Mostrando entradas con la etiqueta ¿"Cese del fuego"?. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ¿"Cese del fuego"?. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de septiembre de 2014

¿Cese del fuego? Por Lilly Morgan Vilaró


Las buenas noticias son que el gobierno pro norteamericano y los rebeldes separatistas pro rusos ucranianos, han acordado, luego de casi tres meses de hostilidades bélicas, un alto al fuego.
Las malas son que ninguno de los dos lados lo están cumpliendo. Y por supuesto, siguiendo la táctica utilizada por Israel y Hamas, los dos acusan al otro de ser el rompedor del acuerdo.
Pero, yipiii, los dos están de acuerdo en insistir oficialmente que el alto al fuego está en vigencia.
Este alto al fuego pero no tanto, se logró luego que en la reciente reunión de la OTAN en Escocia, los europeos le dijeron claramente a Obama, que la verdad sea dicha, no tenían muchas ganas de seguir con eso de las sanciones contra Rusia.
Porque, primero, no estaban dando mucho resultado, ya que Vladimir Putin seguía de lo más campante apoyando a los separatistas pro rusos y segundo, porque estaban teniendo un efecto boomerang contra Europa.
Afectando a los productores de verduras, frutas,vinos y carne vacuna, de quienes Rusia era uno de sus mayores clientes y mon dieu, sacre bleu, c´est pas posible mon ami, la industria láctea francesa, especialmente la quesería.
Y como si eso fuese poco, se está por venir el invierno y los países europeos deberán pagar el gas proveniente de Rusia, si es que viene, tres veces más caro que su valor real. Cosa que no va a caer muy bien entre los votantes de los respectivos gobiernos de la región.
Resumiendo, todo muy lindo para USA que al fin y al cabo esta del otro lado del océano y tiene su producción de verduras y frutas asegurada, ya que al permitir que entren los mexicanos “espaldas mojadas” a hacer las cosechas con salarios lindando con la esclavitud, pueden mantener los precios bajos y dejar contentos a los votantes.
Y el gas y el petróleo, aparte de la producción propia, lo consiguen a buen precio y sin restricciones, hasta de los malvados venezolanos chavistas.
Al fin y al cabo, le dijeron a coro Hollande, Cameron y doña Merkel a Obama, este lío lo empezaste vos al voltear al gobierno democráticamente electo ucraniano para vengarte de la brillante jugada de ajedrez que se mandó Putin en Siria, que hizo fracasar la ya programada invasión para derrocar a Al Assad.
Y hablando de Siria, casi le escupieron en la cara los tres jefes de estado, más vale que nos pongamos a planificar como cuernos vamos a salir de este lío de ISIS en el Medio Oriente.
Lio que también es culpa tuya, ya que con esa manía del “todo vale” a la hora de primaveratizar a algún gobierno que no les gusta o que les gustaba pero ahora no lo quieren más, Uds., primero inventaron a Al Qaeda y luego dejaron crecer a su tierno hijito ISIS, con la esperanza que lograsen destruir al gobierno sirio.
A todo esto, el jefe de estado ucraniano de cuyo nombre no me acuerdo pero seguro que termina en algo “Shencko”, levantó la mano para dar su opinión sobre el tema. Cameron, Merkel y Hollande lo fulminaron con la mirada y le dieron la espalda para seguir puteando a Obama.
Con disimulo, Mr. Algo… “shencko” le tiró de la mango del saco a Barack para llamar su atención y fue inmediatamente derribado con un tackle, gas pimienta y el aparatito de electroshock por los guardaespaldas del presidente y premio Nobel de la Paz norteamericano.
Desde el piso, haciendo arcadas y aún con convulsiones por la descarga eléctrica, escuchó que Obama le decía que no se metiese en lo que no le incumbía, mientras les hacía un gesto con la cabeza a sus gorilas para que lo dejasen levantar, una vez que estuviese en condiciones de hacerlo.
Aprovechando que todos los dignatarios se seguían agarrando de los pelos y tirándose mutuas facturas y con las pocas fuerzas que le quedaban, el ucraniano le envió un tweet a Putín diciéndole que había cambiado de opinión y aceptaba las condiciones para un alto al fuego que había rechazado la semana pasada durante su reunión en Moscú.
Putín le contestó:-“Tranquilo man, vos fumá que Barack me acaba de contar como viene la mano y ya di órdenes a los rebeldes separatistas, con quienes no tengo relación alguna, pero tengo una tía abuela por parte de madre que conoce a la tía abuela por parte de padre de uno de sus líderes, que la corten con los misiles por un rato.”-
En un débil intento por simular un poco de dignidad, Mr. Algo “shencko” argumentó que tanto Obama como Putín deberían de haber consultado su opinión sobre el tema y ver si él estaba de acuerdo. Que seguro que lo estaba, se apresuró a agregar para no enojar a Vladimir que tiene un carácter tan podrido como el del primer ministro israelí, el simpático de Bibi Netanyahu.
Tanto Putin en Moscú, como Obama en Escocia que había estado, por supuesto, escuchando toda la conversación y no porque estuviese al lado del ucraniano, estallaron en carcajadas mientras se tiraban al suelo y golpeaban las lujosas alfombras con los puños, de la gracia que les causó el comentario de Mr. Algo “shencko”.
Los demás jefes de estado, apenas notificados por sus respectivos agentes de espionaje de la conversación secreta entre Putín y el presidente de Ucrania, se tiraron arriba de Obama como si estuviesen festejando un gol, llorando de risa ante la ingenuidad del susodicho.
Y así fue como se llegó al cese del fuego pero no tanto, entre el gobierno ucraniano pro norteamericano y los rebeldes separatistas pro rusos.
En Escocia, luego que los respectivos guardaespaldas de Obama, Cameron, Hollande y Merkel se hiciesen bosta entre ellos tratando de rescatar del piso a sus amos, digo jefes, y con estos mucho más distendidos y contentos, ya que la risa siempre hace bien, la reunión se enfocó en cómo liquidar a ISIS sin tener que pactar, al menos no públicamente, con el gobierno sirio, y cómo seguir pactando con Irán para que les saque las papas del fuego de este kilombo.
L.M.V.