Mostrando entradas con la etiqueta ministro Eleuterio Fernández Huidobro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ministro Eleuterio Fernández Huidobro. Mostrar todas las entradas

martes, 2 de junio de 2015

A Fernández Huidobro ahora lo comparan con Amodio

TRAIDORES  
 

Algunos recuerdan que el hoy ministro de Defensa se rindió a los militares y sugieren que tiene cosas ocultas

El Observador

Conforme pasan los años, en el Frente Amplio se aceptó, y sobre todo lo propagó el Movimiento de Liberación Nacional–Tupamaros, que en su historia hubo dos traidores: Mario Píriz Budes y, sobre todo, Héctor Amodio Pérez. Ambos acusados de vender a sus compañeros a cambio de su libertad.
Pero el calificativo de “traidor” -en el caso de Amodio relativizado -luego de que este dio una entrevista a El Observador- por el expresidente José Mujica que dijo que no fue tan importante en la derrota del MLN) se volvió ahora contra uno de los líderes históricos de la guerrilla, señalado como un héroe en la década de los 80: el ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro. José Mujica, amigo y compañero en la guerrilla, confió en él para ocupar esa cartera y Tabaré Vázquez lo ratificó.
Pero en varias oportunidades las organizaciones de derechos humanos adviertieron que el ministro frenó investigaciones o colaboró poco en el esclarecimiento de crímenes ocurridos en dictadura (1973-1985).
No es la primera vez que desde la izquierda se le dice “traidor” a Fernández Huidobro, quien durante el periplo del MLN se distanció del líder histórico de la guerrilla, Raúl Sendic, que se negó a aceptar el planteo militar de una rendición incondicional que sedujo en los 70 al hoy ministro.
“¡Cómo será que a mí ya me decían traidor pero el que se mamaba o entraba y salía del cuartel libremente era Fernández Huidobro!”, comentó Amodio Pérez a El Observador cuando mencionó las posturas pro militares de Fernández Huidobro. "Sólo se sorprende quien no conoció al Ñato (apodo del ministro de Defensa) en sus años de guerrillero", explicó.
El jueves pasado, en un artículo del extupamaro Samuel Blixen titulado “La metamorfosis”, recordó en el semanario Brecha que Julio Marenales, otro histórico de los tupamaros, calificó de “traidor” a Fernández Huidobro cuando trascendió un informe militar donde aportó valoraciones sobre tupamaros refugiados en el exterior. Y remató su nota diciendo que la defensa de la teoría de los dos demonios “debe tener una explicación todavía oculta”.
La actuación de Fernández Huidobro en prisión; el hecho de que sus carceleros le permitieran salir de los cuarteles cuando estuvo detenido; su actual insistencia en defender a los uniformados; fijar la acusación en los civiles que actuaron en aquella época; y criticar a organismos que buscan saber qué paso con los desaparecidos, colocaron al ministro de la Defensa en medio de críticas de sectores del Frente Amplio que piden su renuncia.
El asesor del Ministerio de Economía, Alejandro Zavala, disparó nuevamente la polémica cuando el sábado escribió en su twitter que “Huidobro es el nuevo Amodio”, es decir, el nuevo traidor.
Entrevistado por El Observador TV, Zavala explicó que el ministro de Defensa no tiene derecho de insultar a militantes de izquierda y de Derechos Humanos que aún hoy reclaman por verdad y justicia y saber qué pasó con sus familiares.
“Hay personas que por su edad pueden dar causas por perdidas. Y eso le pudo haber pasado a muchos compañeros de la generación fundacional. Pelearon por muchas cosas y dieron otras batallas por perdidas. Uno lo puede entender. Pero eso es muy distinto a denostar a personas que reivindican la lucha y la causa. Ahí es cuando se pasa el límite. Pasamos de la discrepancia y opinar distinto; a pensar que el otro es un tarado y un infantil”.
Para Zavala, ahí está la traición de Fernández Huidobro, “no en abandonar la causa” sino “en descalificar, en denostar la movilización social del otro lado, en denostar las preocupaciones de  compañeros de izquierda. Él es un ministro de gobierno. Tiene que mantener cierto respeto con esos compañeros aunque tenga discrepancias, que yo no comparto, pero que obviamente puede tener. Eso, para el campo popular, es una sensación de traición”, afirmó.
El funcionario recordó que en 1989, cuando se sometió por primera vez a referéndum la ley de Caducidad, el hoy ministro de Vázquez “ponía granadas en las entrevistas de televisión”; luego el mismo Fernández Huidobro argumentó en el congreso del Frente Amplio en contra de incluir la derogación de la ley de Caducidad  porque se perderían y las elecciones; y ahora es el que “se enaltece de ser amado con los militares”, dijo Zavala.
Maria Topolansky, cuñada del presidente José Mujica, sin mencionar a nadie, también evocó “la traición” en filas tupamaras y lo hizo con un poema del exguerrillero Miguel Angel Olivera.
La posición actual del ministro llevó a las Redes Frenteamplistas, un grupo organizado demilitantes de izquierda, a manifestar ayer frente a la Torre Ejecutiva y presentarle una carta al presidente Vázquez pidiendo su remoción.
Mientras tanto, el ministro se defendió de sus detractores presentando números. Dijo que entre 2011 y 2015 se tramitaron en su cartera 237 oficios vinculados a causas de derechos humanos, de los cuales 211 tuvieron una respuesta y los restantes 26 están en trámite.

