida, el pobre deja de ser pobre y se va de vacaciones a Punta del Este, se armaría flor de lío en la playa de Montoya o la Brava, porque empezaría a sonar el chip y caería la policía montada y desmontada, haciendo flor de desparramo entre la gente como uno y los nuevos ricos que veranean por esos pagos.
  2. Pero de golpe se me prendió la lamparita y se me ocurrió la solución final. Obligar a todos los pobres a llevar cosidas en sus ropas un distintivo que los identifique como tales. Tipo una estrella. Amarilla no, porque podrían ser confundidos con militantes o votantes del PRO de Mauricio Macri.
Si bien, salvo Margarita Barrientos, el Pro no tiene demasiados pobres que digamos en sus filas. Pero por si las moscas, propongo que lleven una estrella de otro color.
Podría ser blanca o colorada. O rosadonga.
De última, negra.
Como los pobres. ¿Viste?
L.M.V.
5/10/2016

viernes, 24 de octubre de 2014

De amigos y enemigos… Lilly Morgan Vilaró


“¡Atención-exclamó el general de cinco estrellas sobre sus hombros- el enemigo se está acercando!”
Y mandó a los artilleros a colocar el lanza misiles apuntando en dirección al sur.
“¡Cuidado- gritó otro general con siete estrellas sobre sus hombros- el enemigo se está acercando!”
Y ordenó a sus artilleros colocar el lanza misiles apuntando en dirección al norte.
“¡Guarda que nuestros enemigos se están acercando!”- avisó el vigía sin estrella alguna sobre sus hombros y mucho menos jerarquía militar, ya que era el hijo del almacenero del pueblo que estaba de turno sobre la colina desde donde se podía ver tanto el sur como el norte.
Y todos corrieron hacia los refugios caseros, para tratar de resguardarse de los misiles que caerían, como siempre, sobre sus casas, escuelas, plazas y única salita de auxilios existente, maldiciendo el haber quedado como jamón de sándwich en el medio de un conflicto totalmente ajeno a ellos.
Mientras tanto o casi al mismo tiempo, aviones de la Fuerza Aérea Norteamericana, fiel a su consigna de ayudar a los rebeldes que peleaban contra otros rebeldes de un país ajeno a ellos, tiraban desde el aire cargamentos con refuerzos de armas , medicinas, botellas de agua y algunos chocolates.
Chocolate que como todo el mundo sabe, es el alimento ideal para reponer energías en el medio de una batalla, porque tiene un alto contenido calórico y al mismo tiempo es fácil de llevar en el bolsillo de la dama o el caballero combatiente.
Lo que al parecer no todo el mundo sabe, es que si se tiran chocolates en el medio de un desierto en donde la temperatura promedio en un día fresco y a la sombra, es de 55 grados, estos llegarán listos para ser tomados en taza y por lo tanto dejan de ser prácticos para la dama o el caballero combatiente, que deberán empezar a correr de un lado al otro tratando de embocar en sus cantimploras el delicioso y derretido manjar.
Descuidando así su tarea fundamental, que es tratar de hacer bosta al enemigo, en nombre de la patria de cada uno de los dos lados en pugna.
Como iba diciendo, los pilotos tiraban el cargamento del lado de las filas de los rebeldes amigos, al menos por el momento, y veían como estos pegaban saltitos de alegría al abrir los regalos y encontrarse con granadas, balas de mortero, lanza misiles, curitas, agua oxigenada, aspirinas y lexotanil.
