Mostrando entradas con la etiqueta GERARDO TERRA LA VOZ DEL TANGO.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta GERARDO TERRA LA VOZ DEL TANGO.. Mostrar todas las entradas

miércoles, 8 de febrero de 2017

GERARDO TERRA. LA VOZ DEL TANGO. EL CAMPEÓN DE SALTO ALTO. Por Julio Dornel.



                              Julio Dornel, escritor,periodista

Nació  en Montevideo, el 30 de enero de 1961 hijo de Martha Mena Fernández y de Odemir Terra, ambos nativos del pueblo 18 de Julio,  que los vio nacer, crecer y también partir hacia  Montevideo. Su relación con el canto le llegó un poco tarde, balbuceando los primeros tangos con más de 40, cuando su jefe y amigo Alberto Kesman escuchó una grabación casera  del tango Volver. Una comunicación del periodista Carlos Castillos destacando sus condiciones fue el disparador de esta “charla virtual” que nos permite conocer la trayectoria del mayor exponente del tango uruguayo. “Mi infancia la pasé junto a mis padres, tíos, primos, amigos, hermanos de mi madre que algunos también se vinieron para la capital, se casaron e hicieron su vida, supongo que para la época resultaba más prometedora. Vivíamos en la calle Abipones a una cuadra de Camino Maldonado Km 12, allí hasta los 8 años luego nos mudamos para lo que se llamaba por entonces “El Barrio nuevo” en la calle N 3 Entre la 2 y la 4 era todo por número, a unas cuadras del viejo barrio, atrás de lo que era la cancha y el Club Chacarita. Mi padre multiempleo hasta que se jubila como destajista en la industria del cuero mi madre se jubila como auxiliar de servicio en primaria, como mi madre trabajaba en la escuela yo la acompañaba e hice mi escuela en la Numero 60 y 61 José H.Figueira ubicada en José H. Figueira y Comercio, aun cuando la veo siempre me impresiona, su estructura edilicia Imponente” Hermosa”. Recuerdo a mi madre escribiéndose cartas con sus hermanos, tíos, primos, la familia era lo más importante y con su madre! Para mí, la abuela “Tila” a quien íbamos a visitar seguido, me encantaba ir al pueblo, para mí toda una aventura, juntarme con mis primos! Se hacía chico el pueblo” Qué gran cariño les tení a mi abuelo Seferino y mi abuela la Brasilera” de ahí el apodo de mi padre “El Brasilero” siempre me tenían un caballo pronto para andar! Ahora en la casa de mi abuelo Orlando Mena la cosa venía entre violín, mandolina y la caña de pescar! Mena me enseñó muchos pesqueros que conocía, recuerdo que cruzábamos alambrado tras alambrado caminando campo a dentro hasta que encontrábamos un sendero de agua y caminando junto a él entre juncos y cruceras durante tiempos que nunca pude precisar, como que se hiciera la luz salíamos a un magistral entorno de agua el cual valía la pena caminar y caminar el resultado recompensaba la vista y la bolsa! A veces yo no entendía, llegábamos a un magnifico pesquero y él decía “vámonos acá no hay nada” Abuelo y¿ cómo sabes? “hay mucha tortuga” respondía y nos íbamos en busca de mejor suerte, cosas de viejo pescador conocedor de la causa. El pueblo 18 de Julio “La Villa” fue parte de mi infancia y siempre lo recuerdo con mucho cariño. Fui al liceo Nº 8, en Ocho de Octubre casi el túnel y hacíamos gimnasia en el club Nacional de Fútbol por el liceo y fue ahí que empecé mi pasión por el deporte, hacía pista de atletismo de mañana, recuerdo un campeonato interliceal. Salí campeón de salto alto, después al mediodía, entraba al liceo salía y me iba a jugar al fútbol al club Nacional en la sexta el DT Guillermo, “ El Chongo” Escalada, recuerdo me dijo cuando me llevó Chaves mi profesor de gimnasia del liceo: Pibe ¿de qué jugas? De arquero le dije” me dijo: No, con ese físico vas a jugar de back derecho! Y así fue! Cabe recordar que yo andaba por los 1,90 de estatura! Después a las 7 de la tarde más o menos me iba a la cancha de básquetbol donde hasta la noche me quedaba jugando con los juveniles.” Recuerdo una noche teníamos un partido y yo jugaba de base y cada vez que tiraba y erraba de la tribuna salía un “Chambón”, juego