Mostrando entradas con la etiqueta Jorge Batlle. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Jorge Batlle. Mostrar todas las entradas

domingo, 30 de octubre de 2016

Los hijos de Jorge Batlle: "El viejo se nos fue en su mejor momento"


RAÚL LORENZO Y BEATRIZ BATLLE

LOS HIJOS DE JORGE BATLLE

 http://www.elpais.com.uy

 Nunca han dado entrevistas, y se han mantenido alejados del primer plano de la política con un total perfil bajo. Dicen que son militantes de a pie que durante toda la vida acompañaron a su padre en las campañas electorales, pero nunca necesitaron salir.


 Clic en este enlace

Los Batlle: "El viejo se nos fue en su mejor momento" | Noticias Uruguay y el Mundo actualizadas - Diario EL PAIS Uruguay

jueves, 27 de octubre de 2016

Tributo (políticamente incorrecto) a Jorge Batlle / Adolfo Garcé



 "Quiero sumar esta página al merecidísimo tributo que le está brindando Uruguay a Jorge Batlle
 Por respeto a lo mejor que nos dejó quiero ser frontal aunque, en algunos pasajes, lo que va a leerse pueda sonar políticamente incorrecto. Pero, en su honor, debo tomar el riesgo de remar contra la
corriente incluso corriendo el riesgo de no ser entendido.

Es que así fue Jorge Batlle. Sincero, frontal, políticamente incorrecto, un experto a la hora de tomar riesgos y de manejar a contramano. Por eso
mismo, y esto es lo primero que quiero señalar, no fue un político de manual. Los manuales dicen que los políticos deben ajustar su discurso a la tradición de su partido si quieren algún día poder liderarlos. Es
obvio que Batlle no fue así. Es bien sabido que, luego de la muerte de su padre, Luis Batlle Berres (el tercer presidente de la dinastía),encabezó una impresionante transformación ideológica de su fracción (la Lista 15) que derramó a la corta, pero especialmente a la larga, sobre el resto del Partido Colorado.
El PC de esa época era un partido enorme y diverso, casi tan poderoso y contradictorio como el Frente Amplio de nuestros días (diversidad y tamaño se correlacionan).


Clic en este enlace

Tributo (políticamente incorrecto) a Jorge Batlle | Jorge Batlle, Partido Colorado, presidente, Estado

jueves, 22 de septiembre de 2016

Tabaré Viera: “Batlle disparó otra granada de fragmentación partidaria”




 Lo peor que podía ocurrirle en este momento al senador Pedro Bordaberry, le ocurrió. Que alguien lo proclame como candidato presidencial. Seguramente, no estaba en los planes del legislador quien
poco tiempo atrás admitió que atraviesa por un nuevo período de reflexión, seria y profunda, sobre su futuro político y su quehacer enla vida política pública. Y como siempre pasa, todo puede ser peor. Que el proponente fuera el expresidente Jorge Batlle, empeoró las cosas.
El hecho ocurrió el sábado pasado durante la Convención Nacional del Partido Colorado que tuvo lugar en Durazno por el 180º aniversario de la
fundación partidaria. En medio del acto partidario de tono unitario y  que había convocado a las principales figuras coloradas, Batlle, sin aviso previo, se salió del libreto descolgándose con un discurso sorprendente que dejó boquiabierto a más de uno al proclamar como candidato a Bordaberry. La actitud del expresidente sorprendió a todo el mundo y generó comentarios de todo tipo.

Quien no se contuvo fue el exintendente y actual diputado Tabaré Viera quien siendo uno de los dirigentes colorados de “mayor ponderación” a la hora de hablar o escribir sobre la interna partidaria,
reprochó en duros términos la “irreverencia” del doctor Batlle. “Jorge no respetó la pluralidad de sectores que allí se hicieron presentes, con
su habitual irreverencia, no respondió al clima de unidad, de unión partidaria, no pudo con su carácter y sin contener la tentación al tenernos a todos juntitos ahí, disparó nuevamente una granada de
fragmentación partidaria. En la convención sentimos que Jorge Batlle nos abofeteó a quienes no le respondemos políticamente a él ni a Pedro
Bordaberry”

Clic en este enlace

Viera: “Batlle disparó otra granada de fragmentación partidaria” - Diario La República

miércoles, 27 de abril de 2016

Jorge Batlle. El Partido Colorado debe promover una “revolución completa” del país y si no lo hace “mejor” que cierre.



