Mostrando entradas con la etiqueta escritor y periodista Julio Dornel. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta escritor y periodista Julio Dornel. Mostrar todas las entradas

miércoles, 13 de septiembre de 2017

MITOS Y LEYENDAS DE LA FRONTERA. Por Julio Dornel.





En las grandes ciudades o pequeños pueblos del interior es fácil encontrar personajes populares con alguna característica llamativa. Están en primer término los chismosos que suelen “sacarle el cuero” a todos los vecinos, inventando historias para desprestigiarlos ante la población. Estos pintorescos personajes son conocidos por toda la ciudadanía y logran quedarse definitivamente en la memoria de la gente que va trasmitiendo de generación en generación sus anécdotas.
También los carnavales de antes dejaron figuras inolvidables que se ganaron el aplauso popular en bailes y desfiles que se realizaban en la principal avenida. Es posible que las costumbres, el idioma y esa mezcla tan especial de español, portugués, árabe, japonés e italiano le haya otorgado a esta frontera una manera muy particular para distinguirla del resto del departamento y quizás del país.
También la manera de vivir, incluyendo la enseñanza y el trabajo con un “yeitiño” muy arraigado entre los habitantes haya creado siempre abundante material para quienes han dedicado muchos años a estudiar el “folklore” fronterizo. Debemos señalar además que en algunas oportunidades el hombre de esta región ha dejado de lado la razón para abrazarse a otras creencias, y mezclar elevadas cuotas de fantasía y superstición. Estas historias con sus relatos más o menos creíbles se fueron trasmitiendo a través de varias generaciones y con el paso de los años se fueron incorporando a la vida lugareña. Todo comenzó allá por 1900 cuándo se fueron afincando los primeros vecinos de la comarca (CHUY- CHUI ) que por ser muy pocos estaban vinculados por costumbres y parentescos formando de esa manera el núcleo poblado con sus primeros rancheríos.
Viejos pobladores recuerdan todavía historias y leyendas que les fueron trasmitidas por padres y abuelos sobre todo las que estaban relacionadas por las libras esterlinas que tanto fascinaban a las generaciones pasadas. Nada llamativo porque esta moneda (libra) circulaba en forma corriente por estos pagos.

La realidad de esta situación se ha demostrado en varias oportunidades al realizarse excavaciones que terminaron con hallazgos importantes. Los lugares preferidos para estos depósitos a “plazo fijo” variaban de acuerdo al sentido común del depositante y podían enterrase bajo el ombú, junto a un tacurú, en el jardín o simplemente bajo el colchón.
En otro orden, también se comentaba que el famoso Negrito del Pastoreo, realmente existió y por aquellos años, cuando se perdía algo bastaba que se arrojara al campo un pedazo de “tabaco en cuerda” y todo aparecía de inmediato. En aquellos años se tejían leyendas que todavía perduran y que por lo general tenían su origen en las ruedas de fogón tras largas madrugadas en los galpones de las estancias. De esta manera entre mate y churrasco los gauchos iban tejiendo todo tipo de fantasía que luego más o menos arreglada de acuerdo a la situación y al destinatario, circulaba por el pago con visos de realidad. Es posible que en estas reuniones fueran surgiendo las historias de los “lobisones de los viernes” por la noche. Lo que tampoco falta en aquellos años eran las casas y taperas asombradas o el ombú iluminado porque bajo su sombra se habrían enterrado algunas ollas con libras esterlinas. Venían luego los ruidos de cadenas que se arrastraban por los galpones, las luces “malas” y los cánticos lejanos cuya procedencia nunca se pudo establecer.
Nuestros antepasados nunca pudieron penetrar en el misterio de las apariciones que en forma reiterada acompañaban al gaucho solitario durante la noche. Existen testimonios y publicaciones que han recogido estas leyendas atestiguando haber conocido algunos protagonistas de estas apariciones. En territorio brasileño se multiplican estas historias y existen cavernas donde se pueden escuchar gritos y lamentos donde los creyentes suelen concurrir a prender velas y solicitar curas de algunas enfermedades y deseos de bienestar. Cuenta la historia que durante la guerra de los Farrapos allá por 1840 un caudillo de primera línea, el General Bentos Manuel Riveiro, era asiduo concurrente a una “salamanca” para que la suerte le favoreciera en los combates y salvara su vida. Cierto o no, es evidente que estas leyendas quedaron vivas en la memoria de nuestros abuelos, que recogidas por las nuevas generaciones continúan alimentando la imaginación popular. En la nora gráfica casa centenaria en las proximidades del arroto Chuy, donde sus propietarios esconderían libras esterlinas y monedas de oro.

domingo, 25 de junio de 2017

DIPLOMACIA FRONTERIZA. OSCAR AMONTE PRIMER CÓNSUL HONORARIO. Por Julio Dornel.