Alegría que no mermaba a pesar del hecho de que todo venía pegoteado con el chocolate derretido.
“Águila Piadosa a base- dijo un piloto norteamericano con un tono ligeramente preocupado- creo que le erré a las coordenadas y largué un cargamento de lado de las filas de los combatientes de ISIS.”-
Y antes que el sargento Collins pudiese empezar a recontra putearlo por nabo, Águila Piadosa, haciendo honor a su nombre, mintió:-“ No hay problema, ya pegué la vuelta y destruí dicho cargamento!”
Saltitos de alegría pegaban los de ISIS al abrir los paquetes que contenían granadas, balas de mortero, lanza misiles, curitas, agua oxigenada, aspirina y lexotanil.
A pesar de que estuviesen todos pegoteados por un menjunje marrón que parecía ser chocolate derretido.
-“Cosa de gringos infieles”- murmuró Mohamed Al Asud Marjabá Habibi, mientras lamía una granada de mano antes de meterla en su mochila, junto a otras armas, también norteamericanas, que le habían regalado las fuerzas armadas iraquíes cuando ellos recién invadieron Iraq.
Ehhh…me refiero a la invasión de los de ISIS, no la de los norteamericanos que también invadieron a Irak para derrocar a su amigo del alma y aliado contra Irán, el bueno de Saddam Hussein, convertido, un ratito antes de la invasión, en un malvado dictador que masacraba a shiitas, kurdos y hasta a los propios sunitas iraquíes, si no le caían simpáticos.
Por suerte y gracias a la invasión y posterior pacificación llevadas a cabo por el glorioso ejército del gran hermano, Iraq se convirtió en un paraíso, que digo, un oasis democrático, en donde todo era paz y armonía.
Hasta que aparecieron los guachos de ISIS, hijos de otro invento norteamericano, Al Qaeda, que también era amigo y aliado de USA en su guerra contra Afganistán, hasta que no lo fue más. Y no tuvieron más remedio que liquidarlos.
Pero no pudieron evitar que antes de ser semi aniquilados, Al Qaeda pariese a su hijito adorado. ¡Y otra vez sopa!
Bueno, esos, los de ISIS, pegaban saltitos de alegría por el inesperado regalo caído del cielo y tras una reunión convocada de urgencia, decidieron que no se lo iban a devolver nada.
Que si el piloto se había fumado todo y le había errado fiero a las coordenadas, no era problema de ellos.
E inmediatamente grabaron todo con sus celulares y lo subieron a You Tube.
Los isistas serán muy anti diluvianos en sus creencias religiosas, costumbres ancestrales y en su machismo recalcitrante, pero a la hora de hacer sus campañas de publicidad y reclutamiento no dudan un segundo en utilizar las herramientas de comunicación del siglo veintiuno.
Gracias a ese video, el que no da saltitos de alegría, sino más bien saltos de ranas y carreras march, es el piloto Águila Piadosa, que se ligó además 3 meses de arresto en una carpa en el medio del desierto, por más que adujo que probablemente el video mostraba otro cargamento mal caído, ya que él estaba seguro que había pegado la vuelta y lo había destruido. Juro que lo hice polvo, lloriqueó mientras se lo llevaban en penitencia.
Hecha polvo quedó la casa del hijo del almacenero del pueblo, que había tenido la mala idea de apilar un montón de cajas en su patio, en vez de quemarlas como le había dicho su padre.
L.M.V.



