Mostrando entradas con la etiqueta Refranes y uruguayeces. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Refranes y uruguayeces. Mostrar todas las entradas

miércoles, 31 de agosto de 2016

“REFRANES Y URUGUAYECES”. Por Julio Dornel.



Hay refranes que permanecen agazapados en algún rincón de la memoria, esperando la oportunidad para recordarnos que son inmortales y forman parte de sentencias populares, que sin embargo no tienen autor conocido. Por ese motivo al reencontrarnos con “Refranes y Uruguayeces” de Eduardo Acosta, sentimos la necesidad de compartirlo con los lectores, con la seguridad de que algunos nostálgicos tendrán la oportunidad de comprobar que la gran mayoría se encuentran  en retirada. Sin embargo para su autor “estos refranes y dichos populares son de todos nosotros, y son parte de nuestra tierra y de nuestro folklore, encerrando siempre alguna verdad moral y conocimiento de vida. Los refranes son un producto de la experiencia de la gente y hay que  entender el sentido figurado de las cosas”. De su extensa recopilación ofrecemos algunos que todavía circulan, y que suelen adaptarse a situaciones muy particulares que escapan a la retórica de nuestro lenguaje.
“Más aburrido que viernes santo”.
“Más largo que esperanza de pobre”.
“Serio como lechuza en panteón”.
“Siendo de arriba cualquier cosa, menos un rayo”.
“Más aburrido que bailar con la hermana”.
“Por la plata baila el mono”.
“Escoba nueva siempre barre bien”.
“Quien se va sin que lo corran, vuelve sin que lo llamen”.
“Donde hubo fuego, cenizas quedan”.
“Agua que no haz de beber, déjala correr”.
“A lo pasado, pisado”.
“A caballo regalado no se le mira el pelo”.
“Quien siembra vientos, recoge tempestades”.
“Quien ríe por último ríe mejor”.
“En casa de herrero, cuchillo de palo”.
“No por mucho madrugar, amanece más temprano”.
“Donde manda capitán, no manda marinero”.
“Cría cuervos y te sacaran los ojos”.
“Cada uno sabe donde le aprieta el zapato”.
“En boca cerrada no entran moscas”.
“Ojos que no ven, corazón que no siente”.
“Hecha la ley, hecha la trampa”.
“Las piedras rodando se encuentran”.
“No vendas la piel antes de cazar el oso”.
“En la cancha se ven los pingos”.
“No gastar pólvora en chimangos”.
“Más feo que pegarle a Dios”.
“Es loco pero no masca vidrios”.
“Del árbol caído, todos hacen leña”.
“Sarna con gusto no pica”.
“Mala tos le siento al gato”.
“Cuando el río suena, agua lleva”.