Las representaciones diplomáticas que ha tenido nuestro país en Chui (Brasil) a partir de 1963, han cimentado las buenas relaciones apoyando y promoviendo los principales eventos sociales y culturales realizados en esta ciudad. Antes de ofrecer el detallado informe sobre los titulares y funcionarios administrativos que se han desempeñado en el Consulado de Chui, debemos señalar que con fecha 11 de setiembre del año 1946, el gobierno uruguayo otorgaba Carta Patente al primer Cónsul que nos representó en el Municipio de Santa Vitoria do Palmar. El documento aludido señalaba entre otras cosas que “deseando aumentar las relaciones y mantener convenientemente la comunicación entre esta república y la de los Estados Unidos de Brasil, ha nombrado al Sr. Oscar Adalberto Amonte para desempeñar el Cargo de Cónsul Honorario de la República en Santa Vitoria do Palmar Estado de Río Grande del Sur”. Han transcurrido más de 50 años donde el esfuerzo generoso de nuestros representantes ha contribuido a cimentar la cultura local, facilitando además las buenas relaciones entre ambos países.
MERECIDO HOMENAJE AL CONSUL XIVILLIER.
Como sucediera con otros representantes de la diplomacia uruguaya, el Municipio de Chui, le otorgó el título de CIUDADANO CHUIENSE al Cónsul General de nuestro país, en los Estados de Río Grande del Sur, Santa Catalina y Paraná a Federico Xivillier Vila, teniendo en cuenta la gestión de este diplomático durante su estadía al frente del Consulado de Chui. Sobran ejemplos para confirmar su generoso aporte en obras de fundamental importancia para la zona, pero fue en la construcción del Estadio SAMUEL PRILIAC donde volcó sus mejores esfuerzos. No tenemos ninguna duda de que el pasaje de Xivillier por esta frontera sirvió para estrechar más los lasos de tradicional amistad que han disfrutado siempre ambas poblaciones. Tanto Xivillier como quienes han tenido la responsabilidad de mantener la tradicional integración que han disfrutado siempre ambas poblaciones, son los grandes responsables del bienestar que disfrutan actualmente estos municipios.

CONSULADO DE DISTRITO DE LA REPUBLICA
ORIENTAL DEL URUGUAY EN CHUÌ-BRASIL
54 AÑOS DE EXISTENCIA
21/02/1963 – 21/02/2017

CONSULES TITULARES FUNCIONARIOS
ADMINISTRATIVOS.
OSCAR SILVERA SENA ZULMA PRIETO FERNANDEZ
Año 1963 Año 1963 a 1972
MIGUEL CACERES
Año 1965
RICARDO WILLIAMS MARIA DEL CARMEN
GALEANO
Año 1965 Año 1972 a 1975/1978 a la actualidad
TULIO IDIARTE BORDA
Año 1970
FEDERICO XIVILLER MARY PONS – Oficial de
CANCILLERIA
Año 1976 Año 1975 a la actualidad

MARIO ALBERTO VOSS RUBIO
Año 1982

EDUARDO FATAS FERRER
Año 1985

JESUS DE AGUIAR PAULA SILVEIRA
Año 1988 Año 1988 a la actualidad

Mº ELVIRA BLANCO
AÑO 1994

LILIANA BUONOMO
Año 1999

MYRIAM CURBELO
Año 2004

ANA MARIA BOMBAU
Año 2010

CARLOS Mª NADAL RIOS
Año 2011

OLGA FALCO
Año 2016
En las notas gráficas el Cónsul Alberto Vozz Rubio Conul en 1982 y la Cónsul Actual Dra. Olga Falco.

sábado, 6 de mayo de 2017

NUEVOS PUENTES PARA INTEGRACIÓN LA. Por Julio Dornel.



                                     Escritor Julio  Dornel

Mientras los gobiernos procuran solucionar problemas que surgen en el camino del MERCOSUR, para transformarlo en un organismo dinámico y participativo, el sector empresarial y los operadores locales acompañan las gestiones desde el ámbito privado. Luchando contra la burocracia habitual las comisiones regionales siguen apostando a los tratados de integración, con la esperanza de concretar acuerdos largamente postergados. Para el Concejal Francisco Laxalte, (F A) “Los encuentros realizados en esta frontera durante los últimos años están señalando la voluntad política para poner en práctica algunos proyectos de oportunidades recíprocas para los inversores. En recientes contactos con el Prof. Mauricio Polidori de la Universidad de UFPEL, hemos acordado iniciar de inmediato el intercambio de informaciones sobre el pasado de ambas ciudades fronterizas para reunir mapas, fotos, planeamiento urbano, patrimonio cultural y textos que faciliten los estudios. Según lo manifestó el Prof. Polidori ha quedado de manifiesto el interés universitario por conocer detalles sobre la evolución que ha experimentado este enclave fronterizo. En este sentido hemos aportado la información requerida, señalando los trabajos realizados y los encuentros celebrados en las fronteras de Río Branco, Acegua, Artigas y Rivera. Si bien somos optimistas sobre los resultados, es evidente que estos programas de integración llevan su tiempo, si tenemos en cuenta que participan en su redacción varios ministerios y oficinas estatales que suelen dificultar su ejecución” dijo finalmente el Concejal Laxalte”.

miércoles, 8 de febrero de 2017

GERARDO TERRA. LA VOZ DEL TANGO. EL CAMPEÓN DE SALTO ALTO. Por Julio Dornel.



