Mostrando entradas con la etiqueta Prof. Jorge Calvette Ayestaran. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Prof. Jorge Calvette Ayestaran. Mostrar todas las entradas

lunes, 22 de agosto de 2016

UN VOTO PARA EL “GALLEGO MANOLO”. Por Julio Dornel.





En notas anteriores hemos destacado el acierto de las autoridades, al designar con el nombre del Prof. Jorge Calvette Ayestaran, el liceo Nº 2 de esta ciudad. Sin embargo, sin ánimo de polemizar debemos señalar que aflora nuevamente en el escenario educativo el nombre del Prof. Manuel Iglesias Ayestaran, reclamando un espacio destinado a perpetuar la memoria de quien ha sido fundador y profesor del primer liceo de esta ciudad. Coincidimos con el periodista Ricardo Gabito Acevedo, quien sin discutir el valor intelectual y académico del Prof. Calvette, reclama un espacio para perpetuar la trayectoria del popular “Gallego Manolo”.
“Al Prof. Calvette lo conocí siendo alumno del Liceo viejo...Respeto las iniciativas de todos los ciudadanos que consideran que el Liceo 2 debería llevar su nombre....Si no me equivoco, Chuy lo ha homenajeado muy merecidamente- en el nomenclátor poniendo su nombre en una calle que atraviesa la ciudad. Si no me equivoco, una calle tan extensa como la Samuel Priliac. Creo que deberían analizar muy bien si por querer hacer justicia con el Prof. Calvette, no se está exagerando la nota y se está postergando a otros ilustres ciudadanos que también podrían merecer llevar el nombre del Liceo 2. Por ejemplo, recuerdo al querido Gallego Manolo Iglesias, un docente fuera de serie, de los fundadores del liceo viejo, que dictó cátedra en todas las aulas con un nivel académico extraordinario....No sé, es una reflexión en voz alta...Si Calvette tiene una calle, creo que el nombre del doctor Manolo Iglesias podría resistir el paso del tiempo sin oxidarse y superar cualquier cuestionamiento como pedagogo...Después de todo, mientras Calvette lideraba un movimiento académico a nivel latinoamericano, en México, Manolo se arremangaba todas las noches tratando de hacernos comprender y entender sin importarle el sueldo miserable que recibía, lo sencillo que era aprender los conocimientos de la Química. Y de esto, hay centenas de testigos que pueden dar testimonio de mis palabras...Mi voto, o firma, en este caso sería de corazón para el Gallego Manolo Iglesias”, Las opiniones coincidentes que hemos recibido nos están señalando que Chuy mantiene una deuda de gratitud con el querido Prof. Manuel Iglesias Ayestaran, “quien dictó cátedra en todas las aulas del liceo viejo” como lo señalara el periodista Ricardo Gabito.