Mostrando entradas con la etiqueta José Ariel Cardoso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta José Ariel Cardoso. Mostrar todas las entradas

sábado, 30 de enero de 2016

MÚSICO Y CANTANTE JOSÉ ARIEL CARDOSO “EN LOS DOS PRIMEROS GOBIERNOS DEL FRENTE AMPLIO LA DIRECCIÓN DE CULTURA USÓ LA CONVOCATORIA A LOS ARTISTAS COMO UN PREMIO O UNA PENITENCIA”.


Escribe Juan José Pereyra Twitter@juano500

AUDIO AL FINAL DE LA NOTA/ SE PUEDE DESCARGAR 

José Ariel Cardoso es profesor de música, director de coros liceales, artista, formador músicos. En 1989 creó el taller Tacuabé por el que han pasado miles de jóvenes. Publicó “Cuaderno Azul”, una antología de su obra poética y cancionero. 

El referente de la cultura en el departamento de Rocha fue entrevistado en el programa Sin Caretas que se emite lunes,miércoles y viernes a las 19 por Radio Universo AM 1480. 

“Desconocer que han habido mejoras en el terreno de la cultura sería ser ciego .En los últimos años la agenda cultural mejoró , durante diez años se generó una nueva infraestructura y tenemos prácticamente un centro cultural en cada localidad. Seguimos careciendo de políticas culturales , lo que tenemos son buenas gestiones o no tan buenas dependiendo de quien las lleva adelante”, aseguró. “Lamentablemente se perdió un tiempo de discutir y generar políticas culturales .No se puede aislar el fenómeno cultural del tema educativo y de los medios de comunicación. Los medios de comunicación van a contrapelo de lo que es la cultura como expresión artística”, dijo.

 Este es el audio de la participación del profesor Cardoso en el programa radial. 


sábado, 27 de diciembre de 2014

" Fernández Huidobro y la mala memoria de la autodenominada izquierda" Escribe José Ariel Cardoso



Las tan controvertidas declaraciones de Fernández Huidobro dan para cortar mucha tela. El comentario inicial, una ironía, fuera de tono, quizá desubicada, inoportuna, pero ironía al fin, generó una bola de nieve que no para de crecer.
Da un poquito de asco el linchamiento al que mucha gente intenta aportar para sentirse un poco más defensor de los Derechos Humanos. Quien escribe, tiene buena memoria, y recuerda la lucha en contra de la impunidad que desde el semanario Mate amargo El Ñato llevó adelante desde sus brillantes artículos, sin jugar a la víctima, sin regodearse en el horror que sufrió. Aislamiento, torturas, y un encarcelamiento en las peores condiciones que se podían imaginar las estrechas mentes de los represores, fueron solo algunas de las atrocidades que sufrió El Ñato por sus acciones, que se medirán dependiendo del lado que se miren; pero solo personas sin alma y mal nacidas podrían justificar el sufrimiento al que se vio sometido, fuera de toda humanidad, de toda regla, de toda convención. Sin embargo nunca habló del horror sufrido, y al formar parte de la lucha que gran parte del pueblo uruguayo llevó adelante en contra de la impunidad, lo hizo con coraje, argumentos y una precisión que muy pocos lograban al argumentar.
Pero el voto verde fue derrotado por el miedo, por la complicidad de actores políticos que mucho tenían y tienen que perder si se conoce la verdad y con el apoyo incondicional de los medios de comunicación vinculados a los sectores de poder de este país.
Años más tarde, se volvió a consultar a la ciudadanía y ahí la fuerza mayoritaria, el FA, sopesó que no era conveniente unir la lucha por verdad y justicia con la continuidad en los sillones del poder, y la impunidad volvió a ganar, esta vez ayudada por la inoperancia, el desinterés y/o complicidad de gran parte de la dirigencia y votantes de la izquierda.
Y ahora qué patético, frente a la desafortunada ironía inicial del Ñato y las posteriores declaraciones, muchos de los que deliberadamente no hicieron campaña en contra de la impunidad salen a rasgar sus vestidos y a linchar al veterano, como si ellos fueran capaces de arriesgar siquiera una pequeña parte de todo lo que arriegó F.H. y pretenden convertirse en jueces.
Que no sean felices ni compartibles las manifestaciones del ministro, vale, pero quienes tenemos buena memoria recordamos que cuando la fuerza de izquierda pudo militar y decidir que el plebiscito en contra de la caducidad fuera abolida en las urnas, optó por no arriesgar la comodidad de las bancas y los privilegios que antes cuestionaban a los partidos tradicionales.
Qué triste que un torturador, en un remedo de defensa al ministro , utilice el hecho para justificar las atrocidades, que patético que salgan politicuchos del partido que promovió la impunidad a apuntar con el dedo al viejo luchador, pero mucho más triste que la autodenominada izquierda tenga tan poca memoria.