                              Julio Dornel, escritor,periodista

Nació  en Montevideo, el 30 de enero de 1961 hijo de Martha Mena Fernández y de Odemir Terra, ambos nativos del pueblo 18 de Julio,  que los vio nacer, crecer y también partir hacia  Montevideo. Su relación con el canto le llegó un poco tarde, balbuceando los primeros tangos con más de 40, cuando su jefe y amigo Alberto Kesman escuchó una grabación casera  del tango Volver. Una comunicación del periodista Carlos Castillos destacando sus condiciones fue el disparador de esta “charla virtual” que nos permite conocer la trayectoria del mayor exponente del tango uruguayo. “Mi infancia la pasé junto a mis padres, tíos, primos, amigos, hermanos de mi madre que algunos también se vinieron para la capital, se casaron e hicieron su vida, supongo que para la época resultaba más prometedora. Vivíamos en la calle Abipones a una cuadra de Camino Maldonado Km 12, allí hasta los 8 años luego nos mudamos para lo que se llamaba por entonces “El Barrio nuevo” en la calle N 3 Entre la 2 y la 4 era todo por número, a unas cuadras del viejo barrio, atrás de lo que era la cancha y el Club Chacarita. Mi padre multiempleo hasta que se jubila como destajista en la industria del cuero mi madre se jubila como auxiliar de servicio en primaria, como mi madre trabajaba en la escuela yo la acompañaba e hice mi escuela en la Numero 60 y 61 José H.Figueira ubicada en José H. Figueira y Comercio, aun cuando la veo siempre me impresiona, su estructura edilicia Imponente” Hermosa”. Recuerdo a mi madre escribiéndose cartas con sus hermanos, tíos, primos, la familia era lo más importante y con su madre! Para mí, la abuela “Tila” a quien íbamos a visitar seguido, me encantaba ir al pueblo, para mí toda una aventura, juntarme con mis primos! Se hacía chico el pueblo” Qué gran cariño les tení a mi abuelo Seferino y mi abuela la Brasilera” de ahí el apodo de mi padre “El Brasilero” siempre me tenían un caballo pronto para andar! Ahora en la casa de mi abuelo Orlando Mena la cosa venía entre violín, mandolina y la caña de pescar! Mena me enseñó muchos pesqueros que conocía, recuerdo que cruzábamos alambrado tras alambrado caminando campo a dentro hasta que encontrábamos un sendero de agua y caminando junto a él entre juncos y cruceras durante tiempos que nunca pude precisar, como que se hiciera la luz salíamos a un magistral entorno de agua el cual valía la pena caminar y caminar el resultado recompensaba la vista y la bolsa! A veces yo no entendía, llegábamos a un magnifico pesquero y él decía “vámonos acá no hay nada” Abuelo y¿ cómo sabes? “hay mucha tortuga” respondía y nos íbamos en busca de mejor suerte, cosas de viejo pescador conocedor de la causa. El pueblo 18 de Julio “La Villa” fue parte de mi infancia y siempre lo recuerdo con mucho cariño. Fui al liceo Nº 8, en Ocho de Octubre casi el túnel y hacíamos gimnasia en el club Nacional de Fútbol por el liceo y fue ahí que empecé mi pasión por el deporte, hacía pista de atletismo de mañana, recuerdo un campeonato interliceal. Salí campeón de salto alto, después al mediodía, entraba al liceo salía y me iba a jugar al fútbol al club Nacional en la sexta el DT Guillermo, “ El Chongo” Escalada, recuerdo me dijo cuando me llevó Chaves mi profesor de gimnasia del liceo: Pibe ¿de qué jugas? De arquero le dije” me dijo: No, con ese físico vas a jugar de back derecho! Y así fue! Cabe recordar que yo andaba por los 1,90 de estatura! Después a las 7 de la tarde más o menos me iba a la cancha de básquetbol donde hasta la noche me quedaba jugando con los juveniles.” Recuerdo una noche teníamos un partido y yo jugaba de base y cada vez que tiraba y erraba de la tribuna salía un “Chambón”, juego tras juego si tiraba y erraba venía el “Chambón” cuando terminó el partido se me apersonó el dueño del abucheo: mi padre! Del liceo le “batieron que mis notas eran bajas! Yo salía de mañana y llegaba casi a media noche y con notas bajas? La hizo bien fácil! Me corto el deporte! Nada de futbol ni basquetbol ni nada! Como seria la cosa que fueron del club Nacional a buscarme a casa e intentaron convencer a mi viejo, de que me dejara seguir jugando y fue como chocar con una pared! Así era mi viejo cuando se ponía duro se ponía! Pero así como terco era mi padre yo también lo fui, porque si la cosa iba a ser así, yo tampoco iba a estudiar más! Y no fui más! Lástima el esfuerzo de mi profe de gimnasia del liceo Chaves quien vio en mi un potencial deportista y no pudo ser! La hora del trabajo había llegado. Mi primer trabajo fue a los 15 ayudando en el almacén que tenían mis padres en casa, estuve un tiempo pero como atendía a la gente tocando la guitarra el empleo no duró mucho, a los 17 años me empleé en una mueblería cerca del Palacio Legislativo, había que lustrar, encolar y qué se yo cuántas cosas más, el tema es que parece que tenía facilidad para los trabajos manuales y me fui a estudiar electricidad y reparación de radios y TV en EUCI una escuela de oficios. Relacionado con la electrónica tuvimos discoteca con amigos y hacíamos bailes todos los sábados en el club Chacarita que quedaba cerquita de casa, estuvimos algún tiempo y con relativo éxito porque venía gente de todos lados hasta del barrio de Pocitos. En el club hacíamos de todo también pasábamos Cine y recuerdo que a veces se cortaba el audio y con otro amigo como ya nos conocíamos las películas le hacíamos el diálogo nosotros con los sonido del viento, los pasos, las puertas al abrirse .el galopar de los caballos y el diálogo de los personajes era fantástico todos en inglés nos matábamos de la risa y cuando los dibujos animados más, que lindo recuerdo! Al poco tiempo me llevó mi tío Ali Mena a trabajar con él en Argentina, había pasado casi un mes y yo subido a una escalera lijando un techo de yeso, parecía un fantasma todo blanco! Esto en un departamento en el piso 