Mostrando entradas con la etiqueta Free Shops Brasil Uruguay. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Free Shops Brasil Uruguay. Mostrar todas las entradas

lunes, 22 de diciembre de 2014

ANUNCIAN APERTURA DE “FREE-SHOPS” EN CHUI. AUDIENCIA PÚBLICA CON INTERROGANTES. Por Julio Dornel.

                                          Escritor y periodista Julio Dornel


   

De acuerdo a lo anunciado, se realizó en la frontera brasileña la audiencia pública que tenía como principal objetivo, informar a la población sobre la apertura de los comercios en régimen de “free-shops” y la reglamentación de los mismos teniendo en cuenta el funcionamiento del régimen uruguayo. El Auditor Fiscal de la Receita Federal brasileña Arnaldo Dorneles señaló en esa oportunidad que el nuevo sistema sería habilitado el próximo 1º de julio del 2.015, detallando además  las condiciones impuestas para quienes quieran ingresar al mismo. “La idea era la de informar a la población sobre los principales lineamientos que regirán para del nuevo sistema comercial. Ya está definida la cuota para los turistas extranjeros que adquieran productos en los comercios brasileños, la que ha sido fijada en los 300 dólares por persona y cuotas diferenciales para quienes vendan mercaderías de fabricación nacional. De todas maneras –dijo Dorneles- la Receita Federal está haciendo un seguimiento a los efectos de concretar el control de estas operaciones”. Estos anuncios, si bien fueron formulados en forma “superficial” por el jerarca norteño, fueron recibidos con preocupación por las autoridades uruguayas y por la Asociación de los “free-shops” uruguayos, apostados desde 1986 del otro lado de la avenida Internacional.  Su presidente Carlos Javier Calabuig manifestó que “ahora si, estamos más preocupados al ir tomando conocimiento de la reglamentación que regirá para su funcionamiento, con una lista negativa generada por un sistema más económico que el nuestro. Mientras ellos pagan un 6 % y en algunas oportunidades un 3 % sobre las mercaderías nacionales, nosotros pagamos entre un 10 y un 15 %, lo que realmente nos preocupa. Lo mismo sucede con los precios internacionales teniendo en cuenta que Brasil es un país más moderno y trabaja volúmenes importantes que influyen en el momento de realizar las compras. Ante esta situación estamos gestionando reuniones con los organismos oficiales que consientes de la situación se han interesado en promover los acuerdos recíprocos con las autoridades norteñas. Hemos comenzado una ronda de contactos para informar en forma detallada sobre las consecuencias que podrán acarrear al sistema uruguayo la aplicación de estas medidas. Debemos ponernos de acuerdo con el listado de artículos y la cuota de venta al turista que ahora deberá compartir sus compras de ambos lados de la avenida Internacional. Debemos señalar- dijo Calabuig- que no se trata de un tema específico de Chuy  sino de todas las fronteras que usufrutuan del sistema, las que se encuentran en las mismas condiciones”. Por su parte las autoridades del Municipio de Chuy, también han demostrado su preocupación ante la situación, reclamando el cumplimiento de un acuerdo reciproco que contemple las aspiraciones de ambos sistemas.  El  Concejal del Municipio local, Francisco Laxalte señaló a la prensa que respaldarían la postura de la Asociación de “free-shops”, procurando un acuerdo recíproco que contemple las aspiraciones de estos establecimientos. Al margen del apoyo inmediato ofrecido por las instituciones privadas y clubes de servicio, se destacan las gestiones iniciadas por los propios comerciantes ante los organismos competentes del país hermano. Se anuncia además para los próximos días una importante reunión de los propietarios y representantes de los “free-shops” a los efectos de analizar el tema y emitir un comunicado conjunto planteando su enérgico rechazo a las medidas anunciadas por las autoridades brasileñas. Señaló Laxalte que “el Municipio de Chuy se encuentra preocupado por esta situación que amenaza el funcionamiento del régimen que viene operando en las fronteras uruguayas desde el año 1986. Ante esta situación hemos resuelto enviar una nota, planteando nuestra preocupación ante lo que puede ser un serio problema para el comercio uruguayo. El funcionamiento de ambos sistemas debe servir no solamente para incentivar el turismo, sino también para mantener una fuente de trabajo para más de 1000 familias de esta ciudad. Debemos ser muy cuidadosos  del acuerdo en cuestión para que el mismo no perjudique las partes interesadas. Esta situación la vamos a plantear por nota a los Ministerios correspondientes, al ejecutivo y Junta Departamental para que tomen conocimiento de la situación y brinden el apoyo necesario”.