miércoles, 24 de septiembre de 2014

Y así fue como empezó la tercera guerra mundial…Lilly Morgan Vilaró


¡Estaba cantado!
De la misma manera que el gobierno de USA evacuó a su personal diplomático, funcionarios y ciudadanos norteamericanos de la franja de Gaza, dos días antes de que tropas israelíes invadiesen el territorio palestino, la repentina llegada de casi ciento cuarenta mil ciudadanos sirios de origen kurdo, a la frontera de Turquía, fue la señal que la prometida ofensiva aérea de la coalición USA-Árabe contra ISIS dentro de territorio sirio, era inminente.
Reforzando esa señal, el gobierno turco, que al principio se negó a dejar pasar a esa marea humana de aterrorizados civiles huyendo de sus aldeas tomadas por ISIS, abrió su frontera y hasta les proveyó ayuda humanitaria.
Tic-tac, tic-tac, tic-tac, sonaba el reloj de la tercera Guerra Mundial.
¿Iría Obama a la ONU a pedir la aprobación y el apoyo de la comunidad internacional?
De ninguna manera, ya que Rusia vetaría cualquier resolución de apoyo que pudiese surgir del Consejo de Seguridad.
O al menos exigiría que el ataque aéreo sobre el norte de Siria, en donde se supone que están instalados las tropas de Isis, contase antes con el permiso del gobierno de Al Assad.
Y probablemente Al Assad no lo daría, ya que tendría fundadas sospechas que una vez terminados con ISIS, los aviones pegarían media vuelta y dejarían caer sus bombas, misiles y yo que sé qué más, sobre territorio aún bajo control gubernamental.
Ya que cuando empezó toda la primaveratización siria, Al Assad le pidió ayuda al gobierno de USA para combatir al incipiente ISIS, hijito adorado y luego repudiado de Al Qaeda.
Pero USA prefirió dejar crecer al bebé islámico fundamentalista, con la esperanza que allanase el camino hacia el derrocamiento del gobierno sirio.
¡Y vaya si creció fuerte y arrogante el monstruito!
Pero todavía no molestaba demasiado ya que dirigía sus degollamientos, violaciones, lapidaciones y ejecuciones masivas, contra ciudadanos sirios e iraquíes. Cosa que no ameritaba excusa alguna para poder intervenir militarmente dentro de Siria, luego de que Rusia parase el primer intento de hacerlo.
De pura casualidad, los de ISIS le dieron en bandeja la excusa tan esperada por Obama.
Degollaron en cámara a dos periodistas norteamericanos y lo subieron a las redes sociales par que todo el mundo se enterase.
Y cuando vieron que el Reino Unido-por-suerte-ganó-el-NO-escocés, dudaba en intervenir en la cruzada santa que ya contaba con la bendición del Vaticano, corrieron raudos y veloces a degollar a un asistente humanitario británico que también tenían de rehén.
Pero Obama aún necesitaba que los países árabes de la región interviniesen en los ataques aéreos y futuras incursiones de tropas terrestres, no solo en Irak, sino en Siria.
Esta guerra no podía pasar a la historia como “Made in USA”, por más que lo sea.
Y de alguna u otra manera, convenció a Qatar, Arabia Saudita, Jordania y Bahrain de unirse a la cruzada.
Países en donde la mayoría de sus habitantes son de origen sunita, aceptaron salir a combatir a ISIS, cuyos integrantes fundadores son sunitas.
Para que no quede como que esta guerra es de shiitas contra sunitas.
Asique por ahora, esta guerra es de USA y los mencionados países árabes más arriba.
Tiene el apoyo de Francia y el Reino Unido.
Y hasta podría tener el de Rusia que hace rato viene ayudando a Al Assad en su guerra contra ISIS. Salvo el detalle de exigir que Al Assad de permiso para que bombardeen parte de su territorio.
Y habrá que ver como se arregla eso, ya que el bombardeo fue realizado sin, al menos en forma pública, el consentimiento del presidente sirio.
Por supuesto, falta la opinión o reacción de otro país de la región que apoya al gobierno sirio y, curiosamente, al pro-USA de Irak, dado que este es de origen shiita.
Irán todavía no se pronunciado sobre los ataques aéreos contra ISIS en Siria.
Porque ellos también quieren eliminar a estos encantadores islámicos fundamentalistas.
Pero, al igual que Rusia y otros países árabes de la región, los iraníes consideran que ISIS es consecuencia directa de las políticas militares intervencionistas de USA en la región.
Ya sea por negligencia o por conveniencia. Sospechan más de la última que de la primera.
¿Afectará esta posible tercera guerra mundial al resto del mundo?
Teniendo en cuenta que los territorios directamente involucrados están sentados sobre las mayores reservas petrolíferas del planeta, lo más seguro es que sí lo haga.
Más allá de las consecuencias colaterales que podrán empezar a crecer como hongos después de la lluvia en países como USA, Francia, Reino- muy- Unido, en donde se verán atentados terroristas puntuales, habrá una consecuencia económica que pagaremos todos, aunque creamos que esto nos es ajeno.
Por supuesto que los países árabes y sus vecinos, se verán también afectados. Pero probablemente no será tan diferente de lo que ya los afectó desde que USA decidió sembrar sus primaveras liberadoras. Que empezaron con un invierno liberador en Irak, que preparó el terreno para plantar, regar y hacer germinar sus flores mortíferas en el resto de la región. L.M.V.