36 de donde se veía la costa uruguaya la emoción fue tal que el recuerdo de mi noviecita (Isabel mi primer esposa) y mis amigos me hizo como el tango “Volver. Después tuve muchos trabajos fui: Mozo de Bar, ayudante de pizzero después cocinero de minutas recuerdo el dueño me dejaba un kilo de carne con el cual tenían que salir diez milanesas al plato, del tamaño del plato! Y salían! Eran puro pan rallado pero ahí tenes tus milanesas! Trabajé como diez años como electricista automotriz en los talleres Policiales del Prado la siempre recordada “Radio Patrulla” hoy todavía sigue en el mismo lugar, también en talleres particulares. Fui supervisor del sector Limpieza en distintas empresas: recolección de residuos y limpieza integral en el centro de la capital por IMM, edificios: Tres Cruces, Buque bus, PLUNA, todas las sucursales del Banco Comercial, Sancors Seguros, Montevideo Shopping, edificio Artigas, Emisora Océano, Torres del Buceo, y que se yo! Si necesitan un supervisor de servicios ya pasé el currículo! Trabajé en una empresa de seguridad como chofer, después en otra como supervisor de seguridad, fui chofer de camiones, ómnibus en el aeropuerto de Carrasco donde conozco a mi esposa actual (Laura). Hago un curso de locución comercial, trabajo en CX 10 Continente, CX 14 el Espectador, CX 28 Imparcial, CX 30 Radio Nacional hoy Locutor Comercial en CX 22 Radio Universal. También tuve un emprendimiento personal que fue la publicidad rodante conjuntamente con trabajos de edición y grabación de audios, la rodante la dejé hace bien poquito pero sigo hoy por hoy con la locución y trabajos de grabaciones publicitarias para agencias y en casa. Desde los 17 años no recuerdo haber tenido solo un trabajo! Siempre trabajé en dos lados y si le agrego los trabajos personales tres y cuatro a la vez. Doy gracias a mis padres por haberme hecho estudiar música de chico, recuerdo la música siempre presente en mi familia, mi abuelo Orlando Mena armó una orquesta en su pueblo, él tocaba el violín mi tía Ada Mena el acordeón a piano y bandoneón mi tío Alem Mena el bandoneón un primo de mi madre que donde sonara música siempre estaba por la vuelta y toca la viola como los dioses Julio Fernández y yo con mi guitarra, en ese entorno me crié yo escuchando tangos, milongas, valsecitos y entreverándome en el acompañamiento y pero nunca canté! Porque no me nacía, no sabía, era muy tímido la cosa que no canté! ¿Por qué destaco que nunca cante? Porque después de más de cuarenta años junto a la música y cuando ya había cumplido los cincuenta largos de edad cronológica comienzo a balbucear tangos! Un amigo me regala un montón de pistas de tangos, ese fue el disparador, después de grabar el tango “Volver” mi primer tango cantado se lo hago escuchar a la que me ha guiado estos últimos años con certeza y sabiduría Laura mi esposa y su respuesta fue “tenés voz  para el Tango o el Folclore pero tenés que trabajar mucho! Después de esa respuesta fui en búsqueda de otra opinión pero esta vez de un tanguero de ley, el que tenía más cerca y trabajaba conmigo en la radio Oscar Nelson qué cantorazo! Escuchó y me dijo: “dale para adelante perfecciónate que vas a quedar sorprendido como he quedado yo! Después de eso me interné en mi cuarto de trabajo y estuve como casi dos años cantando un tango tras otro practicando y practicando en ocasiones acostándome muy de madrugada. Un día sin mucho pensarlo le hago escuchar a quien para mi más que mi jefe es un amigo, Alberto Kesman, una grabación de un tango y le gustó tanto que ya me quería llevar a cantar a algún lado, fue una gran satisfacción para mí el aliento de los compañeros de trabajo para que siguiera adelante en esto tan difícil que es cantar tangos, cosa que nunca pensé que lo fuera hacer, así que solo palabras de agradecimiento para mis compañeros que creyeron en mi! Yo me hago muchas preguntas al respecto y no encuentro una respuesta certera pero la más próxima es que seguramente el canto estaba ahí adentro de mí esperando a ser descubierto. En el 2013 el presidente de Joven Tango Juan Pedro Rubinstein me invita a cantar y allí conozco a quien me enseñó realmente a cantar o por lo menos lo intento! Quien después fuera mi padrino artístico Miguel Ángel Maidana un crack en todo sentido, no tengo cómo agradecer todo lo que hizo por mi! En el 2014 gano el festival de Viva el Tango, en el 2015 el Tango y Joven Tango me dan la oportunidad de viajar y en avión cosa que nunca había hecho y pensé que nunca lo iba a hacer! Fui a Medellín Colombia y más adelante a La Falda Córdoba Argentina también a cantar y representar a Uruguay por Joven Tango. En 2016 diversas actuaciones y el destino quiso que finalizara el año integrado como uno de sus cantores de la Gran Orquesta A Lo D’arienzo del maestro Nelson Alberti. A veces yo pienso que hay cantores u orquestas de mucha trayectoria buscando la oportunidad para poder viajar al exterior para mostrar su trabajo y no lo consiguen o pasan años para conseguirlo, indudablemente yo he tenido mucha suerte, o si el destino existe así lo quiso. Hoy arranco este 2017 con 55 años pero sintiéndome mucho más joven junto a mi esposa cuatro hijos un nieto cuatro gatos y dos perros y también tengo a mi hermano que ha formado su familia y el recuerdo de los que ya no están pero viven en mí, porque así lo siento, no, no miro para atrás soy de mirar para el futuro es mas tengo una frase que he tomado como referencia y es: “Lo mejor siempre está por venir” pero la vida me está enseñando a tomarme las cosas más en calma, mis pausas son mucho más largas, disfruto de un gesto, una mirada, mi emoción esta más a flor de piel, serán los años, voy encajonando cosas como cuando quieres que estas cosas queden ahí porque ya no las vas a volver a utilizar más, así voy a medida que voy encajonando más tranquilidad es como si fueras poniendo tu casa en orden”.

