Mostrando entradas con la etiqueta Fútbol Rocha. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fútbol Rocha. Mostrar todas las entradas

sábado, 23 de mayo de 2015

SEMBLANZA por Oscar Bruno Cedrés PEDRO CABALLERO, ciclista de los de antes.


                                        Escritor y periodista Oscar Bruno Cedrés

Nacido en la ciudad de Aiguá, Maldonado, Pedro Caballero, 13 hermanos, a los siete años su familia se vino hacia Rocha, zona de la Pista Casa Blanca, y ahí concurrió a la Escuela No. 11, con Doña Maruja de Seguessa como maestra y luego la “Negrita” Brum de Muñoz, pasando posteriormente a la Escuela No. 44 Felicia Banat.
Funcionario policial, trabajó en ASTRA en La Paloma, también tuvo un importante puesto de venta de gas en la zona de playa, su deporte lo fue el ciclismo.
Con gran lucidez Pedro recuerda carreras, ciclistas, dirigentes, periodistas, mecánicos, en fin todo lo que estuviera vinculado al ciclismo de Rocha de la décadas del cincuenta y sesenta, de la que fue gran protagonista junto a grandes del pedal rochense como su hermano Carlos, Edison Nuñez, los hermanos Próspero y Javier Barrios, los hermanos Fernández conocidos popularmente por los “Veloz”.
Defendió los malliots de Peñarol, la roja del Renovación y la amarilla de la Federación Ciclista de Rocha, en competencias locales, interdepartamentales, Vueltas y Mil Millas Orientales.
Se acercó al ciclismo llevado aquellas tradicionales domingueras que se corrían en nuestra ciudad, también las tradicionales como la Doble Chuy, tiempos de Rotela, de los hermanos Motta, Vigorito Martínez entre otros.
De las Doble Chuy recuerda la que ganara Claudio Pereyra de Maldonado la etapa a Rocha y además ganador de la competencia, siendo él segundo en esa etapa, teniendo a su hermano Carlos como ganador de la etapa a San Luis y Javier Barrios la etapa a Chuy.
En otra Doble Chuy Caballero ganó la misma, teniendo como compañeros a los hermanos Mayo y Lucio Motta y a Javier Barrios, que colaboraron con su triunfo, siendo en la misma los treinta y tresinos Pedro Larteguy y Felicísimo Prais sus rivales.
De su participación en las tradicionales competencias del pedal uruguayo las Mil Millas Orientales del 58 es una de las que más recuerda. Fueron auspiciados por la recordada INCONSA, la fábrica de baldositas que estaba ubicada frente a la Estación de AFE de nuestra ciudad.
En la misma trabajaban Lorenzo y Tito Picardo, y también estaba el recordado Luciano Fontana, el italiano, quien fuera luego un exitoso empresario turístico.
A la misma Fontana fue en un jeep Land Rover, llevando baldositas de la INCONSA pegadas en cajitas de fósforos, las que obsequiaba a los aficionados presentes en cada llegada de etapa, que tiempos, que originalidad la del “Tano”.
Competencia que contó con la participación de importantes competidores extranjeros como el brasilero Claudio Rosa integrante del famoso equipo de la Calaoi de San Pablo quien fuera a la postre el ganador de la misma, también estaba el italiano Guseppi.
En la etapa Treinta y Tres- Rocha, Pedro desde la bajada de bandera en pagos olimareños se largó hacia adelante en procura de la victoria en sus pagos rochenses, fue solo y primero hasta cerca de la ciudad rochense, cuando se le pusieran cerca el poderoso equipo del Olimpia integrado por Rodolfo Piotto, Sergio Frausín y Francisco “Pancho” Bence, donde también estaba el fraybentino Juan José Timón otro de los grandes del pedal uruguayo.
