Mostrando entradas con la etiqueta Oficina Nacional del servicio Civil. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Oficina Nacional del servicio Civil. Mostrar todas las entradas

viernes, 9 de enero de 2015

URUGUAY:“OFICINA DE PRESIDENCIA ENCUBRE DESAPARICIÓN DE MI MARIDO”. Primera parte.



Escribe Juan José Pereyra   Twitter@juano500


El relato que van a leer no es ficción, aunque lo parece. Es el grito desesperado de ayuda de una mujer que una mañana se despidió de su marido y nunca más lo vio. Pedro Ramírez tiene un cargo de responsabilidad en la Oficina Nacional del Servicio Civil, organismo que funciona en la Torre Ejecutiva, el mismo lugar donde tiene su despacho el presidente José Mujica.
Voy a hablar en primera persona en este caso particular que considero el tema más delicado que he debido encarar en mi trabajo como periodista.
Hace varios días me llegó un mail con una grave denuncia hecha por una profesora de Colonia en la que relata lo que califica como “desaparición de su marido” y el eventual encubrimiento que de la situación estarían haciendo responsables de esa repartición del Estado.
Me puse en contacto con la señora Diana Jontaz quien aseguraba en su escrito que se sentía desesperada y sola y que nadie se hacía eco de lo que necesita contar.
“Vivo una terrible pesadilla, mi familia vive un calvario desde hace  casi sesenta días en los que nadie ha hecho nada para ayudarnos a saber qué pasó con mi marido”, me dijo.
“Pedí una entrevista con el presidente Mujica, con la senadora Topolansky, con Tabaré. Nadie me recibe”, agregó.
El 11 de noviembre del 2014, luego de dos meses de licencia médica del marido por un episodio  depresivo, la pareja se despidió en Rosario.Mantuvo varios diálogos toda la mañana a través de mensajes de texto y llamadas por celular. El marido la llamó desde Tres Cruces para decirle que había llegado y le avisó que ya había marcado pasaje para esa tarde a las 19 y 30.Estaba previsto que ambos concurrieran en la noche a un cumpleaños, acompañando a su hija.
En la tarde, ante la falta de respuesta de él a mensajes y llamadas de ella y sus hijos, Jontaz se comunicó con la Oficina, que ya estaba cerrada, y los serenos no supieron decirle nada de su marido.
Dijo que “desesperada, temiendo por su seguridad”, radicó denuncia policial en Rosario. A partir de ese momento comienza otra pesadilla que persiste hasta hoy, relata. Al día siguiente en la Oficina le dijeron,primero que no había ido a trabajar y después que había aparecido y estaba bien y cuando lo fueron a ver, algunos funcionarios le dijeron a ella y a su hija que él no quería hablarles. Las dos mujeres insistieron y fueron desalojadas. Desde entonces y pese a varios intentos,nunca han podido comunicarse con el señor Ramírez.

Jontaz reclama su derecho como esposa a que las autoridades le permitan ver a su marido ,lo que, asegura,le ha sido negado permanentemente. Contrató al Dr. Carlos Alvarez Cozzi, un abogado docente grado 5 de la UdelaR ,con quien hablé. El jurista dijo que “ante un hecho aparentemente delictivo” se presentó una denuncia ante la Policía. Consideró que el tema es grave y que habrá que esperar al término de la Feria Judicial Mayor para que tenga andamiento en el Poder Judicial. Dijo también que el conflicto en ese poder del Estado podría hacer que el asunto deba esperar aún más para su consideración.