jueves, 6 de octubre de 2016

ESTO TAMBIÉN ES HISTORIA. LICEO “ELADIO ARISTIMUÑO”. Por Julio Dornel.




   
   



                                  Escritor y periodista Julio Dornel

En el año 1997 la Cámara de Diputados aprobaba un Proyecto de Ley, designando con el nombre del Dr. Eladio Aristimuño al liceo de nuestra ciudad. Dos años más tarde, el 13 de noviembre de 1999, con la presencia de autoridades de Secundaria, familiares, alumnos y profesores, se cumplió el acto protocolar, haciendo justicia con una de las figuras más relevantes del siglo pasado, cuya personalidad multifacética se destacaba en todas las actividades sociales, culturales y deportivas de esta ciudad. El Dr. Aristimuño fue un hombre honesto, trabajador y austero, que nació el 13 de noviembre de 1920 en Río Negro, falleciendo el 25 de febrero de 1975 en Montevideo. En 1950 gana por concurso el cargo de médico de policlínica en Chuy y La Coronilla. Consustanciado con las carencias fundamentales de la zona, propone junto a otros vecinos la formación de una comisión popular cuyo único fin consistía en la creación de un liceo para esta ciudad. El anhelo se concreta a los pocos años y el Dr. Aristimuño se desempeña en forma honoraria como profesor de geografía y director del mismo. Vinculado desde temprana edad al Partido Colorado, es electo diputado por el departamento de Rocha en el año 1963. Tampoco debemos olvidar su pasaje por el Rotary Club, por la Liga Regional de Fútbol, por el Consejo del Niño, por las comisiones de fomento escolar, como así también por el Club San Vicente y otras instituciones del medio donde dejó el sello inconfundible de sus realizaciones.

viernes, 30 de septiembre de 2016

DIA DEL PATRIMONIO. “EL BOLICHE HA CERRADO SUS PUERTAS”. Por Julio Dornel.


                             Escritor y periodista Julio Dornel
 
Dentro de algunas horas se abrirán las puertas de centenarios edificios que representan valiosos patrimonios de nuestro pasado histórico-cultural, con sobrados antecedentes, que merecen la evocación en una fecha tan significativa. Sin embargo hemos elegido, un local cargado de historia para centrar nuestro comentario, con la seguridad de que podremos evocar nombres, fechas y circunstancias que apuntalaron el desarrollo social, cultural y deportivo durante 50 años de existencia. Nos referimos al Bar y Restauran O.P.E.L de don Octavio Pereyra López y la familia Laso, que marcaron presencia durante medio siglo, recibiendo diariamente a los vecinos fundacionales de la aldea y a los jóvenes representantes de nuevas generaciones que buscaban un espacio para desarrollar sus actividades. El carnicero y el lechero entregaban a domicilio y el pueblo era solamente un barrio, donde los vecinos chapaleaban barro durante el invierno y llenaban sus pulmones de tierra durante el verano. La calle del centro comenzaba a llenarse de excursiones hasta lo de SAMUEL, para comprar de todo sin preguntar el precio. Fue por esos años (1930) que comenzó la transformación del pueblo. La gente comenzó a correr sin saber por qué, mientras iba cambiando de status y reclamando un título de pueblo que todavía no merecía. También por esos años nacieron y murieron los forjadores de este enclave fronterizo. Personajes comunes y humildes que preocupados por transitar su tiempo urbano libre de ambiciones, no encontraron el camino para entrar en la historia. No queremos apartarnos del tema principal de la nota, que pretende de alguna manera rendir un sencillo homenaje a quienes tuvieron la responsabilidad de dirigir el O.P.E.L. en distintas oportunidades. En esta confrontación con el ayer y aún reconociendo que las comparaciones no corresponden, no podemos evitar que en el balance final no sepamos realmente si vale tanto lo que se ha ganado, como valía aquello que hemos perdido. De todas maneras y en nombre del progreso debemos aceptar los cambios que vienen empujados por un deseo desenfrenado  que tiene actualmente la sociedad para tener más cosas, sin detenerse a pensar, como lo dijo Facundo Cabral, “hay que tener menos, para tenernos más”. El O..P.E.L. nació en la década del 50 y su nombre atravesó la frontera, haciendo punta para un desconocido MERCOSUR que nadie hubiera imaginado por aquellos años. Las excursiones y turistas que llegaban a la frontera no necesitaban planos para reencontrarse después de las compras tradicionales: siempre la misma contraseña “nos vemos en el OPEL”.
(Próxima Nota: Don Octavio y su gente)

