Mostrando entradas con la etiqueta .Escritor y periodista Julio Dornel. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta .Escritor y periodista Julio Dornel. Mostrar todas las entradas

domingo, 6 de agosto de 2017

SANTA TERESA. ABRIL 14 DE 1946. UN MONUMENTO PARA LEONARDO OLIVERA Por Julio Dornel.


                   Escritor Julio Dornel

Fue en la época de los grandes movimientos militares que los portugueses iniciaron esta construcción para consolidar su dominio en estas regiones. Desde el año 1763 hasta 1828 pasó en forma alternada en poder de españoles, orientales, argentinos, portugueses y brasileños, hasta que el 29 de enero de 1828 el coronel Leonardo Olivera, la reconquista definitivamente, tras dirigir sus huestes con juicio y genialidad.
Leonardo Olivera había nacido en el ambiente campesino de Maldonado y eligió la costa del Atlántico como escenario natural de sus grandes hazañas.
Gracias al profundo estudio realizado por Pintos Diago hace más de 60 años, sobre la vida de Leonardo Olivera, podemos hoy ofrecer a nuestros lectores algunos datos biográficos, de este héroe nacional. Era hijo de don Manuel Álvarez de Olivera, que pertenecía a una de las familias portuguesas que concentró Cevallos en la fundación de San Carlos.
De acuerdo a una partida de nacimiento existente en los libros de la parroquia de San Carlos, Leonardo Olivera habría nacido el 26 de noviembre del año 1793. Desde sus primeros años, se le presentaron magnificas oportunidades para templar su valor junto a la montonera de gauchos bravíos que comandaba en la costa atlántica don Manuel Francisco Artigas.
Desde los primeros enfrentamientos entre portugueses y españoles por la dominación de estas tierras, le correspondió a la costa atlántica de este departamento y de Maldonado, ser el escenario obligado de estas contiendas. La Fortaleza de Santa Teresa, era en esa oportunidad el baluarte fundamental, por su ubicación estratégica al estar emplazada en un largo corredor formado por la Laguna Negra y el Océano Atlántico. Esa zona, que recibió el nombre de la Angostura, sería el paso obligado de todas las tropas portuguesas que ingresaron a nuestro país. Por ese motivo, Leonardo Olivera y la División Maldonado se habían impuesto la patriótica y arriesgada tarea de recuperar la fortaleza para las fuerzas orientales y establecer en ella el primer baluarte de la costa atlántica. El talento y la pericia de Leonardo Olivera, determinaron que le bastarían 5 días de asedio para desalojar a los 600 portugueses que ocupaban la fortificación. Esta hazaña del Señor del Este, dejó profundas huellas en el alma oriental, convirtiéndose en uno de los eslabones más importantes de nuestra independencia.
En la nota gráfica el cura Párroco de Castillos Arnoldo Crispin Bernasconi, bendice el lugar donde se levantaría años más tarde el Monumento a Leonardo Olivera.
Tras una breve oratoria se realizó una Misa Campal.

INFORME ENVIADO A LAVALLEJA. Por Julio Dornel.

                     Escritor Julio Dornel

Con fecha 31 de enero de 1828, el coronel Leonardo Olivera envía el parte oficial de la toma de Santa Teresa, al general Lavalleja, comunicando la retirada de los enemigos y destacando “lo bien que se ha portado en esta pequeña campaña, la división que tengo el honor de mandar”. En el archivo del Estado Mayor del Ejército se encuentra este histórico parte militar que establece entre otras cosas: “El enemigo enarboló la bandera al rayar el día, desde que fuimos sentidos, por cuya razón hacía yo apurar las guerrillas sobre el fuerte. Por dos cornetas que se me pasaron el 28 en la noche, fui informado que en esa misma se marchaban: con este motivo aproximé mi fuerza para descubrir si habían abandonado el fuerte y no habiéndolo hecho esta noche, luego que nos descubrieron, nos hicieron un fuego de artillería, por lo que tuve que retirarme sin ninguna novedad. El 29 a la oración emprendieron su marcha con la mayor precipitación tomando el camino de La Coronilla y ganando la playa: no pudiendo mi fuerza descubrir su retirada por la localidad del terreno, no supe de su marcha hasta la una de la noche, hora en que llegó a mi campo un pasado que me instruyó de lo ocurrido”.
Luego aproxime mi fuerza pero con precaución por el acontecimiento anterior e hice hacer la descubierta luego que fue de día. Hecha ésta, supe con certeza que el fuerte estaba abandonado y apoderándome de él, inmediatamente destaqué un escuadrón para que persiguiese al enemigo y me noticiase si los alcanzaba para marchar sobre ellos con todas mis fuerzas.”

domingo, 23 de julio de 2017

AGONÍA DEL ARROYO CHUY. Por Julio Dornel.





                            Julio Dornel


La contaminación del arroyo y su área circundante, continúa en la agenda de las autoridades, y de los grupos ambientalistas, que pese a los años transcurridos no han podido superar las dificultades que enfrentan ambos municipios, para solucionar el tema. Ante esta situación se viene analizando la problemática y difundiendo la violación de normas en la aplicación de productos prohibidos en las plantaciones. El alto índice de contaminación que soporta el arroyo, hace muchos años que figura en la agenda de varios Ministerios sin que se vislumbre una solución. La prensa local y departamental hace más de 20 años que se ocupa del tema difundiendo las gestiones realizadas por los grupos ambientalistas que en reiteradas oportunidades han ofrecido los resultados de los análisis realizados. Cabe señalar que uno de los laboratorios involucrados en el tema fue Anselmi de Santa Vitoria do Palmar (Brasil) que tras profundos estudios detectó un alto grado de contaminación por baterías fecales, fundamentalmente en la desembocadura del arroyo en el océano atlántico. También surgió en esa oportunidad un tema por demás preocupante, como lo fue la presencia de mercurio en determinada zona del arroyo. Un comunicado de Eco Chuy señalaba en aquella oportunidad que uno de los principales contaminantes estaba siendo generado por los establecimientos arroceros al utilizar fertilizantes y pesticidas en forma indiscriminada para mejorar el rendimiento, cosa que fue negada por los productores. De todas maneras el estudio estadístico realizado por Eco-Chuy en abril del año 2.005 señalaba que las “personas fallecidas por enfermedades oncológicas en Chuy desde el 21 de enero de 1.999 hasta el 19 de marzo de 2.005, según datos recopilados por la Junta Local de Chuy, mediante certificados de defunción que obraban en su poder” señalaba un total de 328 muertes, donde el 15.85 % (52) se habían registrado por problemas oncológicos. Se destacaban en el informe los tipos más comunes de neoplasia; digestivos 20, esófago 6, estómago 4, páncreas 7, colon 1, recto 1, pulmón 10, próstata 7, siguiéndolo en menor cantidad el útero, cerebro, riñón, etc. Se establecía que los fallecimientos por sexo señalaban 12 mujeres y 40 hombres. El informe aludido culminaba con las siguientes conclusiones; el 16 % de las muertes en Chuy son por enfermedades neoplásicas, predominando fundamentalmente los tumores de origen digestivo. Es justo señalar que en los certificados aludidos no constan las causas que los provocan ni ocupación de los fallecidos.
En el video que adjuntamos el artista rochense Enrique Cabrera nos ofrece una nueva versión musical de LA MUERTE DEL ARROYO, durante una tertulia realizada en esta ciudad en 1990, con la presencia de artistas locales y el periodista Jorge Rodríguez Benítez. También fue musicalizado y grabado por Rodrigo Acosta (CANTARES DE CHUY) y el artista Nelson “Pindingo” Pereyra.
LA MUERTE DEL ARROYO

LINEA DIVISORIA, CIUDAD FRONTERIZA,
CRECISTE A SU LADO MUY CERCA DEL MAR
CURSO CRISTALINO, NATACIÓN Y REMO
EN NOCHES DE LUNA SUPISTE SOÑAR.

EL MONTE NATIVO ESCONDIO TU ROSTRO
PARA QUE LAS AGUAS BUSCARAN EL MAR
LAGRIMAS VERTIDAS, DE LLUVIA Y DE VIENTO,
RUMOR DE LA BRISA QUERIENDO SOÑAR.

ACUNASTE SUEÑOS DE PUEBLOS HERMANOS,
LINEA DIVISORIA QUE SE EXTIENDE AL MAR,
HOY ESTAS MUY TRISTE, QUIZAS MUY ENFERMO
TUS AGUAS OSCURAS NO QUIEREN ANDAR.

