Mostrando entradas con la etiqueta escritor y periodista Oscar Bruno. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta escritor y periodista Oscar Bruno. Mostrar todas las entradas

martes, 23 de agosto de 2016

CLUB DEPORTIVO UNION “80 años en la historia del deporte rochense” Por Oscar Bruno Cedrés


                          Unión campeones departamentales 1983.




Bruno, Arboleya y Casanyes, directiva Club Unón
 
Transitaba el año 1936, nuestro departamento era gobernado por el Intendente del Partido Colorado Don Andrés P. Virginio, y uno de los temas de actualidad por aquellos tiempos era la “mendicidad”.
La sociedad rochense tenía como atractivos la de asistir a las funciones cinematográficas del Cine-Teatro 25 de Mayo, las reuniones bailables del Petit Club, las conferencias en el salón de Actos de la Intendencia Municipal de Rocha o a escuchar a CW 19 Difusora Rochense y su programa “Los estudiantes y las estudiantas Católicas.
El fútbol tenía como Presidente al mismo Intendente Municipal, Andrés Virginio, hombre de afiliación al Club Lavalleja, siendo sus principales animadores  Peñarol, Plaza Congreso, Lavalleja, River Plate, Rampla Juniors, en su primera participación oficial ostentando el título de campeón de la Liga Rochense de Fútbol de la temporada anterior, 1935.
 En ese Rocha es cuando un grupo de parroquianos del Bar de Genaro “Nene” Schiavo ubicado en la calle Leonardo Olivera casi Lucio Sanz y Sancho, amantes del deporte de las bochas, se resuelven hacer una cancha para jugar en el deporte de las lisas y rayadas.



Juan Lujambio, Alejandro “Cando” González, el “Indio” Gamarra y Rosendo Barboza, son quienes llevan a cabo dicha tarea.
Pronta  meses después se inaugura la cancha de bochas y por iniciativa del Dr. Juan Carlos Pertusso Pascualetti, resuelven formar un Club, para lo cual deben de formar una Comisión Directiva y además ponerle nombre al mismo.
Para este acto de formar Directiva se convoca a Asamblea entre los parroquianos asiduos a la cancha de lo de Schiavo, y se presentan dos listas,  una encabezada por el propio Dr. Juan Carlos Pertusso y otra por el Dr. Rosalío Domínguez. Gana la lista encabezada por el Dr. Pertusso, asistiendo al acto electoral 24 personas, pero resuelven que ejercen la presidencia medio año cada uno, el primer semestre Pertusso y el segundo Domínguez.
Algunas de las que estuvieron presentes fueron los propios titulares de las listas, Dres. Pertusso y Domínguez, Antonio Cañette, José y Horacio Brañas, Moirano, Emiliano Correa, Ramón Espel, José Busceta, Emilio Casella, Antonio Knuth, Mercedes Machado y Ramón Heredia.
El 15 de agosto del año 1936, se reúnen en asamblea general llamada por la directiva, para determinar el nombre a poner a la novel institución deportiva rochense, de la misma nace el nombre con el cual se denominará de ahí en adelante la misma: CLUB DE BOCHAS UNIÓN.
El mismo por iniciativa del Dr. Julio Gabito Farías, presidente de entonces, en 1954, se cambia el nombre del mismo  que pasa a llamarse CLUB DEPORTIVO UNIÓN.

Corría el año 1940 cuando se trasladan a su actual ubicación de la calle Gral. Artigas, donde estaba la cancha de pelota conocida popularmente como de “Anza” y pegado a la misma un de bochas.
En 1951 el Dr. Pertusso adquiere el predio donde estaba la cancha de bochas de la calle Gral. Artigas a su entonces propietario Cordone, y una comisión integrada por Claro Miguez, Dicandia y  Homero Cardoso, se entrevistan con Pertusso y previo conseguir en el Banco República un crédito adquieren el mismo para la Institución.
En la presidencia de Niver Benencio Terra, la directiva integrada entre otros por Ruben  Fernández Pacheco, Carlos Arboleya, Carlos González Moreira, Francisco A. Bruno y Juan Carlos Maurente, dan el punta pie inicial a lo que sería el gimnasio cerrado, primero en nuestra ciudad de una entidad deportiva.
A lo largo de su rico historial de 80 años, el Club DEPORTIVO UNION, -una de las instituciones deportivas con más años en nuestro medio-, no solo ha tenido como deporte las bochas y la paleta, sino también han sido muchas y muy variadas.
De las mismas destacamos el hanball con el profesor Gerardo Carrasco, el fútbol de salón, el basquebol, el boxeo con su academia denominada “Charrúa” en homenaje a Gervasio García, el patín,  el fútbol, gimnasia jazz y olímpica, el tenis de mes en el año 1959 en actividad conjunta con el Rocha Athletic Club, La Parroquia, el Centro Social Obrero, el Club Nacional y el Liceo Departamental No. 1, entre otras disciplinas.




