Mostrando entradas con la etiqueta Hector Musto. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Hector Musto. Mostrar todas las entradas

jueves, 16 de octubre de 2014

Carta abierta a Hoenir Sarthou Hector Musto


Hoenir, me dolés mucho. Recuerdo cuando eras de izquierda, cuando estabas para cambiar al país.

Te leía, te escuchaba en las tertulias de El Espectador... y cuántas veces compartí tu visión de izquierda, crítica pero de izquierda: criticar al FA desde adentro. Reconociendo las virtudes de los gobiernos que tenemos desde el 2005, pero sin casarte con nadie, marcando errores y carencias. Estaba bárbaro. No eras un alcahuete de esos que dicen que todo está bien... por el contrario.
Desde la izquierda, desde el FA, marcabas a fuego nuestros errores. Aportabas al cambio de nuestra fuerza política. Desde adentro. Veías y defendías nuestros aciertos, que fueron muchos -y los defendiste con gran altura intelectual- y de la misma manera, marcaste en qué le errábamos. Personalmente, te consideraba un intelectual orgánico. De los que hablaba Gramsci. Y desde allí, desde esa posición, aportaste mucho. Lo reconozco. Y te lo agradezco: había cosas que no veía y me ayudaste a pensar. Pero... en un momento crítico de nuestra historia, cuando se trata de profundizar en lo bueno, muy bueno que hicimos en muchas áreas, esas que vos mismo defendiste y, al mismo tiempo, corregir errores, te sumás a la derecha. Te guste o no. Votar en blanco, o a la UP o anulado en octubre, es sumarte a la derecha. Porque no sumás para Tabaré, quien puede no gustarte, sino que tampoco lo hacés para los legisladores que precisamos para que siga cambiando el país, en el sentido que vos mismo soñaste. Me dirás que hay errores. Que el FA se equivocó en muchas cosas. Caramba. ¿Cómo no equivocarse cuándo se intenta cambiar un país luego de siglo y medio? ¿Acaso soñabas que éramos perfectos? Pensar que soñabas eso, sería despreciar tu inteligencia. Todos sabíamos que en este camino íbamos a cometer errores; inclusive, que podrían existir compañeros "tentados por el poder". Todos los sabíamos. Vos también. Pero lo importante, lo que va a quedar, es el balance. ¿Qué pasó desde el 2005 a la fecha? No te lo voy a contar. Lo sabés muy bien. Y, en el fondo de tu alma, estoy seguro que sabés, tanto como yo, que el balance es más que positivo. Hacerte una lista de los aciertos, sería nuevamente despreciar tu capacidad. Y pedirte un balance, sería, también, menospreciarte, porque seguramente te consta que es positivo. Pero hace unos días, faltando poco para las elecciones, hacés público que no vas a votar al FA.
Decís que te duele. No me importa que te duela. Lo que me importa es que, aprovechando tu "fama", no solamente lo decidís para vos y tu conciencia, sino que lo hacés público: te sumás a la derecha públicamente. Hasta Búsqueda te destinó un cuarto de página. El "izquierdista" Hoenir Sarthou no vota al FA. El "radical" Hoenir no suma parlamentarios para continuar con el proceso de cambios. Te levanta Búsqueda. Supongo que estarás orgulloso de esa condecoración que te regala la derecha más inteligente. De cómo te usa. Solamente espero que en las mañanas, cuando te mirás al espejo, te aguantes la mirada. Sos como el personaje Gianni Perego que hizo Gassman en "Nos habíamos amado tanto". Allá vos. Allá vos... y acá nosotros, los que reconociendo errores, seguimos por la única ruta posible de cambios: el Frente Amplio.
Te deseo suerte, en la vida y ante el espejo.
Héctor Musto