Búsqueda

"Una revolución completa” que modifique la estructura en la que está organizado el país. Eso es lo que Uruguay necesita, según el ex presidente Jorge Batlle. Y si el Partido Colorado no está en condiciones de proponer eso, dijo, debería cerrar sus puertas.

Batlle y el ex presidente Julio María Sanguinetti organizaron el viernes 15 una actividad pública para discutir sobre el estado de la educación en el país. La charla estuvo a cargo del economista Ignacio Munyo que señaló que los problemas en la enseñanza son la principal barrera de crecimiento del Uruguay.

Luego de su exposición, varios ex jerarcas de gobiernos colorados hicieron una evaluación del discurso. Mientras comenzaba una fuerte lluvia que inundó el patio principal de la Casa del Partido Colorado, el ex presidente Batlle pidió la palabra. “El economista Munyo nos ha mostrado en una excelente exposición no el problema de la educación, sino el problema del Uruguay”, afirmó.

“El Uruguay precisa que se procese un nuevo cambio profundo como aconteció en tiempos de Batlle y Ordóñez”, agregó el ex presidente. Luego recordó que el país, después de 1950 quedó “sometido a cosas muy fuertes” que “afectaron” la vida de la gente: “El conflicto de la Guerra Fría, el cierre francés de Europa, los acuerdos de tarifas y aranceles que fueron bajos para los productos industriales y altísimos para los productos primarios”.

Batlle dijo que hoy el Partido Colorado está ante uno de los momentos “más importantes” de su historia. “Si el Partido Colorado no le propone al país una revolución completa de como está organizada la nación, mejor cierra. O sea, tenemos que terminar con aquel tiempo y empezar con un tiempo nuevo, porque esa es la única cosa que le va a permitir a la gente que renazca su esperanza y que apueste al cambio”, afirmó.

Opinó que esto lo “tiene que hacer el Partido Colorado todo junto, porque es la única forma de hacerlo”. Y agregó: “Tenemos la gente para eso. Tenemos que decir ‘esta hoja la arrancamos’, ‘esto lo cambiamos’; si no hacemos eso, vamos a morir demasiado tristes”.

No es la primera vez que Batlle dice que los colorados deben proponer un sacudón de las estructuras. En noviembre del año pasado, durante un acto organizado por la dirigente Carolina Ache, planteó salir a recorrer el país, en especial el área metropolitana, para explicarle a la gente qué quieren hacer los colorados.

La clave, dijo, es “decirle al país lo que hay que hacer” y “no preocuparse” respecto a quién será el candidato presidencial por los colorados. “Hay que preocuparse por qué le vamos a decir a la gente para que nos vote. Porque nos va a votar una enorme cantidad de gente colorada que votó al Frente Amplio en sectores que no son radicales”, explicó. Planteó organizarse en Canelones y Montevideo donde los colorados ganaron “siempre” las elecciones. “Esto se cambia trabajando”, dijo.

Pese a estar retirado, Batlle recorre el país cada vez que puede para hacer estos planteos. Además, junto a Sanguinetti conformaron “Ateneo Libre”, un ámbito para realizar debates y reflexiones sobre los principales temas del país. Junto a los dos ex presidentes, son parte de las actividades de “Ateneo Libre” la mayoría de dirigentes que ocuparon los principales cargos durante las administraciones coloradas.
Diluvio.

