Mostrando entradas con la etiqueta Mateo garcía Moreno. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mateo garcía Moreno. Mostrar todas las entradas

miércoles, 30 de agosto de 2017

LA POLÍTICA COMO VÍA DE ACCIÓN SOCIAL Mateo Garcia Moreno , Espacio Rocha, Partido Colorado





Vamos a comenzar , antes que nada, en ver qué es la política: es definida como el proceso de la toma de decisiones dentro de un grupo, o como “toda actividad, arte, doctrina u opinión, cortesía o diplomacia; tendientes a la búsqueda, al ejercicio, a la modificación, al mantenimiento, a la preservación o a la desaparición del poder público”, o, dicho de otra forma, lo refieren al ejercicio del poder en relación a un conflicto de intereses. Existen distintos tipos de sistemas políticos como los conocidos Capitalismo, Comunismo, Anarquía, Fascismo, Socialdemocracia, Monarquía, etc. Todo va a depender de también de las diferentes teorías y definiciones de los distintos autores. Es importante mencionarlo, ya que dentro de determinado sistema político van a varias los modos de hacer política.
A donde voy a orientar esta columna es a la política como vía de acción social, como una función eficaz con objetivos de buscar una conveniencia al bien común o a un colectivo, y no como una vía para enriquecer a unas pocas personas y donde habita la corrupción. La política como método honesto y real.
Vamos a mencionar a la acción social como una manera de intervenir, cooperar y colaborar con un colectivo o comunidad implicado en una problemática, utilizando medios destinados a solucionar dicho problema, con un fin racional y eficaz. ¿Y en qué puede participar la política y los políticos en la solución de estos problemas?.
Los políticos deberían tener la mentalidad de beneficiar a la comunidad, por ejemplo, siendo uno más, conversando con la población, intercambiando ideas y escuchando las preocupaciones de los ciudadanos para conocer sus dificultades y ahí plasmar una solución, entrando así en la cooperación y colaboración de ambas partes, generar un vínculo y trabajar no sólo para conseguir votos y obtener un puesto de poder, sino que de verdad pueda solucionar problemas.
Luego de recabada la información del problema, generar un proyecto para solucionarlo. Obviamente que el proyecto y el tipo de proyecto va a depender del problema y del tipo de problema, ya que puede ser un proyecto de conscientización sobre determinada preocupación, un proyecto legislativo que ampare el problema, un proyecto comunitario de acción directa (como arreglo de rutas, infraestructura, ayuda en emergencias, etc), entre otros. El proyecto siempre va a depender de la problemática, y al tenerlo hay que buscar que sea escuchado y tomado en cuenta, y es ahí donde está la importancia de que el político tenga “voz y voto”, un lugar donde poder ser tomada en cuenta su palabra en representación de ese colectivo.
Ya sea Representante Nacional para legislar, Edil en una Junta Departamental, Concejal o simplemente una persona sin puesto, creo firmemente que el rol del político es la de estar al lado de la gente como uno más, para poder generar proyectos que mejoren la calidad de vida de las personas, atender sus necesidad, escuchar y buscar una mejoría para la comunidad. Es ahí donde creo en la herramienta del hacer política, colaborar, cooperar y trabajar con y para la comunidad.

miércoles, 5 de julio de 2017

ASISTENCIALISMO Y DESARROLLISMO: LA BÚSQUEDA DE LA ACCIÓN EFECTIVA. Mateo García Moreno. Dirigente de Espacio Rocha. Partido Colorado.





Día a día vemos que en nuestras colectividades, en nuestras ciudades o pueblos, hay grupos sociales, ONGs que buscan de cierta manera generar cambios en la situación actual en la que está la comunidad. Estos cambios claramente son buscados muchas veces desde una demanda propia de la comunidad, y otras veces por observaciones de los mismos grupos sociales que conviven con la comunidad en la que están.
Formas de realizar cambios y de realizar acción social hay varias, por ejemplo las ya mencionadas ONG (que muchas veces ocupan un lugar en donde el Estado no puede llegar), otra de las formas es la política, generar un cierto movimiento de escucha y recibimiento de inquietudes para luego generar un plan que resuelva la problemática, ya sea de forma partidaria o no, para que el Estado u otra organización genere una solución.