Tuve una charla de varias horas con la señora Jontaz y me contacté con numerosas personas que conocen a la pareja y a cada uno de los protagonistas por separado. Algunos de los nombres me los proporcionó la entrevistada, otros los busqué yo para tener el mayor abanico posible de opiniones independientes. Todas las personas aseguraron que Jontaz y Ramírez formaban una pareja “armónica”, con un “excelente trato” entre ellos, que siempre estaban juntos o con sus hijos, que él participaba siempre en actividades de ella en Rosario. Coinciden también que nada hacía prever que fuera una pareja con problemas.
Consultadas estas personas respecto a si la profesora Jontaz podría tener problemas de salud por los que estuviera realizando algún tratamiento siquiátrico o sicológico, dijeron desconocer tal posibilidad, que no les constaba y que en una ciudad chica se sabría si así fuera. Como al leer su relato se puede pensar que lo que se cuenta puede ser producto de una mente fantasiosa,quise descartar la posibilidad que quien cuenta la historia pudiera estar seriamente alterada emocional y sicológicamente.
 Los consultados también coincidieron en afirmar que Jontaz es “una madraza”, una persona de “gran capacidad intelectual” y “gran trabajadora”. Dijeron no entender la situación de desaparición o abandono familiar del señor Ramírez.

“Para la Oficina Nacional del Servicio Civil mi marido está allí. Para mí, la familia, los amigos y los acreedores está desaparecido. Exijo que se respeten mis derechos como esposa”, me dijo con firmeza y entre sollozos.

“Lo sigo amando pese a que quizás nunca lo conocí... si fuera que estamos ante una decisión suya de inexplicable abandono. Si su determinación es romper conmigo y la familia que me lo diga, que lo hablemos, incluso que tratemos de salvar nuestro matrimonio. Pero yo no puedo permitir que me sigan humillando y que desde una oficina del Estado no solo no me defiendan en mis derechos sino que me humillen y vejen, como cuando me echaron de la Torre Ejecutiva como si fuera una delincuente”, afirmó.



De la extensa entrevista se desprende que la profesora Diana Jontaz está dispuesta a iniciar un juicio  por daños y perjuicios al Estado por esta situación.

A continuación, una síntesis de la charla mantenida con la denunciante. En otro artículo, la segunda parte, publico el documento que ella asegura envió a varios medios y representantes, sin éxito.

Todo lo publicado en esta nota ha sido corroborado por numerosos testimonios.
Se me ha advertido que cuide no ser usado por alguna “operación política”. También se me ha dicho que “no conviene meterse en temas como ese”. Si de algo estoy seguro que queda claro con mi trabajo es que no me presto a “operaciones” de ningún tipo y que mi credibilidad e independencia es mi único capital. La publicación que van a leer tiene como único fin permitir que una mujer en situación de vulnerabilidad y soledad tenga la oportunidad de decir lo que, afirma, quiere decir a las más altas autoridades del país, a las que no tiene acceso.
Este periodista intentó por supuesto ubicar al señor Ramírez. Luego de numerosas llamadas telefónicas, en dos oportunidades dos funcionarios dijeron no tener información para brindar. La dirección de correo electrónico del señor Ramírez devuelve los mensajes y el teléfono al que tuve acceso no contesta.
La entrevista es larga, así como el documento de la denunciante que va como segunda nota.
Estoy seguro que no será un obstáculo para su lectura.

Entrevista a la Profesora Diana Jontaz


Recurrí a los medios de prensa .Todos se callan

Hemos sido estafados en valores, principios, y todo lo imaginable. Mandaron callar a todos, quiero llegar al Presidente, no me dejan, quiero llegar al Presidente electo, me filtran. El Arzobispo da audiencia , capaz que para dentro de 20 años.
No me queda nada, no tenemos derechos, tengo que enfrentar al mundo entero. Tenía una abogada que presentó un recurso de amparo que desestimaron. Llegó un momento que me dijo "tengo miedo Diana." Y confieso que la comprendí y la comprendo…
Tengo cientos de testigos de nuestra relación y de los eventos

Finalmente como soy una mujer que solo se basa en valores, en principios, en la palabra de honor, y aunque esos valores cayeron en desuso y malamente se recuerdan ya, sigo valiéndome de ellos.Eso enseñé a mis hijos siempre, Juanjo.

Mi abogado es el Dr. Carlos Alvarez Cozzi, Catedrático Grado 5 en Derecho Privado,  en Facultad de Ciencias Económicas, recomendado especial del Vaticano, con gran prestigio nacional e internacional.
¿Dónde quedan nuestros derechos si no hablamos, si perdemos la dignidad humana? ¿Qué nos distingue del ganado que va ciego al matadero?

