Mostrando entradas con la etiqueta Traslado de 70 fiscales Uruguay. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Traslado de 70 fiscales Uruguay. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de febrero de 2016

“POR RAZONES DE MEJOR SERVICIO” TRASLADAN A MÁS DE SETENTA FISCALES EN TODO EL PAÍS. LÉONI GARICOITS, PROFESIONAL ESPECIALIZADA EN VIOLENCIA DOMÉSTICA : “Siento que se está desperdiciando mi potencial, que no se tomó en cuenta ni mi opinión ni mis trabajos extra fiscalía. Me siento frustrada”.






Escribe Juan José Pereyra Twitter@juano500

Entrevista exclusiva

Descendiente de San Miguel Garicoits, Léoni es Doctora en Derecho y Ciencias Sociales. Fiscal, escritora, poeta. Se especializó en el estudio del grave problema de la violencia y en los últimos 17 años ha abordado el problema desde su trabajo en el fuero civil, en sus libros y artículos periodísticos y con su participación en foros y medios de comunicación.
Hoy, lunes 8 de febrero la profesional comenzó a trabajar en sede penal. “De golpe y porrazo” debe asumir su nueva responsabilidad, según sus propias palabras.
Entiende que el Estado está desperdiciando su potencial, su experiencia, su trabajo de años en el encare de la violencia deméstica.
No puede apelar la medida porque “no perjudica” su carrera. Mantendrá el cargo y sus ingresos, por eso, en el marco de una reestructura, la opinión del profesional ,ni su experiencia ni sus capacidades son tenidas en cuenta. “No perjudica mi carrera ni me perjudica económicamente y las razones de mejor servicio o mejor distribución del capital humano son conceptos muy amplios y no permiten la argumentación en contra. El perjuicio es personal, es íntimo, abarca los propios proyectos, ilusiones,los propios molinos de viento contra los que luchar. Hacen daño al alma, no a la carrera profesional”, dice.
La pregunta que a este periodista le queda sin respuesta es por qué el Estado no utiliza la capacidad, talento y amor por la tarea de las personas más preparadas en un tema tan tremendo como el de la violencia de género, hacia la mujer, los niños y los ancianos?

Esta es una larga entrevista con la Dra Garicoits. Al mismo tiempo que conoceremos el drama que debe afrontar,podremos entender mejor cómo debe ser encarado el tema de la violencia doméstica.



PREGUNTA

Es duro el Estado con sus decisiones frías y muchas veces inhumanas...
¿Cuál es la tarea de un fiscal?

RESPUESTA

El rol cambia de acuerdo a la materia.
En materia penal es quien ejerce la acción penal. Si no pide procesamiento y no acusa no se inicia proceso penal y el posible delincuente queda en libertad, esto ya pasa hoy en día. Además, a partir del año próximo el fiscal penal estará a cargo de la investigación junto con la Policía.
Estamos en una etapa de adaptación ya que que hasta ahora eran los jueces los que investigaban con la Policía y luego informaban al fiscal. Por eso a nivel internacional y en especial en la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, se ha reclamado en múltiples oportunidades que fueran los fiscales los que llevaran adelante la investigación.
En Penal lo que haga el fiscal obliga al juez siempre que el fiscal no cometa un error inexcusable. Además, el juez puede, al dictar sentencia ,bajar la pena, pero nunca subirla y si el fiscal archiva el caso el juez también tiene que archivar y no se puede investigar más. Pero si el fiscal pide un procesamiento el juez puede no procesar si entiende que el fiscal no tiene pruebas suficientes.
En materia de violencia doméstica y protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes, es tercero. Ser tercero significa que debe ser oído, debe realizar cualquier actividad probatoria e impugnar(recurrir) cualquier decisión judicial que no comparta, para que pase a ser resuelta por un tribunal de segunda instancia,
Y en Aduana, es quien acciona contra los que cometieron ilícitos aduaneros. En adolescentes infractores es igual, el fiscal es quien acciona contra los adolescentes infractores y pide la sanción que corresponda.

P
¿Qué la llevó a querer ser fiscal y cuánto hace que desempeña esta función?