tras juego si tiraba y erraba venía el “Chambón” cuando terminó el partido se me apersonó el dueño del abucheo: mi padre! Del liceo le “batieron que mis notas eran bajas! Yo salía de mañana y llegaba casi a media noche y con notas bajas? La hizo bien fácil! Me corto el deporte! Nada de futbol ni basquetbol ni nada! Como seria la cosa que fueron del club Nacional a buscarme a casa e intentaron convencer a mi viejo, de que me dejara seguir jugando y fue como chocar con una pared! Así era mi viejo cuando se ponía duro se ponía! Pero así como terco era mi padre yo también lo fui, porque si la cosa iba a ser así, yo tampoco iba a estudiar más! Y no fui más! Lástima el esfuerzo de mi profe de gimnasia del liceo Chaves quien vio en mi un potencial deportista y no pudo ser! La hora del trabajo había llegado. Mi primer trabajo fue a los 15 ayudando en el almacén que tenían mis padres en casa, estuve un tiempo pero como atendía a la gente tocando la guitarra el empleo no duró mucho, a los 17 años me empleé en una mueblería cerca del Palacio Legislativo, había que lustrar, encolar y qué se yo cuántas cosas más, el tema es que parece que tenía facilidad para los trabajos manuales y me fui a estudiar electricidad y reparación de radios y TV en EUCI una escuela de oficios. Relacionado con la electrónica tuvimos discoteca con amigos y hacíamos bailes todos los sábados en el club Chacarita que quedaba cerquita de casa, estuvimos algún tiempo y con relativo éxito porque venía gente de todos lados hasta del barrio de Pocitos. En el club hacíamos de todo también pasábamos Cine y recuerdo que a veces se cortaba el audio y con otro amigo como ya nos conocíamos las películas le hacíamos el diálogo nosotros con los sonido del viento, los pasos, las puertas al abrirse .el galopar de los caballos y el diálogo de los personajes era fantástico todos en inglés nos matábamos de la risa y cuando los dibujos animados más, que lindo recuerdo! Al poco tiempo me llevó mi tío Ali Mena a trabajar con él en Argentina, había pasado casi un mes y yo subido a una escalera lijando un techo de yeso, parecía un fantasma todo blanco! Esto en un departamento en el piso 36 de donde se veía la costa uruguaya la emoción fue tal que el recuerdo de mi noviecita (Isabel mi primer esposa) y mis amigos me hizo como el tango “Volver. Después tuve muchos trabajos fui: Mozo de Bar, ayudante de pizzero después cocinero de minutas recuerdo el dueño me dejaba un kilo de carne con el cual tenían que salir diez milanesas al plato, del tamaño del plato! Y salían! Eran puro pan rallado pero ahí tenes tus milanesas! Trabajé como diez años como electricista automotriz en los talleres Policiales del Prado la siempre recordada “Radio Patrulla” hoy todavía sigue en el mismo lugar, también en talleres particulares. Fui supervisor del sector Limpieza en distintas empresas: recolección de residuos y limpieza integral en el centro de la capital por IMM, edificios: Tres Cruces, Buque bus, PLUNA, todas las sucursales del Banco Comercial, Sancors Seguros, Montevideo Shopping, edificio Artigas, Emisora Océano, Torres del Buceo, y que se yo! Si necesitan un supervisor de servicios ya pasé el currículo! Trabajé en una empresa de seguridad como chofer, después en otra como supervisor de seguridad, fui chofer de camiones, ómnibus en el aeropuerto de Carrasco donde conozco a mi esposa actual (Laura). Hago un curso de locución comercial, trabajo en CX 10 Continente, CX 14 el Espectador, CX 28 Imparcial, CX 30 Radio Nacional hoy Locutor Comercial en CX 22 Radio Universal. También tuve un emprendimiento personal que fue la publicidad rodante conjuntamente con trabajos de edición y grabación de audios, la rodante la dejé hace bien poquito pero sigo hoy por hoy con la locución y trabajos de grabaciones publicitarias para agencias y en casa. Desde los 17 años no recuerdo haber tenido solo un trabajo! Siempre trabajé en dos lados y si le agrego los trabajos personales tres y cuatro a la vez. Doy gracias a mis padres por haberme hecho