En esta breve reseña del historial del Club Deportivo Unión, no pueden faltar los nombres de algunos  que han presidido la misma como Feliciano Inda, Juan Carlos Maurente, Rodolfo de Castro, Carlos Arboleya Vicente, el Esc. José Ramón Luna, Ruben Fernández Graña, Francisco A. Bruno, el Dr. Julio Gabito Farías que estuvo en el cargo en siete  oportunidades, el actual Carlos González Moreira.
Dirigentes como Ernesto Amorín, Washington Montes de Oca, Luis Pargas, Féliz de Lizarza, Mayo Bacigalupe, Rosauro Vicente, Jorge Rigamontti, Miguel Pereyra,  Silvio Cardoso Pioli, Ángel “Pocholo” Presa, Julio Pérez Machado, Doroteo Fernández, Ruben Cano, entre muchos otros.
Tampoco pueden faltar nombres que están en la mejor historia del Club, tanto en bochas como en paleta, como el “Cambao” Amorín, el “brasilero” Correa, Hermógenes Sosa, Pío Justino Barrios, el “Cholito” Barboza, “Panchito” Teibo, el “Caficio” Molina, Rolando Cordone, Ramiro Molina, el “Coco” Perdomo, el “Churrasco” Cruz, “Cando” González, “Pepe” Bacigalupi, Ramón Amaral, Juan Carlos Amaral, Francisco Bosch, el “Pepe” Oyarbide, Dusty Sosa, Ruben Báez, Arturo Pereyra, el “Gato” Andrade, el “Pochito” Martínez, el “Quitito” Miguel Cruz, Juan Carlos Pertusso Fierro, Pasquini, Javier y José Izaguirre, Wilson Feijoo, Gustavo Baranzano, Ariel Hernández, Ruben Rivero,  Horacio Arboleya, Carlos Cordone, Nelson Barboza, Roberto Bruno, entre muchos otros y que sería imposible detallar los nombres de todos.
Por supuesto que el nombre de “Pepe” Anza siempre estará en el primer lugar en donde se hable de la pelota, los pelotaris, del frontón.
También el recuerdo para los recordados grandes campeones del mundo, la dupla compatriota de César Bernal e Iroldi, que pasearan su clase por el frontón del Club Deportivo Unión.
Como cierre de esta semblanza va el recuerdo para dos grandes cantineros que tuvo la Institución de la calle Gral. Artigas en sus 80 años: Andrés Bacigaluppi y el “Foca” Hugo Fernández y Ramón Sosa Malo, el “alma mater” que ha tenido el gimnasio cerrado.
A la vieja institución bochófila rochense, a sus fundadores, a todos quienes han pasado por su directiva, su cantina, su gimnasio, a todos los que alguna vez y en alguna disciplina han defendido al Deportivo Unión,  en sus ochenta años, nuestro recuerdo.

miércoles, 11 de mayo de 2016

UN SIGLO: LIGA ROCHENSE DE FÚTBOL. Por Julio Dornel.






          Escritor y periodista Julio Dornel

Con la sencillez sin retoques, que suele utilizar el periodista rochense Oscar Bruno Cedrés, nos ha llegado su reciente publicación dedicada a los 100 años de la Liga Rochense de Fútbol. Más de 200 páginas bien documentadas, nos llevan de la mano a la evocación de nombres, partidos y títulos inolvidables del fútbol rochense. Pese a la “racha” adversa que enfrenta actualmente el fútbol departamental, es evidente que la evocación de “tiempos mejores” sirve en esta oportunidad para que el periodista Bruno Cedres, fiel representante de las letras rochenses, despierte la nostalgia de los aficionados. Como lo señala el presidente de la Liga Rochense de Fútbol, Carlos E. Calabuig, “los tiempos han cambiado, la sociedad se ha transformado y nada es parecido a la época de principios del siglo pasado cuando un 30 de marzo de 1916 se fundó la Liga Rochense de Fútbol. Esos cambios, con avances tecnológicos insospechados poco tiempo atrás, han determinado otras ocupaciones y nuevas actividades deportivas y de esparcimiento, especialmente para las nuevas generaciones. Se ha perdido la tradición familiar en el seguimiento y la pasión por contribuir en algo a mantener el club de nuestros padres, determinando que cada vez resulten más difícil para los que han asumido la responsabilidad de que eso sea posible. La historia de instituciones como la Liga Rochense de Fútbol y su grandeza, no la marcan solamente los triunfos deportivos y quienes en un campo de juego lograron la victoria: también pertenece a todos aquellos que hicieron posible con su trabajo de organización y dedicación directriz, la permanente actividad deportiva y participación de los combinados rochenses en las justas de torneos del interior del país. En estos 100 años de historia han pasado por el almanaque cientos de futbolistas, entrenadores y colaboradores, inmortalizados en fotografías de cuadros campeones. Y también en estos 100 años han pasado por el almanaque cientos de dirigentes de clubes y de la liga, que no aparecen en la foto; que dedicaron tiempo y esfuerzo, fortuna y vida, y que su recuerdo se ha ido esfumando con el transcurrir del tiempo y el paso de las generaciones. Feliz centenario y nuestro sincero reconocimiento y homenaje a todos los dirigentes que han forjado esta historia y esta grandeza de la Liga Rochense de Fútbol, que no se mide solamente en triunfos, sino en sentimientos”-dijo finalmente Calabuig. Por su parte el Prof. Néstor de la Llana señala en el prólogo que “el libro de Oscar Bruno Cedrés es un homenaje al mundo del fútbol amateur , en donde la camiseta es un valor a defender, en donde se viene de abajo y casi nunca se pierde esa humilde condición: ámbito en que los dirigentes dejan el alma y bienes para sacar adelante a las instituciones. En momentos en que se desnudan (sorpresivamente para los desinformados) enormes focos de corrupción y fraude en las Confederaciones y órganos rectores del Futbol de Sudamérica y del mundo, es más que plausible el justo reconocimiento a un siglo de historia de la Liga Rochense de Fútbol, que a fuerza de entusiasmo, pujanza y honestidad suple las carencias de dinero y hace del fútbol chacarero una empresa de entrega y solidaridad con la causa institucional y no con el negocio lucrativo y a cualquier costo. Cuando el lector recorra estas páginas, buscando o buscándose, de una u otra forma se encontrará: se llenara de nostalgia con la evocación de jugadores y canchas, de goles inolvidables, de alegrías y tristezas; volverá a maniobrar con la pelota de goma o de plástico, o con la de trapo, o con La pesada de cuero con piripicho, rememorará las jugadas en que la más linda pared se hacía con el cordón de la vereda que siempre la devuelve bien y de primera; retornara al barrio, al potrero, a la sana cultura de la calle de ayer, a la sede, a los amigos, al insustituible hogar de la amistad, pleno de códigos a ser respetados. Vaya mi humilde homenaje a los forjadores de esta historia centenaria. Cien años de pasión. Cien años de trabajo responsable, de entrega y sacrificio”.
100 AÑOS DE LA LIGA ROCHENSE DE FUTBOL, POR EL PERIODISTA OSCAR BRUNO CEDRES.