jueves, 18 de septiembre de 2014

Cruzada santa por Lilly Morgan Vilaró


El secretario de estado norteamericano, Mr. John Kerry, anduvo de gira por los países árabes para convencerlos de la necesidad de formar una coalición internacional para atacar en forma conjunta al ejército islámico fundamentalista y terrorista de ISIS.
El plan, según les explicó Larguirucho, consiste en que Usa y sus aliados europeos- que ya anduvieron complotando, digo cocinando, perdón, deliberando en Escocia, cómo tacklear el asunto- les den a los árabes armas, entrenamiento de combate y apoyo militar aéreo, a cambio de que ellos pongan la carne de cañón. Perdón, las tropas militares en tierra.
Ya que el ejército iraquí leal al gobierno, salvo los kurdos, no sirve para nada.
Pero los norteamericanos consideran a los kurdos como una manga de terroristas pro- iraníes, por lo tanto no confían demasiado en ellos.
Y los que sí sirven y están muy bien entrenados por los mismos norteamericanos, en la época en que eran amigos del alma con Sadam Hussein, son los sunitas que hace rato se pasaron al bando de los de Isis.
Ya que el sucesor shiita de Sadam los echó para poner hombres de su tribu.
Y encima tienen todo el armamento que Usa les dejó antes de retirarse de Irak, cortesía de las flamantes y mal entrenadas tropas iraquíes que salieron corriendo de Mosul dejando todo, aún antes de que llegasen los de ISIS.
El problema es que los gobiernos de la región no están muy convencidos con tan magnífico plan.
Primero, porque consideran que todo este embrollo es consecuencia directa de la invasión norteamericana a Irak para derrocar a Sadam Hussein, seguida por las primaveras árabes made in USA y la empantanada final en Siria en su intento de voltear al gobierno de Al Assad.
Segundo, eso de que ellos deben de poner a su gente en el frente de batalla, les recuerda a un famoso comentario de un general norteamericano que decía:- “Ser patriota no significa ir a morir por tu patria, sino convencer al otro bastardo para que muera por la suya.”-
Con cierta lógica sospecha, los árabes deducen que en esta guerra, “los bastardos” son ellos.
Tercero: mientras escuchaban los argumentos de Kerry, llegaron las noticias de que el Papa Francisco apoyaba esta movida militar internacional contra ISIS, por considerarlos un engendro del demonio.
-“¿Dónde se ha visto- preguntó indignado un obispo que oficiaba de vocero de prensa del Vaticano- que en nombre de su dios una religión salga a perseguir, torturar y matar a los que no son del mismo palo?”-
De inmediato varias manos se alzaron desde las comunidades judías y musulmanas, para recordarle lo de las Cruzadas Santas y la Inquisición.
El obispo los ignoró, diciendo que eso había sido hacía mucho tiempo y que en todo caso no los habían masacrado por no ser del palo, sino porque eran infieles y sacrílegos que es totalmente distinto.
Y pasó a sacar el as que guardaba en su manga: -“¿Dónde se ha visto que en nombre de su dios, una religión persiga, lapide, ahorque, queme y ningunee a las mujeres por considerarlas inferiores a los hombres?”-
Desde el sector femenino surgieron miles de manos levantadas para recordarle que la Iglesia Católica sigue sin permitir la ordenación de sacerdotisas. Y antes de que el cura pudiese responder, desde las profundidades de la tierra aparecieron manos huesudas y cenicientas de las miles de mujeres torturadas, ahorcadas o enviadas a la hoguera, bajo la acusación de ser brujas y tener pactos con el demonio.
Furioso, el obispo arremangó sus sotanas y con un -“¡Con Uds. no se puede hablar, manga de herejes del primero al último!”- se volvió a meter en el Vaticano para reunirse con el resto de los obispos que estaban ideando maneras de sacarse de encima al- “Qué se cree el argentinito”- que les está arruinando la fiesta con sus manías de parecer austero.
Menos, claro está, un obispo argentino que vive en Roma que estaba tratando de explicarle al Santo Padre que vive en Roma y que también es argentino, cómo fue que aparecieron cuatro kilos de cocaína en su auto privado.
Ya que la versión que dio su secretario privado, un también cura argentino, de que el auto había sido robado del taller mecánico de su amigo el Pocho que le estaba dando una mano, ya que en todo el Vaticano no había ninguno que pudiese limpiarle el carburador, no se la cree nadie.
Bueno, la cuestión es que la bendición papal para salir a pelear contra los infieles islámicos de ISIS, en vez de ayudar a la causa norteamericana, medio como que cayó como un balde de agua fría (je) sobre el ya poco entusiasmo de los gobiernos, en su mayoría islámicos, de la región.
Al parecer, no tienen buenos recuerdos de las cruzadas cristianas contra los moros.
¿Significa esto que nadie podrá parar la avanzada de ISIS?
Niet. Porque en realidad toda esta movida norteamericana es una pantalla para disfrazar el hecho de que USA volverá a desembarcar con sus tropas en Irak y como al descuido, en Siria. Cosa que pasará en un futuro no muy lejano.
Y preparando ese futuro, Obama ha decidido enviar tres mil hombres a los países africanos afectados por el ébola. Junto, claro está, con ayuda humanitaria, medicinas y médicos.
Los tres mil soldados van a ayudar a levantar las tiendas de campaña. ¿Viste?
El hecho de que estén tan cerca de Irak y puedan acudir, de ser necesario, casi al instante en su rescate, no tiene nada que ver. Nada.
L.M.V.