Tuvimos que hacer denuncia porque no aparece, aunque ellos en el trabajo digan que sí. Me llaman del Banco Santander porque no ha pagado sus obligaciones y jamás los atienden. Tampoco en Anda o el Comercial, tampoco en miles de obligaciones Yo estoy exigida diez veces más, quedé con un mundo de obligaciones por cumplir.

Un investigador me cobra treinta  mil pesos para averiguar,  más gastos. Treinta mil pesos, no los tengo Juanjo, no sé cómo pagar las cuentas y debo cuidar dos hijos y una madre y una casa y, y ,y…

Dicen que es un "problema personal" pero después de 50 días no sé por qué lo ocultan, no lo sé, ni yo ni nadie.  No hay dónde emplazarlo.

Tengo pánico, por momentos no puedo salir a la calle .Tengo terror... lo espero a cada rato que llegue, que venga, que me lo traigan, como sea. Te juro son días de horror, de horror de verdad.
No sé no cerrar historias, cuestiono el valor moral de sus compañeros, de sus jefes, de toda la Torre Ejecutiva, y eso reclamo.
Mis hijos están tratando de entender.
¿Me estafaron todos?  ¿Todos en esa Oficina son cómplices de esto? ¿Qué están haciendo? ¿Acaso no puedo hablar con mi marido?
Mis hijos y yo estamos solos, como encaramos cada cosa, como hicimos cada vez que él estuvo en problemas y yo estuve ahí sosteniéndolo y ayudándolo. El lloraba pidiendo una familia. Le dí una familia. Los chicos lo aman.

¿Qué debo hacer? Si esto que dicen es real, no creo que deba salirse con la suya. Ni él, ni nadie.
¿Dios mío qué pasó? ¿Qué debo hacer? El no es un hombre poderoso. Jamás lo fue. Es encargado de área. Por Dios, ¿qué debo hacer? ¿Qué debo hacer?Fui humillada .Fui ofendida.Fui insultada.
¿Y estoy siendo estafada? ¿Qué es esto? ¿De qué se trata?

Trato de mantenerme coherente, y me resisto a que dejemos que todo sea impune. Reclamo justicia, por mis hijos, por mí, por las familias. Por nuestra familia. Honestamente Juanjo he casi olvidado las maravillosas costumbres de la convivencia y el compartir en una familia. Tan atroz ha sido todo en este tiempo

Pasé sola la mayor parte de mi vida. Crié a mis hijos sola, fui su madre y su padre. Y muy celosa de mis conductas porque convengamos que somos el modelo de nuestros hijos y de lo que vivan hoy puede estar condicionado su mañana.
Más allá de mis luchas, desencantos y errores jamás dejé de trabajar. Jamás, siempre trabajé. No le debo a nadie ningún puesto ni salario. Todo lo forjé a fuerza de presentar carpetas, méritos, estudios y más.

Mi esposo solía decir que me admiraba porque no me dejaba vencer, porque buscaba en todo una razón para seguir adelante. En cada problema veía una oportunidad para seguir luchando.

Somos humildes, es cierto, pero ricos de verdad, ricos de corazón.
Puedo y quisiera nombrarte a tanta gente que te dijera lo que yo hoy no puedo. Siempre sostuve que soy lo que puedan decir de mí, lo que los demás perciban de mí .
Y eso es así. Quiero salir adelante.
Y creí en la historia de este amor adulto y sincero que me presentó este hombre.
Nos conocimos por trabajo: yo, como directora nacional de un Programa de discapacidad visual para formación e inserción laboral, siempre tuve que reunirme con el Estado, más aún con la Oficina de Servicio Civil.

Mis hijos le dicen "Pa" y ese es un premio que solo se gana alguien a quien se considera un gran ser humano .Y eso les enseñé .A respetarlo, a quererlo bien, a irlo aceptando. Eso fue de inmediato. Hoy siento que fui ESTAFADA!!

