Mostrando entradas con la etiqueta Violencia en el fútbol. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Violencia en el fútbol. Mostrar todas las entradas

lunes, 20 de febrero de 2017

FUTBOL URUGUAYO: BASTA DE VIOLENCIA. Por Julio Dornel




 
                                                                    Julio Dornel
Quiérase o no, el fútbol uruguayo nos está mostrado la otra cara de un deporte convertido en “pasión de multitudes” por las conquistas logradas en un siglo de existencia. El enfrentamiento a balazos entre parciales de algunas instituciones, está demostrando que la violencia, el odio y el fanatismo siguen vigentes en el ámbito deportivo. La información periodística ha señalado en varias oportunidades que por el solo hecho de vestir una camiseta, se puede ejecutar a un joven deportista que intentaba alentar al cuadro de sus amores. Hace algunas décadas pensábamos que estos casos de extrema violencia estaban limitados fundamentalmente a los estadios de Inglaterra y en menor grado a otros escenarios europeos. El periodista brasileño Sergio Da Costa Franco, analizaba en su momento, la violencia que recorría los estadios ingleses cuando los famosos hooligans (barra brava) recorrían los estadios sembrando el terror entre los aficionados.
Bicho extraño y singular el hombre, –dijo Franco- la noticia viene de Inglaterra, país de alto nivel de civilización, de instrucción popular, de democracia política y de equilibrio social. Sin embargo diariamente son investigados por la policía los promotores de conflictos y agresiones violentas en los estadios de fútbol, lo que demuestra la existencia de militantes de la violencia gratuita, vinculados a determinados grupos clandestinos. Se puede observar en la televisión el instrumental medieval utilizado por los nuevos bárbaros. Pelotas de hierro con cadenas para ser usadas como instrumento contundente, dagas y puñales, que los monstruos preparaban para llevar a los tranquilos escenarios del fútbol. Hay ideologías con explicación para todos los fenómenos sociales e individuales. Pero hay momentos en que los razonamientos lógicos se desmoralizan, la psicología se desmorona, la antropología y la sociología entran en pánico. Qué intereses podría llevar a estos fascistas a reclutar militantes para promover violencia entre las hinchadas que asistían a un partido de fútbol. Sabemos que las ideologías totalitarias tienen razones que la razón desconoce”. Debemos señalar que no solamente Europa soportaba la violencia en sus campos de juego. La Copa Libertadores de América, vivía tiempos violentos, sospechas de doping, invasión a sus estadios y presiones generalizadas en todos los frentes. Las medidas anunciadas por las autoridades del fútbol y el Ministerio del Interior, apuntan a terminar con la violencia que impera actualmente en los campos de JUEGO.

sábado, 19 de marzo de 2016

FUTBOL URUGUAYO: LA MUERTE SIGUE RONDANDO. Por Julio Dornel.




Hace algunas horas, quiérase o no, el fútbol uruguayo nos ha mostrado la otra cara de un deporte convertido en “pasión de multitudes” por las conquistas logradas en un siglo de existencia. El enfrentamiento a balazos entre parciales de Nacional y Peñarol, culminó con la muerte de un joven de 19 años, en elocuente demostración de que la violencia, el odio y el fanatismo siguen vigentes en el ámbito deportivo. La información periodística señala que “ un joven de 19 años vistiendo la camiseta de Nacional fue ejecutado con un disparo que le impactó en la zona torácica”. Hace algunas décadas pensábamos que estos casos de extrema violencia estaban limitados fundamentalmente a los estadios de Inglaterra y en menor grado a otros escenarios europeos. El periodista brasileño Sergio Da Costa Franco, analizaba en su momento, la violencia que recorría los estadios ingleses cuando los famosos hooligans (barra brava) recorrían los estadios sembrando el terror entre los aficionados.
“Bicho extraño y singular el hombre, –dijo Franco- la noticia viene de Inglaterra, país de alto nivel de civilización, de instrucción popular, de democracia política y de equilibrio social. Sin embargo diariamente son investigados por la policía los promotores de conflictos y agresiones violentas en los estadios de fútbol, lo que demuestra la existencia de militantes de la violencia gratuita, vinculados a determinados grupos clandestinos. Se puede observar en la televisión el instrumental medieval utilizado por los nuevos bárbaros. Pelotas de hierro con cadenas para ser usadas como instrumento contundente, dagas y puñales, que los monstruos preparaban para llevar a Méjico en la copa del mundo. Hay ideologías con explicación para todos los fenómenos sociales e individuales. Pero hay momentos en que los razonamientos lógicos se desmoralizan, la psicología se desmorona, la antropología y la sociología entran en pánico. Qué intereses podría llevar a estos fascistas a reclutar militantes para promover violencia entre las hinchadas que asistían a un partido de fútbol. Sabemos que las ideologías totalitarias tienen razones que la razón desconoce”. Debemos señalar que no solamente Europa soportaba la violencia en sus campos de juego. La Copa Libertadores de América, vivía tiempos violentos, sospechas de doping, invasión a sus estadios y presiones generalizadas en todos los frentes.