Mostrando entradas con la etiqueta Médica desaparecida en Montevideo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Médica desaparecida en Montevideo. Mostrar todas las entradas

sábado, 23 de mayo de 2015

Quién es Milvana Salomone, la médica desaparecida desde el domingo


La familia contactó al vidente Marcelo Acquistapace para obtener información sobre el paradero de la ginecóloga.
Subrayado
 
 

Milvana Salomone Rodríguez tiene 48 años, es médica ginecóloga y obstetra. Hasta su desaparición trabajó en la mutualista Cosem, MP, Seguro Americano y Ateneo Médico.
Allí atendía a decenas de pacientes, y muchos la reconocen como una gran profesional y persona, que incluso asesoraba en temas de fertilidad a parejas sin cobrarles nada.
Amigos la describen como una mujer de marcada personalidad, afable, familiera, solidaria y carente de enemigos.
Está casada con Germán Álvarez y es madre de un adolescente de 13 años. Su domicilio es en la zona de Parque Batlle de Montevideo, aunque nació en Florida, donde viven sus padres.
Su hermano, Pablo Salomone, es un reconocido empresario y el padre de la médica fue fundador de una mutualista en Florida.
A más de 72 horas de su desaparición, familiares y amigos siguen con la esperanza de encontrarla con vida.
VIDENTE. A pesar de los esfuerzos de la Justicia y la Policía, la desaparición de Salomone sigue siendo un misterio.
Impulsados por la incertidumbre, la familia de la médica solicitó los servicios del vidente Marcelo Acquistapace, informó El Observador. Se trata de un mentalista que ayudó a la Policía en varios casos difíciles.
Familiares de la doctora le llevaron al vidente el martes una prenda de la mujer. Mediante el contacto con la misma, Acquistapace dio su impresión de lo ocurrido.
La predicción se mantiene en reserva por pedido de la familia y es usada por la Policía.
A su vez, la Justicia Penal sigue todas las líneas de investigación posibles para dar con el paradero de la ginecóloga, que ya lleva 72 horas desaparecida.
El miércoles la jueza Dolores Sánchez indagó por varias horas al esposo, al hijo, al hermano y a una amiga de la ginecóloga desaparecida con el objetivo es recabar la mayor cantidad de información sobre las últimas comunicaciones que tuvo la médica con su familia.
La Policía considera que la filtración de datos a la prensa puede entorpecer el trabajo de los detectives de la Unidad de Análisis de Hechos Complejos y la División Información Táctica.