En su exposición, Munyo dijo que “la mayor vergüenza que tiene el país es la mayor brecha de insuficiencia educativa por contexto socioeconómico del mundo”. “Nadie puede negar que hay una crisis educativa”, añadió. En tal sentido señaló que hay una baja proporción de uruguayos en condiciones de trabajar con Secundaria completa, una elevada tasa de abandono y solo 2% de los estudiantes tienen nivel de excelencia.

“Provocaste un diluvio”, le dijo el ex presidente Sanguinetti, mientras comenzaba a llover. El ex mandatario se refirió a los problemas que debieron enfrentar los gobiernos colorados con el gremio docente para encarar reformas. Cada intento de cambio fue “una guerra”, recordó. “Las cosas que hicimos fue siempre una guerra total”.

Sanguinetti señaló que es “relativo” el planteo de que hay un “consenso total” respecto a que la educación está en crisis. “Este gobierno intentó un cambio, mal pensado, nadie sabía lo que era el ADN ese, propuso a los dos mejores que tenía de la nueva generación, a Filgueira y Mir. Y a los tres meses se tuvieron que ir. Y el otro día Mir, que es un maestro clásico, típico, dijo que el problema ‘somos nosotros’, ‘no cambiamos nada en los diez años de gobierno del Frente y no va a cambiar’. Eso es dramático. Estamos mal y no vamos bien”, concluyó el ex presidente.

sábado, 19 de septiembre de 2015

Colorados impulsan amonestar a Jorge Batlle





La Convención Nacional del Partido Colorado se reunirá este sábado para decidir qué tipo de sanciones aplicará a
los 15 dirigentes que en las últimas elecciones decidieron apoyar a
candidatos no colorados.


La comisión de ética del partido
recomendará "amonestar" a los dirigentes que votaron o militaron a favor de candidatos del Partido Nacional, el Frente Amplio o de la
Concertación en el caso de Montevideo.



 Clic en el enlace para leer la nota original
Colorados impulsan amonestar a Jorge Batlle | Partido Colorado

martes, 12 de mayo de 2015

Amado y Batlle culpan a Bordaberry por la crisis del Partido Colorado

Baja votación


El diputado colorado, Fernando Amado, escribió una carta abierta a los dirigentes de su colectividad donde dice que Bordaberry hizo un "ejercicio errático" de su liderazgo y culpó al "revanchismo" de Sanguinetti y Batlle. Para Batlle, el problema es "una crisis de conducción". 

El expresidente, Jorge Batlle, sostuvo que la crisis del Partido Colorado no se inició "en esta elección departamental sino que es una crisis de conducción" y aseguró que "si hubiera Concertación en todo el país, hubiera sido mayoría en casi todos los departamentos".

"La crisis está en otro lugar del Partido Colorado, no está en esta elección departamental. Para mi la crisis del Partido Colorado es una crisis de conducción porque si fuera así no tendría ninguna explicación que obtenga el 20% en la elección nacional en Rivera y ahora tenga por encima del 50%", sostuvo Batlle en declaraciones a Radio Montecarlo.


Batlle opinó que más allá de la decisión de Pedro Bordaberry, de alejarse del liderazgo, el futuro del Partido Colorado está "en nuevos valores en todo el país que serán los próximos dirigentes".

Respecto a Montevideo, el expresidente dijo que muchos de "los colorados de Montevideo, dirigentes y no" votaron por Novick "porque lo sentían una persona muy vinculada" a esa colectividad.

A su juicio, los candidatos de los partidos tradicionales Álvaro Garcé (Partido Nacional) y Ricardo Rachetti (Partido Colorado), perdieron votos "con un hombre que no era resistido por ningún partido", aunque con el correr de la campaña y las críticas recibidas "se terminó enfrentando al Frente Amplio".

"(Novick) llegó para quedarse. ¡Cómo no va a ser así si la Concertación es el camino para todo el país!".

Y añadió: "Si se hubieran hecho concertaciones en todos los departamentos, seguro hubiera sido en mayoría en casi todos".