R

​Me recibí de abogada en el año 1986, (ese era el título en mi época, plan 80). Luego di las materias necesarias para obtener el título de Doctora en Derecho y Ciencias Sociales.
Trabajé en un Estudio Jurídico desde 1984 y fui descubriendo que el ejercicio liberal de la profesión no era lo que me gustaba. Me llevó un tiempo encontrar mi camino y en 1988 me inscribí y cursé en el Centro de Estudios Judiciales del cual egresé con el deseo de ser fiscal.
¿Por qué fiscal y no juez? Porque, desde mi punto de vista, el fiscal, como representante de la sociedad tiene un rol más amplio que abarca todo un espectro de intereses y debe velar por esa sociedad que representa.
El juez tiene una carga de responsabilidad mayor porque tiene la obligación de la imparcialidad, de aplicar la ley en todo su rigor, en la soledad de decidir sobre la libertad de una persona, sobre la tenencia de un padre respecto a un hijo, a un planteo laboral.
Ante la soledad y el peso de la decisión que padece el Juez, preferí ser quien hace la jugada y deja que el juez meta la pelota y haga el gol ( en términos futboleros).


P
¿Qué diferencia el fuero civil del penal en cuanto a las tareas de un fiscal?

R
Desde la ley de presupuesto (19.355) la tarea del fiscal civil es muy limitada ya que se abarcaría: intereses difusos, nulidad de matrimonio (estadísticamente no hay o se habrá dado una cada tantísimos años), pérdida, limitación y suspensión de patria potestad, nombramiento de tutor o curador para que represente a menores e incapaces, inconstitucionalidad de la ley, adociones, derecho a la identidad de género y al cambio de nombre y sexo, al reconocimiento de la unión concubinaria y en el seguimiento de menores en situación de riesgo. Su tarea en estos casos es el control en el cumplimiento de los requisitos legales pudiendo solicitar prueba y recurrir pero sus dictámenes no obligan al juez.
P
Estuvo en Penal, luego 17 en Civil y en estos últimos años se especializó en violencia, estudió expresamente el tema de la violencia, ¿Por qué?

R

​Cuando ingresé al Ministerio Público como fiscal adjunta penal, en el año 1990, tenía la juventud y el ímpetu. Trabajaba con dedicación, lo que debe constar en mi curriculum.
En 1998 hubo un cambio de estructuras internas y me trasladaron a la materia civil que antes de la reforma de la ley 19.355 tenía una amplia competencia que abarcaba su intervención como tercero y dictaminante técnico en todo lo referente a familia (tenencia, visitas, pensiones alimenticias, sucesiones), tachas de falsedad en procesos laborales, problemas de competencias entre sedes judiciales y todo lo que tuviera que ver con nulidades procesales, así como quiebras y concursos( quizás me olvide de alguna más) y toda segunda instancia del interior.
En el año 2002 se aprobó la ley sobre violencia doméstica y al principio se aplicó con la intervención de las fiscalías letradas en lo civil y los juzgados de Familia hasta que se pudieron implementar los juzgados especializados en violencia doméstica y menores en situación de riesgo, así como las fiscalías en violencia doméstica y menores en situación de riesgo,
Si bien en mi ejercicio como adjunta penal había tenido contacto con el tema de la violencia de género y en menores y ancianos, la especificidad, la dedicación más concreta, me llevó a estudiar un tema que ya en penal me inquietaba.

P
¿Por qué no otras ramas?

R
​Fui aspirante en la cátedra de derecho Procesal durante unos años pero descubrí que la docencia no era lo mío.
Y me preocupó mucho el poco interés que había en Uruguay en el tema violencia de género, violencia con niños y ancianos.
Recién en el año 2002 se logró un mínimo de interés, recién se comenzaba a andar por ese camino.La violencia social crecía y crece potencialmente y me interesó profundizar en el tema.

P
Llevar a su obra literaria su experiencia en el tema de la violencia la ha llevado supongo, a vivir un proceso de permanente tensión, de angustia, al estar tan cerca del problema.

R
​El poder transformar en palabras lo que sentía, pensaba, experimentaba, me obligaba (me obliga) a un proceso de objetivación, análisis, que redunda en beneficio de mi trabajo.Además, de permitirme mantener la ecuanimidad y abrir una ventana, un cable a tierra, lograr una armonía entre mi mundo creativo y mi mundo legal.
P
¿Qué consecuencias tiene para usted que, en el marco de una reestructura, la trasladen después de tantos años nuevamente al fuero Penal?

R
​Sinceramente siento que se desperdicia mi potencial así como todo lo que he hido aprendiendo sobre el tema desde distintos puntos de vista, no solo el legal sino el social y el psicológico.
En los 17 años que estuve en Civil me alejé del tema Penal. Obviamente me puedo poner a punto, pero, ¿por qué no designar a fiscales adjuntos que se encuentran interesados en la materia penal?¿Por qué designar a una fiscal adjunta que puede desplegar más su potencial en otra mataeria que no es penal?

P
En la nueva actividad ¿no podrá aplicar tu experiencia? Uno puede pensar que a nivel penal también se deben juzgar casos de violencia, más en este momento social tan difícil que vivimos como sociedad.

