Mostrando entradas con la etiqueta elecciones Uruguay. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta elecciones Uruguay. Mostrar todas las entradas

viernes, 9 de febrero de 2018

Bottinelli: “El caso Bascou le jugó en contra y debilitó al Partido Nacional” El experto consideró que el FA es el partido que tiene mayores probabilidades de ganar





La República

El politólogo y director de Factum, Oscar Bottinelli declaró días pasados que el Frente Amplio es el partido que tiene mayores probabilidades de obtener la presidencia de la República en las próximas elecciones. Sin embargo, afirmó que lo haría en un escenario político donde no alcanzaría la mayoría parlamentaria.

Ante esta situación, LA REPÚBLICA dialogó con el especialista, quien afirmó que el problema del Partido Nacional es que no consigue conquistar a los frenteamplistas, ya que una parte de los mismos, a pesar de su desilusión, no irían hacia los Partidos Tradicionales. Incluso mencionó que algunos de ellos están “buscando otras opciones” en el Partido de la Gente, Partido Independiente y Unidad Popular.

Explicó que el Partido Nacional “se ha debilitado porque ha cometido errores” al no tener un manejo “prolijo” de su interna y del caso Bascou. “Creo que le ha jugado un poco en contra la forma en que ha procesado el tema. De alguna manera no aplicó a sí mismo lo que reclamaba en relación al caso de Sendic y podría haberlo jugado mejor”.

Según sus palabras, el Frente ha logrado “recuperarse” del caso Sendic. Luego de este asunto, “se notó un cambio de vientos y el Frente Amplio entró claramente a mejorar. Se apaciguó parte del enojo y desilusión de muchos frenteamplistas”.

¿Por qué usted dijo que el Frente Amplio tiene más posibilidades de ganar las elecciones?

Porque se ha recuperado del caso Sendic. El problema principal es el siguiente: a mediados del año pasado, el Frente Amplio estaba en dificultades: tenía las mismas posibilidades de ganar o de perder las elecciones. Después del caso Sendic, se notó un cambio de vientos y el Frente Amplio entró claramente a mejorar.

Se apaciguó parte del enojo y desilusión de muchos frenteamplistas porque dicho partido no estaba ganando o perdiendo hacia fuera, sino que estaba perdiendo dentro de sí mismo, era un problema con los frenteamplistas. Sin embargo, en el correr del año se notó que el Frente Amplio empezó, después del caso Sendic, a levantar y hoy tiene mayores probabilidades que la oposición.

¿Es cierto que los frenteamplistas nunca votarían a la oposición?

Sí. Muchos frenteamplistas a pesar de estar desilusionados con el Frente Amplio no votarían a los partidos tradicionales. La forma en que se resolvió el caso Sendic se puede analizar de dos maneras: una como la analizamos los especialistas viendo, si el Frente demoró mucho, si hizo bien o mal las cosas o si el Plenario apoyó al Tribunal de Conducta Política.

La otra forma es cómo al final terminó viendo la gente. El Frente Amplio hizo un informe lapidario contra Sendic y él se tuvo que ir. Es decir, el Tribunal de Conducta Política salvó al Frente Amplio y dio la señal que la gente esperaba. Eso bajó bastantes enojos y desilusiones, pero no quiere decir que los haya eliminado por completo.

El grueso de la desilusión que hay en el Frente Amplio se da con los votantes históricos. Sin embargo, los partidos tradicionales no han generado una opción de credibilidad hacia esos frenteamplistas. También es cierto que están buscando otras opciones; por algo el Partido de la Gente, el Partido Independiente y Unidad Popular han obtenido votos. Por tanto, alguna parte del electorado frenteamplista se fue del FA pero no han partido hacia los partidos tradicionales. Visto desde el ángulo del Partido Nacional, diría que el problema que tienen es que no consiguen que vengan los frenteamplistas.

