Mostrando entradas con la etiqueta "El tío Mimo". Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta "El tío Mimo". Mostrar todas las entradas

lunes, 15 de mayo de 2017

ANGEL MARIA ARRIECHE: “EL TIO MIMO”. Por Julio Dornel.




                               Escritor Julio Dornel                     
Cuando se produjo su desaparición física señalábamos en esta columna que estábamos al tanto de su enfermedad, pero en algunas oportunidades alentábamos la esperanza de que la ciencia pudiera equivocarse y los presagios no se concretaran. Sin embargo nada hizo el milagro y tras soportar muchos años de sufrimiento compartido por sus familiares, el Tío Mimo” emprendió su partida. Quienes tuvimos la suerte de acompañarlo en muchas jornadas, podemos certificar que la ciudad había perdido a un buen vecino que se caracterizó por su hombría de bien, siendo un fiel representante de las actividades sociales, culturales y políticas de esta frontera. Consustanciado desde su juventud con las mejores tradiciones del Partido Nacional, integro el triangulo final de la histórica corriente local conjuntamente con el “Petizo” Alem y el “Penado” Ademar, poniéndole el “pecho” a las adversidades cuando el país soportaba sus años de quebranto institucional. Recordamos circunstancias muy especiales que vivieron algunos uruguayos en épocas muy difíciles para el país, donde el gesto solidario del “Mimo” otorgó seguridad a quienes cruzaban la frontera sin tener en cuenta el riesgo que esto significaba.

Fue un hombre de pueblo a carta cabal integrando todas las instituciones sociales, culturales y deportivas de esta ciudad. Lo vimos en comisiones escolares y liceales, en el Club Social, en la Liga Regional de Fútbol, en el Hogar de Ancianos, en el Hospital y finalmente en le Comisión Binacional de Integración Fronteriza, trabajando sin pausa por los problemas de integración entre Chuy-Chui y una zona de libre comercio.
Su desaparición física constituyó una sensible pérdida para la sociedad fronteriza, entre la cual ejerció distintas actividades del quehacer local, poniendo en cada una, su dedicación y entusiasmo al servicio de la comunidad.