sábado, 9 de abril de 2016

RECUERDOS DE ANTAÑO: Los chuienses que defendieron nuestra selección

http://recuerdosdeoscar.blogspot.com.uy



Las décadas del cincuenta y sesenta fueron muy propicias
para el intercambio de jugadores entre ambas ciudades, hacia el Chuy
mayoritariamente llevados por el Nacional de Samuel Priliac, pero muchos
fronterizos hicieron escala en Rocha y se pusieron sobre su pecho la gloriosa
casaca celeste del combinado y fueron campeones del Este y del Interior.
Y sacando de esa imaginaria galera nombres sin un orden pre
establecido aparecen el “brasilero” Carlos Julio Rodríguez, de profesión
bancario, que defendiera acá al Nacional del Escribano Silvera, también a los
tricolores en basquebol y en Tenis de Mesa en este deporte junto al Profesor
Ruben Ocampo, al “Pico” Onandi entre otros.
Girisneldo Silvera, golero que estuviera destacada actuación
en el arco del Deportivo Artigas, también técnico y dirigente; Víctor Alegre,
campeón con la casaca xenesi del Atlético Rocha; Ladis “Pipo” Graña, golero en
los sesenta del Irineo de Espada y del combinado rochense.Clic en este enlace

RECUERDOS DE ANTAÑO: Los chuienses que defendieron nuestra selección

lunes, 28 de marzo de 2016

Recuerdos de Antaño FERMIN SILVERA


El blog de Oscar Bruno

http://recuerdosdeoscar.blogspot.com.uy/



Vino de  Villa Veláquez, como han venido muchos jugadores de esa localidad y han triunfado en
nuestro fútbol.
Eran tiempos que en la localidad velazquense  no había fútbol oficial, pero de Rocha  iban a jugar partidos amistosos los clubes
locales.
Tiempos de la décadas del cuarenta y cincuenta, de los ómnibus de Paulino Martínez recorriendo la polvorienta carretera que unía Rocha con Lascano.
De esos tiempos y esos pagos vino Fermín Silvera, de familia
de jugadores, sus hermanos Eduardo, el popular “Cafurá” triunfó en la Argentina en el equipo
de “El Taladro”, Banfield como puntero izquierdo y el otro hermano Ramón jugó
en el Deportivo La Rural
como marcador de punta.
Fermín,  jugó en Miramar de Montevideo allá por el 41, debutando en un partido amistoso frente a Canillitas en el Parque Paladino, que perdieron los cebritas por un gol a cero.
En su trayectoria con Miramar Fermín le convirtió dos goles
en un partido en el Estadio Centenario a el Club Nacional de Fútbol.