Como te decía los daños económicos, de salud, emocionales, laborales, sociales, son incontables.
No hay dinero que lo pague, pero deberán pagarlo, porque te cuento: tengo un problema cardíaco importante. El 2012 - 2013 fui diagnosticada con burn - out por lo cual debía evitar toda situación de estrés, y mira lo que estoy viviendo!

Me casé por amor, por respeto, por dignidad.
Hicimos una reunión de amigos, para celebrar un vínculo sagrado. No pudimos casarnos por Iglesia Católica porque mi esposo era divorciado, pero nada impidió que jurara amar, cuidar y respetar a ese hombre.
Frágil y vulnerable, es capaz, obviamente, con la complicidad y malicia de otros, de hacer terrible daño.

Y estoy cuestionando al Estado sobre el valor moral de sus representantes.
Vamos Juanjo que ninguno somos santos, pero...leí últimamente que un amigo publicó que en el CV de los candidatos debería primar su valor moral. Y lo creo porque se nos exige mucho a los ciudadanos y nos dan muy poco.

Como te decía intimidaron a todos, nos expulsaron de un lugar público y amenazan a quien reclame por los derechos de la familia .No insulté a nadie, solo me amparo en mis derechos universales, en la Constitución y la ley

Sostener al representante legal me cuesta la vida. Pero no solo lo merece, sino que es poco comparado con el respeto, el profesionalismo y la dignidad magnífica con que nos ha tratado; con la diligencia con que ha actuado. Y no son vanas las referencias internacionales que de él se tienen, te aseguro que no son en vano.
Honestamente le dije, que no dudara en que cada hora de trabajo, cada esfuerzo, cada recurso lo destinaría a su representación, porque necesito que se destaque la hombría y el valer de un hombre que en lo humano, en lo legal, en calidad no tiene precio, no lo tiene!!

El Dr. Alvarez Cozzi ha tratado este tema como solo puede hacerlo alguien con mucho dominio de su profesión, con harta experiencia y con ese don de gentes que unos pocos poseen (aunque muchos se jacten de tenerlo)

¿DDHH solo cursa para “quienes tienen derecho a tener derechos"?

Sé que fui vejada. Sé que todo este horror me ha llevado a que lo que enseñé a mis hijos me lo haya cuestionado. Sé que no doy más, sé que vivo de mi sueldo y que ya no tengo nada. Sé que algunos "amigos" desparecen rápido con una frase hecha cuando estas cosas pasan...



“PARA MI, LA FAMILIA Y LOS ACREEDORES  MI MARIDO ESTÁ DESAPARECIDO”


Tengo 46 años y mi vida está al final del camino todos los días después de esto.
¿Cómo sobrevivir?
Dignidad, derechos, intimidación, estafa, familia, género, violencia, hijos, matrimonio, obligaciones, mujer, valores, moral: ¡qué bellas palabras! ¡qué llenas de contenidos! Y, al parecer, ya nadie sabe qué significan. Mucho menos lo saben quienes nos representan, o deberían hacerlo.

La excusa de la Oficina Nacional del Servicio Civil es que es un tema personal.
Después de casi 60 días ¿es un tema personal y tu oficina no te amonesta ni te "invita" a ir a solucionarlo antes que pase a mayores?.
Ellos dicen que está ahí en la Torre Ejecutiva. Para esta familia, amigos y acreedores está desaparecido.

Quisieron desacreditarme diciendo que la errada soy yo al buscarle, que estaba desequilibrada ¿También están errados mis hijos, los amigos y todos los que se preocuparon?
¿Es normal que un hombre se despida de su esposa una mañana y ya no vuelva sin razón aparente?

Si quiere deshacerse de nosotros, porque quizás nunca le conocí, ¿puede desaparecer sin rendir cuentas de donde está?, ¿mantenernos tan preocupados y en una situación de angustia tan grande que me ha quitado la salud? Adelgacé 7 kilos, y no duermo desde entonces.
Amén del hecho de que no hay paz sin saber ¿No es eso violación de DDHH?

