Mostrando entradas con la etiqueta Jorge Gandini. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Jorge Gandini. Mostrar todas las entradas

lunes, 18 de mayo de 2015

Blancos perdieron 130 mil votos Jorge Gandini: la Concertación "no es un partido"




Jorge Gandini: la Concertación "no es un partido"
“La Concertación nació para ganar y, además de sumar a blancos y colorados, la idea era captar votos de afuera, de frenteamplistas desilusionados, pero lo cierto es que no lo logró y se votó similar a la suma de blancos y colorados”, dijo a El Espectador el diputado blanco Jorge Gandini.


Además, aseguró al programa Rompkbzas que “al Partido Nacional no le fue bien” ya que en octubre de 2014 “sacamos 234 mil votos y en seis meses en las elecciones municipales sacamos 103 mil. Perdimos 130 mil votos”. Gandini no tiene claro cuál será el destino de la Concertación porque “no es un partido”, “no tiene autoridades”, “no tiene un programa”.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Enfrentamiento blanco por intendencia de Montevideo

Para el líder blanco, el resultado de junio donde su sector derrotó a Alianza Nacional incide en la definición del candidato a la IMM

El Observador



El líder del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, dejó claro esta mañana que para la definición del candidato que presentarán para Montevideo incidirá el resultado de junio, donde su sector fue amplia mayoría. Además, en esas elecciones, el postulante de Alianza Nacional, Jorge Gandini, fue derrotado incluso a la interna de su grupo político.
Lacalle Pou expresó esta mañana en entrevista con el programa En Perspectiva de radio El Espectador que en las elecciones internas celebradas en junio quedó “claro quién tiene peso político dentro del departamento”. Su grupo obtuvo 64,9% de los votos en la capital, sobre el 34,7% del sector de Larrañaga.
En cuanto a los posibles candidatos, Lacalle Pou señaló que “se le están dando fuerza” al nombre de Sebastián Bauza, expresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, cuando él “nunca” lo mencionó públicamente. “Tengo el mejor concepto del ser humano, del empresario y dirigente del futbol que es Sebastián Bauza. Es parte de la telenovela que ha hecho otra gente”, añadió.
Jorge Gandini quedó descartado como candidato. Luego que se manejara el nombre de Bauzá y de señales que dio Lacalle Pou, el dirigente de Alianza Nacional renunció a la postulación. El líder blanco calificó a Gandini como un “excelente dirigente político”  que “no puede estar ajeno a ningún proceso electoral” y que en este caso estará presente  en la decisión “sin perjuicio de que sea o no sea el candidato”.

sábado, 6 de diciembre de 2014

El candidato Gandini editorial de Washington Beltrán


Washington Beltrán 
 
Washington Beltrán
Abogado, periodista, director del diario El País

En junio del 2012, el diputado Jorge Gandini usó de plataforma a la Convención del Partido Nacional para anunciar su candidatura a intendente de Montevideo. “¡Quiero! ¡Quiero! ¡Quiero ser candidato y quiero ser intendente de Montevideo!, porque en la política primero que nada hay que querer a toda costa, y yo ¡quiero!”, exclamó Gandini en el discurso más encendido que tuvo la convención blanca en el Centro Gallego.

Gandini dijo que es un “militante” que “se anima a dar el paso” y que sabe que ingresó en un punto “de no retorno”. “No hay vuelta, ya lo saben mis compañeros y mi familia: empiezan tres años de trabajo, sin feriados, sin fines de semana”.

El legislador reconoció que puede haber quien diga que es “muy temprano” para hablar de candidaturas. Pero afirmó que “no sobra el tiempo si lo que se quiere es ganar”, y aclaró que esta no será la hora de campaña electoral, sino de “trabajo con la gente”.

“La única manera de ganar es estar todos los días, en cada rincón, en cada barrio de Montevideo. No se puede especular”, afirmó.