Pedro Caballero hizo su pasaje por la entrada de Ruta 15 en la zona del Barrio La Cuchilla aclamado por todos sus vecinos que lo aplaudían ubicados a ambos lados de la ruta, finalmente no pudo vencer a tan poderoso rival y culminó en el tercer lugar, que para nuestros pedalistas ya era una hazaña.
Corrió tres Vueltas Ciclistas del Uruguay, las que trasmitía Radio Sport con la voz inconfundible del recordado Gallego Héctor Regueiro y dos Mil Millas Orientales, la competencia de Carnaval, que trasmitía CX 24 Radio La Voz del Aire.
Acompañó veinte Vueltas a distintos corredores e instituciones de nuestra ciudad, destacándose las dos que lo hizo junto a su gran amigo el “Canario” Próspero Barrrios.
De su amistad con el “Canario” recuerda la anécdota de cuando una tarde lo invita Próspero para ir hasta Piriapolis a visitar a Atilio Francois, que tenía un restaurante en dicho balneario. Lo hacen en compañía de otro destacado pedalista, Rotela, siendo muy bien recibidos por el gran pedalista compatriota, quien los invita a almorzar, y luego muy campantes vuelven hacia nuestra ciudad pedaleando por la vieja ruta nueve, aquella tipo bombé y cercada de árboles en casi todo su trayecto.
Participó de una insólita competencia, por su largo recorrido, defendiendo los colores de la Federación, fue sobre 244 kilómetros, con largada y llegada en la ciudad de Treinta y Tres, yendo por ruta 8 hasta Minas, por esta hasta Aiguá, luego hacia Lascano, y de ahí por Averías y Varela a la capital del Olimar. La ganó Javier Barrios, Pedro arribó tercero, pero el delegado de Rocha el recordado comerciante Alcides Féola protestó por el gran recorrido, lo hizo en forma muy airada y fuerte, ya que habían salido apenas apareció el sol y llegaron pasadas las catorce horas, lo que se diría “una cosa de locos” con aquellas rutas de balastro mal cuidadas y en las bicicletas que andaban los competidores.
Fue dirigente de la Federación Ciclista, recordando la que integró como Presidente siendo sus compañeros neutrales Amílcar Díaz y Antonio Molina y también fue técnico de los planteles rochenses en torneos de la zona este.
Recuerda Pedro con nostalgia aquellos tiempos, los de Edison Nuñez, de Pedro Saroba, del “Canario “ Nuñez, de los hermanos Próspero y Javier Barrios que junto a Silvita fueran para él los mejores corredores que dio Rocha, los tubos importados de Italia marca Clemen que eran de dos colores y los Tireli, no pinchaban nunca, los zapatos para correr reforzados por Carlos Cadimar el zapatero de la calle República Española, la Casa de Bicicletas y Repuestos de Burnia y García de la esquina de Sarandí y Florencio Sánchez, el apoyo que recibía de el constructor Alberto Olivera un hincha suyo de primera, como a Don Victorio Forapagliero y Francisco Bruno, grandes empresarios de entonces.
También tiene un especial recuerdo para el periodista Silvio Ricardo Cardoso, y sus emotivos relatos y semblanzas, para la medallita que ganara en una competencia que es una “Gillette” obsequio de la Farmacia Uruguay del “Peluquilla” Rodríguez.
Hoy sigue las competencias tanto nacionales como las extranjeras, está al día con las mismas y le llama mucho la atención que al final de una competencia como la Vuelta o Rutas, el promedio sea de 40, 42 kilómetros, igual al de antes, con muchos mejores rutas, mucho mejores bicicletas, mucha más tecnología, que lleva incluso a que larguen en grandes pelotones y arriben también en grandes pelotones.
Pedro Caballero, un señor en el pedal y en la vida, un grande en tiempos de grandes en nuestro ciclismo.
A él nuestra semblanza del hoy como recuerdo y reconocimiento a su trayectoria.
Mayo/2015