viernes, 12 de septiembre de 2014

El desafío separatista Lilly Morgan Vilaró


En un mundo globalizado e interconectado por las redes sociales, no debería sorprender que el movimiento separatista se desparramase por todos lados como reguero de pólvora. Y a través de la pólvora.
Antes de profundizar en el tema voy a aclarar algo: No confundir rebeldes separatistas con rebeldes demócratas que buscan fortalecer la democracia en su país, derrocando por la armas al gobierno democráticamente electo en funciones.
Estos rebeldes democráticos están integrados por diversos grupos. A saber: ex combatientes de Irak y de Afganistán, integrantes de Al Qaeda, mercenarios de Arabia Saudita, Yemen, Inglaterra, Francia y España. El grupo más peligroso es uno llamado CIA, conformado por norteamericanos y lo que venga, que es el que entrena, arma y financia a todos los demás grupos.
Todos juntos pelearon por instaurar la democracia en Libia, bajo el lema “Todos somos Libia”.
Una vez asesinado el presidente libio Omar Kadafi y dejando al país hecho bosta con los libios verdaderos peleándose entre sí con mucha más saña que la que utilizaba el finado contra la oposición, los grupos rebeldes pro democracia se mudaron en patota a Siria con el loable y democrático fin de derrocar al presidente Al Assad.
¿Su lema? Sip… “¡Todos somos Siria!” Si bien todavía no han logrado su cometido, por culpa del malvado Vladimir Putín que les arruinó la fiesta si piedad alguna, algo positivo ocurrió y llenó de emoción hasta a los más rudos combatientes: Al Qaeda dio a luz a un adorable bebe llamado Isis. El bebito creció y se transformó en Frankestein, pero esa es otra historia.
La cosa es que esos grupos rebeldes son buenos y merecen el apoyo y financiamiento de todo el mundo. Sobre todo del paladín de la democracia mundial, o sea, USA.
¿Por qué? ¡Porque lo dice USA y basta!
Aclarado el punto, vuelvo a los rebeldes separatistas.
Estos son grupos que quieren separarse del país del cual son ciudadanos legales.
Algo así como cortar el cordón umbilical que los mantenía unidos a sus madres.
Por lo general esgrimen la razón de que no son hijos biológicos, sino que fueron adoptados, a veces a la fuerza, por sus queridos padres adoptivos y que ahora quieren volver a sus orígenes.
También por lo general, los padres adoptivos no quieren saber nada, no tanto por puro amor paternal sino porque los hijos son mucho más ricos que ellos. Y de separarse, se llevarán la torta con ellos. Y los padres tendrán menos para comer. ¡Y no les gusta nada!
Y así llegamos al caso de Escocia que está por realizar un referéndum para decidir si sigue unido a Inglaterra o se desune y vuelve (sí, dije vuelve!) a ser un estado soberano. Y por eso Cameron y el resto del gobierno británico están de visita en Edimburgo tratando de convencer a los escoceses que la unión hace a la fuerza y que “Todos somos el reino Unido” y que por favor no hagan llorar a la reina Isabel, justo ahora que está tan contenta con la llegada de un segundo bisnieto real. Literal y realísticamente hablando.
Apenas se enteraron los catalanes de la movida escocesa, se pusieron a gritar que ellos también querían hacer un referéndum para separarse de España.
Lo de los catalanes, al igual que lo de los escoceses, no es nuevo. Hace años que vienen tratando de sacarse de encima a los gobiernos españoles de turno y a la monarquía de siempre. Y hace años que no lo logran.
Por eso aprovecharon la volada escocesa para plantear nuevamente su deseo separatista.
Como era de esperar, El gobierno de Rajoy los sacó rajando. Nada de ir a visitarlos en patota, besar niños catalanes y pedir que no hagan llorar a la flamante reina Letizia.
Simplemente dijeron por la CNN y en inglés, que la Constitución española no permitía hacer un referéndum y que si no les gustaba, los catalanes podían ir a llorar al cuartito porque “de acá” les iban a permitir independizarse.
Por su parte los kurdos iraquíes aprovecharon la invasión de ISIS (¿se acuerdan? El bebé de Rosemary, digo, de Alqaeda) a Irak y anunciaron que ya era hora de separarse  de los chiitas y de los sunitas y volver a ser un estado soberano.
Esto no le causó mucha gracia a USA, que considera que los kurdos son todos una manga de terroristas del primero al último, pero dado que fueron los únicos ciudadanos iraquíes que le pararon el carro a los isistas-sunitas, todavía no los han catalogado de rebeldes separatistas malos, como sí lo han hecho con los rebeldes separatistas ucranianos.
Ya habrá tiempo para hacerlo, una vez que hayan liquidado a ISIS. En Irak y en Siria.
Los rebeldes separatistas ucranianos ya dijimos que son malos y feos. Punto.
Por esta parte del mundo rioplatense, hay una cierta preocupación por el temor a un contagio separatista.
En Argentina hace rato que se sospecha que la provincia de San Luis quiere independizarse y pasar a ser un planeta soberano de una galaxia extraterrestre.
En Uruguay los separatistas rochenses se consideran, si bien no aún en papeles, pero sí en el corazón, una república autónoma dentro del territorio charrúa y para demostrarlo tienen un idioma propio que, según ellos, acredita que son extranjeros y parte de un estado soberano llamado:- “Ah no, en Rocha no se puede…”-.
Lo extraño es que Pepe Mujica ni ha ido ni ha enviado funcionario alguno, ni siquiera a su perra Manuela, para convencerlos de no separarse del resto de Uruguay.
L.M.V.

