Mostrando entradas con la etiqueta Día de los enamorados. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Día de los enamorados. Mostrar todas las entradas

sábado, 14 de febrero de 2015

14 DE FEBRERO, EL DÍA DE LOS ENAMORADOS… Noé Zenón Suarez


Noé Zenón Suárez Periodista,escritor e historiador. Dolores,Argentina

El mundo es un lugar de lucha, sólo los enamorados pueden atravesar los muros que se les presentan con más valor y entereza, por que están enamorados, solo por eso. El estar enamorado te predispone a luchar por ese amor que te llena de alegría y ganas de vivir. Uno puede enamorarse de muchas cosas, el amor tiene ojos dulces y sin maldad, de lo contrario, no es amor, el amor es sin interés, es por el otro, todo.
Dicen que el amor es ciego…, no lo sé, pero que es difícil de explicarlo, sí.
Uno se enamora de su trabajo, nos abre al desafío con todas las fuerzas, nos inspiramos para crear poesía, películas, escribir el mejor libro de la vida sin saber como, de la investigación, de la historia que camina cada día sin detenerse, de esa belleza que luego es tu esposa y no la cambiarías por nada en la vida, no confundir con fuego de amor.
Para definir el AMOR, tal vez no encontramos las palabras para explicar ese estado mental, en donde se conjugan emociones dada la motivación, así abrimos camino para los logros de metas y objetivos.
Es un proceso de nuestra mente muy complejo, que nos hace tan dichosos, el enamorado se desborda por todos lados, es feliz a su manera, a veces, con tan poco, y son capaces de envidiarlo.

Cuando nos enamoramos, los humanos, todos somos Romeo y Julieta, queremos ser el uno para el otro. Nos sentimos recompensados…
Pero no olvidemos, son mensajeros químicos y hormonales que nos mueven desde nuestro centro de cómputos, el cerebro, maravilloso centro para la vida de cada uno, mueve a sentimientos, abrazamos la felicidad, estamos bien, el premio que todos queremos y deseamos, el corazón está contento y también brinca de amor…


SUEÑO EN REMOLINOS, tus cabellos rubios y tus ojos verdes.
Una poesía del cofre de los recuerdos…

Vuelan cual paños dorados
haciendo jirones al viento,
parecen retazos anclados
que caprichosos y envueltos
dibujan y borronean,
y van tejiendo y tejiendo
un manto de blanco y oro.


Mariposas esmeraldas
con tus destellos de colores,
suaves encantos de hadas
que van convirtiendo flores
en finas perlas aladas,
titilan, se esconden, juegan,
entre las nubes doradas.


Sedas de nubes en sueño,
perlas que sin serlo, son…

Noé Zenón Suarez Casielles, 2015.