TE CONTAMINARON ARROYO DE TODOS
LA LUNA SE ESCONDE PARA NO MIRAR
TE LLORAN LOS SAUCES DESDE LA RIBERA
MIENTRAS EL CORTEJO SE DIRIGE AL MAR.

Letra: Julio Dornel

lunes, 17 de julio de 2017

ACTIVIDAD DELICTIVA. PREOCUPA A LAS AUTORIDADES. Por Julio Dornel.


                          Escritor Julio Dornel
Los contactos mantenidos en los últimos meses entre las autoridades policiales de ambos países, apuntan a mejorar la capacidad de relacionamiento y generar confianza entre las fuerza vivas de ambos municipios, teniendo en cuenta que están en juego valores fundamentales de la sociedad. Cabe destacar el esfuerzo que viene realizando esta seccional para revertir el cuadro de violencia que se viene registrando en los últimos meses. Analizando los beneficios que pueden aportar estas reuniones el Jefe de Policía de Rocha Comisario Mayor (R) Claudio Pereyra señalaba recientemente a la prensa que “será de fundamental importancia el intercambio de información para identificar a las personas con antecedentes y que en los últimos años han encontrado refugio en distintos barrios de esta ciudad. Cuando asumimos el cargo teníamos muy claro que el éxito final apuntaba a la información reciproca que íbamos a mantener con las autoridades brasileñas. De esta manera el éxito de algunos operativos estuvo relacionado con el trabajo conjunto que estamos realizando en una frontera terrestre muy extensa que dificulta nuestro accionar. De todas maneras estamos combatiendo la delincuencia en todos los escenarios posibles, teniendo en cuenta que es el camino que debemos recorrer para mitigar el accionar de los delincuentes”.

sábado, 15 de julio de 2017

Julio Cesar Armi. EL ACTOR DE LOS HUMILDES ESTUVO EN CHUY. Por Julio Dornel.




                                     Escritor Julio Dornel

Con la convocatoria que generaba la presencia del actor Julio César Armi, en pueblos y ciudades del interior la directiva de “San Vicente F.C asumió el riesgo y organizó la presentación del mayor elenco teatral que ofrecía el país en aquellos años. Las gestiones realizadas por Girisneldo Silvera, delegado de la institución ante la Liga Regional, culminaron con un lleno total del Campo “TITO FERNÁNDEZ” en su primera etapa de iluminación. Señala Girisneldo que el éxito de Armi “había llegado a todos los rincones del país que se disputaba alguna fecha libre para poder actuar en los escenarios del interior. Su programa radial de las 13.30, convocaba a miles de oyentes que se entregaban con entusiasmo a las campañas de solidaridad social. Estaba en el auge del radioteatro, demostrando su apoyo a las instituciones más carenciadas del interior. Habíamos realizado las gestiones correspondientes y esperábamos el anuncio oficial para comenzar la promoción del espectáculo. En el transcurso de dos audiciones llenó 10 ómnibus para la excursión a Chuy, a beneficio del Club San Vicente. Queremos señalar que se trataba de un actor de origen muy humilde, criado en un asilo, que merced al trabajo y una solida voluntad logró finalmente una permanencia prolongada en el teatro y la radio de nuestro país. Sus campañas estaban dirigidas a las clases más necesitadas, habiendo conseguido más de 300 sillas de rueda, remedios y trabajo para miles de desocupados. Sus representaciones llenaban los escenarios, con marcado suceso, destacándose entre las preferencias del público El Plebeyo, Poncho Patria, Martín Aquino, El Morocho del Abasto y El Lobizón que fue el que presentó en esta ciudad.

viernes, 14 de julio de 2017

SEMBLANZA DE OSCAR BRUNO. CUANDO LOS “CRACK” CAMBIABAN CAMISETAS Por Julio Dornel.


                       Escritor Julio Dornel

Al decir del colega y amigo Julio Dornel, “recurriendo a la memoria de algunos lectores en varias primaveras, fuimos sacando de la galera imaginaria los nombres” de muchos jugadores provenientes de la fronteriza ciudad de Chuy y que jugaron en el fútbol de nuestra ciudad.
Las décadas del cincuenta y sesenta fueron muy propicias para el intercambio de jugadores entre ambas ciudades, hacia el Chuy mayoritariamente llevados por el Nacional de Samuel Priliac, pero muchos fronterizos hicieron escala en Rocha y se pusieron sobre su pecho la gloriosa casaca celeste del combinado y fueron campeones del Este y del Interior.
Y sacando de esa imaginaria galera nombres sin un orden pre establecido aparecen el “brasilero” Carlos Julio Rodríguez, de profesión bancario, que defendiera acá al Nacional del Escribano Silvera, también a los tricolores en basquebol y en Tenis de Mesa en este deporte junto al Profesor Ruben Ocampo, al “Pico” Onandi entre otros.
Girisneldo Silvera, golero que estuviera destacada actuación en el arco del Deportivo Artigas, también técnico y dirigente; Víctor Alegre, campeón con la casaca xenesi del Atlético Rocha; Ladis “Pipo” Graña, golero en los sesenta del Irineo de Espada y del combinado rochense.
El “Flaco” Fernández golero que también estuviera en la portería celeste en el Torneo del Este de 1964 compartiendo el mismo con el legendario Juan María Vera, plantel que contaba con los “velazquenses” Milton Chaban y Carlitos Rodríguez, con Justino Santos, Mario Rivas “Montero”, Floduardo Pereyra, el “Pepe” Dameno, José Muniz, Mario González.
Como no recordar aquellos que estuvieran en el famoso Quinquenio y en el título del Interior del 54, como Ilmo José Da Costa, el “Pelotilla”, compañero entre otros de Fernando Alemán, del “Rata” Muñoz, del “Viejo” Aguirre, del “Bina” Longeau, del “Bitoto” Larrea; o al “Petiso” Wilson el “Bibe” Salayarán el veloz puntero que también triunfara en la capital; a Viojo, a Alvez, a Landeco, a Orlando Alvez.
Al exquisito zaguero del decano River Plate, con el que fuera campeón local del 64 junto a Milton de la Torre, los hermanos Nievas, Niver Rodríguez, Rubí Feola, el “Cambula” Sánchez, también de Nacional y los combinados rochenses: el “Negro” Rubí Vidal, un crack; campeón del este del 63 con el “Nito” Vera, el “Perera” Larrea, Justino Santos, Floduardo Pereya, el “Toto” Echeverría, el “Gusano” Domínguez Pérez, el “Nino” González, Carlitos Silvera, Julio Mego.
También jugó en el fútbol local Dante Rodríguez, defensa, que lo hiciera en el equipo de los Tres Barrios, el Club Lavalleja y estuviera en el combinado en el año 1966 junto a los goleros José María Motta, Milton de la Torre y el “Nito” Vera, a los hermanos Walter y “Pototo” Cardoso, el “Pata” Rodríguez, Alberto Martínez, Glauter García, el “Nino” González, el “Toto” Echeverría, “Rubito” Motta entre otros.
El campeón del Interior con la casaca de la Federación Rochense en 1984, y también con la tricolor del equipo de la avenida Ituzaingó el Palermo Fútbol Club: brasilero Paulo Píriz Santana, “Paulinho” autor del gol del triunfo en Fray Bentos cuando Rocha fuera por última vez campeón del interior en aquel equipo de Guala, Ramos, Walter y Dante Cardoso, Redín, Correa, Pertusso, Benítez, Milar, Rodríguez, Ariech
SEMBLANZA DE OSCAR BRUNO.
CUANDO LOS “CRACK” CAMBIABAN CAMISETAS.
e, dirigidos por el “Vasco” Artazamanoa.
El “Rey” Arturo Altez gran jugador, un estratega, defensor de la casaca celeste y campeón del Interior con el linajudo Palermo, con aquel equipo del “Loco” Guala, de Alberto Martínez, del “Pago” González, de los hermanos Pertusso, del “Tono” Redín, del “Pochocho” Néstor Fernández, del “Cepillo” Correa, de Carlitos Sosa.
No podemos olvidarnos del histórico Afibio De Souza Rocha, el autor del primer gol en el Estadio Dr. Mario Sobrero el 20 de noviembre de 1955, cuando se inaugurara dicho escenario y la selección celeste le ganara a la roja del Olimar, teniendo entre otros compañeros a la “Vieja” Aguirre, el “Nino” González, a la “Vieja” Vilizzio, al “Bitoto” Larrea, al “Rata” Muñoz, a Fernando Alemán, al “Nito” Vera, al “lilo” Navarro, a Barboza, al “Pochocho” Fernández, siendo además integrante de varios equipos campeones del Este en el recordado Quinquenio. Jugo en nuestro medio en el Deportivo Artigas, siendo integrante de la Unidad Militar y en el Rampla de La Estiva. En las notas graficas el "Bibe" Selayaran y seleccion de Rocha año 1975.

miércoles, 12 de julio de 2017

EL NIÑO HEROICO: DIONISIO DÍAZ Por Julio Dornel.