martes, 9 de septiembre de 2014

¡El whisky es nuestro y Escocia también! Lilly Morgan Vilaró


La noticia llegó a sus oídos justo cuando estaba por comenzar el banquete oficial, a celebrarse en un viejo castillo escocés, que agasajaría a los jefes de estado de los países que integran la OTAN.
Y a pesar de no haber sido nominados al tilingo desafío, cayó sobre las cabezas del Primer Ministro y su Majestad la reina, como un balde de agua helada.
Las últimas encuestas decían que casi el 60% de los escoceses votarían a favor del SI en el próximo referéndum que definiría si Escocia sigue siendo parte del Reino Unido o se declara un estado independiente.
Paraditos uno junto al otro mientras saludaban a los altos y algunos bajos, dignatarios y sus respectivas comitivas, Isabel 2 y Cameron cuchicheaban posibles soluciones al problema.
Los dos ya se habían resignado a descartar el ahorcar un poco y luego destripar un poco más, al actual y real Mel Gibson, líder de los rebeldes separatistas, porque eran conscientes que esta vez no iba a caer muy bien que digamos entre los votantes.
La otra solución sería enviarlo en un misión secreta a Irak o Siria para que, en nombre de su Majestad, tratara de convencer a los de ISIS que depusieran las armas y dejasen de andar cortando cabezas de locales y extranjeros para después subirlas a las redes sociales.
Claro está que una vez llegado allí, agentes del servicio de inteligencia británico se disfrazarían con túnicas negras y capuchas ídem y procederían a decapitar en cámara al susodicho para después subirlo a las redes sociales, robando el audio del verdadero integrante inglés de ISIS para que nadie dudase de la autenticidad del video.
Este plan traería dos consecuencias positivas: 1) Eliminar al líder separatista escocés.
2) Tener la excusa para poder finalmente bombardear, junto a USA, a los rebeldes de ISIS dentro de Siria. Si por esas cosas del destino resultaba bombardeado el palacio de Al Assad con él adentro, siempre podrían decir que había sido un misil errante prestado por Israel, artefactos que por alguna razón desconocida se desvían de sus blancos y caen sobre otros no programados.
El problema consistía en convencer a Mel Gibson versión escocesa en aceptar la misión. Muy probablemente el tipo declinaría esta generosa oportunidad de cumplir con la patria.
La reina agregó que le parecía increíble que 307 años después de ser anexados, si bien contra su voluntad, los escoceses siguiesen con la idea fija de ser independientes.
Cameron abrió la boca para decir algo pero Isabel lo paró en seco con un -:_”¡Si estaba por decir que hace 307 años yo ya era la reina, le aviso que el chiste es viejo y sigue sin hacernos gracia!” -.
Sentados en la larguísma mesa y casi por llegar el postre, Isabel decidió que la situación ameritaba cobrar algunas facturas impagas y dirigiéndose a Obama que estaba sentado a su derecha, le pidió ayuda para resolver el problema.
Desde la otra punta de la cabecera Cameron escribió rápidamente un mensaje sobre un papelito y se lo pasó al tipo que estaba sentado al lado que a su vez se lo pasó al otro hasta llegar a Obama que se lo dio sin siquiera chusmear un poquito, a Isabel.
Obama no necesitaba chusmear nada ya que el que le servía el vino a Cameron era en verdad una gente de la CIA que transmitió lo que decía el mensaje al micrófono que hacía de gemelo en su camisa, mientras hacía como que se rascaba la oreja.
El mensaje fue captado por la señal de satélite espía norteamericano y bajado de inmediato al oído de Obama. Al mismo tiempo fue captado por los satélites espías alemanes, franceses, británicos y rusos que lo retransmitieron a Merkel, Hollande, Cameron y a Putín, que estaba en Crimea de pura casualidad.
La reina también recibió el mensaje a través de su micrófono colocado en la patilla que sostenía su diadema de brillantes, pero justo en ese momento estaba recibiendo por tweet la noticia de que Kate y William estaban otra vez un poquito embarazados y por eso no le prestó atención al zumbido en su oreja.
Y así fue que cuando recibió de manos de Obama el papelito pensó que había llegado la hora del discurso y lo leyó en voz alta.
-“¿Qué hace, su boluda majestad?”-decía el mensaje de Cameron-“¿no sabe que Usa apoya siempre, salvo en el caso de Ucrania, a los rebeldes separatistas o golpistas o lo que sean?¡ Nos va a bombardear a nosotros!”.
Todo el mundo giró la cabeza para mirar a Obama, pero este estaba muy ocupado tweeteando un mensaje al Pentágono que decía:- “Anular orden de bombardear Buckingham Palace…repito…no bombardear Buckingham Palace…”-
Mientras Londres volvía a iluminarse y cesaban las sirenas de alarma, Merkel, Hollande, Cameron y hasta la misma, ahora muy atenta, Isabel, largaron un suspiro de alivio. Putín, que por esas cosas de la vida estaba visitando una granja de pollos rusa justo en la frontera con Ucrania también suspiró, pero fue un suspiro de desencanto.
Por su parte, Obama disimulaba persiguiendo con el tenedor al plum pudding escocés (budín de ciruelas bañado, ahogado en whisky) por todo el plato, ya que los norteamericanos aún no han entendido que los postres se comen con tenedor y cuchara.
Mientras se preparaba el brindis final y todo el mundo hacía de cuenta como que nada raro había pasado, Isabel decidió que el segundo hijo de Kate y William tendría que nacer en Escocia. Si ganaba el No sería una nota simpática para congraciarse con los escoceses. Si ganaba el SI, sería el próximo rey de Escocia.
Y quien sabe, en algún futuro, Helen Mirren podría interpretarlo en una película. L.M.V.