He sostenido a ese hombre. No es perfecto, pero lo amo. No soy perfecta, pero tengo fuerzas ...o las tenía. Hoy, hoy me cuesta respirar, hacer las más mínimas cosas, sufro pánico muchas veces al salir para Montevideo.
Nadie quiere hacer nada. Nadie.
Y no me resigno a que mi esposo simplemente despareció. Si nos quiere abandonar, primero deberá aparecer, porque eso es el significado de “hombría” y creí que tenía “hombría”, y “palabra” y “honor” y “sentimientos sinceros.”
Si nos quiere abandonar ¿por qué estuvimos juntos y charlando y planeando cosas, cada hora previa incluso esa última mañana? ¿Qué pasó Juanjo? Y sobre todo: ¿por qué no podemos hablar con él?

Tengo dolor, tengo, una angustia indescriptible. Sé que no tengo vida.
Que debo trabajar cinco veces más para enfrentar los gastos que esto me está ocasionando cuando lo normal hubiera sido ubicarlo, traerlo, que hablara con nosotros y ahí resolver...ahí mismo
Y bueno, era seguir o no, explicar, hablar, pero...todo este encubrimiento?.. ¿qué es? ¿De qué se trata?
¿De qué se trata???
No tengo paz. No creo que deba callarme. Lamento por tantos periodistas y Representantes que se hicieron los sordos y no me escucharon y dejaron de atender este llamado.

Creo que estas cosas no pueden pasar más. Que la soberbia es abominable, que el dolor que nos han provocado es un crimen...Y eso no puede ser. 

“QUIERO VER A MUJICA, A TOPOLANSKY, A TABARÉ”

Quiero ver a Mujica, a Topolanasky, a Tabaré...
Parece que no es viable pese a que es nuestro derecho ciudadano exigir al menos cierto peso moral en quienes nos gobiernen. Pero no me permiten llegar a ellos.

¿Parece muy loca mi idea? ¿Es mucho pedir que me acompañen en esta misión de todos por todos?

Seguramente yo haya perdido a mi marido en esa telaraña de ardides y relaciones perversas donde la familia ya no importa...Pero, ¿no es acaso coherente pretender que inicien sumarios administrativos e incluso que respondan ante la clase política, la clase ciudadana y la justicia quienes son cómplices de esto?
Queda pendiente. Muy pendiente.

Nos conocimos por el trabajo, como te decía. Yo entonces era Directora Nacional del Programa de formación e inserción laboral de personas con discapacidad visual. Tenía mucha vinculación con organismos del gobierno y por lo tanto con la ONSC.
El contacto laboral se convirtió de inmediato en empatía personal. Confieso que me enamoré de aquel hombre de inmediato.

Pero pasamos tiempo en estas vueltas, idas y venidas; solo reuniones de trabajo, que se convirtieron en charlas, más de índole personal, contándonos cosas de nuestras vidas. Al menos yo fui honesta manifestándole que estaba sola en todo aquel tiempo porque me importaba tener mucho más que una relación eventual, y porque me correspondía ser el ejemplo moral de mis hijos, humana sí, pero rescatando los valores siempre.
El me dijo que estaba separado hacía años, que había tenido una relación ...que lo había pasado muy mal ,con muchos problemas, que era trabajador, que su hijo (en ese momento) vivía con él, que era un hombre que soñaba con una familia, que con nadie podía hablar las cosas que hablaba conmigo....

El decía: yo te admiro, eres capaz de hacer de todo y jamás conocí a nadie así.
Yo le respondía: solo quiero que me ames!
Todo eso y más...Fue poco a poco, sin presiones. Una tardecita, me citó en la Torre Ejecutiva en su oficina. Recuerdo que me cambié tres veces de ropa para verlo porque quería que me viera divina... imagina cómo es eso. Hablamos mucho, mucho, de todo, eso fue el 17 de julio de 2013. Cuando nos despedimos, salí radiante, enamorada, creyendo que por fin había encontrado al hombre de mis sueños...
A los 30 minutos me sonó el celular. Era él que quería verme de nuevo. Salió detrás mío casi, del trabajo, llevaba un ramito chiquitito de flores secas, y me dijo: "Me siento un adolescente, y me quedó esto en el escritorio que sé que estaba destinado para tí ...¿Puedo pedirte algo?"
"Sí claro" le respondí. Y me dijo: "Puedo darte un beso?"
Fue el beso más tierno, inocente y maravilloso que dos adultos pueden regalarse

