Mostrando entradas con la etiqueta Caja de Jubilaciones Profesionales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Caja de Jubilaciones Profesionales. Mostrar todas las entradas

miércoles, 3 de febrero de 2016

Caja de Profesionales del Uruguay. CORRUPCIÓN LOCAL Y VORACIDAD DEL CAPITAL TRANSNACIONAL



SE DEBE TRANSPARENTAR YA ANTES DEL FIN.

Dr. Pablo Ocampo Carli

¿QUÉ PASA EN LA CAJA DE JUBILACIONES PROFESIONALES ?
No debería pasarnos inadvertido que la CJPPU es un organismo de Previsión Social muy peculiar en el contexto de la sociedad uruguaya.
Especialmente, si la comparamos con otros organismos como el BPS, la Caja Bancaria y la Caja Militar reúne características que la hacen especialmente atractiva para ciertos intereses económicos y financieros.
No es novedad afirmar que los organismos de previsión social atraviesan -en el mundo entero- graves problemas de sustentabilidad debido a que los avances realizados en las últimas décadas han aumentado la esperanza de vida y (con ella) la necesidad de obtener nuevas formas de financiamiento que permitan obtener rentabilidad de los excedentes que eventualmente se generen.
La situación creada cuando los sistemas de "solidaridad inter-generacional" no son capaces de dar respuesta, ha llevado a que la apetencia de grandes corporaciones para la obtención de financiamiento se despertara.
Han surgido de esta forma "sistemas de previsión social" basados en la rentabilidad de inversiones y en la colocación de los ahorros previsionales en títulos, acciones y emprendimientos donde quienes debieran ser los "dueños del sistema", son apenas espectadores que ven de lejos como una burocracia profesionalizada se ocupa de invertir de acuerdo a su criterio de selección los aportes del colectivo.
Este nuevo modelo es la consecuencia de que cada vez más en el capitalismo solamente pueden funcionar grandes conglomerados cuasi-monopólicos a escala planetaria y para cuyo desenvolvimiento se requieren grandes inversiones de capital.
Y, ¿qué ha sucedido en Uruguay?
País capitalista DEPENDIENTE por vocación, Uruguay ha encontrado en los últimos diez años, de la mano de una conducción política estrechamente ligada a los organismos internacionales de crédito (BID, FMI, BM) y hábilmente presentada ante los votantes como "de izquierda" un terreno fértil para la aplicación de estos modelos sin oposición organizada del pueblo.
El sistema de Previsión Social en su conjunto, se visualiza como una "piedra en el zapato" para esta camarilla de economistas y contadores al servicio del gran capital imperialista.
Por un lado, la necesidad de reducir los aportes del sector empresarial para incentivar la inversión extranjera; por otro lado la necesidad de venderle espejismos a los trabajadores. El déficit crónico del BPS, producto de los bajos salarios, de la desocupación y la carencia de empleos de calidad en la economía, ha sido disimulado inventando un nuevo impuesto a los salarios que grava especialmente a las capas medias y los profesionales: el IRPF y el IASS.
Mientras tanto, los profesionales universitarios, a fuerza de aportes comparativamente muy altos en relación a sus ingresos (me refiero a la inmensa mayoría y dejo de lado a una pequeña minoría de "profesionales-empresarios") han forjado una corporación que ha reunido un capital de proporciones singulares para la dimensiones de la economía uruguaya.
Hoy por hoy, la CJPPU cuenta con inversiones en tierras, forestación, edificios (lo que en Ciencias Económicas se denominan "Activos Reales") y en forma creciente, su Directorio canaliza los excedentes financieros hacia "Inversiones Financieras".
¿Cuál es la diferencia? En el caso de los "Activos Reales", el capital pertenece al conjunto de los afiliados (por lo menos nominalmente) y obliga a los directivos a ocuparse de la gestión y la explotación rentable.
En cambio, las "Inversiones Financieras" son papeles, títulos y documentos que acuerdan una eventual "Tasa Interna de Retorno" (TIR).
Obviamente, esta política confiere un alto grado de DISCRECIONALIDAD a los integrantes del Directorio que tienen en sus manos la capacidad de definir EN QUÉ ACTIVO FINANCIERO SE INVIERTE.
El Directorio integrado por dos miembros nombrados por el Poder Ejecutivo, uno votado por los pasivos y el resto obedecen a entidades "gremiales" pero de dudosa representatividad.
No cabe duda de que esta condición de clase social desestructurada; la falta de una cohesión y conciencia de sus intereses históricos ha favorecido la incrustación de una camarilla reaccionaria al frente de la CJPPU donde la única voz disidente es la del representante de los pasivos.
¿Qué tarea ha emprendido esta dirección del Instituto?
Todo indica que el modelo de apertura al capital extranjero promovido en los últimos años necesita fuentes de financiamiento.
Los inversores extranjeros no son proclives más que a emprendimientos como soja transgénica y forestación de acuerdo al papel atribuido a Uruguay en la división internacional del trabajo.
Mientras tanto, esas inversiones (que requieren un bajo aporte de mano de obra) demandan energía barata, vías de comunicación ágiles y puertos de embarque "eficientes".
Sin embargo, parecen no estar dispuestos a financiar las obras de infra-estructura necesarias y todo indica que son los "locales" quienes deben facilitarlas.
CASUALIDADES: Si las hay, debe ser que un corredor de la Bolsa de Valores sea uno de los impulsores de la canalización de fondos de la Caja hacia inversiones en papeles vinculadas a estas actividades de infra-estructura.
CASUALIDAD: Debe ser el hecho de que dicho corredor es también integrante del Directorio.
CASUALIDAD: Será también que se han institucionalizado las "actas secretas" y "confidenciales" donde se definen los lineamientos en cuanto a inversiones.
LOS AFILIADOS TIENEN DERECHO:
1) A conocer detalladamente en QUÉ se invierte el producto de sus aportes.
2) A discutir si las tasas de rendimientos son adecuadas de acuerdo a la banda de riesgo en que se incurre.
Como es sabido, en Finanzas existe una antinomia llamada "RIESGO-RETORNO". Implica que al incursionar en una banda de riesgo más alta, se demande una mayor rentabilidad.
Estaremos ante una versión moderna de "oro por espejitos"?
Los afiliados aportan el capital y la Bolsa lo invierte remunerándonos con una Tasa Real NEGATIVA O MUY BAJA. Al menos es lógico sospechar de que el secretismo tiene como causa ocultar este tema.
En última instancia una "tasa de interés" no es otra cosa que el valor pagado por la utilización del capital.
3) Sobran las razones para proclamar la necesidad de una GRAN DISCUSIÓN sobre el rumbo de CJPPU.
SIN LA PARTICIPACIÓN DE TODOS LOS INTERESADOS NADA PODEMOS ESPERAR.






lunes, 18 de enero de 2016

Denuncian "otra Ancap" 666 millones de dólares evaporados





Caja de Jubilaciones Profesionales


La Caja de Jubilaciones Profesionales tiene una morosidad de 666 millones de dólares. Curiosamente esa cifra no figura en ningún balance ni como cuentas a cobrar ni como pérdidas.


 Clic en este enlace
666 millones de dólares evaporados