estudiar música de chico, recuerdo la música siempre presente en mi familia, mi abuelo Orlando Mena armó una orquesta en su pueblo, él tocaba el violín mi tía Ada Mena el acordeón a piano y bandoneón mi tío Alem Mena el bandoneón un primo de mi madre que donde sonara música siempre estaba por la vuelta y toca la viola como los dioses Julio Fernández y yo con mi guitarra, en ese entorno me crié yo escuchando tangos, milongas, valsecitos y entreverándome en el acompañamiento y pero nunca canté! Porque no me nacía, no sabía, era muy tímido la cosa que no canté! ¿Por qué destaco que nunca cante? Porque después de más de cuarenta años junto a la música y cuando ya había cumplido los cincuenta largos de edad cronológica comienzo a balbucear tangos! Un amigo me regala un montón de pistas de tangos, ese fue el disparador, después de grabar el tango “Volver” mi primer tango cantado se lo hago escuchar a la que me ha guiado estos últimos años con certeza y sabiduría Laura mi esposa y su respuesta fue “tenés voz  para el Tango o el Folclore pero tenés que trabajar mucho! Después de esa respuesta fui en búsqueda de otra opinión pero esta vez de un tanguero de ley, el que tenía más cerca y trabajaba conmigo en la radio Oscar Nelson qué cantorazo! Escuchó y me dijo: “dale para adelante perfecciónate que vas a quedar sorprendido como he quedado yo! Después de eso me interné en mi cuarto de trabajo y estuve como casi dos años cantando un tango tras otro practicando y practicando en ocasiones acostándome muy de madrugada. Un día sin mucho pensarlo le hago escuchar a quien para mi más que mi jefe es un amigo, Alberto Kesman, una grabación de un tango y le gustó tanto que ya me quería llevar a cantar a algún lado, fue una gran satisfacción para mí el aliento de los compañeros de trabajo para que siguiera adelante en esto tan difícil que es cantar tangos, cosa que nunca pensé que lo fuera hacer, así que solo palabras de agradecimiento para mis compañeros que creyeron en mi! Yo me hago muchas preguntas al respecto y no encuentro una respuesta certera pero la más próxima es que seguramente el canto estaba ahí adentro de mí esperando a ser descubierto. En el 2013 el presidente de Joven Tango Juan Pedro Rubinstein me invita a cantar y allí conozco a quien me enseñó realmente a cantar o por lo menos lo intento! Quien después fuera mi padrino artístico Miguel Ángel Maidana un crack en todo sentido, no tengo cómo agradecer todo lo que hizo por mi! En el 2014 gano el festival de Viva el Tango, en el 2015 el Tango y Joven Tango me dan la oportunidad de viajar y en avión cosa que nunca había hecho y pensé que nunca lo iba a hacer! Fui a Medellín Colombia y más adelante a La Falda Córdoba Argentina también a cantar y representar a Uruguay por Joven Tango. En 2016 diversas actuaciones y el destino quiso que finalizara el año integrado como uno de sus cantores de la Gran Orquesta A Lo D’arienzo del maestro Nelson Alberti. A veces yo pienso que hay cantores u orquestas de mucha trayectoria buscando la oportunidad para poder viajar al exterior para mostrar su trabajo y no lo consiguen o pasan años para conseguirlo, indudablemente yo he tenido mucha suerte, o si el destino existe así lo quiso. Hoy arranco este 2017 con 55 años pero sintiéndome mucho más joven junto a mi esposa cuatro hijos un nieto cuatro gatos y dos perros y también tengo a mi hermano que ha formado su familia y el recuerdo de los que ya no están pero viven en mí, porque así lo siento, no, no miro para atrás soy de mirar para el futuro es mas tengo una frase que he tomado como referencia y es: “Lo mejor siempre está por venir” pero la vida me está enseñando a tomarme las cosas más en calma, mis pausas son mucho más largas, disfruto de un gesto, una mirada, mi emoción esta más a flor de piel, serán los años, voy encajonando cosas como cuando quieres que estas cosas queden ahí porque ya no las vas a volver a utilizar más, así voy a medida que voy encajonando más tranquilidad es como si fueras poniendo tu casa en orden”.