Desde ahí todos los días nos hablamos, escribimos, veíamos....Marcamos ese día, y ese primer beso como el que definió nuestro día de ponernos de novios.
El vivía en Pando, en un apartamento alquilado con su hijo Diego, de 19 años.
La primera salida que tuvimos fue con nuestros hijos.
Todo siempre fue FAMILIA. Diego (su hijo) estaba muy solo y como ocurre en esa etapa adolescente no se llevaban muy bien. Pedro, mi esposo,  solo trabajaba en la ONSC. Faltaba todo el día.

Yo eduqué a mis hijos a estudiar, colaborar , respetar y ser honestos.
La idea era convivir todos juntos siempre, desde el primer momento. Pero con las mismas normas para todos. Diego, su hijo, en alguna ocasión me dijo que no le interesaba nada más que viajar. Le dije que para eso hay que estudiar, trabajar, tener recursos y que todos debíamos poner de lo nuestro y entonces llegaríamos donde nos propusiéramos.
Le di el mismo tratamiento que a mis hijos.Todo lo repartía entre tres, a los tres hijos por igual, el suyo y los míos.

Yo trabajo desde 1988 en UTU y otros trabajos más: discapacidad, y de todo, siempre fui MULTIEMPLEO  porque  he sido siempre jefa de hogar, ese término tan nuevo, pero la verdad es que, desde hace siglos las mujeres hemos criado solas a los chicos sin ese nuevo título.

La convivencia fue inmediata, porque somos grandes y no soy de "no jugarme", en realidad creí ciegamente en esta relación.
En ese momento, le pregunté a mis hijos por lo que estábamos viviendo, pues era su opinión lo que me importaba. Le dije a mi hija "Es demasiado bueno para ser cierto hija, ¿tú crees que deba seguir adelante?"
Y ella me dijo: "Mamá, has estado sola tantos años, siempre cuidándonos, siempre esperando un buen hombre y pidiendo a Dios, debe ser él mamá. Dale, hazle caso, nosotros te apoyamos".
Y así fue!

¿Deudas?

Sí porque él tenía muchos descuentos en el sueldo por sus tarjetas personales y yo le ayudaba con todo eso. Pero yo no tenía extensiones de esas tarjetas, jamás tuve, eran de él.
¿En qué gastaba? Claro que usaba parte de ello para la casa, como debía corresponder, porque al fin yo tenía que bancar todo.
Lo cuento y el dolor me mata!!
Nos casamos y hasta la luna de miel, que fue un viaje de "oferta" a Buenos Aires, no habíamos salido solos, y fueron tres días!!
Al segundo día de estar allá llamó la dueña del apartamento de Pando porque él no lo había pagado, ni entregado aún. Así que tomé mi netbook  y trasladé de mi cuenta del BROU el pago de ese alquiler.
Tenemos un Plan Familia de telefonía, pero también lo pago yo.
A él no le daba para llevar adelante una familia. Tenía tantos descuentos en el sueldo, por sus cuentas anteriores, sus deducciones por anteriores préstamos, que apenas si podía sostener nada. Como yo le decía: "No somos dueños ni de disponer de tu sueldo amor."
Pero sí disponíamos del mío para todo: Ose, Ute, Antel, salud, insumos, todo. Es más, pago hasta un plan familia odontológico en el que él está incluido, obviamente!

Las instituciones financieras me llaman porque no tienen cómo ubicarlo, en sus teléfonos jamás responde, siempre te dicen que está en reunión.
Eso sí, si suponen que es para sacar alguna nota, alguien que no sabes nunca si es él, te responde que "está muy bien, que son temas personales, y punto".  Pero jamás justifican por qué no aparece o por qué no se hace cargo de nada.

“¿POR QUÉ NO SE ANIMAN A PUBLICAR MI HISTORIA?”