                                Escritor Julio Dornel
Hace algunos años escribiendo para Informe Uruguay, publicamos una nota relacionada con la hazaña realizada por un niño olimareño, salvando de la muerte a su pequeña hermana. La crónica pertenecía a Noeli Arim, oriunda de Chuy y radicada en Minas, que en una excelente recuperación de los antecedentes que rodearon la historia, nos relataba los principales acontecimientos.
“Queremos evocar en esta crónica una de las mayores hazañas realizada por un niño uruguayo de tan solo 9 años en pagos olimareños, al salvar a su pequeña hermana y pagar con su vida en un acto de amor y valentía que se ha mantenido inalterable a través de los años.
Relatos y documentos que llegaron a nuestro poder, nos permiten evocar esta historia de amor y coraje que tuvo como escenario los pagos rurales del arroyo del Oro, donde los pocos ranchos se escondían en la soledad de los campos olimareños”.
Fue allí a orillas del pequeño arroyo del pueblo Mendizábal que nunca hubiera trascendido sin la presencia de Dionisio, donde se consumó una de las mayores tragedias de este departamento y del país. Hablar de Dionisio Díaz, es hablar de heroísmo, de coraje y de amor. En aqu
el año (1929) la ciudad de de Treinta y Tres se preparaba para festejar el centenario de la patria, mientras a 8 leguas de distancia en un humilde rancho de barro y paja brava el Pequeño Dionisio ofrendaba su vida para salvar a su hermana.
Crónicas de la época señalaban que el 9 de mayo de 1929 los pocos habitantes del poblado del Oro, soportaban una de las mayores heladas del año, la que se fue levantando con un fuerte pampero en las primeras horas de la mañana. Le correspondió al maestro y periodista olimareño Ariel Pinho resumir en una publicación editada en 1987, los principales acontecimientos registrados en la noche fatídica cuando Don Juan Díaz el abuelo de Dionisio en un momento de enajenación mental comete el triple asesinato.
En primer término arremete contra su hija aplicándole varias puñaladas, hiriendo a Dionisio que pretendiendo evitar la tragedia se interpuso entre su madre y el abuelo. Posteriormente mató a su yerno Eduardo dirigiéndose al cuarto donde debería estar la pequeña Marina hermana de Dionisio de tan solo once meses de edad.
Sin embargo el Pequeño héroe se había anticipado según lo cuenta Pinho en su libro. “Otra vez la voz del viejo que se acercaba al patio. Dionisio de pie, sintió la fuerza de los guapos y desbordado de coraje se apront
ó para enfrentar aquella fiera enloquecida. Se inclinó sobre la cama.
Cubrió el cuerpo de Marina con el suyo, suavecito muy suavecito para que no despertara. Sus pies desnudos apenas tocaban el suelo. Con sus brazos poco a poco, fue rodeando el cuerpecito tibio de la niña. Apretó el rostro contra su pecho, casi para que no respirara. Sabía también que solo llegando al pueblo podría salvar a su hermana porque todos los vecinos vivían más lejos. Tendría que hacerlo por la costa del arroyo por donde recorrería poquito más de una legua para llegar. Sabía que Marina apenas daba pasitos y que la tendría que llevar en brazos. Habían alambrados y varias cañadas y la oscuridad que hasta ahora lo había ayudado. Podría perderlo en la inmensidad del campo. El niño repasó lugares, distancias, subidas, cañadas... conocía aquellos lugares como sus manos.
Eran nueve años y un día conviviendo con el paisaje que lo rodeaba. La claridad del alba comenzó a penetrar en el rancho. ¡Otra vez había llegado la hora de Dionisio! Se puso de pie. Con él no se levant
ó
el niño de 9 años y un día, se levantó el Hombre, el coraje del Criollo, el Heroísmo del gaucho, el orgullo de la Raza. Durante toda la noche y cada vez más había sentido dolor y molestias en una de aquellas heridas que el acero filoso del abuelo le había abierto en el vientre. Buscó una tijera y apoyándose en la mesa se cortó la grasita que le salía por aquella herida sangrante.
Tomó una sábana vieja que estaba al pie de la cama, le sacó una tira larga y con ella se fajó lo más fuerte que pudo. Estaba pronto. Los yuyos de la chacra y las chircas lo esperaban. Tan solo un alambrado y comenzaría su hazaña. ¡Adelante Dionisio, adelante! Para recordar su vida y su heroísmo transcribimos algunas estrofas de la obra literaria de Serafín J. García “Romance a Dionisio Díaz”:

“Marchaba de cara al alba
con la pequeña en los brazos
para tocarlo estiraban
sus verdes dedos los pastos.”

Llegar era su consiga
Llegar y poner a salvo
Aquel retoño de vida
Que a la muerte había ganado...”

El hombrecito gaucho fue llegando lentamente con su hermana en brazos. Primero el rancho de don Lalo, luego a la comisaría para contar con detalles que el “abuelo se había enloquecido” matando a su madre y a su tío Eduardo.
Lo demás es conocido, el Chevrolet de Alfredo Parra conducido por Víctor Prigue lo llevaría a Treinta y Tres en busca de atención médica. La capital del Olimar estaba muy cerca cuando el Escribiente Yelós que llevaba a Dionisio envuelto en una frazada ordenó detener la marcha sentenciando:
“!Pará Prigue... creo que murió!




lunes, 10 de julio de 2017

LAS VERDADES DE HORACIO GUARANÍ. Por Julio Dornel.


                                  Escritor Julio Dornel

El 29 de noviembre del año 1986 el Club de Leones organiza el primer festival folclórico de integración en el predio que ocupa la plaza de deportes junto al Estadio SAMUEL PRILIAC. Noches inolvidables. El Club de Leones copaba la banca allá por el “Samuel Priliac” y organizaba anualmente su festival de Integración Fronteriza a total beneficio de las instituciones más carenciadas de la  ciudad. Recuerdos y nostalgias de noches alimentadas por la alegría contagiante que bajaba del escenario de la mano de Soledad, Horacio Guaraní, Alfredo Zitarrosa y destacados artistas del ámbito local y departamental.
Era gratificante para el público escuchar de “primera mano” las verdades de Horacio, que estando en su mejor momento se hacía un lugar para armar un fogón, o repartir el tinto mientras atendía  a la prensa.
Su presencia bastaba para colmar las instalaciones improvisadas mientras gritaba a los cuatro vientos las verdades irrefutables de quien  opina  cantando. Lo dijo en desordenada entrevista, “soy un hombre de protesta, si veo una injusticia el cantor no se calla y levanta su voz en el escenario aprovechando que tiene un micrófono y el aplauso del público. Recién le decíamos a un periodista  de la capital que siempre hemos aprovechado los escenarios para denunciar los delitos y luego serán las leyes las encargadas de castigar, pero no se puede pegar cuatro tiros y no saber porque se mató ni donde está el muerto”.

miércoles, 5 de julio de 2017

JUSTO PLÁ VIERA. HISTÓRICO HALLAZGO. “CAMPOSANTO DE VARIAS GENERACIONES”. Por Julio Dornel.