¿Qué pasaría si Mujica se presenta como candidato en las próximas elecciones?

Hay que tener mucho cuidado en cómo el periodismo está manejando las declaraciones. En ningún momento Mujica respaldó a Orsi sino que dijo que era un buen candidato, pero también afirmó lo mismo de Bergara y de Carolina Cosse. Entonces, cuidado con simplificar las declaraciones. Tampoco dijo con claridad que no iba a ser candidato. Siempre dio mensajes de que estaba muy cansado, viejo y de que había que buscar a nuevas personas.

Pero creo que la incógnita la va a mantener por largo tiempo, porque es un juguetón y le gusta el chichoneo. Además, los estudios venían demostrando que entre Daniel Martínez y Mujica, no estoy hablando de quién tiene preferencia dentro del Frente Amplio sino en el imaginario colectivo general, rendían más o menos lo mismo. Por tanto, hay que ver, llegado el momento, si Mujica es un plus o es una contra para el Frente Amplio.

Con respecto a la interna del Partido Nacional, ¿usted cree que la división que se vive le juega en contra?

Sí. Esa idea de que el blanco es muy susceptible en caer en fuertes peleas internas es negativa para el Partido Nacional. Venían manejando muy bien las cosas, pero en estos últimos meses se ha equivocado. Sin embargo, quiero aclarar que el Partido Nacional está más o menos en el nivel de voto que tuvo en las elecciones pasadas y eso es muy raro, porque siempre después de una elección se baja. El hecho de que esté en el mismo porcentaje quiere decir que tiene una base estructural muy sólida hacia las próximas elecciones, esto no hay que olvidarlo aunque uno diga que se ha debilitado porque ha cometido errores.

¿Usted considera que lo de Bascou le jugó en contra al Partido Nacional?

Creo que le ha jugado un poco en contra en la forma que ha procesado el tema. De alguna manera no aplicó a sí mismo lo que reclamaba en relación al caso de Sendic y podría haberlo jugado mejor. Por ejemplo, el Partido Colorado manejó el caso de Sanabria de manera impecable: en 24 horas resolvió el tema. El tema es cómo se reacciona. Hay que ver cómo termina todo esto, el caso Sendic al Frente Amplio lo dejó muy mal durante largo tiempo, fueron casi dos años y al final le terminó saliendo bien. Tal vez el Partido Nacional, a pesar de estos manejos desprolijos que está teniendo, encuentra rápidamente la fórmula de salir de acuerdo a lo que sus votantes esperan.

En los últimos meses se ha manejado la posibilidad de que exista un pacto entre Alonso y los intendentes, ¿usted cree que puede ser posible y qué consecuencias tendría?

Creo que la probabilidad está en que se pongan un poco de acuerdo porque ha habido un poco de confusión en los planteos detrás de esa tercera vía. Sin embargo, creo que el hecho de que haya un tercer espectro que pueda recoger a los ciudadanos que están distantes de Lacalle Pou y que no estén satisfechos con Larrañaga, puede servirle al Partido Nacional. Eso hay que verlo en su momento.

Usted dijo que el Frente ha venido con una situación de degaste, ¿por qué el Partido Nacional no puede recapitalizar esta situación?

El tema es el siguiente: el desgaste está en la gente que creía que el Frente Amplio podía hacer determinadas cosas o tener determinada conducta, pero eso no implica que considere atractivo a los otros partidos con los cuales tuvo siempre mucha lejanía. No es solo un tema de saber jugar en la cancha política, también es que la gente considere que la forma de hacer política, los valores o ideas estén próximas a la persona. Si los ve lejanos, por mejor que juegue otro partido, no lo va a captar.

Esa es una Ley, la política no es un mercado. No cambio de jabón porque encontré otro más barato y de mejor embase. Los partidos representan valores e ideas diferenciados y en general los frenteamplistas, sobre todo los de vieja data, tienen valores y posicionamientos que están distantes tanto del Partido Nacional como del Partido Colorado y por mejor actuación que tengan, a los frenteamplistas les costará captarla.

