Mostrando entradas con la etiqueta Escritor y periodista Julio DornelnChuy Rocha Uruguay. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Escritor y periodista Julio DornelnChuy Rocha Uruguay. Mostrar todas las entradas

domingo, 12 de febrero de 2017

C.S.D. “INTERNACIONAL DE LA BARRA”. EL RUGIR DE LA SUDESTADA. Por Julio Dornel.



                              Julio Dornel,escritor,periodista

Lejos de aprovechar la temporada veraniega para disfrutar del descanso reparador, la directiva del Club Social y Deportivo Internacional de La Barra, ha intensificado sus actividades para encarar las competencias que comenzaran en los próximos días. Para Paulo Priliac (presidente y alma mater de la institución) “está comenzando un año de muchas actividades, donde no podemos improvisar si queremos competir con éxito en las distintas disciplinas deportivas de la institución. Hace algunas horas hemos culminado las gestiones para incorporar a varios deportistas capitalinos que serán de fundamental importancia para el equipo de judo. Entre varios, podemos destacar a Jorge De León, 4to. Puesto en judo en los juegos paraolímpicos de Beijín y Atenas, y Juan Andino que lograra la 6ta. Colocación. También trabajaran en el Internacional Iván Duarte (técnico) y Pablo vega arbitro nacional de judo quienes aportaran sus conocimientos en un deporte que ha comenzado a involucrar a un sector importante de residentes del balneario”. Señaló Priliac que “pretendemos promover una política totalmente gratuita, teniendo como objetivo principal sacar a los jóvenes de la calle y canalizar su entusiasmo en la práctica de algún deporte. Estamos ofreciendo un paquete gratuito de judo y canotaje, actividades en las cuales y sobre todo en el judo, ha tenido un considerable aumento de participantes. Para afianzar el proyecto hemos organizado una regata en el arroyo Chuy, se adquirieron dos canoas, una para aprendizaje y otra profesional, mientras que la actividad del judo se realiza en Casa de la Cultura bajo la supervisión del laureado judoca nacional Manuel Bueno. En materia de información periodística podemos destacar el trabajo realizado por Wilson D Elía en la dirección de la Revista “El Rugir de la Sudestada” y la conducción del programa televisivo “Sudestada TV” que se emite semanalmente por Canal 4 de esta ciudad”.

Paulo Priliac presidente y Wilson D Elía prensa y propaganda.

jueves, 2 de febrero de 2017

MARIA CELIA: LA PROFESORA DE MUSICA Por Julio Dornel.




                        Julio Dornel,escritor,periodista

Nació en Lavalleja en enero del 42, donde a los 4 años de edad comenzó su vinculación con la música, cursando luego primaria y secundaria. Como resultado imprevisto de un concurso se encontró con Chuy cuando tenía solamente 18 años.
En nota realizada para el programa Nuestra Gente, la profesora María Celia Acevedo señalaba que “el primer local del Conservatorio América funcionó en Avenida Brasil, donde se encuentra actualmente La Granjita. Entre los primeros alumnos recordamos con mucho cariño a los chicos de Pérez Frezedo, de Calabuig, Graciela Pereyra, Marina Fossati, Laura Iglesias, Juan Carlos Fernández, Roberto Milar, Marcela Machado y muchos que no recordamos.
Llegamos a Chuy en 1960 con el compromiso de que transcurrido unos meses nos llevarían más cerca de Montevideo, teniendo en cuenta que esta localidad quedaba muy lejos y nosotros éramos muy jóvenes. Chuy tenía muy pocos habitantes y lo único que había era el conservatorio y una profesora de inglés. Atendíamos además las localidades de 18 de Julio, La Coronilla, San Luis y Santa Vitoria, aunque es justo destacar que nos ayudaba Lucita Mena que es actualmente la directora. Entre los alumnos que se destacaron finalmente por sus virtudes podemos mencionar a Quiniño Dorneles, José Terra, Rúl Antúnez, Duverlí Rodríguez, y Daniel Acosta entre varios. Cabe señalar que todavía seguimos vinculados a la música, leyendo, investigando y manteniendo permanente contacto con Lucita. También tenemos algunos temas de nuestra autoría entre los que podemos citar la marcha del conservatorio, un tema dedicado al arroyo Chuy y varias canciones infantiles. No debemos olvidar que todavía no había llegado la televisión y todo giraba en torno a las actividades que ofrecía el conservatorio con sus audiciones y representaciones teatrales”.
Refiriéndose a lo significó la profesora María Celia para la cultura fronteriza, Leonidas Nocetti señalaba que “en todos los pueblos hay gente que brinda lo mejor de sí para formar niños y jóvenes para que tengan un futuro mejor. Este es el caso de María Celia. Una institución en Chuy”.

domingo, 29 de enero de 2017

PRENSA Y VIOLENCIA. EL PUEBLO TIENE QUE SABER. Por Julio Dornel.