El paciente trabajo de investigación que viene realizando el escribano Justo Plá Viera en la fértil pradera que acompaña el tránsito del pequeño arroyo Chui en los últimos metros del país continente, podría develar el origen de las últimas generaciones que fueron enterradas durante los siglos 18 y 19 en campos del vecino Humberto Altez Carvallo, quien pese a sus 95 años contribuye con sus relatos, atestiguando que “era utilizado fundamentalmente por efectivos militares del 10º Destacamento de Infantería, hasta que los restos existentes eran trasladados hasta el cementerio de Santa Vitoria do Palmar. Entre los apellidos de los civiles enterrados en este camposanto recordamos a dos familias tradicionales de Chui como lo siguen siendo los Plá y los Mellos. Recodamos también que en uno de esos viajes llevaron para Santa Vitoria la imagen de una religiosa que se encontraba en el panteón de los Mellos, la que permaneció durante los primeros años en el Colegio San Carlos de esa ciudad”. El escribano Pla señaló por su parte que si bien los trabajos deben continuar, podemos confirmar que “el origen militar atribuido al camposanto era generado por las guardias fronterizas como lo señalan algunos planos centenarios que tenemos en nuestro poder. También queremos destacar la presencia de mi bisabuelo Agustín Pla entre los fundadores de la ciudad de Castillos en el año 1866. En cambio mi bisabuelo José Agustín Pla, nacido en Balizas y por razones que no conozco se vino para la frontera y lo encontramos trabajando en el comercio de Exequiel Silveira falleciendo en el Chuy en el año 1889. En las notas gráficas, el propietario del cementerio Humberto Carvallo (95 años) y el escribano Justo Plá acompañado por el operador inmobiliario Marzal Saldivia.




jueves, 1 de junio de 2017

AL RESCATE DE LA IDENTIDAD. CINE-DOCUMENTO. EL ORIGEN DE UNA NUEVA HISTORIA. Por Julio Dornel.






Un equipo de jóvenes estudiantes de la Universidad de Buenos Aires, culminan la primera etapa de un documental enfocado en forma directa con la identidad de ambas poblaciones fronterizas. La capacidad creativa los trajo hasta esta ciudad con el único fin de recuperar una identidad perdida entre los médanos del atlántico y la Sierras petrificadas de San Miguel. En este escenario lúdico y misterioso fueron descubriendo valiosos documentos que dan veracidad a los relatos de viejos moradores. Para ello contaron desde el primer momento con el apoyo generoso de varios referentes de esta comunidad que abrieron sus puertas para ir armando la verdadera historia de este enclave fronterizo, aportando fechas, nombres, lugares y relatos que fueron desnudando una realidad escondida durante varias décadas. Entre muchos colaboradores destacaron el apoyo de Sebastián Corbo (fotógrafo) y Mauricio Viojo (editor) que aportaron valioso material gráfico y documental. En nota concedida a NUESTRA GENTE los estudiantes señalaron que una de las materias universitarias consistía “en hacer un documental que apuntara a la identidad de esta zona fronteriza, constatándonos con personas que tuvieran una vinculación directa con la historia local y el conocimiento necesario para analizar las causas de la creciente migración que ha experimentado esta frontera. “Apuntamos nuestro trabajo de investigación – dijo Mario Manríquez-(chileno) a los cambios radicales que deben enfrentar las corrientes migratorias para adaptarse a su nuevo destino de extranjero. Elegimos Chuy por representar un mosaico de nacionalidades y su condición de frontera seca, separando ambos países con una línea imaginaria. Es curioso comprobar además que esta frontera no tiene mayores atractivos para retener el turismo comercial que llega diariamente a realizar sus compras. Todo se limita al turismo comercial donde se destacan los supermercados brasileños y los free-shop uruguayos con sus productos importados a precios realmente competitivos”. Por su parte Felipe Camargo (Brasil) señaló que “nuestro trabajo consiste en su primera etapa documentar esa situación típica de toda ciudad fronteriza donde el crecimiento demográfico está relacionado con las ventajas que ofrece la canasta familiar en el momento de realizar las compras. Es necesario destacar el nivel cultural que ha logrado esta comunidad, teniendo en cuenta las diferentes culturas que se han radicado de ambos lados de la avenida internacional, disfrutando de una pacífica convivencia. Resulta fácil comprobar una convivencia armónica entre ambas ciudades, con el agregado de numerosas nacionalidades que conforman un mosaico muy difícil de comprender”. Para Nicolás Bortoli (argentino) “queremos salir de lo cotidiano y embárcanos en una tarea más profunda para desentrañar la identidad de dos pueblos hermanos que viven experiencias similares. Nos hemos encontrado con una gran riqueza cultural que nos traerá nuevamente a la zona para registrar nuevos cortos para un futuro largometraje más completo para aprovechar y dar difusión al trabajo. Es curioso comprobar cómo surgen las entrevistas a personas desconocidas que han colaborado en forma espontanea con documentos y relatos de estimable valor histórico”.

domingo, 28 de mayo de 2017

FAUSTINO VALDI MUNHOZ (DICO). EL PERIODISMO ESTA DE DUELO. Por Julio Dornel.




                                 Escritor Julio Dornel

Con la muerte de “DICO”, el periodismo riograndense y la ciudad de Santa Vitoria do Palmar han perdido a una de sus figuras más representativas. Lo señaló con acierto Hugo David González desde su “face”, destacando la trayectoria de DICO, y lo que representaba su pérdida para la comunidad. “Periodista de fuste, apuntando siempre a los reclamos de las clases más necesitadas y dando preferencia a las carencias barriales. Fue director propietario del Jornal LIBERAL y vereador durante varios años, demostrando siempre una actitud conciliadora y honesta ante las dificultades”. Hace algunos años con motivo de cumplirse un nuevo aniversario de su querido LIBERAL, señalábamos que los periódicos son los mejores instrumentos para escribir la historia de los pueblos. Hoy debemos agregar que cuando esos periódicos cuentan en su dirección con hombres como DICO, se convierten en la propia historia regional. Su vida periodística estuvo ligada permanentemente al desarrollo social, económico y político del extremo sur brasileño impulsando todas las iniciativas y defendiendo con tenacidad la libertad de información. En otro aniversario (1998) le correspondió al Intendente vitoriense Arturo Correa señalar que “no era una casualidad el hecho de que el LIBERAL estuviera conmemorando sus 65 años de existencia. Es una realidad que está marcando un compromiso con la población. Queremos señalar además la presencia de un hombre que ha llegado a los 50 años de periodismo, con el objetivo de servir a la comunidad. El LIBERAL ha estado siempre abierto a todas las corrientes que se quieran manifestar”. No tenemos ninguna duda de que aquel acontecimiento estaba marcando un mojón importante en la vida de DICO y del periodismo vitoriense. El LIBERAL ofreció permanentemente una tribuna libre para discutir los temas que en orden de prioridad reclamaban una solución y promoviendo la verdadera integración de dos pueblos fronterizos con las mismas carencias. En momentos tan especiales para la humanidad, no deja de representar una hazaña la permanencia de este periódico en una zona tan apartada de los centros de poder. Cabe señalar que en los últimos años el LIBERAL estaba bajo la dirección de su hijo Faustino, fiel continuador de la línea periodística impuesta por DICO.

domingo, 21 de mayo de 2017

FESTIVAL REGIONAL DEL OLIMAR. OSMAR DA FONSECA. CONSAGRACIÓN SOBRE LA BALSA. Por Julio Dornel.



Resulta más fácil destacar el éxito de los artistas que triunfan en la actualidad, que incursionar en el pasado y forzar la memoria para encontrarnos con quienes durante muchos años representaron a esta ciudad y al departamento fuera de fronteras. Es posible que las nuevas generaciones no conozcan la trayectoria de Osmar da Fonseca, un hijo de La Coronilla que con tan solo 4 años de edad animaba reuniones familiares recitando poemas o dirigiendo los coros escolares.
A los 13 inauguraba su “vida independiente” trasladándose a Rocha, para continuar sus estudios y trabajar. Tras breve pasaje que evoca desde la nostalgia le llega la etapa “montevideana”. “Corría el año 1964, siendo un gurí como tantos, lleno de sueños e ilusiones, fuimos perfeccionando un manojo de versos y poesías que estrenaríamos tiempo después en el palco de la prestigiosa Difusora Rochense o en el Trocadero en el programa Sendas Criollas y la vinería de Carlitos en la callejuela Montevideo con tertulias inolvidables. Las primeras horas de la tarde marcaban el comienzo de entrar a clase en la Escuela Industrial de Rocha, que me vio crecer tanto en lo profesional como lo humano, y donde tuve el privilegio de conocer a alguien tan especial como el maestro Dino Menichini, con quien compartí algunas clases, porque mi orientación apuntaba a la electrónica y él daba clases al tercer grupo de carpintería.
Ya en Montevideo actuamos en varios centros nocturnos compartiendo escenarios con muchos artistas reconocidos”. Refiriéndose a la etapa que definió su vida artística, Osmar manifestó que la misma comienza en el Tercer Festival Regional de Treinta y Tres. “Tuvimos la suerte de ganar ante calificados artistas, y recordamos que fue el único festival organizado en el centro del río, sobre una balsa flotante. Obtener ese premio en Treinta y Tres, fue nuestro primer éxito fuera del departamento de Rocha.
“Posteriormente fueron llegando las invitaciones para recorrer Argentina, Paraguay y Brasil. Volvimos luego a Uruguay participando en un programa televisivo de Canal 5 dirigido por Anselmo Grau y titulado “Esta Tarde en lo de Anselmo” junto a mucha gente del canto uruguayo”. Luego trabaja en Rocha junto a Orlando Toche haciendo teatro y en forma simultánea en radio Cultura de Santa Vitoria do Palmar. Señaló finalmente que “siempre hemos volcado nuestras preferencias por los temas de contenido social, tanto liricos como gauchescos pero que digan algo”. Cabe señalar finalmente que es autor de varios temas y un variado repertorio que incluye a Osiris Rodríguez Castillos, Serafín J. García y Yamandú Rodríguez.