Siempre es importante la cuestión del candidato, pero ¿cree que en las próximas elecciones será una cuestión central?

Creo que sí tiene su importancia. Es un aspecto medular en el ballotage porque ahí es donde hay una masa de gente que tiene que elegir. En estos casos, muchas veces importa no tanto qué virtudes tiene un candidato sino qué rechazo provoca. Sin embargo, no hay que olvidarse que el voto uruguayo es partidizado, el candidato lo que introduce es un plus o puede provocar alguna resistencia, pero la gente se guía más en votar a los partidos, no a las personas.

martes, 6 de enero de 2015

Epidemia electoral diezmó a los colorados ANNUS TERRIBILIS Por Miguel Manzi,



El año 1348 fue bautizado como "annus terribilis", porque en su transcurso se desató una devastadora epidemia de peste bubónica que azotó a toda Europa, el norte de África y parte de Asia. La información sobre la mortalidad es muy distinta según la fuente: se estima que en Europa murió entre el 30% y el 60% de la población. Lo del Partido Colorado fue menos abrupto pero con parecido resultado: cerramos el 2014 en el 13% de modo que, aunque terminal en vez de inaugural, bien podríamos bautizar al que se acaba como nuestro "annus terribilis". Dizque en el Comité Ejecutivo Nacional se procesará el "análisis e identificación" de las causas de esta mortalidad electoral. Supongo que en algún momento se darán a publicidad y se discutirán en la Convención los documentos que se elaboren a este respecto. Vayan las presentes líneas como un aporte constructivo a ese ejercicio.

LOS ANTECEDENTES

El análisis podría tomar como línea de base la mejor performance del Partido a partir del siglo XX, que sería el 60% de 1938, elección de Baldomir a la salida de la dictadura de Terra, con la abstención del nacionalismo independiente. Pero eso es prehistoria, propicia para desarrollos académicos que no está en condiciones de abordar el CEN. Más razonable sería arrancar del 40% que cosechamos en 1984, elección de Sanguinetti a la salida de la dictadura militar, con Wilson preso y Seregni proscripto. Prevalecimos desde entonces hasta 2004, gobernando 15 de esos 20 años, a golpes de las disputas entre "Jorge&Julio"; y nos despeñamos en los 10 años siguientes, con las candidaturas de Stirling y de Bordaberry dos veces. Será interesante repasar las políticas implementadas por los tres gobiernos colorados, la reforma constitucional, las posiciones en los varios referendos y plebiscitos cursados, el impacto de la crisis del 2002, el funcionamiento partidario en estas décadas, las tendencias de la opinión pública a su través.

EL ESCENARIO

El criterio de la proximidad en el tiempo para profundizar el análisis, sugeriría hundir el cuchillo con especial saña a partir del cambio de mando partidario, que resulta en la conducción de Bordaberry. Ese relevo coincidió con el acceso del Frente Amplio al gobierno nacional, y con la década del boom de los comoditis. Tal escenario exigía un adicional de talento e inspiración de los que carecimos, una vocación colectiva y orgánica que fuimos incapaces de edificar, y una inclinación ideológica precisamente contraria a la que terminamos encarnando. La derrota en todos los frentes, queda dramáticamente de manifiesto a través de la repetida victoria de la antítesis de Bordaberry, Mujica. Nuestra incapacidad para entender y obrar inteligentemente, solo es equiparable con la solvencia profesional de nuestros adversarios. Desconcertados e irritados, embestimos contra todo y contra todos, que nos miraron pasar indiferentes. Nos dimos de cabeza contra el tren de los pueblos libres, el puerto de aguas profundas, el hierro de aratirí, el porro del pepe, los sirios de siria, los sirios de guantánamo, el estribo de brasil, el petróleo de ecuador, las viviendas del pit-cnt, las casas prefabricadas de venezuela, el fusca del jeque árabe, la educación que no me la llevan, las uñas negras de mugre, el narco que avanza incontenible, y una niña de 14 años preñada de 3 meses que mata a un taxista porque se movía mucho mientras lo asaltaba. Un viejo estúpido (lo dijo Tabaré Vázquez), un huero ídolo pop (lo digo yo), marcó la agenda, el rumbo y la moda, y el Partido Colorado no pudo articular un mensaje que orientara a la República en la emergencia. Qué vergüenza.