jueves, 29 de septiembre de 2016

BLANCA BENDER. POESIA DESDE “SAN MIGUEL”. Por Julio Dornel

                                 Escritor y periodista Julio Dornel

En enero de 2004 recordábamos a la poetisa Blanca Bender, señalando que había nacido junto a las Sierras de San Miguel, que había estudiado en Montevideo, se había casado  en la ciudad de Pelotas y que residía   en Porto Alegre, donde integraba  la Academia Femenina de Letras y la Academia Literaria de Lengua Española con sede en los Estados Unidos. Dedicada durante muchos años a la absorbente pasión por las letras ha publicado varios libros de poesía, rescatando un mundo espiritual que tuvo su origen sobre la margen derecha del arroyo San Miguel. Respetando su pasado histórico podemos decir que durante el siglo pasado fueron muchos los hombres y mujeres que transitando por distintos caminos del arte y la cultura se ganaron un lugar destacado en el plano individual y colectivo de esta población. La mejor prueba que podemos ofrecer está en la
Poesía inédita o poco difundida de muchos escritores que pese a sus méritos personales no lograron trascender en el medio que los vio nacer. Tal el caso de Blanca Bender que nacida junto al arroyo nos ofrece varios libros que son desconocidos para la gran mayoría de los lectores rochenses. Pese a la problemática económica que significa una publicación y su posterior comercialización en un mundo que ha ido perdiendo su sensibilidad espiritual, esta mujer ha puesto en cada edición una cuota enorme de tenacidad, talento y perseverancia. Se trata de una de las más prestigiosas poetisas del MERCOSUR, con varias publicaciones y que sin embargo no ha tenido la promoción que se merece.
 Su infancia transcurrió en el maravilloso entorno de San Miguel, vinculada al ambiente rural de la época, lo que facilitó su creación poética que pasando por la geografía ofreció una riqueza que fue siempre más allá de las descripciones. No la conocemos, pero el contacto telefónico sugerido por el Dr. Anselmo Amaral, nos permite visitar su infancia en la estancia paterna y revivir recuerdos de la niñez que todavía permanecen en el mundo encantado de la fantasía. Por allí pasaba la vida cotidiana de San Miguel que le permitió ganar un lugar destacado en el Torneo Internacional de Poesía Gaucha realizado en Vacaría con MI GALPON DE ESTANCIA:
Pero el lirismo testimonial sigue su curso para señalar en una publicación de la Academia Femenina de Río Grande del Sur que “la poesía y el amor a nuestras tradiciones gauchas nos une nuevamente y aquí estamos en nuestra condición de mujeres, abriendo espacios y representando dos patrias- la brasileña y la uruguaya, con idénticas raíces y nutriéndose de la misma savia y sentimientos, exigiendo mucha garra para que los pueblos de nuestra pobre América Latina sobrevivan a las presiones internacionales.” La publicación de varios libros en español, entre los que podemos destacar PEONCITO DE PATIO Y BARRO Y CRISTAL, demuestran una constante de Blanca Bender y un trabajo de muchos años que al margen de de redactar el manuscrito de sus poesías ha sido necesario la revisión detallada, diagramación y otras actividades previas, que culminan con su publicación. Por muchas razones podemos decir que las Sierras de San Miguel y su entorno junto al arroyo que le dio su nombre, representan una zona muy especial para su poesía, habiendo recogido allí algunos testimonios y circunstancias sociales que se dieron en el pasado, pero que en algunos casos se mantienen en el presente con las mismas características. Allí está el dolor colectivo y la explotación del hombre por el hombre como lo sintetiza en JUAN PUEBLO:
Es posible que la obra de Blanca Bender no sea conocida ni esté valorada en su justo término, pero no por eso deja de tener la virtud de haber señalado el camino a los nuevos valores culturales del norte rochense. En sus libros que nos llegaron recientemente podemos valorar una grandeza superior y un deseo enorme de vivir, de soñar, de construir y de luchar para que las cosas pequeñas del pago chico puedan trascender. Nota publicada en enero del 2004 en Informe Uruguay, evocando a   la poetisa de San Miguel.

CAMARAS DE VIGILANCIA EN LA FRONTERA. Por Julio Dornel.