viernes, 19 de mayo de 2017

ANOCHE ME LLAMÓ JESÚS… Por Julio Dornel



                                Escritor Julio Dornel

“Es para ti, de parte de Jesús” y nos apuntaron con el aparato sin darnos tiempo a repasar nuestra agenda “electrónica” y localizar de antemano al tocayo del SEÑOR, que interrumpía nuestro sueño. No fue necesario, la voz inconfundible del Prof. Perdomo con su cuota de humor, nos ponía al tanto de una charla cultural que él alimentaba con sus recuerdos. Fue un repaso de vivencias minimizadas por los cómputos de Antel, que debería tener una línea gratuita para que los genios como el Prof. Jesús Perdomo pudieran expresarse libremente. Como no recordar nuestro primer encuentro (1963) en la redacción del semanario RUMBOS de la ciudad de Castillo.
Cómo no recordar la década del 60, que marcó un hito importante en la cultura fronteriza, al imponerse desde el Liceo Piloto una emancipación histórica y literaria que fue cambiando lentamente el viejo estilo de los actos patrios, al otorgarles un espíritu nuevo cargado de creatividad y entusiasmo. Muchos acontecimientos y documentos históricos de nuestro pasado fueron recreados por grupos estudiantiles que tuvieron la oportunidad de revivir distintas etapas de nuestra independencia, con disputas de frontera y conflictos de vecindad que se vivieron en esta región.
Uno de los profesores que hurgó en ese pasado para extraer de los textos el aprendizaje operativo que facilitara la enseñanza de nuestra historia fue el Prof. Jesús Perdomo. Inquieto y pasional lo vimos durante muchos años transitar por los salones del liceo impulsando el interés de los jóvenes hacia las más variadas manifestaciones artísticas, históricas y culturales. Entre muchas actividades debemos destacar sus estudios de Solfeo e Historia de la Música en el Seminario Interdiocesano de Montevideo, estudio y práctica intensiva del Canto Gregoriano y Polifonía Clásica. Formó parte de los Coros de Castillos y Chuy integrando además los Coros del Este, bajo la dirección de los Profs. Néstor Rosa Giffuni y Néstor Rosa (h) . Sin exagerar en elogios podemos señalar que el Prof. Perdomo fue durante muchos años el gran receptáculo de las inquietudes culturales de la Villa aldeana, dejando una huella profunda en el terreno musical del norte rochense. Con la temática “abierta” de sus clases fue ampliando el horizonte cultural de una corte de adolescentes que lo acompañaba permanentemente. Las representaciones teatrales, los coros del liceo, los conjuntos folclóricos entre los que recordamos “VOCES DEL SAN MIGUEL”,”LOS OREJANOS”, “LOS ESTRELLEROS” y “VIDALITA” como así también otras manifestaciones musicales de Chuy y Castillos le valieron el reconocimiento popular y el éxito logrado en cada presentación. Los clubes sociales, las escuelas y liceos del departamento, salas de espectáculos, peñas musicales y la organización de festivales sirvieron siempre para que el Prof. Perdomo impartiera su docencia musical.
Noches de Fogón
En 1964 los alumnos del liceo bajo la dirección del Prof. Perdomo comienzan a organizar distintos festivales con la participación de los más importantes representantes del arte nativo del este uruguayo.
De esta manera desfilaron por los escenarios del Club Social y de la Plaza Gral. Artigas “Los Estrelleros” (Chuy) “Los Orejanos” (San Miguel) “Los Tupamaros (Minas) “Los Quebradeños (Rocha), los recitadores Mirto Paladín, Ricardo Olivera y Goyo Rodríguez, como así también los solistas Ruben Decuadra, José Terra, Blanco Balao, Luis Peloche y los invitados especiales Cédar Viglietti y Eustaquio Sosa. Por aquellos años las clausuras de los cursos liceales se habían caracterizado por la realización de actos de confraternidad entre la dirección, profesores, padres, alumnos y población en general.
Se cumplía siempre un extenso programa que incluía cantos corales, exhibiciones folklóricas y grupos teatrales dirigidos indefectiblemente por el Prof. Perdomo.
Durante muchos años las fiestas de clausura, al margen del aspecto formal le brindaba al público un espectáculo artístico, demostrando que la docencia liceal no se agotaba frente a los alumnos sino que debía llegar también a la población.
La Patria que no vio Artigas
Otro de los sucesos del coro liceal fue sin ninguna duda la puesta en escena de un extenso espectáculo denominado LA PATRIA QUE NO VIO ARTIGAS y que se constituyó en un nuevo éxito del Prof. Perdomo. Se logró de esta manera una perfecta sincronización en la sucesión de acontecimientos en una nueva modalidad de espectáculo artístico-cultural al evitar los tópicos ya transitados de la vida de Artigas. Desde este enfoque surge el título de la obra (LA PATRIA QUE NO VIO ARTIGAS) donde se puede observar la evolución del Uruguay tras el alejamiento físico del prócer. Esta evolución estuvo deliberadamente mirada en aquellos años, donde los jóvenes liceales observaban con angustia las guerras, el hambre y las injusticias que aquejaban al mundo. Se trataba de una obra de “collage” con trozos de canciones, utilizando guitarra criolla, eléctrica y batería, recitados, solistas y corales, proyecciones y grabados, todo ello organizado en un montaje que iba progresando por asociación de ideas o imágenes. Debemos recordar que la ambientación visual estuvo a cargo de los profesores Jorge Calvette y Wanderlein Techera.
Martín Fierro
En 1969 y tras una planificación que duró más de 5 meses se realizó el poema MARTÍN FIERRO, con la participación de todo el alumnado del liceo. Dentro de un estilo lleno de ingenio y naturalidad más de 300 alumnos fueron elevando artísticamente todos los elementos del poema, hasta convertirlos en una vigorosa evocación de la pampa, sus gauchos y sus costumbres. La interpretación de MARTÍN FIERRO estuvo a cargo del Prof. Rodolfo Da Costa y fue evocando a través del canto los distintos momentos de la vida del gaucho de don José Hernández.
El Escritor
Autor de varias publicaciones el Prof. Perdomo ha estado siempre comprometido con la investigación histórica y la identidad departamental. En el libro FRANCISCO DE LOS SANTOS EL CHASQUE DE ARTIGAS, ofrece un detallado trabajo sobre la vida de este rochense que transportó los últimos “patacones” de Artigas para liberar a los oficiales orientales que estaban presos en Brasil. Es el propio autor que nos señala desde el comienzo del libro que “en todo momento, la historia grande nacional y la pequeña crónica local se relacionan y se iluminan mutuamente. La narración no resulta lineal. Se presenta dislocada cronológicamente, repartida en un mosaico de breves enfoques muy libremente asociados, que la comprensión del lector sabrá ordenar.” En oportunidad de celebrarse el Bicentenario de la Fundación de Rocha, la Intendencia departamental realizó un concurso Histórico Literario orientado hacia el estudio y la divulgación de las raíces de la comunidad rochense, que fue ganado finalmente por el Prof. Perdomo con un trabajo centrado en la personalidad de don Pedro Amonte de la ciudad de Castillos y que titulara EL GRINGO BUTIASERO.
En el prólogo de este libro el Prof. Rosalío Pereyra señalaba que el autor “ha cumplido y cumple una amplísima y fecunda gestión de profundo contenido humanístico. Formado en disciplinas de Filosofía y Letras, ha estudiado canto, análisis musical, dirección coral y periodismo. Con este bagaje cultural en permanente crecimiento, Perdomo incursiona con éxito en los campos de la docencia, de la comunicación social, de la investigación histórica y de realizaciones artísticas de reconocido valor. Espíritu inquieto, promueve y realiza una acción cultural de singulares perfiles cuyos alcances trascienden fronteras.


lunes, 15 de mayo de 2017

“POLIDEPORTIVO CHUY”. UN PROYECTO REALIZADO. Por Julio Dornel.