La realidad, y lo que quiero diferenciar acá es, ¿cuándo una política y una acción social son positivas o negativas?. Para ello vamos a hacer una apreciación, la diferenciación entre una política asistencialista y una política desarrollista.
La política asistencialista es la que cumple una función momentánea, de emergencia, de simplemente dar algo, y en los casos de crisis son efectivas para poder palear el mal momento que sufre una población, por ejemplo en inundaciones, catástrofes naturales, incendios de casas, etc. Aquí las personas pierden sus bienes materiales y necesitan de la ayuda inmediata del Estado o de los grupos sociales para poder recomponerse y volver a su vida social, salir del mal momento para volver a sus actividades familiares y no caer, ya sea en la pobreza, en la angustia o en una crisis personal. En esas instancias dichas políticas sí son positivas, el problema se da cuando esta acción asistencial se repite sin haber una crisis o emergencia, sin dar lugar a un desarrollo mismo de las personas y sin dar paso a que sus propias capacidades puedan mostrarse. Es así que hay un peligro de cronificación del problema y una estigmatización, genera una dependencia de la comunidad o familia hacia el Estado o la organización que le da. Esto hace que, si el día de mañana el Estado o estas organizaciones no puedan darles dichos bienes, el colectivo vuelva a caer en crisis, ya que no generó sus propias capacidades para depender de sí mismo, ya sea capacidades de generar trabajo, una vivienda, educación, etc.
Por otro lado, la política desarrollista (sin hablar de desarrollismo económico) es la que busca precisamente un desarrollo y capacitación de las facultades de las personas, se les brinda una herramienta para poder mejorar en sus actividades o se les tiende ayuda para poder encontrar una solución sin dársela directamente. Mediante ese plazo se brindan formas para que las mismas personas (con una pequeña intervención) puedan seguir y obtener méritos por sí mismos para que el día de mañana no dependan del Estado ni de las organizaciones sociales de manera tajante. El problema de esta política es que precisamente no se puede aplicar en momentos de crisis. No es viable una capacitación o ayuda desarrollista cuando la persona vive una problemática intensa.

Entonces, y para concluir, lo que se necesita es una combinación de las dos según el momento dado. Ayudar y dar asistencia en los momentos de crisis y emergencia para no agudizar el problema de las personas, hacerlas salir de esa profundidad, y luego aplicar una política desarrollista para que puedan seguir adelante sin la dependencia de un ente externo.
Es verdad que a veces un colectivo no puede seguir sin la ayuda de un tercero en determinadas situaciones de vida, en esos casos tampoco nos podemos quedar con una política de sólo dar e irnos, ahí deberíamos llegar a un punto medio, a lo que denominaré asistencialismo vincular (que me expresaré más en profundidad en otra oportunidad). En este punto medio debemos solucionar las necesidades de dicho colectivo, pero en conjunto recíproco, generar un vínculo con estas personas para poder nosotros también aprender y escuchar, así también generando un vínculo afectivo y de confianza, muchas veces muy necesario y que difícilmente todos cumplen. Se necesitan personas dispuestas a esto, ya que muchas veces una de las grandes carencias de los colectivos es la falta de afectividad de estas organizaciones, la falta lazos que a veces es el hueco más grande que tiene la persona, y mucho más satisfactorio que un bien material.
En todos los casos veo necesario el vínculo de las personas entre sí para que siempre se de un aprendizaje de ambas partes y para buscar siempre una acción social positiva.

domingo, 4 de septiembre de 2016

COMIENZA A TRABAJAR EN ROCHA NUEVO SECTOR DEL PARTIDO COLORADO


COLUMNA DE MATEO GARCÍA MORENO

ESPACIO ABIERTO ROCHA – UN NUEVO PILAR POLÍTICO NECESARIO


Es sabido que el Partido Colorado ha decaído, se nos mostró en las últimas elecciones el decaimiento, tanto a nivel Nacional como departamental.

La gente coloca al Partido Colorado como un partido de derecha, cuando en realidad nuestra mayor base ideológica proviene de Batlle y Ordóñez, el Batllismo, tan arraigada a la socialdemocracia, una ideología de centro-izquierda donde se equilibra la intervención del Estado en la economía con las políticas sociales, intervencionista, un Estado benefactor que busca la protección de las clases medias-bajas.

También somos liberales, amantes de la libertar, demócratas, amantes de la Democracia demostrándolo siempre al oponernos a los Golpes de Estado en la historia del país, repúblicanos, creyendo en la división de poderes, mirando siempre hacia el futuro y pujando las políticas sociales, como en su entonces fue la ley de las 8 horas de trabajo, la ley de divorcio por sola parte de la mujer, la prohibición de la pena de muerte y la corrida de toros, y tantas muchas otras que tanto fortalecieron nuestra República.


Por eso es que necesitamos que se nos vea como un Partido que está junto al pueblo.

Es al terminar las elecciones departamentales de 2015 cuando nace Espacio Abierto, de mano de los diputados Tabaré Viera y Conrado Rodríguez junto al Intendente de Rivera Marne Osorio, este nuevo sector que busca ir de frente con el Batllismo, levantar al Partido y borrar la imagen errónea de la gente con el Partido Colorado.

Se está buscando un plano a nivel Nacional, y se está logrando, dirigentes de todos los departamentos se están adhiriendo, y Rocha no es la excepción.


Junto a Mauro Lorenzo tomamos la iniciativa de que Espacio Abierto tenía que estar en Rocha, formar un nuevo pilar del Partido y el departamento, abriendo la cancha y el margen para que vuelva la confianza o por lo menos para aumentarla. Cambios e iniciativas son necesarias para crecer y seguir adelante con nuestras propuestas, las cuales ya comenzamos a plantear. Vamos sumando dirigentes y gente interesada en la propuesta. Estamos luchando con todas nuestras fuerzas para restaurar estos pilares, que siempre estuvieron y siguen estando del lado de la gente y sus preocupaciones...


Espacio Abierto Rocha, siempre dispuesto a dialogar, crecer, buscar el cambio y estar cerca de la gente.