Mostrando entradas con la etiqueta crísicas de colorados a Partido Nacional. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta crísicas de colorados a Partido Nacional. Mostrar todas las entradas

lunes, 15 de septiembre de 2014

Germán Coutinho "Los blancos nos dejaron solos"


Para el candidato del Partido Colorado a la vicepresidencia, Germán Coutinho, la ausencia del Partido Nacional en la campaña a favor de la reforma constitucional para bajar la edad de imputabilidad penal de los menores infractores muestra claramente las diferencias que tienen ambas fuerzas políticas. 

El candidato colorado a vice cree que la izquierda lo ataca por la campaña. Foto. L. Carreño
DANIEL ISGLEAS
El País
 
Coutinho dijo, de todos modos, que no son demasiado fuertes las críticas que Pedro Bordaberry ha lanzado sobre el nacionalista Luis Lacalle Pou, sino que son hechas para que la gente pueda optar. Además, señaló que no hay que preocuparse porque esas críticas puedan dañar un futuro entendimiento con vistas a la segunda vuelta electoral.
-Las diferencias entre Pedro Bordaberry y Luis Lacalle Pou y las críticas que se le dispensan al nacionalista ¿cómo afectarán la negociación para los acuerdos con vistas a la segunda vuelta de noviembre?
-No se verán afectadas las conversaciones. Hay diferencias, sí, pero son lógicas y permitirán que la gente elija. Hay un escenario hasta el 26 de octubre y otro distinto para noviembre. Estamos en campaña electoral. Tenemos que hacer los máximos esfuerzos para difundir lo que estamos haciendo y más nosotros que después de 15 años volvemos a tener chance.
-¿Ha sido muy crítico Bordaberry con el Partido Nacional?
-Siento que no, que marcó diferencias en temas donde la gente pueda optar en un sentido o en otro. Eso no tiene que dañar ningún relacionamiento futuro. Es una estrategia para llegar a octubre.
-¿El adversario para los colorados, entonces, es el Partido Nacional y no el Frente Amplio?
-Claro, porque nosotros queremos ir al balotaje. Tenemos un candidato en el momento justo, un programa de gobierno hecho en base a miles de kilómetros, escuchando a mucha gente. Nosotros podemos generar acción. La mejor estrategia es mostrar a nuestro candidato que está pronto.
-Las encuestas dan un estancamiento al Partido Colorado e incluso la última, de Equipos Mori, le da bajando. ¿Cómo lo van a manejar? ¿Cómo lo ven?
-Lo que pasa es que la pregunta es `si el domingo hubiera elecciones…` bueno, el domingo no hay elecciones, sino dentro de 45 días. Estamos convencidos que vamos haciendo las cosas bien, que esto ni empezó. Ahora vamos a hacer una gira nacional. Hace cinco años el piso fue de 17%. La meta para octubre es ir al balotaje. Pedro Bordaberry no va por elecciones parlamentarias sino que quiere ser presidente, trabajó y se preparó para eso. Entiendo que mirando el escenario pueden generarse dudas pero nosotros estamos convencidos.
-Hubo un freno en el Partido Nacional a su participación en la campaña por la baja de la edad de imputabilidad para los menores infractores. ¿Cómo le cayó eso al Partido Colorado?
-Es parte del proceso de diferenciación. Juntamos firmas los dos partidos y al llegar a la etapa definitoria nosotros quedamos solos con la gente que firmó. Estamos convencidos que las que están en la propuesta de reforma son herramientas para que los uruguayos puedan vivir mejor. La reforma es la única oportunidad para los menores infractores.
-En la elección pasada obtuvo una banca en el Senado pero luego se presentó a la intendencia de Salto y la ganó, optando por el cargo ejecutivo. Si el Partido Colorado no ganara ¿podría quedarse en el Senado o irá por la reelección como intendente?.
-Pedro Bordaberry y yo somos candidatos al Senado en la lista de Vamos Uruguay. Yo por ahora sigo focalizado en lo que va a pasar el 26 de octubre, después de eso vamos a tomar decisiones. Estoy orgulloso de ser candidato a vicepresidente por mi partido. Yo me siento con perfil ejecutivo pero creo que en el Parlamento puedo andar bien.
-¿Cuál cree que es lado más flaco de la gestión del gobierno del Frente Amplio?
-Hay cosas positivas y negativas. Como negativo veo la infraestructura, las rutas en el interior. La caminería departamental tiene problemas. Los costos y la eficiencia de las empresas públicas es otro de los problemas. En muchos casos las empresas se pelean para ver quién hace la obra más grande y no se fijan en cómo hacer para que el servicio sea más barato para la gente. También veo problemas en la educación, como por ejemplo se necesita que haya más oportunidades para esa gente del interior que no puede venir a pagarse los estudios a la capital. La salud está con algún debe también como por ejemplo respecto a la necesidad de contar con IMAE en el interior. Además, algo que todo el mundo plantea cuando se recorre es la seguridad, y eso es algo que con Pedro tenemos confianza de solucionar más rápidamente.
-En un eventual gobierno colorado su función será la de negociador en el Parlamento, donde seguramente no habrá mayorías. ¿Se siente con capacidad para hacerlo?
-Sí, es una tarea muy articuladora. Como intendente he tenido diálogo con la izquierda y he integrado a mi gabinete a representantes de todos los partidos. El escenario de la campaña electoral, de intercambio de golpe por golpe, no se va a dar después. Cuando se apaguen los escenarios de competencia electoral van a aparecer las conversaciones para poder aportarle al país.

"En Salto no hay obras paradas"

Tras haber dejado la intendencia de Salto, ahora se ha empezado a criticar la gestión de Germán Coutinho como jefe comunal. Para él, es por la campaña electoral. "Hay un tema político partidario porque ahora estoy en un escenario nacional. Los funcionarios han cobrado su sueldo, peleamos como siempre por ingresos y egresos. Están previstos ingresos millonarios. El déficit es real, pero se está trabajando en él. El paro del gremio fue cuando ya habían cobrado. Siempre cobran el día 28 y ahora cobraron el 1° y el 2. No tenemos deudas con empresas públicas. Invertí más de $ 5.340 millones en obras en 2013. Las críticas son injustas. Además, en la administración frenteamplista de Ramón Fonticiella entraron 908 funcionarios y en la mía 377. No hay ninguna obra parada", dijo.