Cronología de enfrentamientos

2006

Extradición

El senador Eleuterio Fernández Huidobro se opuso a la extradición a Chile de tres militares investigados por el llamado caso Berríos, un químico de la dictadura de Pinochet que fue asesinado en Uruguay en 1995. Fue “un plan Cóndor al revés”, dijo.

2011

Renuncia

 Fernández Huidobro renunció a su banca en el Parlamento por estar en desacuerdo con el Frente Amplio en anular la ley de Caducidad que la población respaldó en un referéndum. Antes de renunciar, votó con el Frente por disciplina partidaria, dijo.

2013

Mariana Mota

La jueza Mariana Mota se enfrentó con Fernández Huidobro cuando se le impidió tomar fotos durante una inspección ocular en el Batallón de Infantería N° 13, y en el Servicio de Material y Armamento del Ejército. Se denunció al ministro por desacato.

2014

Serpaj

El ministro de Defensa le dijo “imbéciles” a los miembros del Servicio Paz y Justicia (Serpaj)”. “Si Serpaj me autoriza a torturar, yo capaz que le consigo información”, afirmó el ministro al asegurar que no tiene datos sobre los desaparecidos.

2014

Cárceles

 Eleuterio Fernández apoyó la idea del expresidente José Mujica de sacar de las cárceles a los acusados de violaciones en la dictadura. Sacar a alguien de la carcel por edad o su estado de salud es algo que los abogados lo piden todos los días, afirmó.

2015

“Enfermitos”

Fernández Huidobro calificó de “enfermitos” a los integrantes de las organizaciones de derechos humanos que reclaman por los desaparecidos y afirmó que las Fuerzas Armadas son “estigmatizadas”. Algunos grupo del FA piden su remoción.

 

lunes, 22 de diciembre de 2014

SERPAJ a Fernández Huidobro: "..no seremos cómplices de silencios culpables"





 La organización no gubernamental. que ha desempeñado un papel considerado fundamental en la defensa de los derechos humanos en Uruguay en los  últimos 33 años, respondió al cuestionado ministro de Defensa Nacional.
Eleuterio Fernández Huidobro,confirmado en el cargo por el electo presidente Tabaré Vázquez, es hoy duramente cuestionado por militantes y organizaciones de defensa de los DDHH, militantes y dirigentes del Frente Amplio. En tal sentido se han expresado la senadora Constanza Moreira y el Partido Socialista.
Moreira aseguró que "las declaraciones del ministro no honran el compromiso del Frente Amplio con la causa de DDHH".
El comunicado del Servicio Paz y Justicia (Serpaj) comienza con palabras del sacerdote fallecido "Perico" Pérez Aguirre,fundador de la institución e integrante de la denominada Comisión de la Paz convocada por el ex presidente Jorge Batlle cuando asumió su mandato.