                                    Escritor Julio Dornel

Para beneplácito de la juventud fronteriza ha comenzado sus actividades el polideportivo municipal de esta ciudad, colmando su capacidad con un grupo importante de alumnos escolares y liceales que disfrutan de sus actividades. Si bien todavía no se dispone de los profesores necesarios para atender las distintas disciplinas se aguardan nuevos nombramientos para cubrir la demando generada. Para Blanca Correa (administrativa) “se trata de un gimnasio municipal, con una Comisión Directiva que preside Felipe Fernández y una comisión de apoyo integrada por jóvenes y padres que trabajan en forma mancomunada para ir solucionando las dificultades iníciales que son muchas. En estos momentos estamos abocados a completar el cuadro de profesores para otras disciplinas a los efectos de lograr una mayor permanencia de los jóvenes en clases. La Comisión de apoyo por su parte está planificando una serie de beneficios para reunir fondos teniendo en cuenta el traslado de las delegaciones para competir en otros escenarios. También estamos estudiando posibilidades de techar el predio correspondiente al gimnasio, considerando que se trata de una obra de fundamental importancia para la práctica de varias actividades. Debemos tener en cuenta que al margen de sus alumnos, el polideportivo recibe jóvenes de las escuelas 100, 107 y un grupo del liceo Nº 1- dijo finalmente Blanca Correa. Por su parte el Prof. Eduardo Santos (boxeo) señaló que “ vamos a continuar con distintas categorías a partir de los 12 años, preparándolos para competir en eventos ya programados. Queremos destacar el apoyo que hemos recibido en todo momento de la alcaldesa Mary Urse, paliando las dificultades que se presentan diariamente. Estamos aguardando material americano que será de gran utilidad para el trabajo que estamos realizando. Sin embargo y pese al tiempo que llevamos trabajando se pueden observar jóvenes con muchas condiciones que están compitiendo en Rio Grande logrando títulos importantes. También hemos logrado distinciones en el Centro de Convenciones de Punta del Este con la presencia del presidente de la organización mundial de boxeo. Estos antecedentes nos impulsan a seguir trabajando para que todas las categorías tengan la posibilidad de ingresar al profesionalismo. Queremos destacar que una de las competidoras (Gabriela) oriunda de Aiguá y radicada en Punta del Este ha sido convocada desde Alemania”.


lunes, 8 de mayo de 2017

ALAM SOSA OTRO OLIMAREÑO PIDIENDO CANCHA.. Por Julio Dornel.



                                        Escritor Julio Dornel

Nació el 13 de noviembre del año 1959 en Treinta y Tres, cuna de  poetas y cantores, muy cerca del “apacible Olimar”, mostrando desde el comienzo su preferencia por el folklore y la música popular.
La presentación “digital” la hizo el periodista Sergio Sánchez Gonzales, con una recomendación especial  para dos temas vinculados  a esta ciudad, EL CONTRABANDISTA de Rondan Martínez y Un Sabor a Chuy con música y letra de su autoría basado  fundamentalmente en  sus vivencia por esta ciudad y el Balneario La Barra. Para conocer detalles sobre la  trayectoria de Alam Sosa recurrimos a un artículo publicado en el CAROLINO, bajo la dirección del periodista Victor Urrutia, 
“En esta cuna de tantos poetas y cantores a orillas del río que más canta "El Olimar". Comienza clases de guitarra a los 5 años con la profesora Margot Gandarias Da Silva, se recibe de profesor de guitarra, y luego ya adolescente muestra su preferencia por el folklore y la música popular, toma clases con claros referentes como Carlos Gutiérrez y Washington Fleitas.
Luego ya radicado en Montevideo y cursando estudios en Facultad de Agronomía, en épocas muy difíciles de plena dictadura militar, conoce y toma clases con el popular maestro "Laucha Prieto". Por estos tiempos comienzan las primeras guitarreadas en casas de amigos, asados, cumpleaños y reuniones familiares.
Comienza a trabajar en AFE (Administración de Ferrocarriles del Estado) en la Estación Peñarol como administrativo año 1978. En el año 1980 salva un concurso en el Banco de la República e ingresa a trabajar en el mismo en la sucursal Punta del Este.
Por esas épocas ausentes y proscriptos nuestros más grandes cantores populares como "Los Olimareños", "Viglietti", "Zitarrosa", "Numa", "El Sabalero", y a partir de ese enorme NO que conseguimos los uruguayos en las urnas, comienza una corriente muy fuerte y un resurgir de la identidad de nuestro canto uruguayo, con muchas voces nuevas que mantuvieron viva esa llama del folklore uruguayo hasta lograr el retorno al paisito de todos los cantores ausentes, fue el caso de Los Zucará, Larbanois Carrero, Pablo Estramin, Dino, Pareceres, Carlos Benavídez, etc. y muchos otros conocidos y anónimos que buscaron decir de mil maneras las cosas que la dictadura no permitía decir.
En el año 1981 e impulsado por familiares y amigos se presenta al primer festival, un festival nacional de la música organizado por UTU, entonces cursaba estudios en la UTU de Maldonado, se presenta con temas propios y de su abuelo Bernardo Bousoño, y obtiene el 1er.Premio, esto fue determinante pues lo impulsó a seguir participando y obtener otros premios como en el año 1982 el 1er. premio en el Festival de Folklore de Treinta y Tres a orillas del Olimar en la categoría duos junto a Miguel Taveira, luego en el año 1984 el Primer Premio del Festival de Folklore de Treinta y Tres como Solista, y el Festival de la Canción Inédita. También participa en otros festivales como los de San José, Durazno, Lascano, etc.

Por el año 1981 comienzan las primeras peñas y espectáculos masivos de Canto Popular en Cooperativas de Montevideo, en Gimnasios y Clubes Deportivos, lugares en los que se congregaban gran número de personas para canalizar muchas cosas, fue un verdadero fenómeno que acompaño al despertar de este nuevo libre Uruguay.  
El Canto Popular comenzaría en la ciudad de Maldonado precisamente por iniciativa de un grupo de amigos en el año 1982, se juntó Alam con el también olimareño Walter Alvarez, aquel de la recordada "Discoteca Vida" de Treinta y Tres, con colaboración de Fernando Loureiro y Reneé, comenzaron una peña en el boliche "Alhoa", en la ciudad de Maldonado en la antigua calle Cebollatí (hoy Gutiérrez Ruiz), hasta allí llegaron Santiago Chalar, Los del Yerbal, Alma Garcia, Hugo Trova, Dino, Abel Garcia etc.; por ese tiempo fue que conoció a quien sería por mucho tiempo su compañero percusionista y amigo el popular "Negro Juan", Juan José Pereira, rochense y fernandino por adopción, luego se inició un hermoso ciclo en una peña que se llamó "Para abrir la noche", y se hizo en el Restaurante "El Palenque", fue realmente un éxito con la organización de Carlitos Pelaez, los días miércoles, fue muy bueno gente de todos los partidos reunida en torno a los cantores, con todas las persecucionesd y prohibiciones posibles.

Empezaron los espectáculos masivos en clubes, restaurantes y lugares como el Campus Municipal de Maldonado.
De esa época vale recordar las peñas y reuniones en Montevideo en el bar de Pancho Acosta "El Olimareño", allá por Comercio y Asamblea, ese rinconcito Olimareño en donde compartimos fraternales noches de canto y amistad, con Pancho, con el Lulo Lucas, con el Chito, Juancho Costa, Los Taiperos, Enrique Lopez, El Peca, El Oveja, Oscar Massitta y muchos otros.

sábado, 22 de abril de 2017

ESPACIO PARA LA NOSTALGIA. Por JULIO DORNEL


Evocaciones y recuerdos del pasado archivados en algún rincón de la memoria, multiplicando la nostalgia.
Muy cerca del arroyo Chuy, en los últimos metros de la avenida Internacional, se encontraba el corazón ciudadano de la ciudad, “la fábrica de don Silvio”. Nació con el siglo pasado y fue desde el primer momento el aporte más importante para ir logrando paulatinamente el desarrollo socio-económico de esta frontera. Don Silvio Fosatti nació en 1890, cuando solamente se divisaban las casas de José Rodriguez, León Ventura, Francisco Méndez y algún rancho de adobe y paja brava, entre los que se destacaban los que ocupaban la comisaría y el funcionario aduanero Isidoro Machado. La fábrica había recogido el nombre de “Don Antonio” en homenaje al padre de su fundador, que fuera Además el primer Juez de Paz de la frontera.



sábado, 8 de abril de 2017

LA BARRA. “EL JUNQUITO”. EL RANCHO DE LOS CORREA. Por Julio Dornel.