Algunos periodistas dijeron que publicarían la historia y luego me dijeron que no podían o me dieron alguna excusa absolutamente inconsistente. No respondieron más de ningún canal de televisión cada vez que les pedí a varios programas y periodistas que nos apoyaran con nuestra historia. El canal 10 publicó  la información de su desaparición de inmediato y en su página Web y después eliminó el enlace.  ¿Qué pasa? ¿Por qué nadie me escucha?, nadie.
Y no quiero molestar ya a nadie, solo que… el silencio no es solución.
Cuando me preguntan por qué lo ocultan y son cómplices desde el Estado, respondo que yo me pregunto lo mismo.

Nos casamos legalmente sí.El 8/4/2014, y consolidamos nuestro domicilio acá en Rosario.

¿Por qué su depresión?
Porque no soportaba lo que pasaba en su trabajo, que le exigieran todo a él sin darle la diferencia económica como “jefe”.
Porque justo comenzó a trabajar en UTU en Colonia y no le daba la energía para todo.
No es un hombre habituado a moverse, a trabajar duro. De pronto tenía que viajar dos días a Colonia y a diario a Montevideo. Lo teníamos muy bien coordinado. Lo hacíamos juntos.
Cuando le vi cansado y bajoneado le dije directamente: "Amor, no puedes tú con dos trabajos (igual lo de UTU era mínimo, 8 horas en toda la semana que tú sabes las horas docentes no son horas reloj), deja la UTU que es lo más reciente y lo que menos te deja y sigue con lo tuyo que es donde te sientes cómodo"
Me respondió que NO, que debía ser fuerte y demostrarnos que era un hombre de verdad.
Es que yo, aún muriendo, he ido a trabajar, porque como siempre dije, si yo no trabajo mis hijos no comen Juanjo.
Pasé épocas dificilísimas, sin luz como seis meses cuando los nenes eran chiquitos, midiendo cada bocado, de todo, pero jamás me dejé vencer, seguí luchando y trabajando y tantos años y formación me dieron la chance de salir adelante.

Mi esposo quería de todo y no era capaz de tener un trabajo y medio...
Si te lo digo así, si analizo mis palabras, tú como muchos me podrás decir, "Te quitaste un problema de encima". Pero el amor no entiende razones y soy de esas personas que piensan que todos debemos tener otra oportunidad porque nadie es perfecto, apenas perfectible. Y él nos había pedido para tener, y ser parte de una FAMILIA real.

“LO AMO CON TODOS SUS DEFECTOS, QUIERO RECOMPONER NUESTRA FAMILIA”

Y yo le amo, con todos sus defectos, porque … quien esté libre de pecado que tire la primera piedra...Y yo soy la más frágil e imperfecta de las personas Juanjo. Lo digo de verdad. No por mostrarme modesta, no.
Soy una madre, nada más, no una mujer super poderosa. Y quería a mi compañero para la vida
Solo eso, ¿Pedí mucho? Sí, tal parece que pedí mucho.

En este mundo todos se relacionan con todos para pasar el rato, las mujeres les sacan plata a los tipos y ellos a ellas.
Yo creí en la familia, el valor, el respeto. No juzgo pero... ¿por qué no nos dejan vivir a nosotros??

¿Familia de él?
No se llevaban muy bien últimamente. Tres hermanos: un hermano y dos hermanas en Pando .Nunca jamás tuvimos un problema, ni un sí ni un no.
No sé Juanjo!! ¿Qué más?

¿Que cómo influyó su depresión en nosotros?
Le sugerí apoyarse en atención médica. Le invitaba a tener actividades familiares: caminábamos, tomábamos mate, discutíamos porque yo estaba cansada y él no respondía bien, y entonces yo insistía en que dejara si quería UTU y que veríamos, o que dejara la Oficina, o lo que quisiera pero que enfrentáramos todo juntos, que no me dejara sola con todo, que lo amaba y lo amo y que entre los dos todo podía hablarse y solucionarse.