lunes, 8 de septiembre de 2014

¿Cese del fuego? Por Lilly Morgan Vilaró


Las buenas noticias son que el gobierno pro norteamericano y los rebeldes separatistas pro rusos ucranianos, han acordado, luego de casi tres meses de hostilidades bélicas, un alto al fuego.
Las malas son que ninguno de los dos lados lo están cumpliendo. Y por supuesto, siguiendo la táctica utilizada por Israel y Hamas, los dos acusan al otro de ser el rompedor del acuerdo.
Pero, yipiii, los dos están de acuerdo en insistir oficialmente que el alto al fuego está en vigencia.
Este alto al fuego pero no tanto, se logró luego que en la reciente reunión de la OTAN en Escocia, los europeos le dijeron claramente a Obama, que la verdad sea dicha, no tenían muchas ganas de seguir con eso de las sanciones contra Rusia.
Porque, primero, no estaban dando mucho resultado, ya que Vladimir Putin seguía de lo más campante apoyando a los separatistas pro rusos y segundo, porque estaban teniendo un efecto boomerang contra Europa.
Afectando a los productores de verduras, frutas,vinos y carne vacuna, de quienes Rusia era uno de sus mayores clientes y mon dieu, sacre bleu, c´est pas posible mon ami, la industria láctea francesa, especialmente la quesería.
Y como si eso fuese poco, se está por venir el invierno y los países europeos deberán pagar el gas proveniente de Rusia, si es que viene, tres veces más caro que su valor real. Cosa que no va a caer muy bien entre los votantes de los respectivos gobiernos de la región.
Resumiendo, todo muy lindo para USA que al fin y al cabo esta del otro lado del océano y tiene su producción de verduras y frutas asegurada, ya que al permitir que entren los mexicanos “espaldas mojadas” a hacer las cosechas con salarios lindando con la esclavitud, pueden mantener los precios bajos y dejar contentos a los votantes.
Y el gas y el petróleo, aparte de la producción propia, lo consiguen a buen precio y sin restricciones, hasta de los malvados venezolanos chavistas.
Al fin y al cabo, le dijeron a coro Hollande, Cameron y doña Merkel a Obama, este lío lo empezaste vos al voltear al gobierno democráticamente electo ucraniano para vengarte de la brillante jugada de ajedrez que se mandó Putin en Siria, que hizo fracasar la ya programada invasión para derrocar a Al Assad.
Y hablando de Siria, casi le escupieron en la cara los tres jefes de estado, más vale que nos pongamos a planificar como cuernos vamos a salir de este lío de ISIS en el Medio Oriente.
Lio que también es culpa tuya, ya que con esa manía del “todo vale” a la hora de primaveratizar a algún gobierno que no les gusta o que les gustaba pero ahora no lo quieren más, Uds., primero inventaron a Al Qaeda y luego dejaron crecer a su tierno hijito ISIS, con la esperanza que lograsen destruir al gobierno sirio.
A todo esto, el jefe de estado ucraniano de cuyo nombre no me acuerdo pero seguro que termina en algo “Shencko”, levantó la mano para dar su opinión sobre el tema. Cameron, Merkel y Hollande lo fulminaron con la mirada y le dieron la espalda para seguir puteando a Obama.