La repercusión generada por nuestra nota anterior sobre la pena de muerte y el considerable aumento experimentado por hechos violentos, están demostrando que la sociedad fronteriza está preocupada por una situación delictiva que en algunos casos escapa al control de las autoridades. Nos parece correcto y hasta necesario que los lectores participen del debate y expongan sus ideas, dentro del marco legal de estar utilizando el sagrado derecho a la libertad de manifestar su pensamiento. Sin embargo cuando los medios denuncian determinados casos de violencia, como los que nos ocuparon la semana anterior, surgen como por arte de magia los ataques a estos medios, como si fueran ellos los responsables de esta situación. Se pretende de alguna manera transferir la responsabilidad de algunos acontecimientos a los medios de comunicación, señalando que la divulgación de los mismos estaría contribuyendo al aumento de la delincuencia. Como lo señalamos en otras oportunidades existe un principio universal que se practica en todos los países democráticos, donde se establece que bajo ningún concepto se puede negar la información periodística relacionada con aquellos hechos que de alguna manera interesan a la población. Sin embargo no siempre las cosas suceden de esta manera y mientras por un lado se garante la más amplia libertad de expresión desde otros sectores interesados se pretende culpar a la prensa de algunos hechos de violencia que se han denunciado en el ámbito departamental. Cuando esto sucede es porque algo no anda bien, algo está errado y si algo está errado hay que cambiarlo.

jueves, 20 de octubre de 2016

HUMBERTO “POCHO” FERNANDEZ. PASIÓN CARBONERA. Por Julio Dornel.






De voz serena, pausada, y bajo perfil, fue durante muchos años el conductor del equipo aurinegro, convirtiéndose en uno de los adelantados del fútbol fronterizo. Bajo su dirección se lograron títulos importantes en la década del 50-60, teniendo a su frente el histórico rival comandado por Samuel, como lo ha sido siempre el Club Nacional de fútbol. Nació en  Chui, el   27 de octubre de 1924, vinculándose al fútbol en Don Pedrito mientras cumplía el servicio militar obligatorio. Duro entrenamiento si tenemos en cuenta que se preparaban más para la guerra que para el fútbol. La eventualidad de ser convocados estaba latente y el equipo debía estar preparado para ambas contiendas. Todo apuntaba a la preparación física, transportando bolsas de arena y armamento pesado hasta los cerros de Don Pedrito, lo que representaba una verdadera odisea, aunque finalmente su batallón no fue convocado. Antes de culminar con el servicio militar fue dado de baja por razones de salud, regresando a Chui donde se vincula a Peñarol como director técnico en el año 1944. Se dedica al comercio  (Estación ESSO) convertida en la sede natural del equipo aurinegro, donde se daban cita dirigentes, jugadores y destacadas figuras del fútbol uruguayo que llegaban a la frontera. Por allí pasaron Manga, Celio Taveira, Lozada, Ricardo Elias Figueroa, y fundamentalmente la presencia del reconocido técnico Ondino Viera que trabajaba en Brasil. Su hijo Mauricio recuerda con nostalgia las reuniones familiares bajo el parral con la presencia de los abuelos, hermanos, tíos y primos. Del álbum familiar van desfilando imágenes inolvidables que tuvieron como protagonista a un autentico deportista cuya trayectoria marcó una etapa importante del futbol fronterizo. Para finalizar una anécdota contada por Mauricio y confirmada por Mareque Salayaran uno de los protagonistas de la misma.   Nacional y Peñarol llegaban con el mismo puntaje a la final del torneo, con la ventaja aurinegra de llegar al título mediante un empate. A Peñarol de faltaba el “Canario” Sánchez, procedente de Lascano y titular indiscutido que no había “arreglado” las condiciones económicas para esta final. A los 15 minutos Nacional había convertido dos tantos complicando seriamente la chance aurinegra. Ante esta situación, el “Pocho” le dice a su ayudante “aguanten este resultado que voy a Lascano a buscar al “Canario” Sánchez”. Devorando distancias en tiempo cronometrado y tras rápido “arreglo”, regresó cuando faltaban 10 minutos para finalizar el encuentro. Quiso el destino que Sánchez convirtiera los tantos del empate y Peñarol agregara una verdadera hazaña a su historial deportivo. En la nota gráfica el equipo aurinegro: Humberto “Pocho” Fernandez DT, el “Pato” Casal, Elver Decuadra, Amadeo, Isaías González, Ramón Silva, Mareque Salayaran,  ¿? y el “Canario” Sánchez. Agachados: ¿?, “Bibe” Salayaran,  Carrizo, el “Fifo” Vidal, Pimienta y el “Tarta” Vidal. Mascota la niña Sonia Estrella.