No se imaginaba don Perfirio Acosta, que la escritura que estaba firmando en julio de 1909, ante el escribano Orosmán de los Santos, iba más allá de una operación inmobiliaria, para cambiar de dueño los extensos arenales que desafiaban el atlántico rochense. Todo había comenzado en esa fecha cuando José María da Costa, le vende a Porfirio ese triángulo de arena formado por el arroyo Chuy y el atlántico, sin saber que un siglo más tarde sus descendientes mantendrían el rancho inicial donde crecieron varias generaciones. Con Weimar Correa, uno de sus nietos (87) compartimos unas horas de recuerdos y documentos fotográficos que alimentaron la nostalgia del “viejo Sardina” como lo llaman sus amigos. “Nací en la campaña de Corral Alto, cuando en Chuy se festejaba el centenario de la Jura de la Constitución. Durante los primeros años el grupo familiar soportó con “heroísmo y resignación” las reiteradas inundaciones que azotaban la zona, hasta que la laguna nos llevó la producción del año y los pocos animales que nos iban quedando. La situación era insostenible cuando con edad escolar nos venimos para la Figueriña en las proximidades de Chuy, y luego cruzamos la línea divisoria para establecernos del lado uruguayo. A los 13 años tras abandonar los estudios comenzamos a trabajar en la pensión de Mariolina, atendiendo los comensales y por la tarde “haciendo” mandados para una sastrería. El fútbol nos llega a los 15 años en los cuadros de Piqueno y en las reservas de San Vicente, hasta llegar a primera compartiendo distintas alineaciones”. La nostalgia aumenta cuando repasamos los registros fotográficos que acompañaran la nota, confirmando una intensa actividad en el plano social, cultural y deportivo de esta frontera. Entre los recuerdos un tanto desordenados y sin orden cronológico, nos señala Correa que para jugar en San Vicente venía a caballo con Alberto Silvera y Edegar Pérez, mientras Horacio Laborda lo hacía a pie desde La Barra donde trabajaba. “Pasan los años y por razones de trabajo nos vamos para Montevideo permaneciendo varios años en el Servicio Geográfico Militar. En una oportunidad jugando un amistoso en Rosario con la selección de Colonia, fuimos convocados por un dirigente de Central de Montevideo para practicar en esa institución donde ya se encontraba el “Bibe” Selayarán. Fue un pasaje demasiado breve, complementado con los viajes semanales entre Montevideo y Chuy para seguir defendiendo a San Vicente en los torneos locales, hasta que llega el anhelado regreso a Chuy y el reencuentro con familiares, amigos y el “Junquito” que parecía esperarnos con sus puertas abiertas. Un origen familiar que lo aproxima al centenario si tenemos en cuenta que fue el abuelo Porfirio quien juntando maderas que arrojaba el mar fue construyendo por etapas un cómodo caserón que teniendo en cuenta algunas modificaciones, se ha mantenido desafiante a pocos metros del atlántico. El material para su construcción inicial lo trasladamos en carretas tiradas por bueyes y estuvo destinado a uno de los primeros boliches con carnicería que tuvo el balneario por aquellos años. El barrio en formación estuvo integrado por “los Correa”, teniendo en cuenta que mi abuelo repartió terrenos entre sus hijos, y muchos los han mantenido pese a la voracidad inmobiliaria que ha soportado el balneario en las últimas décadas. Entre los vecinos que se fueron afinando en la zona recordamos a Mauro Silva, Alberto Talayer, Arlindo Correa, Totó Cambre, el “Cubano” Vogler, Edwin Rodríguez y el Gallego Manolo. Entre los personajes que frecuentaban el “Junquito” recordamos a Carlos Julio Eismendi (Becho) que conjuntamente con otros vecinos acortaban la noche “repartiendo” serenatas entre los amigos y familiares del rancherío”. Los años con sus urgencias le fueron cambiando su fisonomía inicial, pero el “viejo Sardina” mantiene intacta la esperanza de llegar al centenario con los Correa reunidos en el “Junquito”.

viernes, 7 de abril de 2017

RUTA DEL MERCOSUR. NO PASARIA POR ESTA FRONTERA. Por Julio Dornel.



                              Escritor y periodista Julio Dornel

Hace muchos años que el trazado de esta Ruta Internacional viene generado discrepancias entre las autoridades y fuerzas vivas de Río Branco y Chuy dividiendo opiniones sobre el trazado final de esta importante vía de comunicación terrestre.
En esa oportunidad la Intendencia rochense y la Comisión Binacional con asiento en esta frontera reaccionaron de inmediato ante las informaciones apresuradas, incorrectas e interesadas que procedían de Río Branco.
Hablar en aquellos años de la ruta del MERCOSUR era aventurarse a decir algo fuera de lugar, pues la misma sería señalada por una de las empresas que estudiaban el trazado final. Argumento la Comisión Binacional de Chuy – Chui que existían pocas posibilidades de que la ruta ingresara por Yaguarón al encontrarse a más de 200 kilómetros del puerto más cercano lo que representaba una seria dificultad en materia económica. También se debía tener en cuenta la corriente turística del Este uruguayo por ser el punto más próximo a Porto Alegre. Por su parte el Intendente rochense en aquella oportunidad que era el Dr. Irineo Riet Correa manifestó que la “consultora que fue contratada para realizar los estudios, aconseja que el trazado de la ruta pase por la frontera de Chuy-Chuí por ofrecer las mejores condiciones naturales y económicas.” Por tratarse de una obra realizada por empresas privadas es evidente que se buscarán las mejores rutas como lo son sin ninguna duda la 9 y la BR 471 de Brasil dijo el Intendente. También el Intendente de Santa Vitoria José LuisPatella señaló en aquella oportunidad que la “importancia de esta ruta que unirá Buenos Aires con San Pablo, pasando previamente por Uruguay, es fundamental para esta región y pensamos que no podemos perder el tren de la historia, dejando que la misma cambie de trazado.” Ya en aquellos años surgía el tema del Taim cuando Patella señalaba que “desde algunos sectores interesados se ha manifestado que el trazado no pasaría por Chuy, debido a que la reserva Ecológica del Taim sería perjudicada.
Sin embargo nuestra visión es totalmente contraria, pues la única manera de preservar efectivamente la reserva ecológica sería usando la tecnología del primer mundo y dinero de los países ricos que serán los constructores de la ruta para preservar y cuidar esta reserva.” Como podemos apreciar “aquellos polvos, trajeron estos lodos” y ha surgido el Taim como chivo expiatorio para justificar y hasta presionar a las autoridades para que la ruta se desvíe hacia otras fronteras. Un año después las autoridades de Rivera y Libramento iniciaban una campaña similar señalando que el trazado de la ruta por la frontera de Chuy podría “generar serios inconvenientes”.
El problema fundamental radicaba nuevamente en la extensa zona de la costa atlántica brasileña que ocupa la reserva ecológica del Taim. Sin embargo los argumentos esgrimidos en aquella oportunidad con la pretendida defensa del Medio Ambiente vuele a golpear fuerte en el ámbito del Municipio de Santa Vitoria, cuando una reciente disposición gubernamental a triplicado el área de la reserva ecológica del Taím hasta las inmediaciones del balneario Hermenegildo. También en aquella oportunidad el profesor de Historia y Geografía Plinio Russomano se hacía eco de esta situación en una carta dirigida al periodista e historiador Péricles Azambuya y publicada en el semanario El Liberal de la ciudad de Santa Vitoria. En una parte de la misma señalaba que la “La historia de Río Grande del Sur y la de esa región hasta fines del siglo XIX está íntimamente ligada a la del Río de la Plata. Por eso, para entender la historia de nuestro Estado, durante los periodos coloniales desde el reino-unido e imperial debemos estudiarlo conjuntamente con los sucesos que se desarrollaron en el Río de la Plata.
Todo nuestro Estado fue conquistado por el Imperio español a excepción de la Laguna Merín, pues sus límites fueron establecidos definitivamente en la década del 50 del siglo retrasado. Por eso somos diferentes al resto del país; pero así mismo somos brasileños, a pesar de ser maltratados por el Gobierno Central, y por esa razón , los movimientos a favor de nuestra separación del resto de Brasil.” Al mencionar la carta del profesor Péricles Azambuya relacionada con la expropiación de miles de hectáreas por parte de IBAMA, lo que triplicaría el área de la Estación Ecológica del Taím, el historiador Russomano señalaba que “pusiste el alma, el ardor, tu coraje, la inspiración poética y tus profundos conocimientos históricos en esa batalla destinada a poner justicia en tamaña arbitrariedad. Me solidarizo contigo en esa lucha.
Quieren transformar los antiguos Campos Neutrales en los nuevos Campos Ecológicos. Tienes razón cuando dices que se trata de viejas frustraciones, pero pienso también que en parte se debe al hecho de que las autoridades federales y estaduales continúan pensando que esa Extremadura es tierra de nadie y que con ella se hace lo que mejor les parece.”

viernes, 17 de marzo de 2017

Dr. ANSELMO AMARAL. IMÁGENES DEL SIGLO. Por Julio Dornel.


