Mostrando entradas con la etiqueta Profesor Jun de Marsilio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Profesor Jun de Marsilio. Mostrar todas las entradas

viernes, 5 de diciembre de 2014

EDUCACIÓN: CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE VÁZQUEZ. Prof. Juan de Marsilio

 Montevideo, 5 de diciembre de 2014

Sr. Presidente electo de la ROU,
Dr. Tabaré Vázquez
Respetado conciudadano:

                                         Primero, felicitarlo por el triunfo y desearle, en bien del país, la mejor de las gestiones. En segundo lugar, identificarme: soy uno de los tantos ciudadanos que lo han votado, y me gano la vida como docente de Literatura en liceos públicos y privados. Ahora sí, entremos en materia.

                                         A algunos conciudadanos les ha causado cierta sorpresa – y a algunos otros cierta disconformidad – la designación de la Dra. Ma. Julia Muñoz y del Sociólogo Fernando Filgueira como Ministra y Subsecretario, respectivamente, de Educación y Cultura. A mi no me sorprende ni me causa disconformidad. Lo primero, porque es potestad del Presidente elegir los ministros y subsecretarios entre personas de su confianza. Lo segundo, porque ya habrá tiempo luego para sentirse disconforme con la gestión en concreto, y espero en Dios que no pase, para bien de la educación y la cultura (y del montón de reparticiones diversas bajo el control de ese Ministerio).

                                         Se lee o escucha en la prensa y medios de difusión que en su gobierno tendrá lugar una profunda reforma de la educación pública. No soy experto en gestión educativa, pero me atrevo a formular algunas preguntas que, con toda humildad, creo ayudarían a pensar el rumbo a tomar en ese terreno:

1) ¿Cambiaremos los métodos de enseñanza de la lectoescritura en inicial y primaria, de modo que los estudiantes lleguen al nivel medio bien alfabetizados?
2) ¿Generalizaremos la detección, diagnóstico y reeducación de las dificultades específicas de aprendizaje, para que esos estudiantes tengan cierta igualdad de oportunidades? Para esto habría que contratar muchos psicopedagogos en ANEP.
3) ¿Daremos oportunidad de aprender oficios y tecnicaturas con calidad a nivel post primario para las familias que así lo reclamen para sus hijos?
4) ¿Saldremos del dilema repetición/promoción gratuita? ¿Terminaremos de entender que, si un niño o adolescente muestra rezago educativo, a veces lo mejor es sacarlo por un tiempo de la carrera para reeducarlo, superar el rezago y que luego siga a buen paso?
5) ¿Entenderemos que la lógica quinquenal de las elecciones no se compadece con planificar políticas educativas a largo plazo?
6) ¿Dejaremos de culpabilizar a los docentes en general? ¿Sumariaremos y destituiremos a los pocos cientos de docentes impresentables de Secundaria que enlodan el buen y dedicado hacer de los otros miles y miles?
7) ¿Insistiremos en que hay que estudiar, y no poquito, si se quiere aprender, y en que los padres tienen que apoyar?
8) ¿Proporcionaremos libros a nuestros niños y muchachos, en abundante cantidad y calidad, para fomentar el hábito de la lectura? Sé que con la “ceibalita” pueden acceder a decenas de miles de títulos, pero sé también que en el caso de muchos educandos, la computadora y el Internet presentan un sinfín de estímulos que hacen que la lectura en pantalla quede postergada.
9) ¿Incentivaremos la construcción de locales educativos suficientes y adecuados? ¿Seguiremos refaccionando los que hoy tenemos? Debo reconocer que en el último año y medio se ha trabajado bien en este rubro, pero el proceso debe continuar, y profundizarse.
10) ¿Brindaremos adecuada seguridad al entorno de lo centros educativos?
11) ¿Legislaremos para que los padres o tutores puedan contar con tres o cuatro medias jornadas de licencia en el año lectivo para concurrir a los centros de estudio de sus hijos, si desde allí se los convoca?
12) ¿Daremos pasos decisivos – como se los dio en su pasada gestión y algo menos en la del Sr. Presidente Mujica – para la dignificación del salario de los trabajadores de la educación pública, con el objetivo de que puedan dedicarse en exclusiva a la función?


Creo, Sr. Presidente, que yendo por estos rumbos nuestra educación pública mejorará. Es cierto que se pueden hacer otras cosas, pero dudo mucho que si son opuestas o muy diferentes a las aquí enumeradas, en lista muy esquemática, se llegue a buen puerto.

                                                       Vuelvo a desearle la mejor de las gestiones.
                                                                    Atte.
                                                             
                                                                              Prof. Juan de Marsilio
                                                                                  C.I.: 1.864.466-4

Juan de Marsilio nació en  1963 en Montevideo. Profesor de Literatura, ha publicado los siguientes libros: "Alondras, lobizones, elefantes", 1991; "La casa y su habitante", 1991; "La sed y el agua extraña", 1995; "Pavana para un dinosaurio difunto", 2005 y "Futuro", 2006.