miércoles, 12 de agosto de 2015

BOLICHES. CENTROS CULTURALES DE LA FRONTERA. Por Julio Dornel.



                                          Escritor y periodista Julio Dornel

Algún día vamos a estudiar la vinculación que puede haber tenido la hormigonera con el desarrollo edilicio de esta ciudad, y atribuirle la responsabilidad que corresponda por haber desplazado lentamente, los viejos boliches que tuvieron su origen hace más de 70 años, cuando todavía no se vislumbraba el desarrollo comercial que se alcanzaría más tarde. Las vacas de los hermanos Mello y los caballos de don José Regal pastaban tranquilamente sobre la línea divisoria, sin que sus propietarios supieran a ciencia cierta si estaban violando los límites internacionales, porque la calle de arena zigzagueaba permanentemente como queriéndose burlar de los tratados existentes entre ambos países.Por las noches, farol y candil para hacer los deberes o deletrear las páginas de algún libro llegado accidentalmente a la frontera. También se nos ofrecía la posibilidad de observar las Tres María o la Cruz del Sur ante la oscuridad reinante.
En este ambiente de incipiente aldea fueron desarrollando sus actividades los primeros boliches del siglo pasado. Sin orden cronológico podemos recordar los boliches de Albano Méndez, Alfredo Rodríguez, Café Central, el “Gallego” Suárez, el “Conferente”, el hotel de Matías Gómez, el comedor del “Cotorro” Amorín, la casa familiar de doña Idilia con sus reuniones bailables y el boliche de Olintro.

Las cosas cotidianas que sucedían durante la semana o en los domingos de fútbol se convertían en el tema obligado de los boliches. Poblados con mesas de billar, de “puntiño”, de conga o de truco, los boliches se habían convertido en el sitio obligado de los parroquianos que dividían sus preferencias por aquellos mostradores. Por supuesto que se han perdido para siempre algunos nombres que deberían figurar en esta nota evocativa que pretende de alguna manera recordar a quienes tuvieron la paciencia de permanecer durante tantos años del otro lado del mostrador. Fueron sin ninguna duda un símbolo del Chuy que surgía y punto obligado de una generación que no tenía otras alternativas para sus reuniones, la copa al paso o la charla informal para arreglar el mundo.

En aquellos años el boliche significaba todo para los hombres del pueblo que se acodaban sobre el mostrador para discutir de fútbol o política, que eran y siguen siendo los temas preferidos entre copa y copa. Un mundo mágico entre copas, naipe y mostrador. Hoy a la distancia nos imaginamos la presencia de aquellos parroquianos arreglando el mundo a su manera, pero manteniendo siempre un espíritu solidario que transformaba la amistad en una religión.Con el paso de los años han quedado para el mejor recuerdo, los últimos baluartes que han ido desapareciendo en nombre del progreso y bajaron sus cortinas ante los cambios que ha experimentado la frontera. En principio fueron pequeñas modificaciones que sirvieron para borrarle su identidad de boliche, agregándole algún futbolito o máquinas musicales que arrinconaron definitivamente las mesas de truco, conga o “puntiño”. Recordamos entre estos últimos a “Pipo” Graña, “Fonso” Silvera, el “Indio” Castillos, la “Uva Negra”, el “Flaco” Clavero, “Bon Suceso”, y un párrafo al margen para el boliche del “Coruja” que se resistió heroicamente a bajar las cortinas. También, hace varias décadas asistimos a la última época del boliche del OPEL, donde bajo la estricta fiscalización de don Octavio, arreglábamos el mundo con “Caraquito” Méndez, el “Toronja” Sorozábal, el “Rata” Fossati, el “Cabeza” Rodríguez, y el “Negro” Moreno, para salir caminando con falsa dignidad ante la mirada curiosa de los vecinos.