Hace algunos años  el Dr. Anselmo Amaral, integrante de la Academia Riograndense de Letras,  jubilado como Procurador General del Legislativo de Porto Alegre, escritor y poeta con más de 15 títulos publicados, realizó un extenso juicio crítico sobre la  publicación local “IMÁGENES  DEL  SIGLO”.
Vinculado a esta frontera desde temprana edad por razones familiares, el Dr. Amaral señala haber disfrutado de un “bello conjunto de situaciones nunca olvidados. Era todavía un niño cuando comencé a cruzar la frontera del Chuí, acompañando a  mi madre ya viuda, con el propósito de visitar parientes, todos ellos “hacendados” en  el paraje Sarandi muy próximo a la ciudad de Castillos. Eran tantos los Amarales en ese lugar, que el mismo se denominaba vulgarmente como “Sarandi de los Amarales”( Octacilio, Otilio, Arístides y mi propio padre Aparicio Bernabé.
Con mi madre siempre nos dirigíamos a la estancia de Manuel Brun en India Muerta. Conducía la diligencia don Fausto Plada, un “castellano” muy bueno de mediana edad que nos dejaba en Castillos en el hotel de Saravia, por casualidad casado con una Amaral, donde esperábamos el coche de Manuel Brun que nos llevaría a su estancia. Apenas nos sentábamos en la diligencia comenzaban los comentarios desfavorables sobre el pasaje de la “Angostura”  próximo a la Fortaleza de Santa Teresa, que se trataba  por aquella época de un lugar de difícil pasaje por la existencia de arenas movedizas. Siempre admiré en el Uruguay el sentimiento cívico y espontáneo de la peonada campera.
No había un solo paisano que no tuviera un pañuelo celeste para una festividad patria. También me agradaba escuchar a Pedro Miraballe mi vecino de la Barra del Chuí cuando hablando de la historia oriental me decía: “Mira doctor, siempre que cruzo por el busto  de Chuiquito Saravia me saco el sombrero de la cabeza.
Por todas estas cosas, cuánta gente despertó mis recuerdos al transitar por las páginas de “IMÁGENES DEL SIGLO”. Irineo Alves, cuñado del inolvidable “Cardeal”, Manzanares la personificación de la simpatía detrás del mostrador, Carlos Calabuig, Mauro Silva y muchos otros.
La querida amiga Elvira Rotta, hermana de “Pixinga”. Las bellezas del Chuy, las hermanas Vidal, una de las cuales protagonizó un romance que la historia chuiense todavía debe recordar. Razón tenía el poeta oriental al afirmar:
“Al ruiseñor con todos los gorjeos
 que su garganta hermosa encierra
 yo prefiero las calandrias  uruguayas
 bordando los cantares de mi tierra..."
Leopoldo Vógler, como olvidarlo si fue en su comercio, antigua calle 13 de mayo, hoy barón de Río Branco, en mi ciudad natal que conocí y  escuché por primera vez  un aparato de radio. Venía de campaña y vi mucha gente al frente de su comercio y relojería. Me acerqué comprobando que estaban trasmitiendo un partido de fútbol correspondiente al Mundial de 1930. Jugaba Brasil no recuerdo con que adversario, pero todos se reían mucho cuando el locutor uruguayo decía: “ Toma leche de cabeza, haciendo referencia al centro fútbol brasilero Carvalho Leite. Hablando de fútbol nunca olvidaré los “petardos” de Mario de San Vicente, jugando en Río Branco el Club de mi corazón. San Vicente, un “crack” inolvidable y telegrafista del Chuy. Tampoco es extraña a mis recuerdos la carretilla de Germán  que en su imaginación paranoica  le parecía un “coche” de última generación. Creo que el vapor de la página 67 era mismo el LAGUNA MERÍN que hacía el trayecto  Santa Vitoria - Cebollatí atravesando la Laguna. En dicho barco cruce  un día la Laguna, donde los nietos de mi bisabuelo Firmiano Mendoza  me esperaban para trasladarme con mis padres hasta la ciudad de Treinta y Tres  en dos autos Ford Modelo T.” Hemos ofrecido parte del artículo periodístico donde el Dr. Anselmo Amaral  se refiere a la publicación “IMÁGENES DEL SIGLO” señalando finalmente que “el presente es la realización del pasado en razón del cuál confiamos en el futuro. Por esta razón seremos siempre ambulantes, viviendo de fantasía y realidad por el camino...Encierro estos recuerdos que me refrescan la memoria con una copla campera de la grande y querida poetisa oriental Blanca Berder Carpena:
“REBENQUE, ESPUELA, CABRESTO,
  RODEOS, VIENTOS, VICTORIA,
  SON LAZOS  DEL SENTIMIENTO
 PÁ  ENCORRALAR NUESTRA HISTORIA.”

viernes, 10 de marzo de 2017

GABRIEL JOSE DE LA CONCORDIA GARCIA MARQUEZ CINCUENTA AÑOS DE “CIEN AÑOS DE SOLEDAD”. Por Julio Dornel.



                                 Julio Dornel, escritor, periodista.
Por lo general la estación preferida para la lectura ha sido siempre el verano, donde los regalos obligatorios de noche buena, fin de año y reyes pasan inevitablemente por los libros. Existen algunos que no resisten la tentación de una segunda o tercera lectura, cuando no se trata de algún autor influyente de la literatura universal. Tal lo sucedido con el ilustre colombiano Gabriel García Márquez y sus Cien Años de Soledad, cuya lectura habíamos disfrutado décadas anteriores. Fue realmente reconfortante encontrarnos nuevamente con el Coronel Aureliano Buendía, transitando las 495 páginas, utilizadas por la editorial para narrarnos una historia, que nadie imaginaba que conjuntamente con otros títulos lo llevaría años más tarde al Nobel de Literatura. (1982). Como presagio del desenlace final, después de muchos años volvimos a la lectura de CIEN AÑOS DE SOLEDAD, sin saber siquiera que el ilustre colombiano ya estaba sentenciado. Todo había comenzado en mayo de 1967 cuando CIEN AÑOS DE SOLEDAD salía desde una imprenta argentina con la ilusión de que se pudieran vender algunos ejemplares. Sin embargo se vendieron muchos millones, sin tener en cuenta los juicios legales que se generaron por ediciones piratas y copias fraudulentas. El relato de Garcia Márquez está basado en los años transcurridos en el pequeño rancherío que fundara don José Arcadio Buendía con el nombre de Macondo, donde transcurrió la vida de sus descendientes Arcadio, Aureliano, José y sus nietos. Sin embargo la obra de García Márquez va más allá de sus libros, al haber comenzado con el periodismo su oficio primario y base fundamental de su carrera literaria. Había señalado en una oportunidad que no hubiera escrito ningún libro sin conocer las técnicas del periodismo, con su forma de capturar y elaborar la información en el momento de utilizarla en el relato. Lo despedimos con las palabras iníciales de su legendaria novela CIEN AÑOS DE SOLEDAD: “Muchos años después frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota que su padre lo llevó a conocer el hielo….”. En mayo de 1967 se publica en Buenos Aires Cien Años de Soledad, la historia de varias generaciones de la familia Buendía, mereciendo el elogio del poeta chileno Pablo Neruda: “Es la mejor novela que se escribió en castellano después del Quijote”.
Gabriel García Marquez, que había nacido el 6 de marzo de 1927 en Aracataca, muere en la ciudad de México el 17 de abril del año 2.014.