 Clic en este enlace

RECUERDOS DE ANTAÑO

miércoles, 21 de octubre de 2015

SEMBLANZA Por Oscar Bruno Cedrés IRINEU RIET CORREA



“Médico Veterinario, Político, Futbolista, Hacendado”, nació en la ciudad de Castillos el 8 de febrero del año 1945, concurrió a Escuela Rural y terminó en la No. 1 “Ramírez” de nuestra ciudad.
Realizó la carrera de médico veterinario en la Facultad de Veterinaria de la UDELAR.
Hincha en Montevideo del Club Nacional de Fútbol, lo que no le impidió concurrir a Santiago de Chile en mayo de 1966 a alentar al tradicional adversario, Peñarol, en la histórica final de la Libertadores de América de ese año, frente a los argentinos de River Plate y que ganaron los aurinegros.
En Rocha, Irineu es hincha del equipo que defendiera en su pasaje por nuestro fútbol, el Rampla Junior de La Estiva.
Blanco como hueso de bagual, wilsonista según se define él, fue Intendente Municipal de Rocha en dos períodos, el primero en 1990 a 1995 y en el segundo electo por la ciudadanía para gobernar Rocha entre el 2001 y el 2006.
Practicó todo tipo de deporte que se le presentó en su juventud, practico boxeo; ciclismo, basquebol, ping-pong, hoy tenis de mesa, en la Parroquia y en el Club Social Rocha, siempre obteniendo en estos deportes siempre alguna medallita.
Cuando viviera en Brasil, en Río Grande, en la Laguna de los Patos, hizo remo y ahí también ganó medallas, pero lo que lo cautivó siempre fue el fútbol.
Comenzó en fútbol en el equipo de baby fútbol del Barrio La Estiva, el del recordado deportista y periodista Ángel Espel Pereyra, Independiente.
Luego pasó a las inferiores primero y la primera después de Rampla Junior, el club de su zona de residencia, siendo algunos de sus compañeros de equipo Victoriano Mego, y los hermanos Nogueira, Walter, Ángel, y el “Cacho”, ya que cuando jugaba Ramón que era No. 9, no lo hacía él.
Su puesto dentro del campo de juego fue el de No. 9, lo que sería ahora un punta, le gustaba hacer goles, y ese es el de los goleadores.
Cuando se va para Montevideo a estudiar en la Facultad, juega en los torneos Universitarios defendiendo a Veterinaria, teniendo entre otros compañeros al rochense Wilson Silveira, “Caboclo”, que en nuestro medio defendiera a Nacional, y también médico veterinario.
Supo defender a la Selección de la Liga Universitaria junto a otros estudiantes rochenses, como el “Pancho” Francisco Muzzio que en Rocha jugara en Lavalleja; Jorge Rowinski golero que jugara en el River Plate local, siendo también compañeros Jorge Mongrel que luego jugara en Nacional de Montevideo y el “Vasco” Tor que sería luego mediocampista de la selección de Maldonado.
De ese pasaje Irineu Riet, recuerda los partidos en el Estadio Centenario enfrentando a la 3ª. del Club Nacional dirigida por Julio Maceiras, a la que derrotaran por 5 goles a 2 y donde convirtiera dos goles; y a la selección de Cerro Largo en la ciudad de Melo por 4 goles a 0.
Estando estudiando en Montevideo y defendiendo a la Selección Universitaria, fue citado para defender la selección de Rocha por el entonces técnico Roberto Gonzalvo, luego fueron requeridos sus servicios por el técnico Lavalleja Pereyra, después fue Walter Rodríguez Pioli que lo trajo a defender la celeste del combinado junto a dos rochenses compañeros suyos de la Liga Universitaria, Francisco Muzzio y Jorge Rowinski, siendo el Profesor Mayor Hermes Huelmo el que lo convocara a jugar por nuestro representativo.
Luego fue convocado estando jugando en Castillos para integrar una selección departamental conjuntamente con jugadores de Rocha y Chuy por el entonces directo técnico Ladis “Pipo” Graña, que en nuestra ciudad jugara defendiendo el arco de Irineo de Espada y del combinado.
Luego de culminada su carrera estudiantil se radica en la ciudad de Castillos donde defiende a Nacional primero y luego al Deportivo Uruguay, con el que salió campeón con la dirección técnica del “Golo” OIlivera.
Jugó en la selección roja de Castillos en el torneo departamental de 1969, con la que obtiene el título de campeón. También lo hizo en el torneo del año 1970, pero sufrió la única expulsión en su carrera como futbolista en el partido frente al combinado de Rocha, el que perdieran 2 a 1.
Destaca en su pasaje con la casaca castillense como compañeros a Jesús “Biscocho” Ramos y Javier Quintana, y el triunfo frente a la representación de Lascano, que les diera el título de mejores del departamento.
Juega su último campeonato en Brasil, defendiendo al Cima de la Sierra, donde además es director técnico.
Ya veterano es invitado por Carmelo Muñoz para defender al Club Plaza Congreso en una petit gira por Brasil defendiendo a los “naranjitas” en la referida categoría.
De su pasaje por el fútbol, Irineu Riet Correa recuerda varios goles como ser el primero con la celeste de nuestro combinado frente a la representación de Treinta y Tres, diciendo “el gol que no olvida jamás, el más lindo de su carrera”, también el primero que hace defendiendo a los rojiverdes de La Estiva en 1ª. división, frente a Nacional y se lo convierte al místico “Nito” Juan María Vera y los dos que le hace a Nacional en Estadio Centenario con la representación de la Liga Universitaria.
Fueron para él los dos más férreos marcadores, el “Ruso” Hugo Vicente Acosta y el “Pata” Carlos Julio Rodríguez, ambos jugadores del Club Lavalleja de Rocha y siendo el “Lulo” Raúl Rubio su técnico destacado en su carrera, cuando defendiera a Castillos en el departamental del año 1969.






viernes, 7 de agosto de 2015

“GOLEROS” DE OSCAR BRUNO. FIESTA DEL DEPORTE Y LA SOLIDARIDAD.







Escribe Juan José Pereyra   Twitter@juano500

El escritor y periodista Oscar Bruno, “la memoria viva de Rocha”, presentó este jueves 6 en Casa Rotaria su libro Goleros de Rocha. El autor donó a GRADA todo lo que produzca la venta del ejemplar. Grada es una institución que realiza una tarea enorme en Rocha con su apoyo el deporte adaptado para personas con discapacidad.
Muchos protagonistas del fútbol de varias generaciones estuvieron en la presentación.
 El prólogo es del escritor Nelson Rodriguez Benitez de amplia trayectoria en el periodismo  y el deporte rochense. Los integrantes de GRADA agradecieron a Bruno por su solidaridad y le regalaron una camiseta y un gorrito de la institución.
 Cerró el acto el cantor popular Fermín Acosta.
El periodista Alejandro Romillo de activa participación en la organización de este evento contó en su perfil de Facebook : “Gran lanzamiento del libro Goleros de Rocha escrito por el amigo Oscar Bruno. Con 33 historias para emocionarse con excelente prólogo de la pluma del Bayano Rodríguez Benítez. Todo lo recaudado por el libro va destinado a las arcas de Grada Rocha.
Desde el Ñato Demicheli al Loco Victor Guala Sandra Sencion. Del Nito Vera al Palillo Cesar Anibal Olivera Angelini. De Fernando Aleman a Riverita Carrero pasando por el unico arquero rochense que defendio a la seleccion uruguaya como Daniel Olid. Linda fiesta con las canciones de Fermin Acosta. Algunas imagenes de quienes recibieron su homenaje”.
Agradezco a Aleandro por este aporte y por las fotos que publicó.Sus fotos y otras tomadas por el Blog quedan a disposición de ustedes. Estén donde estén, pueden apreciar que en Rocha la gente sigue apostando al deporte, al trabajo, la solidaridad y la esperanza.El ejemplar tiene un costo de $200 y es bueno recordar que el dinero que se recaude va para ayudar a mejorar la calidad de vida de muchísimos jóvenes y también adultos de Rocha.