El diputado colorado, Fernando Amado, dijo que con los resultados de las elecciones departamentales "una larga agonía llega a su fin" en la que el Partido Colorado "tocó fondo", un destino que no pudo evitar el "fugaz intento de renovación" de Pedro Bordaberry que "no logró sobreponerse a las fuertes y extemporáneas batallas de los expresidentes". "Estamos en el abismo, no hay espacio para medias tintas", escribió Amado.

"Perdimos la aprobación de las grandes mayorías populares por hacer, paulatinamente, un ejercicio del poder ligado más al otorgamiento de prebendas y cargos que a contemplar las necesidades de la gente. Abrazados a los poderosos olvidamos a los que solamente tienen en sus manos el voto y, naturalmente, no nos votaron más", sostuvo el legislador en una carta publicada por La Diaria.

Añadió que parte de la responsabilidad de que ahora el Partido Colorado esté "en el fondo del abismo" es de un "espíritu revanchista ejercido con soberbia y despecho" cuyo "papel estelar han desempeñado con particular empeño nuestros líderes históricos, Julio María Sanguinetti y Jorge Batlle".

"En el escenario anterior surgió un fugaz intento de renovación: Pedro Bordaberry, que no logró sobreponerse a las fuertes y extemporáneas influencias de los ex presidentes empeñados en sus imaginarias batallas. Tampoco el ejercicio errático de su emergente liderazgo lo ayudó mucho y éste terminó enredado, auspiciando la idea de la Concertación, pero sin fuerzas para materializarla adecuadamente. En ese desvarío ocurrió la caída de Ney Castillo y se ambientó la candidatura de Edgardo Novick, lo que él mismo califica ahora como una muy mala solución", opinó Amado.

El legislador siguió criticando duramente a la Concertación, calificándola como un "fracaso total" y "es el último eslabón de esa larga cadena de intentos fallidos", algo que ya había hecho al momento de su creación.
A continuación la carta completa publicada por Amado en La Diaria:

Debemos recordar el 10 de mayo de 2015 como una fecha importante en la historia de nuestro Partido Colorado. Una larga agonía que llega a su fin. Termina la penitencia que la sociedad nos ha impuesto. Tocamos fondo, y yo diría: ¡¡por fin!!

Perdimos la aprobación de las grandes mayorías populares por hacer, paulatinamente, un ejercicio del poder ligado más al otorgamiento de prebendas y cargos que a contemplar las necesidades de la gente. Abrazados a los poderosos olvidamos a los que solamente tienen en sus manos el voto y, naturalmente, no nos votaron más.

Ya en el llano, nos ganó un espíritu de revancha ejercido con soberbia y despecho aplicado a demonizar al Frente Amplio, con la pretensión de convertirlo en el enemigo. El Partido Colorado ha estado ganado por el espíritu revanchista, cuyo papel estelar han desempeñado con particular empeño nuestros líderes históricos, Julio María Sanguinetti y Jorge Batlle.

No supieron procesar el desplazamiento paulatino de que fueron objeto y se empecinaron en su incapacidad de reconocer un nuevo tiempo. Parece mentira ver como nuestros ex presidentes siguen describiendo un mundo de Guerra Fría tratando de descubrir los escondites marxistas. Mientras Raúl Castro y Barack Obama se dan la mano frente al mundo entero, Sanguinetti y Batlle siguen acusando al Frente Amplio de comunistas, dictadores, totalitarios e intolerantes. Quieren la revancha contra algo que ya no existe.

No terminan de entender por fin que quienes nos desplazaron del poder no son los viejos tanques rusos, ni los barbudos de Sierra Maestra, ni los bolcheviques comunistas dispuestos a arrebatarnos “los medios de producción”. Nos desplazó una organización política profesional que fue construyendo su legitimidad sobre el enorme desgaste del Partido Colorado en el poder. Lograron ser una alternativa a tanto cansancio.