LOS PROTAGONISTAS

Julio Sanguinetti y Jorge Batlle ocuparon 50 años largos de la historia del Partido y del País. Una parte de mi generación los combatimos sin éxito desde 1982, pero en la interna se retiraron invictos (otros perdieron por ellos). A Bordaberry le abren camino, primero como ministro y después como candidato a la IM (un carrerón...), y finalmente dan un prudente paso al costado, dejándole expedita la candidatura a la presidencia. Tras su éxito montevideano de 2005, obtiene un resultado alentador en 2009, llevando al Partido del 10 al 17%; solo para volver a desbarrancarse hasta el 13% en 2014. NOTA PERSONAL: yo me fui del país en 1995 y volví en 2011; por tanto, no viví en carne propia la crisis del 2002 ni la derrota del 2004; ni el ventarrón de esperanza que significó Bordaberry en 2005 primero y en 2009 después. La distancia me mantuvo a salvo del contagio (del reconocimiento) que provocó Bordaberry entre correligionarios de todo pelo y señal. Mi desafecto, pues, no está contaminado de ingratitud ni de apostasía. Sencillamente, nunca fui "pedrista". SIGO: admitido que el descalabro no empieza con Bordaberry, es igualmente cierto que el sprint final hacia el precipicio lo tiene a Bordaberry como protagonista casi exclusivo. En efecto, por acción propia y por omisión del resto, su preeminencia en la interna colorada no admite discusión durante el último lustro largo. A la hora de hacer un "zoom in" en el análisis, pues, resulta inevitable concentrarse en su desempeño, como bien lo anticipa el propio Bordaberry en su carta de renuncia al CEN colorado (lo que me confunde de esta nueva carta abierta es una frase por dos veces dicha: "Reitero, creo que es el momento de la grandeza de espíritu, la amplitud de miras y de poner primero al País y al Partido y luego a uno mismo." ¿De qué otra cosa era el momento hasta ahora?). Y si hemos de juzgarlo por sus frutos, el desempeño del candidato del Partido, sus propuestas, su discurso, su programa, su campaña, fueron francamente deficientes. Bordaberry dio el examen para presidente y lo perdió. (Amorín perdió por faltas).

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

El análisis que habrá de procesar el CEN, seguramente contemplará un capítulo de "Conclusiones y recomendaciones". Supongo que será inevitable incluir los lugares comunes: "trabajar más, embarrarse los zapatos, salir a los barrios, ir al encuentro de la gente, vincularse con los gremios y con la sociedad civil" y otros del estilo (sin desarrollos en profundidad, es lo que los gringos llaman "caca de toro"). Espero que se incorporen consideraciones referidas a la orgánica partidaria, a la institucionalidad, al funcionamiento en colectivo (no ignoro lo que se hizo bien, reclamo por lo que se hizo mal y por lo que no se hizo). Y anticipo que no le van a pedir la renuncia a todas y cualesquiera aspiraciones de futuro a Pedro Bordaberry, ni lo van a exhortar a volver al ejercicio de la abogacía, o a dedicarse full time a fotografiar plumíferos autóctonos. Tiene razón Bordaberry cuando dice que no se lo puede culpar por ser la mayoría dentro del Partido (se equivoca en el "wording", porque habla de un sector "fuerte" o "grande", y otro sector "débil" o "chico"; no hay sectores fuertes ni grandes en un partido débil y chico). Serán bienvenidas las sistematizaciones que pueda presentar el grupo de trabajo del Comité Ejecutivo Nacional colorado, así como las que puedan generarse en los Ejecutivos Departamentales y las que resulten de las discusiones en la Convención Nacional y en las Convenciones Departamentales. Este ejercicio, sin embargo, no puede en modo alguno competir ni complicar la tarea proselitista rumbo a las elecciones departamentales de mayo próximo, que son otros diez pesos.