miércoles, 29 de julio de 2015

CRÓNICA ROCHENSE por Oscar Bruno Cedrés Enio Machado




Enio Machado y su esposa

                     Escritor y periodista Oscar Bruno Cedrés

Corría el año 1959 cuando se realizó el primer  concurso nacional denominado “AMARGA 5 RAÍCES  Busca un Cantor para la orquesta de DONATO RACCIATTI”.
Nuestra ciudad tuvo su etapa, con gran suceso de participantes y de público, siendo uno de ellos Enio Machado.
Para recordar aquellos tiempos, aquella década del cincuenta pletórica de grandes reuniones bailables sociales en los tradicionales clubes Rocha Atlhetic, Centro Social Obrero y Club Social Rocha, nos reunimos a conversar con Enio, uno de sus protagonistas favoritos.
Tuvimos el privilegio de ser, pese a nuestra corta edad,  testigos de ese tiempo imborrable de nuestra Rocha, linda, culta, apacible.
Nacido en nuestra ciudad el 30 de marzo del año 1935, hoy jubilado policial, Enio fue y es un enamorado del canto y del tango, cosa que hoy aún lo apasiona.
Entre recortes de diarios alusivos a esos tiempos, plaquetas que documentan su actuación en el Centro Social Obrero y su prodigiosa memoria fueron aflorando los recuerdos.
En esos tiempos en el Rocha Atlhetic Club, el de la calle Treinta y Tres, local de la Sociedad Italiana, los bailes semanales de sábados y domingos eran amenizados por dos orquestas: una típica y otra de jazz, contando con gran presencia de socios, los que nunca bajaban de 300 o 400, y en los tradicionales de fin de año, carnaval y primavera la asistencia pasaba largamente los 1.500.
La típica era la de Francisco “Panchito” Teibo, que ejecutaba con gran maestría el bandoneón, Kleber de Lizarza lo hacía con el violín, Ruiz “El Pollo” Teibo en el contrabajo, la profesora María Olivera de D’Elía en el piano, siendo uno de los cantores Enio Machado.
Sus integrantes vestían todos un hermoso traje azul camisa blanca y corbata, cobrando por día de actuación, la que era entre las 23 y las 4 de la mañana, la suma de $ 30,oo de entonces cada integrante, si por alguna circunstancia se pasaba este horario, se les paga una extra.
En esa época también eran muy tradicionales los “Asaltos de Carnaval” que hacían los socios del Centro Social Obrero, que estaba ubicado en la calle 25 de Mayo casi Florencio Sánchez, al Club Social Rocha, terminando en un gran baile en las instalaciones de la institución de la Plaza Independencia.
Recuerda Machado de su exitosa trayectoria como cantante de tango, cuando a pedido del directivo del Club Obrero, el recordado Roberto Acosta, el “Pijilla”, actuó con una orquesta argentina que había contratado el Club pero que venía sin cantor y lo invitaron a si se animaba a acompañar a  una orquesta que no conocía y sí lo hizo y en gran forma.
También viene a su memoria el Concurso local que organizara el Club Obrero de cantores de tango, siendo invitado a participar por el entonces directivo Julio Cadimar Acuña, y donde fuera el ganador del mismo.
 Machado fue cantor de la orquesta del castillense Víctor D’Elia Magliano, cuando la misma actuara en los salones del Centro Social Obrero, el de su vieja sede de la calle 25 de Mayo.
En la oportunidad de viajar dos veces en excursiones al país hermano de Paraguay, Enio Machado, tuvo la ocasión de cantar acompañado por guitarristas guaraníes en tertulias que se armaban en torno a los visitantes, teniendo una muy exitosa conjunción con sus acompañantes.
El pago siempre le “tiró” mucho y por eso no aprovecho la oportunidad de poder ir a cantar a la Argentina y también a Brasil, de donde fuera tentado para incorporarse a conjuntos típicos de ambas naciones, que veían en él, un gran cantor tanguero.
Enio Machado en el primer Concurso de “Amarga 5 Raíces” realizado en el año 1959, cantó acompañado por “Panchito” Teibo, Manuel Sosa y E. Pereyra, siendo los temas interpretados “La calesita” y “Acua forte”.
Esa etapa en nuestra  ciudad, fue en el Centro Social Obrero, el de su actual ubicación de la calle 25 de Agosto, en una noche de tremendo temporal, a sala llena con público que desbordaba la misma.
Concursaron  además de Machado; Artigas Santiago Nogueria, hoy radicado en San Carlos, por entonces funcionario de UTE y que había campeón del Este del 45; Roberto “Pocho” Navarro, Orimar Russi y el chuinse Edison Serron Romanelli, a la postre el ganador de la etapa en Rocha.
La misma fue trasmitida en directo por CW 37 Difusora Rochense, que tenía como director a Néstor San Martín, siendo el animador de la misma el recordado Alfredo Nuñez Silvera.
Al finalizar la selección de concursantes,  actuó la orquesta del maestro Donato Racciatti con sus cantores Olga del Grossi y Víctor Ruiz, ofreciendo varias de sus más exitosas composiciones al numeroso público asistente.
La etapa final en Montevideo, que eran dos veces a la semana, era trasmitida por CX 16 Radio Carve y la cadena de emisoras del interior de nuestra república.
En el año 1960 se realizó el segundo concurso, siendo también el Club Obrero la sede del mismo en nuestra ciudad, donde Enio esta vez actuó acompañado por el dúo de guitarras integrado por Gervasio D’Ottone y “Lolo” Pereyra, siendo el tema elegido para la oportunidad “Como yo te quiero” del autor castillense Víctor D’Elia.
El ganador de Rocha lo fue Machado por lo que participó de la rueda final en la capital, esta vez trasmitida por CX 8 Sarandí, siendo el locutor del mismo Guillermo Locouz, e interpretando “Canzzonetta” y “Acua Forte”, y obteniendo el segundo puesto a nivel nacional, siendo toda una gran participación de nuestro coterráneo, que demostró sus grandes condiciones en el canto de una música tan popular como lo es el tango.
Esta actuación quedó grabada en cinta, la de aquellos viejos grabadores Gelosso, que luego con los avances logró Machado que se la pasaran a un CD, y así podar guardar como un muy querido recuerdo, ese momento.
A Enio Machado, viejo conocido de aquellos recordados tiempos del Rocha Atlhetic de la calle Treinta y Tres, vaya esta nota como reconocimiento y pequeño homenaje a su persona y su afición por el tango.
 