En el escenario anterior surgió un fugaz intento de renovación: Pedro Bordaberry, que no logró sobreponerse a las fuertes y extemporáneas influencias de los ex presidentes empeñados en sus imaginarias batallas. Tampoco el ejercicio errático de su emergente liderazgo lo ayudó mucho y éste terminó enredado, auspiciando la idea de la concertación, pero sin fuerzas para materializarla adecuadamente. En ese desvarío ocurrió la caída de Ney Castillo y se ambientó la candidatura de Edgardo Novick, lo que él mismo califica ahora como una muy mala solución.

La Concertación es el último eslabón de esa larga cadena de intentos fallidos. Un fracaso total que intentó ver de nuevo el escenario en términos de revancha. Ya lo advertimos en su momento y bastante sufrimos por eso. Decíamos, y hoy lo comprobamos, que ese ensayo sería el amargo final de las familias ideológicas, cuyas consecuencias serían de enorme gravedad. Hoy, lamentablemente, lo estamos constatando y pagando un precio muy caro para nuestra querida colectividad.

Por eso hoy, en esta hora tan difícil decimos con toda claridad y firmeza que se terminó la hora de la revancha. Esa bandera nos condujo hasta aquí. Y desde aquí, desde el llano, es que empezaremos a construir un Partido que apueste a la alternativa. La revancha se perdió, sólo nos queda pelear por la alternativa. Y que quede también muy claro: nuestra apuesta es al trabajo duro y frontal para lograr sustituir de forma total y definitiva a la actual conducción partidaria. Sin concesiones y sin miramientos. Estamos en el abismo, no hay espacio para medias tintas.

Debemos construir una organización política diferente, con otra mirada, con otra cabeza. La “cortina de hierro” de Churchill ya no protege a la sociedad del Frente Amplio. Más bien esa cortina divide hoy a los uruguayos de los colorados. Es hora de darse cuenta y seguir adelante. El camino será largo, tal vez ni en uno ni en dos años, posiblemente ni en uno ni en dos períodos de gobierno lo logremos, pero sólo lo haremos apostando al camino de construir una alternativa real. Apostando a ser, nuevamente, un partido de ideas y sueños, no de cargos.

¿Y por qué creemos que esto es tan importante? Porque estamos convencidos que la alternativa al Frente Amplio pasa por la reconstrucción de una vigorosa organización política que apele a la memoria histórica del Partido Colorado para evitar los principales daños que quienes hoy nos gobiernan introducen en el país.

Porque claro que hay problemas y diferencias importantes con el Frente Amplio.

La fuerza política gobernante es un racimo de grupos que la está obligando a cuadricular el Estado para repartir de manera obsesivamente exacta las parcelas de poder de cada quien. El Frente Amplio en el gobierno nos obliga a los uruguayos a pagar viejas deudas contraídas a lo largo de las décadas, viejas alianzas con grupos corporativos, que por definición no persiguen el interés general. ¿O acaso no estamos pagando los uruguayos la soberbia de los gremios de la educación? ¿O acaso no estamos pagando la impunidad de las empresas públicas cuando Antel vilipendia nuestros recursos para construir un estadio? ¿O acaso no vemos cómo el gobierno sucumbe a la presión explícita de grupos empresariales con quienes no tienen prurito en mostrar su relación particular? ¿O acaso no vemos la incapacidad para introducir reformas en el Estado que viejas alianzas traban sistemáticamente? ¿O acaso no vemos cómo estos diferentes grupos de interés están frenando el desarrollo del país, de la sociedad? Todas estas cosas nos hacen diferentes y vaya si vale la pena luchar por ellas. Pero desde la madurez y la realidad. No debemos lograr vencerlos porque sean marxistas, comunistas, dictadores, antidemocráticos, peronistas, populistas o revolucionarios, sencillamente porque no lo son. Sí son jugadores en una creciente “piñata” del poder.

Construir el Partido Colorado de la alternativa es nuestro principal desafío. Desde el fondo del abismo en donde nuestro divorcio con la sociedad nos ubicó remontaremos las más altas cumbres para volver a afirmar más temprano que tarde que el Partido Colorado victoriosamente va.