COOPERACIÓN Y COMPETENCIA

Esas son las voces que debemos conjugar en el Partido Colorado. Las departamentales de mayo son una instancia privilegiada para ensayar nuevas dinámicas, apostando fuertemente a la "afectio societatis" que debe presidir nuestros dichos y actitudes. Cooperación y competencia entre nosotros para devolverle su vigor al Partido, y cooperación y competencia con los blancos para ganar Montevideo con el Partido de la Concertación. De repente, entre todos reencontramos el camino.

viernes, 3 de octubre de 2014

Pilar Altez : “LOS PRÓXIMOS INTENDENTES TENDRÁN QUE PONER ÉNFASIS EN LA DESCENTRALIZACIÓN”

 EL PRECANDIDATO  ESTRENÓ PÁGINA WEB
 http://www.pilaraltez.uy/inicio.html


Lo dijo Pilar Altez al ser consultado por los medios, en ocasión de la visita del Ministro Fernández Huidobro a Rocha. Además, elogió al Gobierno de Artigas Barrios, aunque dijo que se deben mejorar las políticas vinculadas al deporte.




Durante la última visita del Ministro de defensa Fernández Huidobro a Rocha, Pilar Altez se refirió al desafío que le espera a los próximos intendentes que sean electos el año que viene. Altez, dijo que la ley de descentralización fue reformada para mejor hace muy pocas semanas, ya que en ella se realizaron una serie de cambios positivos. “Es cierto que en todo el país ha habido carencias en ese sentido, que se ha pagado un derecho de piso muy alto al tratar de aplicar una herramienta tan nueva”, explicó y de inmediato, afirmó que “también existe el temor a la descentralización en nuestro país, que ya es un temor histórico en Uruguay… Por lo tanto, creo que los intendentes que sean electos el año que viene tendrán que poner énfasis para llevar a la práctica la descentralización, transfiriendo el poder a cada una de las regiones del Departamento.” – concluyó.

Apoyando a Tabaré

Durante el encuentro, que contó con la presencia del Alcalde de La Paloma Alcides Perdomo, Pilar Altez se refirió, además, a la campaña electoral de cara a las elecciones nacionales. “Estamos apoyando la candidatura del Dr. Tabaré Vázquez a la Presidencia,  y después dentro de los grupos, a cada uno de los candidatos a diputados de cada sector que, a su vez, apoyan nuestra candidatura  a la Intendencia. Pensamos que la campaña avanza muy bien, que el pueblo uruguayo va a reconocer el trabajo que realizó Tabaré Vázquez en su primer mandato y el progreso que ha vivido el país en todos estos años.”

Cosas muy positivas y cosas por mejorar

Sobre la situación de la Intendencia de Rocha, Pilar Altez dijo que “hay cosas que tienen que ver con criterios generales de un gobierno y que, si bien desde hace 9 años el gobierno departamental ha hecho muchísimas cosas positivas relacionadas con la infraestructura cultural, o plazas de deportes reacondicionadas,  está faltando una política a nivel deportivo. Algo que tiene una incidencia desde el punto  vista social importante, que además contribuyen con la calidad de vida de la gente y que deben mejorar de cara al futuro. Es cierto que pueden haber faltado recursos para encarar el tema, o tiempo para desarrollar ese aspecto, por lo cual, vamos a emprender, si tenemos la oportunidad, una acción activa en ese sentido.”