viernes, 8 de mayo de 2015

LA CASONA DE FACUNDO MACHADO “Lugar de mitos, cuentos o historias reales” “De ahí surgieron dos golpes de Estado y un tercero no concretado” Por Oscar Bruno Cedrés



                                            Escritor y periodista Oscar Bruno Cedrés

Ahí nomás, cerquita de nuestra ciudad, pasando el Puente de La Estiva sobre el Arroyo Rocha, pegadita al Barrio Hipódromo, 7ª. sección, Garzón, está esta vieja casona, que acaba de cumplir sus primeros 100 años, el ……………….
Un lugar maravilloso, un paraíso, el que visitamos por gentileza de su actual propietaria la señora Isabel Amorín, una linda mañana otoñal del mes de abril pasado.
Su nombre, el que está puesto a la entrada del edificio de dos plantas, es el de “La Foresta”, y cuando fue propiedad de Don Facundo Machado llegaba hasta la hoy ruta nacional No. 9 por un lado y por el otro pegaba al Martín Soroa.
Hoy son solo 73 hectáreas, su nombre se lo cambiaron su hijo y sus nietos y a la entrada en la portera dice “Don Facundo”.
Facundo Machado nació el 5 de noviembre del año 1883. Fue alumno de la Escuela Militar, estudiando luego en la Facultad de Agronomía recibiéndose de Agrimensor. Instalado en nuestra ciudad fue el jefe de la Oficina de Empadronamiento dela Propiedad durante un largo tiempo.
Luego se traslada a la capital, es Director General de Catastro y Administrador de Inmuebles Nacionales seguido de Jefe de la Dirección de Avaluaciones y Administración de los Bienes del Estado.
En el año 1935 delineó un muy conocido y completo mapa de Rocha, ocupando circunstancialmente en forma interina el cargo de Intendente Municipal de Montevideo.
Fue el primer Presidente de la “Casa de Rocha” en Montevideo y también Presidente de la Asociación de Agrimensores del Uruguay.
Casado con doña Tulia Martínez Correa, tuvieron un hijo, Jorge, Facundo Machado falleció en el año 1951.
En el Museo Regional de Rocha “Milton de los Santos” entre otras pertenencias de Don Facundo, se encuentra un juego de té y café de porcelana con motivos ornamentales del Centenario de 1930, que fuera el regalo de bodas que le hiciera Don José Batlle y Ordoñez.
Facundo Machado era caudillo del Partido Colorado de la línea “riverista” en Rocha, viviendo en nuestra ciudad donde hoy se encuentra la Oficina de Catastro, la que él fuera su creador.

La histórica casona tiene muchas particularidades, está escondida dentro del hermoso parque y en una ubicación que desde su segundo piso se observa la ciudad de Rocha, conservándose prácticamente igual a cuando fuera construida, conservándose también gran parte de su alhajamiento y muebles.
A la entrada del patio se conserva el mástil, que según dicen algunos era para avisar Machado a sus amigos que estaba en la misma, colocando una bandera.
Fue su casa de verano y descanso, teniendo en el frente una cancha de bochas, la que aún hoy permanecen en dicha casa.
En el primer piso se encuentran dos dormitorios, un hermoso comedor, la cocina, el escritorio, todo en perfecto estado original.
Tiene como particularidad dos símbolos de la Masonería entre el pasaje del living y el comedor, y sobre la estufa que se encuentra en el comedor también hay otro pequeño símbolo masón.
En tiempos de propiedad de Machado en el escritorio había una foto del Dr. Gabriel Terra, político perteneciente al riverismo, dedicada a la familia, y un óleo del Gral. Rivas líder del Partido Colorado Independiente de la década del sesenta, los que hoy se encuentran guardados en dicho lugar.
Aún hoy están el mueble y el escritorio donde se gestaran los dos Golpes de Estado, el del Dr. Terra en marzo del 33´ con la nunca ni confirmada ni negada asistencia de otro importante político del Uruguay, y que no pertenecía al Partido Colorado, que luego apoyaría el mismo y el del Gral. Arq. y político colorado Alfredo Baldomir en febrero del 42´.
Allí también el Gral. Pedro Rivas dio su repuesta de “no” a un intento de Golpe de Estado, según relatara Jorge Machado, el hijo de Don Facundo, en aquella agitada década del sesenta de nuestro país.
También se conservan en buen estado las habitaciones de servicio, la cocina, las que están conectadas con el casco principal.
El personal siempre bien vestido y con guantes blancos al igual que el chofer particular de la señora quien también usaba guantes blancos.
Otro detalle es que todos los vidrios del segundo piso no son de la misma medida aunque a simple vista parecen todos iguales.
El piso de la pieza de entrada es español y tienen símbolos del Libro de Cervantes, el “Quijote”.
Aún hoy también se conservan dos hornos de ladrillo, donde su hijo Jorge, hacía carbón, con un sistema muy especial para su funcionamiento, y que también son a esta altura históricos.
Histórica casona, en ella se gestaron dos golpes de Estado, y se abortó un tercero, con presencia de los propios autores, el Dr. Terra, el Gral. Arq. Baldomir, amigos personales y correligionarios de Don Facundo Machado, y el del Gral. Rivas en tiempos de su hijo Jorge.
“La Foresta” debe de ser declarada patrimonio nacional y pasar a integrar el acervo histórico de nuestro país, además de ser Museo, por haber sido lugar de encuentros históricos tan importantes en la vida de nuestra república.

lunes, 13 de abril de 2015

UNA SEMBLANZA DE OSCAR BRUNO CEDRÉS. PRESENCIA FRONTERIZA EN EL FÚTBOL DE ROCHA. Por Julio Dornel.

