Mostrando entradas con la etiqueta bullybg social en televisión infantil. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta bullybg social en televisión infantil. Mostrar todas las entradas

miércoles, 28 de enero de 2015

El bullying social prevalece en la televisión infantil

http://www.psyciencia.com

 


Un nuevo estudio de investigación dirigido por una profesora de la Universidad de Indiana ha encontrado que el bullying social es tan frecuente en la televisión infantil como las representaciones de agresión física.
El estudio “Crueldad en la pantalla: La agresión social en los programas populares entre los niños” (Mean on the Screen: Social Aggression in Programs Popular With Children), que aparece en el Journal of Communication, encontró que el 92 % de los 50 programas más populares para los niños entre las edades de 2 y 11 años mostraron personajes implicados en la agresión social . En promedio, hubo 14 incidentes distintos de agresión social por hora, o una vez cada cuatro minutos.

Si bien la agresión física en la televisión para los niños ha sido ampliamente documentada, este se cree que es uno de los primeros estudios que analizan la exposición de los niños a comportamientos tales como chismes crueles y la manipulación de la amistad.
“La agresión social tenía más probabilidades de ser promulgada por un perpetrador atractivo, para ser presentado en un contexto humorístico sin premios ni castigos”, escribió Nicole Martins, profesora asistente de telecomunicaciones en la Universidad de Indiana de Artes y las Ciencias. “De esta manera, la agresión social en la televisión representa más de un riesgo por la imitación y el aprendizaje que por las representaciones de agresión física”.


 
Martins, autora principal del estudio, y Barbara Wilson, profesora de comunicación en la Universidad de Illinois, llevaron a cabo un análisis de contenido de los 50 programas más vistos por los niños de acuerdo a Nielsen Media Research desde diciembre 2006 a marzo de 2007. En total, 150 programas de televisión fueron vistos y analizados.
Se prestó atención cuidadosa a lo que se presenta en los casos de agresión social, si sucedió que el comportamiento fue recompensado o castigado, justificado o cometido por un perpetrador atractivo. Los resultados sugieren que algunas de las formas en que se contextualiza la agresión social hacen que estas representaciones sea particularmente problemáticas para los jóvenes espectadores.

“Estos hallazgos deberían ayudar a los padres y educadores a reconocer que hay comportamientos socialmente agresivos en los programas que ven los niños.”Los padres no deben asumir que está bien que su niño vea un programa simplemente porque no contiene violencia física”. Deberían ser más conscientes de las representaciones que pueden no ser explícitamente violentas en un sentido físico, pero que son antisociales por naturaleza”, agregó Martins.
La gran mayoría de los incidentes socialmente agresivos (78 %) fueron verbales: palabras para herir la autoestima o el estatus social de otro personaje en el programa. Los tipos más comunes de agresión social eran insultos (52 %) o apodos (25 %). Otros tipos comunes de comportamiento negativo indicados han sido burlas (10 %) y sarcasmo (9 %).
Sólo alrededor del 20 % de todos los incidentes socialmente agresivos eran no verbales por naturaleza y emplearon típicamente cara de malo (36 %) o la risa con la intención de atacar la autoestima de otro personaje (31 %). Girar los ojos, apuntar con el dedo y simplemente ignorar a la otra persona, también fueron comunes.

 

“También codificamos si la agresión social fue perpetrada directamente al objetivo (como hacerle una cara de malo) o indirectamente perpetrado, a espaldas del objetivo (como la difusión de un rumor)”, escribieron los autores. “La gran mayoría de los incidentes socialmente agresivos (86 %) fueron realizadas directamente al objetivo. Rara vez fueron perpetrados a espaldas del objetivo.”
Aunque investigaciones previas han demostrado que el chisme es una de las formas más comunes de agresión social en la vida real, fue visto con muy poca frecuencia en la muestra televisiva analizada para el estudio. Martins y Wilson concluyeron que el chisme, debido a su carácter indirecto, pudo haber sido visto por los productores de programas como demasiado sutil para el desenlace de la historia.


Fuentes: IU research study finds social bullying prevalent in children’s television. Social Bullying Prevalent in Children’s Television 

Imagen: MSHC