                             Escritor y periodista Julio Dornel
 
De acuerdo a las reuniones celebradas recientemente en el marco del Consejo de Ministros, que tuvieron como escenario el balneario de La Coronilla, la Intendencia Departamental, el Ministerio del Interior y vecinos de Chuy, han confirmado la instalación de Cámara de Video-vigilancia en la avenida Brasil (Internacional) de esta ciudad. Se trata de una sentida aspiración de la sociedad fronteriza. El Intendente rochense Aníbal Pereyra señaló en esa oportunidad que “buscamos más elementos que apunten a la prevención de estos delitos, poniendo en práctica instancias de trabajo conjunto entre la sociedad civil y las instituciones públicas. Lo hemos concretado en la ciudad de Rocha y también en Lascano con otro mecanismo donde la Intendencia colabora con la parte logística. En la ciudad de Chuy hay un proceso similar donde también la Asociación de Comerciantes viene impulsando la recaudación de dinero y nosotros vamos a colaborar como lo hicimos en Lascano, culminando un proceso legal dentro de las facultades que tienen las empresas públicas cumpliendo con los plazos que exige el ordenamiento. Es importante destacar-dijo el Intendente- que cuando se lanzaron estas ideas en la Junta Departamental le correspondió al Centro Comercial de Rocha buscar los mecanismos necesarios y la voluntad política del entonces Intendente Artigas Barrios”. De esta manera se concretará una sentida aspiración de los habitantes de ambos municipios (Chuy Chui) , teniendo en cuenta que los hechos delictivos están por encima de la línea divisoria. No queremos ser reiterativos ni sensacionalistas, pero no podemos ignorar que la situación que está viviendo la sociedad fronteriza, se ha convertido en uno de los principales problemas sociales de los últimos años. Reconocemos el esfuerzo de los funcionarios policiales de Chuy que han demostrado en varias oportunidades la vocación y preparación que se necesita en estas circunstancias, pero que no son suficientes para enfrentar una delincuencia cada día más tecnificada. Reiteramos que la problemática de esta frontera es muy especial y son conocidas las carencias que tiene la seccional para atender en forma simultánea la violencia, el contrabando y el abigeato en una extensa frontera terrestre. Es evidente que el trabajo conjunto que vienen realizando las autoridades policiales de ambos países ha quedado demostrado en varias oportunidades, evitando y esclareciendo delitos perpetuados en ambos lados de la Internacional.

domingo, 25 de septiembre de 2016

ATENCIÓN ROCHA: EL GOBIERNO TE ESCUCHA. CONTAMINACIÓN Y MUERTES ONCOLÓGICAS. Por Julio Dornel.