                                         Escritor y periodista Oscar Bruno Cedrés






                                            Escritor y periodista Julio Dornel

La eterna rivalidad futbolística que han sostenido siempre los equipos y las selecciones de Rocha y Chuy, desaparece como por arte de magia cuando se trata de alentar a los fronterizos que en distintas oportunidades han defendido con suceso a la selección rochense. En este sentido queremos destacar una semblanza del periodista Bruno Cedrés, donde destaca en forma magistral la presencia de varios jugadores, defendiendo la celeste rochense, y alcanzando varios títulos del este y del interior de nuestro país. Señalaba Bruno en la semblanza mencionada, que sirve además para rendir tributo a tantos campeones del fútbol fronterizo que “recurriendo a la memoria de algunos lectores con varias primaveras, fuimos sacando de la galera imaginaria los nombres de muchos jugadores provenientes de la fronteriza ciudad de Chuy y que jugaran en el fútbol de nuestra ciudad. Las décadas del cincuenta y sesenta fueron muy propicias para el intercambio de jugadores entre ambas ciudades, hacia el Chuy mayoritariamente llevados por el Nacional de Samuel Priliac, pero muchos fronterizos hicieron escala en Rocha y se pusieron sobre su pecho la gloriosa casaca celeste del combinado y fueron campeones del Este y del Interior. Y sacando de esa imaginaria galera nombres sin un orden pre establecido aparecen el “brasilero” Carlos Julio Rodríguez, de profesión bancario, que defendiera acá al Nacional del Escribano Silvera, también a los tricolores en basquetbol y en Tenis de Mesa en este deporte junto al Profesor Ruben Ocampo, al “Pico” Onandi entre otros. Girisneldo Silvera, golero que estuviera destacada actuación en el arco del Deportivo Artigas, también técnico y dirigente; Víctor Alegre, campeón con la casaca xenesi del Atlético Rocha; Ladis “Pipo” Graña, golero en los sesenta del Irineo de Espada y del combinado rochense. El “Flaco” Fernández golero que también estuviera en la portería celeste en el Torneo del Este de 1964 compartiendo el mismo con el legendario Juan María Vera, plantel que contaba con los “velazquenses” Milton Chaban y Carlitos Rodríguez, con Justino Santos, Mario Rivas “Montero”, Floduardo Pereyra, el “Pepe” Dameno, José Muniz, Mario González.
Como no recordar aquellos que estuvieran en el famoso Quinquenio y en el título del Interior del 54, como Ilmo José Da Costa, el “Pelotilla”, compañero entre otros de Fernando Alemán, del “Rata” Muñoz, del “Viejo” Aguirre, del “Bina” Longeau, del “Bitoto” Larrea; o al “Petiso” Wilson el “Bibe” Salayarán el veloz puntero que también triunfara en la capital; a Viojo, a Alvez, a Landeco, a Orlando Alvez.
Al exquisito zaguero del decano River Plate, con el que fuera campeón local del 64 junto a Milton de la Torre, los hermanos Nievas, Niver Rodríguez, Rubí Feola, el “Cambula” Sánchez, también de Nacional y los combinados rochenses: el “Negro” Rubí Vidal, un crack; campeón del este del 63 con el “Nito” Vera, el “Perera” Larrea, Justino Santos, Floduardo Pereya, el “Toto” Echeverría, el “Gusano” Domínguez Pérez, el “Nino” González, Carlitos Silvera, Julio Mego. También jugó en el fútbol local Dante Rodríguez, defensa, que lo hiciera en el equipo de los Tres Barrios, el Club Lavalleja y estuviera en el combinado en el año 1966 junto a los goleros José María Motta, Milton de la Torre y el “Nito” Vera, a los hermanos Walter y “Pototo” Cardoso, el “Pata” Rodríguez, Alberto Martínez, Glauter García, el “Nino” González, el “Toto” Echeverría, “Rubito” Motta entre otros.
El campeón del Interior con la casaca de la Federación Rochense en 1984, y también con la tricolor del equipo de la avenida Ituzaingó el Palermo Fútbol Club: el brasilero Paulo Píriz Santana, “Paulinho” autor del gol del triunfo en Fray Bentos cuando Rocha fuera por última vez campeón del interior en aquel equipo de Guala, Ramos, Walter y Dante Cardoso, Redín, Correa, Pertusso, Benítez, Milar, Rodríguez, Arrieche, dirigidos por el “Vasco” Artazamanoa. El “Rey” Arturo Altez gran jugador, un estratega, defensor de la casaca celeste y campeón del Interior con el linajudo Palermo, con aquel equipo del “Loco” Guala, de Alberto Martínez, del “Pago” González, de los hermanos Pertusso, del “Tono” Redín, del “Pochocho” Néstor Fernández, del “Cepillo” Correa, de Carlitos Sosa.
No podemos olvidarnos del histórico Afibio De Souza Rocha, el autor del primer gol en el Estadio Dr. Mario Sobrero el 20 de noviembre de 1955, cuando se inaugurara dicho escenario y la selección celeste le ganara a la roja del Olimar, teniendo entre otros compañeros a la “Vieja” Aguirre, el “Nino” González, a la “Vieja” Vilizzio, al “Bitoto” Larrea, al “Rata” Muñoz, a Fernando Alemán, al “Nito” Vera, al “lilo” Navarro, a Barboza, al “Pochocho” Fernández, siendo además integrante de varios equipos campeones del Este en el recordado Quinquenio. Jugó en nuestro medio en el Deportivo Artigas, siendo integrante de la Unidad Militar y en el Rampla de La Estiva.

