Mostrando entradas con la etiqueta los que pierden las bancas en Uruguay. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta los que pierden las bancas en Uruguay. Mostrar todas las entradas

domingo, 2 de noviembre de 2014

"Sepa usted que está hablando con un senador muerto"

 Cuando las bancas cambian de mano

Se van Pasquet, Cantero, Gallinal, Abreu, Brenta y Lorier

"Sepa usted que está hablando con un senador muerto", le dijo Gustavo Penadés a un militante el domingo pasado, mientras le estrechaba la mano. A partir del próximo período el nacionalista pasará a ser diputado; otros, ni estarán en el Parlamento.

Penadés baja a la Cámara de Diputados y Gallinal se despide del Parlamento.
CARLOS TAPIA
El País
 
Penadés, que tiene 49 años, ocupaba una banca en la Cámara alta desde marzo de 2005. Pero a partir de febrero del año próximo, cuando se renueve el Parlamento, volverá a sus raíces: la Cámara de Representantes, donde ya estuvo desde 1995 hasta 2005. Lo mismo le va a pasar al colorado Tabaré Viera, diez años mayor, quien fue intendente de Rivera por dos períodos hasta 2010, y que desde ese año es senador.
Pero hay otros que correrán con peor suerte. No serán senadores, pero tampoco diputados. Algunos volverán a la actividad privada. Los más desfavorecidos, igual, no quedarán desamparados. Tanto exsenadores como exdiputados tienen un año de ventaja para reorganizar su vida, pues por 12 meses cobrarán un subsidio equivalente al 85% de su actual sueldo nominal. O sea que cobrarán $ 143.793 los que dejen la Cámara alta y $ 122.224 los de la baja.
El diputado colorado Fitzgerald Cantero, de 36 años y uno de los principales impulsores de la baja de la edad de imputabilidad, dejará de ser diputado a partir de la próxima legislatura. Licenciado en Ciencia Política y, según la página web del Partido Colorado, experto en marketing político y periodismo digital, adelantó a El País que volverá a la actividad privada. "Tengo la obligación de hacer eso", se resignó. De todas formas, dijo que seguirá militando y trabajando, especialmente, para que la Concertación —la alianza de blancos y colorados para pelear por la Intendencia en Montevideo— gane en mayo próximo.
Otro colorado que no estará en el Parlamento a partir de la próxima legislatura, es Ope Pasquet, de 59 años. Su carrera política es extensa. En 1984 fue electo diputado. Poco después fue designado subsecretario de la Cancillería. En 2007 se integró a Vamos Uruguay. En 2009 fue electo senador. Esta semana, Pasquet se despidió de sus compañeros de la Cámara alta. Consultado por El País, señaló: "Por ahora no tengo respuesta. Es todo muy reciente, todavía no sé qué voy a hacer".
En San José, en tanto, el diputado de Vamos Uruguay Gustavo Cersósimo estaría perdiendo su banca, y con respecto a los restos de sus votos hay dos posibilidades: que pasen a Soriano, para confirmar la banca de José Amy (Vamos Uruguay) o a Artigas adjudicando un escaño a Carlos Signorelli de la lista 15. Esto se confirmará mañana, cuando la Corte presente el escrutinio definitivo.
En el Partido Nacional también habrá legisladores que perderán sus bancas. Los casos más notorios son los de Francisco Gallinal, Sergio Abreu y Ana Lía Piñeyrúa. El primero, de 57 años, senador desde el año 2000, dijo a El País que volverá a la actividad privada. "Yo soy abogado, algo voy a hacer", precisó. También, advirtió que seguirá trabajando en política. "No pienso abandonar la militancia, es mi vocación", sostuvo.
Abreu, de 68 años, que fue canciller en el gobierno de Luis Alberto Lacalle, y ministro de Industria en el de Jorge Batlle, obtuvo 48.334 votos en las elecciones de hace una semana, pero no estará en el Parlamento. Sin embargo, se espera que continúe con su actividad política. Igual situación es la de Ana Lía Piñeyrúa, de 59 años, quien tampoco obtuvo una banca para la próxima legislatura. Lacalle padre no obtuvo un escaño, pero tampoco lo intentó. Estaba como testimonial en el último lugar de la lista 71.

En el Frente.

"No aspiro a un cargo. Si tengo que volver a la actividad privada, lo voy a hacer", dijo a El País el senador y exministro de Trabajo, Eduardo Brenta, de 55 años, que ocupaba el primer lugar en la lista 775005, del Frente Unido. "Trabajé toda mi vida en la actividad privada, menos en los últimos diez años. Eso no va a ser problema. Lo único importante es que gane el Frente", añadió.
Pese a que el FA obtuvo la mayoría de los escaños, habrá una importante renovación. Se van Eduardo Lorier (Partido Comunista), Carlos Baráibar y Luis Gallo (Asamblea Uruguay), Rodolfo Nin (Alianza Progresista), Enrique Rubio (Vertiente Artiguista) y Héctor Tajam (MPP), que no estaban en las listas u ocupaban lugares testimoniales.
Tampoco salió electo el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, que estaba segundo al Senado por la lista 775005, ni José Bayardi que era primero para diputado. No entró nadie de la CAP-L, ni el titular Fernández Huidobro, ni el segundo Luis Rosadilla. Tampoco entraron los socialistas Julio Bango, Gustavo Bernini, María Elena Laurnaga, Yerú Pardiñas y Roque Arregui. La misma suerte correrán Felipe Michelini, Horacio Yanes y Jorge Pozzi, del Nuevo Espacio.

LO QUE HARÁN LOS QUE SE VAN 

Francisco Gallinal: “Voy a ejercer alguna actividad en el área privada”.


PARTIDO NACIONAL

Siempre voy a seguir trabajando para el Partido Nacional, por supuesto que eso no va a cambiar. Desde la militancia. Desde el sector. Desde Alianza Nacional. De eso que no queden dudas. La política es mi vocación. Voy a ejercer alguna actividad en el área privada, vamos a ver, yo soy abogado…”.

Fitzgerald Cantero: “Ahora tengo la obligación de volver a mi profesión”.

PARTIDO COLORADO

Ahora tengo la obligación de volver a mi profesión. Pero no voy a dejar la militancia. Voy a seguir trabajando dentro del Partido Colorado, eso no va a cambiar. También pienso luchar para que el Partido de la Concertación gane la Intendencia de Montevideo el año que viene”.

Eduardo Brenta: “Si tengo que volver a la actividad privada lo voy a hacer”.

FRENTE AMPLIO

No aspiro a un cargo en el nuevo gobierno del Frente Amplio (en caso de que éste gane el balotaje). Si tengo que volver a la actividad privada lo voy a hacer. He trabajado toda la vida en la actividad privada, menos en los últimos 10 años. Lo único importante es que gane el FA”.