Mostrando entradas con la etiqueta inundaciones abril 2016 Norte de Rocha. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta inundaciones abril 2016 Norte de Rocha. Mostrar todas las entradas

viernes, 6 de mayo de 2016

Bordaberry reclamó poner en marcha el Proyecto de Regulación Hídrica de los Bañados de Rocha de 2004.



En una exposición en la Cámara Alta el máximo dirigente de Vamos Uruguay del Partido Colorado hizo referencia a la grave situación por la que atraviesa el departamento de Rocha.

http://vamosuruguay.com.uy/

Media hora previa sobre emergencia agropecuaria en Rocha
Publicado 5 mayo, 2016 | Por Vamos Uruguay

SEÑOR BORDABERRY.- Señor presidente: en el año 2001, a influjo del entonces Ministro de Transporte y Obras Públicas, ingeniero Lucio Cáceres, se realizó un proyecto de plan de obras que se denominó regulación hídrica de los bañados de Rocha. Hasta ese momento el enfoque era principalmente el del drenaje, el de sacar el agua rápidamente, pero el nuevo plan cambiaba eso y planteaba lo que se llamó –dejando de lado el concepto tradicional– el manejo, es decir, remover los excesos en el menor tiempo posible, pero sobre todo con una distribución espacio temporal de la escorrentía que satisficiera la demanda relacionada con el recurso. Es decir, se preveían las funciones de conducción y almacenamiento de los dispositivos de la red de drenaje. Ese plan estaba pensado en varias etapas, con obras de regulación de caudales en la cuenca alta, de control de desborde del Río Cebollatí, de derivación controlada de caudales en el canal 2 hacia la Laguna Merín, de descarga controlada de la Laguna Negra y de mejoramiento de la conducción del escurrimiento. Luego vino la crisis, y en el año 2004 se volvió a poner al día ese plan. El costo de esas obras ascendía, en aquel entonces, a un estimado de USD 9:200.000.

Lamentablemente, pasó el tiempo y de esas obras que estaba previsto hacer en cuatro etapas, parecería ser que recién hace seis meses se resolvió empezar la primera de ellas. Obviamente, esa primera etapa se vio perjudicada por estas crecientes e inundaciones de las últimas semanas en el departamento. Rocha tiene el problema de que lo de Treinta y Tres y lo de Lavalleja escurre hacia esa zona –en especial al norte de Rocha– y, en este último caso, eso afectó a más de 360.000 hectáreas, es decir a la tercera parte del departamento.

Sobre la afectación que esto ha ocasionado, no ya solamente en la producción, no tengo que profundizar mucho, señor presidente. Quedaba por cosechar arriba del 40 % del arroz; de eso se estima que se podrá recuperar un 60 % y no se sabe de qué calidad.

     No solamente es eso, sino que la creciente también barrió con caminería local y rutas nacionales, destruyó puentes, etcétera. Es decir, la inversión que se tendrá que hacer ahora y las pérdidas son muy superiores a esos USD 9:000.000 o USD 10:000.000 que se había previsto que costaran estas obras. Entre otros, se ve afectado el puente en la Ruta 9, a la altura de La Coronilla, que está a punto de colapsar. Si esto sucede, todos sabemos lo que va a significar para el comercio y el transporte del Uruguay.

     Obviamente, estas obras no prevén llevar todo hacia el canal Andreoni sino, sobre todo, escurrir en la laguna Merín y en la laguna Negra de forma controlada.

     En Uruguay, por lo general nos acordamos de estas cosas cuando vienen las crisis o las emergencias y nos olvidamos de ellas cuando está todo seco y parecería ser que no las necesitamos. Creo que sería bueno poner en funcionamiento, de una vez por todas, ese Proyecto de Regulación Hídrica de los Bañados de Rocha para, de esa forma, poder atender no solamente la situación de esos productores que ocupan 360.000 hectáreas sino también la del turismo en La Coronilla y las inversiones que la Intendencia de Rocha y el propio Ministerio de Transporte y Obras Públicas tienen que hacer en caminería y en rutas. Todos debemos poner ingenio para poder concretarlo porque si, en lugar de reparar ahora las rutas y de soportar las pérdidas, hubiéramos invertido mucho menos de lo que tenemos que gastar ahora, no estaríamos sufriendo esta situación. En especial, señalo mi preocupación por los productores.

     No me refiero a los productores grandes, sino a los medianos y pequeños porque aquellos tienen resto como para hacer obras, canales y barreras, y esas obras que realizan internamente en su predio terminan perjudicando a los pequeños productores que no pueden hacerlas y cada vez que hay una emergencia climática de este tipo terminan abandonando su terreno o vendiéndolo, engrosando así el campo del que más tiene.

     Hacemos votos para que podamos considerar esto prontamente y pedimos que la versión taquigráfica de nuestras palabras sea enviada a la Presidencia de la República, al Ministerio de Transporte y Obras Públicas, a la Intendencia de Rocha y a la Junta Departamental de Rocha.