José Da Costa (Pelé), Wilson Salayaran (Bibe) y Girisneldo Slivera.

domingo, 22 de marzo de 2015

SEMBLANZA por Oscar Bruno Cedrés “Los chuienses que defendieron nuestra selección”

                          Escritor y periodista Oscar Bruno Cedrés

Al decir del colega y amigo Julio Dornel, “recurriendo a la memoria de algunos lectores en varias primaveras, fuimos sacando de la galera imaginaria los nombres” de muchos jugadores provenientes de la fronteriza ciudad de Chuy y que jugaran en el fútbol de nuestra ciudad.
Las décadas del cincuenta y sesenta fueron muy propicias para el intercambio de jugadores entre ambas ciudades, hacia el Chuy mayoritariamente llevados por el Nacional de Samuel Priliac, pero muchos fronterizos hicieron escala en Rocha y se pusieron sobre su pecho la gloriosa casaca celeste del combinado y fueron campeones del Este y del Interior.
Y sacando de esa imaginaria galera nombres sin un orden pre establecido aparecen el “brasilero” Carlos Julio Rodríguez, de profesión bancario, que defendiera acá al Nacional del Escribano Silvera, también a los tricolores en basquebol y en Tenis de Mesa en este deporte junto al Profesor Ruben Ocampo, al “Pico” Onandi entre otros.
Girisneldo Silvera, golero que estuviera destacada actuación en el arco del Deportivo Artigas, también técnico y dirigente; Víctor Alegre, campeón con la casaca xenesi del Atlético Rocha; Ladis “Pipo” Graña, golero en los sesenta del Irineo de Espada y del combinado rochense.
 El “Flaco” Fernández golero que también estuviera en la portería celeste en el Torneo del Este de 1964 compartiendo el mismo con el legendario Juan María Vera, plantel que contaba con los “velazquenses” Milton Chaban y Carlitos Rodríguez, con Justino Santos, Mario Rivas “Montero”, Floduardo Pereyra, el “Pepe” Dameno, José Muniz, Mario González.
Cómo no recordar aquellos que estuvieran en el  famoso Quinquenio y en el título del Interior del 54, como Ilmo José Da Costa, el “Pelotilla”, compañero entre otros de Fernando Alemán, del “Rata” Muñoz, del “Viejo” Aguirre, del “Bina” Longeau, del “Bitoto” Larrea; o al “Petiso” Wilson el “Bibe” Salayarán el veloz puntero que también triunfara en la capital; a Viojo, a Alvez, a Landeco, a Orlando Alvez.
Al exquisito zaguero del decano River Plate, con el que fuera campeón local del 64 junto a Milton de la Torre, los hermanos Nievas, Niver Rodríguez, Rubí Feola, el “Cambula” Sánchez, también  de Nacional y los combinados rochenses: el “Negro” Rubí Vidal, un crack; campeón del este del 63 con el “Nito” Vera, el “Perera” Larrea, Justino Santos, Floduardo Pereya, el “Toto” Echeverría, el “Gusano” Domínguez Pérez, el “Nino” González, Carlitos Silvera,  Julio Mego.
También jugó en el fútbol local Dante Rodríguez, defensa, que lo hiciera en el equipo de los Tres Barrios, el Club Lavalleja y estuviera en el combinado en el año 1966 junto a los goleros José María Motta, Milton de la Torre y el “Nito” Vera, a los hermanos Walter y “Pototo” Cardoso, el “Pata” Rodríguez, Alberto Martínez, Glauter García, el “Nino” González, el “Toto” Echeverría, “Rubito” Motta entre otros.
El campeón del Interior con la casaca de la Federación Rochense en 1984, y también con la tricolor del equipo de la avenida Ituzaingó el Palermo Fútbol Club:  brasilero Paulo Píriz Santana, “Paulinho” autor del gol del triunfo en Fray Bentos cuando Rocha fuera por última vez campeón del interior en aquel equipo de Guala, Ramos, Walter y Dante Cardoso, Redín, Correa, Pertusso, Benítez, Milar, Rodríguez, Arieche, dirigidos por el “Vasco” Artazamanoa.
El “Rey” Arturo Altez gran jugador, un estratega, defensor de la casaca celeste y campeón del Interior con el linajudo Palermo, con aquel equipo del “Loco” Guala, de Alberto Martínez, del “Pago” González, de los hermanos Pertusso, del “Tono” Redín, del “Pochocho” Néstor Fernández, del “Cepillo” Correa, de Carlitos Sosa.
No podemos olvidarnos del histórico Afibio De Souza Rocha, el autor del primer gol en el Estadio Dr. Mario Sobrero el 20 de noviembre de 1955, cuando se inaugurara dicho escenario y la selección celeste le ganara a la roja del Olimar, teniendo entre otros compañeros a la “Vieja” Aguirre, el “Nino” González, a la “Vieja” Vilizzio, al “Bitoto” Larrea, al “Rata” Muñoz, a Fernando Alemán, al “Nito” Vera, al “lilo” Navarro,  a Barboza, al “Pochocho” Fernández, siendo además integrante de varios equipos campeones del Este en el recordado Quinquenio. Jugó en nuestro medio en el Deportivo Artigas, siendo integrante de la Unidad Militar y en el Rampla de La Estiva.
 Marzo/15