Mostrando entradas con la etiqueta Homenaje 80 aniversario a Zitarrosa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Homenaje 80 aniversario a Zitarrosa. Mostrar todas las entradas

jueves, 10 de marzo de 2016

Alfredo Zitarrosa La casa del Barrio Sur

El Observador

  "Recuerdo dos barrios que son los que están impresos en mi sensibilidad: La Unión y el Barrio Sur", comentaría años más tarde Zitarrosa en una entrevista del programa español A fondo. Alfredo vivió ocho años en una casa ubicada en la calle Yaguarón, a media cuadra del Cementerio Central. Allí comenzó a componer canciones y ese era un lugar frecuente de encuentro para sus amigos. "Pasábamos horas, cantando y tocando la guitarra", comenta Lucio Muniz, coautor de "De no olvidar", canción incluida en el primer disco de Alfredo.
"De tanto vivir frente
del cementerio
no me asusta la muerte
ni su misterio"
(Coplas del canto)
La madre de Zitarrosa alquilaba habitaciones de la vivienda. Cristina Zitarrosa recuerda la importancia que la casa de Yaguarón tuvo para su hermano: "En esos escalones conoció a Vallejo y a Rilke". Era común que los conocidos de Alfredo tiraran piedritas a la ventana para no molestar a los inquilinos con el timbre a altas horas de la noche.
Cristina cuenta que "allí vivía toda clase de gente, era una especie de zoológico". La casa tenía cinco cuartos y en un entrepiso con ventana a la calle dormía Alfredo. Esa habitación, conocida como la "buhardilla", era una pieza muy pequeña, donde convivían una cama, dos bibliotecas, la guitarra, un busto de Beethoven y la calavera Josefina, en la que Alfredo había escrito: "No pienso, pero existo".
Esa fue una época fermental en lo artístico e intelectual para Zitarrosa. Eran tiempos del Café Montevideo y el Bar Outes, lugares donde celebraba frecuentemente un culto a la amistad y la bohemia.
En el exilio mexicano, Alfredo se refirió a su querido Barrio Sur de esta manera:
—De Montevideo, ¿qué es lo que más extraña?
—Se extraña todo, pero de la ciudad lo que más extraño es la rambla y algunos fragmentos del Barrio Sur.
—¿Cuáles?
—La placita... caray... me olvidé el nombre de la plaza. Tendría que escuchar la canción que dice "ya nadie me espera en la plaza". Extraño el olor a creolina de la fábrica de enfrente. Viví durante un período de mi vida en una buhardilla, justo enfrente de esa placita, al costado del Cementerio Central. ¿Cómo se llamaba esa placita?


jueves, 18 de febrero de 2016

EL HOMENAJE ZITARROSA 80º ANIVERSARIO LLEGA A ROCHA




 El Este

La Producción del HOMENAJE A ZITARROSA 80º ANIVERSARIO, continúa su gira por el interior del país con el objetivo de difundir en las 18 capitales este importante Homenaje que se realizará el próximo 10 de MARZO en el Estadio Centenario.
En conferencia de prensa en cada capital, el equipo de producción y autoridades locales explicarán los detalles del evento, proyectarán imágenes y entregarán material de prensa, tal como se ha hecho ya en Montevideo y en Buenos Aires.
Alfredo Zitarrosa, particularmente compartió su amistad y el valor artístico con el rochense, Carlos Julio Becho Eizmendi Lovisetto, un lascanense que llevó su riqueza musical por las mejores orquestas del mundo a partir de su violín, aunque en el principio en su niñez comenzó tocando el saxo. Sus conciertos fueron disfrutados en diversas ciudades del mundo, tal como: La Habana, París y Munich, entre otras.
Pero Zitarrosa, también compartió micrófonos en su actividad de radio, con otro rochense: Homero Rodríguez Tabeira. Su última presentación fue recordada en el clásico e inolvidable local de Caravana de La Paloma frente a la Bahía. Allí fue entrevistado por algunos rochenses que disfrutaron de su calidad de persona y artista.-