Mostrando entradas con la etiqueta estrategias favorecen Frente Amplio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta estrategias favorecen Frente Amplio. Mostrar todas las entradas

viernes, 9 de enero de 2015

En varios departamentos estrategias de blancos o colorados favorecerá al FA


En el interior no hubo concertación y los partidos fundacionales dispersan sus votos



Más allá del resultado electoral que finalmente alcance, el Partido de la Concertación es la herramienta que encontraron blancos y colorados para juntar fuerzas y tratar de vencer al Frente Amplio en Montevideo.
Aunque se exploró la posibilidad de replicar la experiencia en otros departamentos como Maldonado y Canelones, lo cierto es que aquellos que se unirán en la capital en las municipales del 10 de mayo, seguirán votando por separado en el resto de los departamentos, lo que implica, sobre todo para el Partido Nacional, el riesgo de perder más de una comuna a manos de la izquierda o de quedarse a mitad de camino en su afán por recuperar intendencias que gobierna el Frente Amplio.
En las anteriores elecciones municipales de 2010, los electores de los partidos tradicionales de algunos departamentos decidieron mayoritariamente ir detrás de un candidato sin necesidad de acuerdos de cúpula. Eso sucedió por ejemplo en Florida, donde el nacionalista Carlos Enciso logró llegar a la intendencia con votos “prestados” o en Salto, en donde el colorado Germán Coutinho fue respaldado por gente del otro partido tradicional.
Si bien la lógica departamental es bastante distinta a la nacional, los resultado de los comicios de octubre muestran que en algunas zonas del país las parcelas de poder pueden llegar a ser repartidas gracias a la diferencia de un puñado de votos. Votos que alguno de los candidatos blancos y colorados puede llegar a necesitar si pretende ganarle al Frente Amplio.
Así, en Cerro Largo, la izquierda obtuvo en octubre 44,9% de los votos, el Partido Nacional 38,4% y el Partido Colorado 11,8%.

Los propios blancos reconocen que la intendencia en manos de Sergio Botana (Alianza Nacional) está en riesgo pero en ningún momento los nacionalistas se plantearon realizar un acuerdo electoral con los colorados en un departamento en el que las tradiciones pesan y mucho.
Allí, serán candidatos, además de Botana, los blancos Milton Da Silva (Herrerismo) y Nelson Cuadrado (Alianza Nacional); los frenteamplistas Yerú Pardiñas (Partido Socialista), Pablo Guarino (Alianza Progresista) y Alfredo Fratti (MPP) y se perfilan los colorados Mauricio Crosa y Walkiria Olano.
Otro de los departamentos en pugna es Paysandú en donde la comuna también está en manos del Partido Nacional, que en octubre obtuvo 34,1% de los votos, contra 48,8% del Frente Amplio y 10,9% del Partido Colorado.

Allí, Bertil Bentos intentará la reelección y acumulará votos con otros dos candidatos blancos, pero los colorados también irán por lo suyo y presentarán dos postulantes, al igual que el Frente Amplio.
En Maldonado, la cosa también estará peleada y los blancos tienen pretensiones de arrebatarle el poder a la izquierda. Pero como las conversaciones para instaurar un Partido de la Concertación nunca avanzaron, tendrán que repartir votos con el Partido Colorado.
En otros departamentos, la diferencia en las elecciones de octubre fue tan pequeña a favor del Frente Amplio o del Partido Nacional que a primera vista parece que todo se definirá por pocos votos. Y, en caso de los blancos, esos pocos sufragios pueden irse con el candidato del otro partido tradicional.

Por ejemplo, en Artigas –cuyo gobierno lo tiene la izquierda– las cifras fueron 40% para el Frente Amplio, 38,5% para el Partido Nacional y 16,5% para el Partido Colorado. Y en Tacuarembó –con gobierno de los blancos– el Partido Nacional obtuvo 40,8%. El Frente Amplio 39,5% y el Partido Colorado 14,4%. En varios departamentos, los dirigentes blancos y colorados coincidieron acerca de que las tradiciones aún están muy arraigadas como para intentar un pacto interpartidario.