Con disimulo, Mr. Algo… “shencko” le tiró de la mango del saco a Barack para llamar su atención y fue inmediatamente derribado con un tackle, gas pimienta y el aparatito de electroshock por los guardaespaldas del presidente y premio Nobel de la Paz norteamericano.
Desde el piso, haciendo arcadas y aún con convulsiones por la descarga eléctrica, escuchó que Obama le decía que no se metiese en lo que no le incumbía, mientras les hacía un gesto con la cabeza a sus gorilas para que lo dejasen levantar, una vez que estuviese en condiciones de hacerlo.
Aprovechando que todos los dignatarios se seguían agarrando de los pelos y tirándose mutuas facturas y con las pocas fuerzas que le quedaban, el ucraniano le envió un tweet a Putín diciéndole que había cambiado de opinión y aceptaba las condiciones para un alto al fuego que había rechazado la semana pasada durante su reunión en Moscú.
Putín le contestó:-“Tranquilo man, vos fumá que Barack me acaba de contar como viene la mano y ya di órdenes a los rebeldes separatistas, con quienes no tengo relación alguna, pero tengo una tía abuela por parte de madre que conoce a la tía abuela por parte de padre de uno de sus líderes, que la corten con los misiles por un rato.”-
En un débil intento por simular un poco de dignidad, Mr. Algo “shencko” argumentó que tanto Obama como Putín deberían de haber consultado su opinión sobre el tema y ver si él estaba de acuerdo. Que seguro que lo estaba, se apresuró a agregar para no enojar a Vladimir que tiene un carácter tan podrido como el del primer ministro israelí, el simpático de Bibi Netanyahu.
Tanto Putin en Moscú, como Obama en Escocia que había estado, por supuesto, escuchando toda la conversación y no porque estuviese al lado del ucraniano, estallaron en carcajadas mientras se tiraban al suelo y golpeaban las lujosas alfombras con los puños, de la gracia que les causó el comentario de Mr. Algo “shencko”.
Los demás jefes de estado, apenas notificados por sus respectivos agentes de espionaje de la conversación secreta entre Putín y el presidente de Ucrania, se tiraron arriba de Obama como si estuviesen festejando un gol, llorando de risa ante la ingenuidad del susodicho.
Y así fue como se llegó al cese del fuego pero no tanto, entre el gobierno ucraniano pro norteamericano y los rebeldes separatistas pro rusos.
En Escocia, luego que los respectivos guardaespaldas de Obama, Cameron, Hollande y Merkel se hiciesen bosta entre ellos tratando de rescatar del piso a sus amos, digo jefes, y con estos mucho más distendidos y contentos, ya que la risa siempre hace bien, la reunión se enfocó en cómo liquidar a ISIS sin tener que pactar, al menos no públicamente, con el gobierno sirio, y cómo seguir pactando con Irán para que les saque las papas del fuego de este kilombo.
L.M.V.