R
​Sin dudas, la sociedad está impregnada en violencia.Las rapiñas,los homicidios,las lesiones, las riñas, etc, etc. Pero podría hablarse de dos estilos de violencia, esto porque la violencia doméstica (de género, niños, niñas, adolescentes y tercera edad) tienen, a mi juicio,fundamentos psicológicos y sociales diferentes, que necesitan una tarea de prevención, apoyo, tratamiento psicológico, una interacción entre diferentes discuplinas.El círculo de la violencia entre la víctima (que se siente culpable y responsable) y el victimario (incapaz de refrenar sus impulsos o de llegar a entenderlos para evitarlos).Es un círculo propio de la violencia doméstica.
Entender ese círculo de violencia que se retroalimenta, que está inmerso en la sociedad pero que tiene un fundamento en cierto sentido diferente a la que podríamos llamar violencia creciente en la sociedad, es básico para trabajar el tema.



P
Cuando se toman medidas así se pueden lesionar derechos incluso laborales , en este caso, de un fiscal, ¿hay alguna posibilidad de solicitar la revisión de la medida?

R
​No hay posibilidades de plantear un recurso porque el Fiscal General de la Nación, el Fiscal de Corte, tiene amplios poderes para realizar los traslados horizontales que no causan ningún perjuicio en la carrera del funcionario (misma jerarquía, mismo salario), las “razones de mejor servicio o de mejor utilización de los recursos humanos” son tan amplias que son incuestionable, son fundamentos muy amplios que dejan al trabajador sin posibilidad de argumentar en contra.

P
No hay forma de intentar al menos revertir la medida?

R
​Queda la posibilidad de presentar un derecho de petición (Artículo 30 de la Constitución) pero es un derecho de petición que va a depender de la buena voluntad del jerarca , si los argumentos que uno expone alcanzan para que cambie de opinión.

P
¿Queda solo un derecho al pataleo que tampoco haga demasiado ruido?

R

​Un derecho al pataleo silencioso, solo expresado con esa mínima posibilidad del derecho de petición.
P
Este lunes 8 de febrero está comenzando su nueva tarea en el fuero penal. ¿Cómo se siente?

R

​He tratado de hacerme de todo el materialque puedo necesitar pero comienzo con un turno penal en la Zona 3, sin un mínimo período de adaptación ya que trabajé en Civil hasta el viernes 5.
Tras 17 años, de golpe y porrazo, enfrento un turno en una de las zonas más peligrosas de Montevideo. Me he preparado a conciencia, tengo todo el material y voy a poner lo mejor de mí..aunque sienta que no estoy en las mejores condiciones para enfrentar un turno penal.

P
En lo personal, ¿qué siente?

R
​En lo personal siento que se está desperdiciando mi potencial, siento que no se tomó en cuenta ni mi opinión ni mis trabajos extra fiscalía. Me siento frustrada.

P
¿Tiene que resignarse y reconstruir su vida laboral o hay alguna forma de intentar algún cambio?

R
Voy a intentar con el derecho de petición.


P
¿No puede apelar?

R

No, no puedo apelar. No perjudica mi carrera ni me perjudica económicamente y las razones de mejor servicio o mejor distribución del capital humano son conceptos muy amplios u no permiten la argumentación en contra.
El perjuicio es personal, es íntimo, abarca los propios proyectos, ilusiones,los propios molinos de viento contra los que luchar. Hacen daño al alma, no a la carrera profesional.


P
Si pienso en otros traslados, como el de la Dra Motta o el del Dr Viana o el Dr Ricardo Percivale, me viene a la cabeza la gran duda ¿no habrá política atrás de estas decisiones?

R
​En el caso de estos setenta (o más) traslados de fiscales letrados nacionales, fiscales letrados departamentales, fiscales adjuntos y fiscales adscriptos, creo que son muchos movimientos, y todos juntos, como para que se pueda hablar de algo de ese tenor.
Creo que lo que todos estos movimientos que generaron mucho inconformismo, pues hay muchos fiscales que sienten que no se tomaron en cuenta sus curriculums o sus intereses, más allá de posibles suspicacias, lo que sucedió fue que se movieron nombres, se trasladaron nombres, no personas con curriculums o sus intereses. En mi caso está el curriculum en la Fiscalía General de la Nación. Además de encontrar de todo lo que he hecho y publicado en mi página Web www.leonigaricoits.com.uy. También cuentan con mi correo institucional, mi teléfono celular.
En estas horas, además de afrontar mi nuevo trabajo, estoy preparando mi derecho de petición que presentaré el miércoles 10.