Mostrando entradas con la etiqueta Contaminación agua norte Rocha Uruguay. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Contaminación agua norte Rocha Uruguay. Mostrar todas las entradas

domingo, 22 de marzo de 2015

DIA MUNDIAL DEL AGUA. CONTAMINACIÓN ANUNCIADA. Por Julio Dornel.


                                                            Hugo Da Costa

                               Escritor y periodista Julio Dornel

   
     


Mientras el mundo conmemora el Día Mundial del Agua, los recursos hídricos  del norte rochense, continúan bajo la amenaza de una creciente contaminación, provocada por los agroquímicos utilizados en las plantaciones y tolerada por los organismos oficiales que siguen haciendo oídos sordos a los reclamos de la sociedad. En esta oportunidad recogemos la opinión de Hugo Da Costa, que fuera en su momento Coordinador del Proyecto relacionado con la explotación adecuada y moderada  de la almeja, y cuyos recursos fueron aportados por DINARA y la FAO. Señaló Da Costa que “el proyecto inicial redactado con la participación de los almejeros, fue recogido por DINARA y estaba limitado a la zona comprendida entre Coronilla y La Barra del Chuy, extendiéndose finalmente a La Paloma con carácter nacional. Nuestra vinculación al tema surgió ante la necesidad de crear un vinculo entre los almejeros, pescadores y DINARA, como coordinador de los nuevos planes para la explotación adecuada de la almeja. Surge en esa oportunidad la pesca responsable del co-manejo, dándole a los participantes las herramientas técnicas necesarias, con la presencia de los técnicos de la Facultad de Ciencias, determinando la cantidad de almejas que se pueden extraer, como se reproducen y cómo actúan las distintas mareas rojas existentes en la zona. Si bien estos aprendizajes serían de fundamental importancia para organizar a los pescadores de la costa rochense, todo se limitó a un círculo muy cerrado, no pasando de algunas charlas en el liceo y en el Centro Cultural, con poca participación de las fuerzas vivas. De esta manera el aporte de FAO  llega a su fin, considerando que el proyecto estaba en condiciones de funcionar. En esa oportunidad queda DINARA como elemento de contralor, sin la eficiencia esperada, determinado que el proyecto comience a desaparecer ante los intereses creados por la ambición de algunos participantes. La situación se fue agravando ante situaciones encontradas, con grupos que se van retirando y otros que permanecen con permisos de pesca  y extracción de almejas expedidos por DINARA. Surgen en esa oportunidad los oportunistas de siempre que sacan provecho de la situación, violando la normativa que se intentaba implantar. Corresponde señalar que existen personas que no tienen permiso y siguen extrayendo y comercializando almejas, sin control ni referencia alguna, no se sabe nada del producto que está siendo vendido, ni si tiene los controles sanitarios correspondientes. Hay que tener en cuenta que existe una marea roja paralizante que puede matar a las personas como consecuencia  de la paralización del aparato respiratorio. En estos momentos nos preocupa la  mortandad de peces que se viene realizando con sardinas y lachas, primero en las costas del arroyo Chuy y luego en el atlántico rochense. En forma simultánea nos preocupa la situación sanitaria del agua, teniendo en cuenta que estos peces no mueren porque estén enfermos, sino por una situación que se está dando a conocer a través de manchas en el agua creadas por micro organismos , que obedecen en muchos casos al uso inadecuado de fertilizantes que envenenan el agua. Hace tres años denunciamos una situación similar, con mortandad de almejas y las investigaciones indicaron que todo tenía su origen en las plantaciones de soja existentes en las proximidades del balneario, debido a los elementos utilizados, los que iban directamente al mar. Se hicieron las valoraciones correspondientes con la participación de técnicos de FAO determinando el alto grado de contaminación que provocan estas plantaciones. En ningún caso se han respetado las normas establecidas por el Ministerio, como lo señaló en su oportunidad Defeo a Canal 4 de Chuy, de que “las aguas del atlántico rochense estaban contaminadas por los productos tóxicos utilizados en las plantaciones de soja”. Lamentablemente – dijo Da Costa- los intereses creados en torno al tema, no permiten que el gobierno tome las medidas que corresponden y tengamos que continuar con la difusión del problema hasta que logremos una mayor concientización por parte de las autoridades. Día llegará en que la población comience a valorar de alguna manera al producto orgánico, como producto sano que no afecta a la salud”.