“Pero si hemos vivido en un tiempo de silencios
culpables, no es bueno que nos volvamos
cómplices de ese espanto.”
Luis Pérez Aguirre


Lamentamos las declaraciones realizadas recientemente por el -actual y próximo- Ministro de Defensa Nacional, porque entendemos que las mismas desvían el eje de la discusión,
no dando respuesta a las exigencias de Verdad y mucho menos de Justicia. Además profundizan las interrogantes y preocupaciones sobre el contenido y forma de la política pública sobre verdad y justicia del próximo gobierno.

Promover y respetar las diferencias de opinión entre los actores de una sociedad es un bien propio de la cultura democrática; indispensable para promover la participación y consolidar una cultura de convivencia y tolerancia. Por eso desde el Servicio Paz y Justicia- SERPAJ celebramos todas aquellas instancias en que se promueve el intercambio respetuoso con los otros y las otras en espacios de articulación conjunta.

Desde sus inicios en 1981, nuestra institución impulsa los derechos humanos desde su dimensión ética y política. En sus treinta y tres años de historia hemos acompañado la lucha contra la impunidad de los crímenes de lesa humanidad cometidos en la dictadura
cívico-militar. Y lo hemos hecho con autonomía e independencia partidaria, señalando a cada uno de los gobiernos pos-dictadura sus obligaciones en la materia, pues es el Estado quien debe garantizar el acceso a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición.

Reclamar avances es mantener la coherencia con la historia y el presente; como organización que trabaja por los derechos humanos.
Exigir verdad y justicia en el presente es continuar diciendo NO a la retórica y a la práctica del olvido, instaladas por el poder y el saber del terrorismo de Estado. Es desde la utopía
de una sociedad más justa que evocamos la memoria del horror, de la tortura y otras aberrantes formas de violencia estatal y por la que nuestra organización camina junto con otras, en la permanente búsqueda de la verdad.

SERPAJ agradece a todas las instituciones de la cooperación internacional** que han respaldado nuestra labor y nos han apoyado financieramente. La cooperación internacional llegó a nuestro país en los albores de la década de los ‘80, a través de
colectivos y personas militantes. Atribuir a estas instituciones y personas cometidos “imperiales” es desconocer que esos canales fueron los que permitieron que la solidaridad internacional se materializara en la colaboración con las víctimas directas e indirectas del terrorismo de Estado.

Por último, queremos agradecer el apoyo recibido en las últimas horas por sectores políticos, organizaciones, colectivos y personas.

Montevideo, 22 de diciembre de 2014.

**Agir Ensémble pour les droits de l'homme, Francia; A.J. Muste Memorial Institute, EEUU; Campaña de amigos y amigas de SERPAJ;
CIM- Centro Internacional para las Migraciones y el Desarrollo, Alemania; CMC - AMA, Holanda; Diakonia, Suecia; Emaús;Fundación Friedrich Ebert en Uruguay - FESUR;Fundación Mario Benedetti; Fundación Rosa Luxemburgo; Fondo Canadá para iniciativas locales, Embajada de Candadá en Uruguay; Fondo de Cooperación Británico, Embajada del Reino Unido en Uruguay; Fondo de Contribuciones Voluntarias de las Naciones Unidas para las Víctimas de la Tortura;Fondo de Cooperación de la Embajada de Suiza en Uruguay;Fondo de las Américas; Konrad Adenauer Stiftung - Oficina Uruguay, Alemania; Pan para el Mundo, Alemania; Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Oficina Uruguay; Solidarität mit SERPAJ, Austria; Tides Foundation, EEUU; Umverteilen Stiftung, Alemania; UNESCO París; Unión Europea, Delegación de la Unión Europea en Uruguay y Paraguay.