Pero él siempre fue muy cerrado, muy cerrado. Yo le hablaba y le pedía que se abriera al diálogo. Queríamos mudarnos a Montevideo, pero era yo sola quien debía conseguir desde la casa hasta los recursos.
Y Juanjo... igual lo amo, ¿Crees que después de una vida me habría casado legalmente con todo y ceremonia civil si no lo quisiera? ¿Yo que siempre me defendí sola, que jamás un hombre nos mantuvo? Tanto creí que me casé. Tanto he amado que me casé.

Puedo nombrarte tanta gente ...Podría llevarte por Terminal Tres Cruces porque viajábamos a diario.  A las UTU, a almacenes,  mercados, eventos.
Al Grupo Sonantes ,en el que mis hijos tocan viola y violín y fuimos a la comisión de padres, ayudamos en todo, íbamos a los conciertos, participábamos en todo, al club deportivo de mi hijo, al basquet.

Claro, también está lo otro: muchos dicen: "Mejor no hablemos porque hay que tenerle miedo al Estado". Y yo no tengo miedo, porque una vida no se acalla de un plumazo.

Le enseñamos a ese hombre, que aún adoro, a amar, a reír, disfrutar lo simple de la vida.
Le invité a vivir y dignificar la vida. Sí Juanjo, con mil errores.
Pero, jamás le dije, jamás le dije, que yo era perfecta. Solo le dije que no nací para hipócrita.

Sigo siendo su esposa, soy la esposa de un funcionario del Estado y fui maltratada!
Quiero a mi esposo. Si vamos a separarnos seremos nosotros .Cuando hablemos. Cuando agotemos los recursos para salvar el matrimonio. Así no!!!

“DI OPORTUNIDADES ¿POR QUÉ NO PEDIRLAS? ¿QUIÉN ES EL ESTADO PARA NEGÁRMELAS?”

Di oportunidades, ¿por qué no pedirlas? Y... ¿quién es el Estado para negármelas?
Esto es lo que deseaba mostrarle al Presidente antes de llegar a esto. Porque ahí algo no está bien y ahora que fui humillada, violada en mis derechos y desacreditada quiero que el Estado responda.

¿Resarcirnos? ¿Cómo?
Sé algo: hay muchos, muchos daños y perjuicios, todos los que legalmente imagines y más , porque estoy enfrentando gastos de vida, de correos, de viajes y de representación legal por los que estoy viéndome obligada a hipotecar mi vida y la de mis hijos.  No te miento, es la verdad!!Mi dolorosa verdad!! No hay dinero que pague esto, pero lo deberán hacer.

Quiero a mi esposo para que hablemos y resolvamos todo lo que se pueda y deba, y cerrar lo que se pueda y deba resolver. Quiero que la moralidad sea un tema de peso en nuestros representantes y la conducta asumida , al menos por alguno, es inmoral.

Tengo acá, te muestro, artículos de la Constitución, Leyes, todos respaldan mis derechos.
He estudiado todo y no hablo nada por hablar. En todo me baso a pesar del dolor, para que no sean rebatibles ni mi criteriosidad, ni mis argumentos, ni mi reclamo de derecho Juanjo!

Resumir una vida no es fácil. Tengo guardados desde nuestros primeros correos porque los he "salvaguardado".
No puedo continuar así. Quiero que esto acabe. Que nadie sufra más esto.
Que el Estado realice la lavada de "trapitos sucios" que nos deben a todos los ciudadanos y tú también sabes que el tiempo nos desgasta en todo esto y nos consume

Por eso quiero lograr respuestas. Por eso busco esa reunión con una administración que sale y otra que entra y que no puede consentir estos abusos a los derechos y la MORAL!


¿Qué más puedo decirte? ¿Qué puedo pedirte?
¿Que nos obtengas respuestas?
¿Que logres lo que obviamente yo no logro?
¿Que nos reciban con nuestra historia en las manos las autoridades y que nos respondan?

¿Es eso mucho también?
Quedo esperando Juanjo




Prof. Diana Jontaz
CI: 2.571.378-7
Cel: 092005754
dianajontaz@gmail.com