Su anuncio fue respaldado y bienvenido por un estruendoso aplauso y sacudió el ambiente político. No era para menos, los blancos anunciaban con tres años de anticipación su propósito de pelear Montevideo y no esperar hasta última hora -como habían hecho en elecciones anteriores- para nominar candidatos y lanzarlos a una lucha desigual de escasos meses de campaña. Daba la impresión de que se había aprendido la lección y no se iba a tropezar nuevamente con la misma piedra.

El arranque tempranero y oportuno de Gandini, tuvo inmediata repercusión. Sectores de la dirigencia de los partidos tradicionales entendieron claramente el horizonte que se abría tras esta movida y empezaron las conversaciones para cumplir con un reclamo de los vecinos de la capital: llegar a un acuerdo entre ambas colectividades para concurrir juntos a las elecciones municipales y así desafiar los veintitantos años del Frente en la Intendencia.

Gandini cumplió: desde esa fecha inició una permanente recorrida por todos los barrios de la capital para conocer sus problemas, dialogar con los vecinos, buscar solución a temas urgentes, trasmitirles el respaldo y la preocupación sobre sus necesidades. Comenzó a crecer.

Un año más tarde, el politólogo Adolfo Garcé reconoció que el “clima” instalado de que en Montevideo “hay que cambiar” el gobierno del Frente Amplio, algo similar a lo que ocurrió a nivel nacional en 2004, es el mejor aliado para que el diputado nacionalista Jorge Gandini gane la intendencia capitalina. “Para mi gusto, el próximo intendente de Montevideo es Gandini” afirmó en Diamante FM, y agregó “hay un clima de que hay que cambiar en Montevideo y que el acuerdo entre colorados y blancos refleja ese cambio, y creo que Gandini es el que se jugó la ropa antes y corre con ventaja”.

El acuerdo de blancos y colorados se concretó en el Partido de la Concertación. Por primera vez en la historia del país, ambos partidos arriaron sus banderas de lucha y resolvieron marchar juntos al rescate de un departamento y una ciudad, que se habían deteriorado en todos sus servicios a límites vergonzantes, pero con impuestos caros. La IMM recauda por día US$ 1.760.000, pero eso no le alcanza para funcionar y pierde por día US$ 102.000, lo que en definitiva lleva a acrecer su deuda que ya oscila en los US$ 415 millones. ¿Es necesario continuar con esa sangría para tener la ciudad que hoy se tiene?

La Concertación abrió una gran cuota de esperanza, pero ella sola no alcanza: los candidatos son fundamentales. El Partido Colorado ha manejado desde un principio el nombre del Dr. Ney Castillo, prestigioso oncólogo pediátrico, que ya tuvo un buen desempeño en la elección anterior. El Partido Nacional tenía a Jorge Gandini, pero de golpe la dirigencia lo bajó de un plumazo. ¿Por qué? ¿Porque su lista, la 250, votó mal en las elecciones internas? Pero si Gandini no fue, ni siquiera candidato a nada para evitar la tacha constitucional. Solo presentó su lista, pero no dio su nombre. ¿Acaso otros candidatos a Intendentes o intendentes en funciones que iban a cargos legislativos o aspiran a una reelección no tuvieron una pobre votación en las elecciones nacionales (que son las que importan) y no recibieron ni un reproche? ¿O hay otros motivos que ignoramos?

Tenemos excelente opinión de los candidatos que los blancos manejan como alternativa. Pero no nos convence. Vamos a volver a cometer el mismo error de improvisar a pocos meses de las municipales y así nos va a ir. Despreciamos a quien hace tres años está trabajando por esa nominación, como si ganar en Montevideo no importara y como si dejar a los vecinos que sigan viviendo tapados de basura, a oscuras por falta de luces, con espacios públicos abandonados a la delincuencia y a la droga y un tránsito cada vez más caótico, fueran temas que pueden esperar otro lustro de administración frenteamplista.

Jorge Gandini es el único candidato que debe presentar el Partido Nacional en la Concertación. Ya se perdieron algunos meses; vamos a no perder más.