jueves, 9 de octubre de 2014

Semblanza por Oscar Bruno Cedrés “A treinta años”Campeones de Campeones Departamentales de Rocha

Escritor y periodista Oscar Bruno Cedrés

A treinta años de la obtención del título de Campeones de Campeones Departamentales de Rocha por parte del representativo castillense del Deportivo Uruguay, va esta semblanza como homenaje a tal acontecimiento futbolístico.
Décadas del sesenta, del setenta, del ochenta, en nuestro departamento era de estilo jugar torneos de selecciones y también de clubes entre las representaciones de las distintas Ligas, los que siempre fueron muy atractivos, populares y sirvieron para poder armar verdaderos y poderosos combinados que luego disputarían los torneos del Este y del Interior.
El del Clubes Campeones de la temporada 1984 lo obtendría el equipo celeste del Deportivo Uruguay campeón de la Liga Castillense, derrotando en las finales al representante de la Liga Rochense, el Atlético Rocha.
Vale la pena recordar sintéticamente quién era el representativo de la capital departamental, el Atlético Rocha, el rival del Deportivo Uruguay.
No tuvo una larga historia en nuestro fútbol, fue breve pero histórica y dejó sus huellas.
Había sido fundado el 18 de diciembre de 1972, siendo sus colores similares a los de Boca Junior de Buenos Aires, azul con la franja al medio amarilla.
Entidad vinculada a la Institución policial, tuvo su sede en la calle Ramírez, en el Círculo Policial local.
Fue campeón local, departamental y disputo también el Torneo de Clubes Campeones del Interior, conocido popularmente como la Copa El País.
En lo local ganó los títulos de los años 1981, 1982, 1983 y 1984, en forma consecutiva, el departamental de la temporada de 1982, y vice de la de 1984.
Siempre dirigido técnicamente por Jorge Méndez, teniendo en esos años como colaboradores al Domingo Elías, a Antonio Valdivieso, a Dante Tejera, Julio Gallo, al Dr. Eduardo Arbulo, entre muchos otros.
En sus filas militaron jugadores de la categoría del mundialista Denis Milar, de Walter Jacinto Cardoso, Ramón Sosa, el chuinse Víctor Alegre, Milton Velázquez el hoy técnico del Tabaré, de Pablo Schiaffino y Rivera Carrero en la defensa del arco xeneise, ambos además goleros del seleccionado celeste, de Héctor Méndez actual entrenador del Plaza Congreso, del goleador Eduardo “Lalo” Benítez, de Pedro Ortiz jugador del Racing de Montevideo, de Sergio “Manicera” Carrero, del lascanense Casildo Silvera, del brasileño Joao de Oliveira, entre otros.
Ante esta por entonces poderosa institución del fútbol de Rocha se enfrentó en las finales el Deportivo Uruguay de la ciudad de Castillos, cumpliéndose 30 años de la obtención del título el pasado martes 7 de octubre.
La campaña de los castillenses en el torneo que culminaron invictos fue en primera fase frente al representativo de la Liga de Lascano, el Club Nacional al que venció en ambas oportunidades, local y visitante primero por 1 gol a 0, y luego por 3 goles a 0. La segunda presentación lo fue ante el Peñarol de la fronteriza Chuy, también gano los dos partidos, 2 a 1 y luego 3 a 1.
Llega así a las finales frente al campeón de Rocha, habiendo jugado el primer partido en tierras castillenses, donde vencieran los celestes por 2 goles a 1 a los xeneises, jugándose la revancha en el enjardinado Estadio Dr. Mario Sobrero, el 7 de octubre del año 1984, terminando el cotejo con empate en un gol y dando así el título de campeones al Deportivo Uruguay.
Entraron al campo de juego a defender a la casaca celeste del Deportivo el conocido golero capitalino y de exitosa trayectoria Omar Correa, Diego Amuedo que era el capitán y Gerardo Rodríguez, Manuel Rodríguez que venía a préstamo del Wanderers, Isabelino Ramírez otro exitoso jugador capitalino, Enrique Molina, Sergio el “Cepillo” Correa que venía a préstamo del Peñarol, el “Rey” Arturo Altez campeón del interior con la celeste de Rocha y la del Palermo, Milton Pereyra, el chuinse Víctor Alegre que también defendió al Atlético Rocha, y Oscar Fernández, el “Tiño” goleador del equipo.
Integraron además el plantel campeón Sergio dos Santos Cruz, Oscar “Ratón” García, Milton Alejandro Terra y César Rocha.
Presidía la institución el señor Roberto Fernández, como vice Luis San Martín, en la tesorería Sergio Viera, secretario Ariel Olivera, Hebert Marzol y Serafín da Silva como directivos.
El cuerpo técnico lo integraron Ariel Olivera y Jesús Zalayeta, Pedro de Souza como masajista,
Para conocer la historia del campeón castillense y departamental recurrimos a los apuntes del estimado amigo Nelson Méndez, hombre vinculado al que hacer de la ciudad de los palmares pero principalmente al fútbol, que la cuenta así:
Los hermanos Gabino, Blanco y Alfonso Méndez Blanco receptores de la inquietud de muchísimo jóvenes que deseaban jugar al fútbol pero no tenían lugar en los clubes existentes se reunieron en el local de la Sociedad Fomento Rural que en aquellas épocas funcionaba en una casa donde hoy es el Correo y un 25 de octubre del año 1936, fundaron el Club Deportivo Uruguay, siendo su primer Presidente Don Florentino Rubio Corbo.
La cancha fue instalada en una chacra propiedad de Rubio Hnos. donde hoy está instalada la Plaza de Deportes “José Rubio Suarez”.
A hoy creemos que el único de los fundadores con vida es nuestro querido amigo Don Blanco Méndez Blanco, con 94 años y residente en Aguas Dulces y el símbolo de los “celestes” con el cual siempre se ha identificado el Club por todo lo que ha significado para él, por su entrega, adhesión y tantos y tantos esfuerzos y que por suerte lo tenemos con nosotros creo que a sus 74 años y me refiero a mi queridísimo amigo Ariel José “Golo” Olivera.”
Al Deportivo Uruguay de Castillos, a su gente, ésta semblanza recuerdo de un tiempo ya pasado pero muy adorado.