                                             Escritor y periodista Julio Dornel

Esperando que las ONGs hagan llegar a los organismos competentes los distintos problemas generados en el área de la contaminación, ofrecemos un breve informe basado en trabajos anteriores, donde recogemos la opinión de técnicos especializados, detallando las causas del alto grado de contaminación que soporta el norte rochense. Comenzamos señalando la amplia repercusión que han tenido en esta ciudad las investigaciones periodísticas realizadas por distintos medios el Departamento y organizaciones no gubernamentales, sobre los casos de contaminación experimentados por algunos obreros de los establecimientos arroceros del norte rochense y del sur brasileño. A pesar de los “gritos” de alerta que vienen lanzando las organizaciones no gubernamentales se viven todavía las consecuencias de las fumigaciones de años anteriores.
Es justo reconocer que algunos productores utilizan en la actualidad una adecuada instrucción y nuevas técnicas para aplicar estos insecticidas, a los efectos de minimizar el riesgo de los obreros. De todas maneras los controles sanitarios y la prohibición de utilizar determinados productos, no regían en años anteriores y las consecuencias han marcado a muchos peones arroceros que lidiaban diariamente con pesticidas y plaguicidas de alta toxicidad. Esta situación nos está demostrando que hemos demorado demasiado en anteponer la salud de los trabajadores a los agentes económicos que en definitiva nunca respetan las barreras de la contaminación.
La productividad con sus resultados económicos ha sido el “orgullo” de algunos países subdesarrollados que le mostraban al mundo que estamos en condiciones de competir, sin tener en cuenta que esos resultados se pagaban con vidas humanas. Cuando muere un trabajador de las arroceras por “causas no determinadas” las miradas se dirigen a la contaminación ambiental existente, denunciada por las ONG y confirmada por numerosos testimonios. Algunos peones que trabajaron en estos establecimientos y radicados actualmente en esta ciudad están padeciendo diversas dolencias sin que por el momento se hayan determinado las causas de las mismas. Sin embargo el testimonio de Ricardo Alzuela, apunta al agro tóxico utilizados en las fumigaciones, como la causa fundamental de que en la actualidad se encuentre “con los músculos atrofiados.” Señaló Alzuela que “en muchas oportunidades trabajábamos con las banderas y cuando los aviones sobrevolaban el área para fumigar nos pasaban por arriba en varias oportunidades, arrojándonos productos tóxicos de gran peligrosidad. En otras oportunidades debíamos preparar los productos y después de las cosechas había que preparar las praderas con algunos herbicidas muy poderosos que íbamos absorbiendo diariamente. Se trata de productos muy fuertes para matar las malezas y los cuales debíamos preparar junto a la pista de acuerdo a las indicaciones y sin ningún tipo de protección.
Debemos señalar además que fumábamos y comíamos en un área contaminada donde ni siquiera teníamos condiciones elementales de aseo. Las jornadas de trabajo determinaban que también debíamos llevar la comida a la chacra y como lo aviones no paran había que comer en esas condiciones. Durante un día de trabajo los aviones podían sobrevolar 50 veces sobre nosotros dependiendo del área destinada a la fumigación y teniendo en cuenta que por vuelo se cubren solamente 12 metros de plantaciones.” Con estas consideraciones y otras que iremos ofreciendo a nuestros lectores en próximas ediciones, llegamos a la conclusión de que la profesión de los trabajadores arroceros es sin ninguna duda una de las más peligrosas del sector agropecuario.
VENTA LIBRE DE PRODUCTOS PROHIBIDOS
Mientras esto sucede en nuestra ciudad, las autoridades brasileñas insisten sobre las muertes registradas en el Estado de Río Grande debido a la contaminación generada por los productos químicos utilizados en las plantaciones. Una lista de 30 productos prohibidos en Europa, estarían contaminando el arroz, poroto, tomate, papa, banana, café etc. Entre estos productos señala la prensa norteña que se encuentran Aldrin, Aldicarb, Benomi, Butacloro, Captan, Endrin y muchos otros prohibidos en sus países de origen por sus efectos cancerígenos o por las consecuencias negativas sobre la forma silvestre y reservas naturales. Cabe señalar que los casos denunciados recientemente han tenido su repercusión por causa de la concientización que pretenden imponer las organizaciones no gubernamentales. A pesar de las dificultades que enfrentan en sus investigaciones estos grupos están logrando interesar a la población sobre los daños causados por el uso indiscriminado de estos productos.
Cabe señalar que hace algunos años y en la medida que estos productos se fueron prohibiendo en los países del primer mundo, se fue intensificando la exportación hacia los países en desarrollo. Cuando alguno de estos productos cuya mayoría son cancerígenos, son retirados de los mercados europeos, es fácil advertir cual será el destino utilizado por las multinacionales para colocar su producción. Ante esta situación los movimientos ecológicos de Brasil han llegado a la conclusión de que al margen de las denuncias correspondientes se deben desarrollar técnicas alternativas y mantener análisis periódicos en los alimentos, utilizando equipos de seguridad en las plantaciones y continuar con una intensa campaña de concientización. Se trata de soluciones de alternativa que encontrará muchas dificultades en nuestro país, al no disponer de créditos especiales o financiamientos bancarios que faciliten un pequeño plan de agricultura-alternativa para producir sin veneno.
ESTUDIO ESTADÍSTICO SOBRE DEFUNCIONES
Gestiones realizadas por ECO CHUY, ante la Junta Local han permitido establecer la cantidad de personas fallecidas en Chuy por enfermedades oncológicas entre el 21 de enero de 1999 y el 19 de marzo del 2005. De un total de 328 muertes se ha establecido mediante los certificados de defunción que el 15, 85 % (52 casos) se deben a muertes por problemas oncológicos. Los tipos de neoplasias más comunes fueron los siguientes: digestivos 20 casos = 38,46 %, esófago 6 = 11,54 %, estómago 4 = 7,70 %, páncreas 7 = 13,46 %, colon 1 = 1,92 %, recto 1 = 1,92 %, epipliomia 1 = 1,92 %, pulmón 10 casos = 19,23 %, próstata 7 = 13,46 %, útero 1 = 1,92 %, cerebral 1 caso = 1.92 %, riñón 1 caso = 1,92 %, óseo 1 = 1,92 %, Sida 1 = 1,92 %, carcinomatosis diseminada 5 = 9,62 %, caquexia neoplástica 1 caso = 1,92 %, neoplasma sin especificar 5 = 9.62.
Fallecidos oncológicos por sexo: mujeres 12 = 23,07 %, hombres 40 = 76,92 %. El detalle de fallecidos por edades establece que entre 31 y 49 años se produjeron 8 casos lo que representa el 15,38 %; entre 50 y 59 fallecieron 15 con un 28,85 %; entre 60 y 68 años fallecieron 9 con un 17,30 %; entre 70 y 78 años fallecieron 10 = 19,23 % y entre 80 y 86 fallecieron 9 = con 17,30 %.
Las conclusiones finales establecen que el número de casos no es significativo para realizar un trabajo estadístico confiable, aunque permiten establecer que predominan los tumores de origen digestivo por lo cual habría que investigar las causas que los provocan. Le siguen luego las muertes bronco-pulmonares causadas posiblemente por el humo del tabaco. Cabe señalar además que más de las tres cuartas partes de las muertes ocurren en los hombres y casi el 30 % entre los 50 y los 59 años. Cabe señalar que en los últimos años pese a las gestiones realizadas ante los organismos oficiales ha sido imposible recabar información sobre el grado de contaminación que presenta el arroyo Chuy, ni la procedencia de los productos utilizados en las plantaciones.
Notas graficas: Basurero Municipal de Chuy, fumigación terrestre y aérea, nacimientos con malformaciones y autoridades del Grupo Bosque (Ong) de Chui Brasil recogiendo muestras de las aguas del arroyo a 200 metros de esta ciudad, comprobando su alto grado de contaminación.

jueves, 15 de septiembre de 2016

MACHADO X MACHADO. “RECORDANDO A MI PADRE “PECOS BILL”. Por Julio Dornel.



                                 Escritor y periodista Julio Dornel

En varias oportunidades hemos intentado recoger antecedentes que nos dieran la oportunidad de rendir tributo a uno de los escritores que sin ser de Chuy, participó durante varias décadas en la búsqueda de una identidad ciudadana todavía no lograda. Wilkins Machado nació en Melo junto al arroyo Conventos de Juana de América, pero llegó muy joven a este enclave fronterizo, con la misión de custodiar desde la receptoría de aduana los intereses del país. Sin embargo nos estaban faltando algunas piezas para desentrañar el misterio que rodeó su tránsito en el ámbito familiar. Por ese motivo recogemos hoy el testimonio de Tabaré (su hijo) quien desnuda al hombre para ofrecernos una versión más humanizada del querido integrante del Equipo Frontera Chuy.

MACHADO POR MACHADO.

“Es difícil hablar de mi padre… un ser humano especial, ni mejor ni peor que el promedio, pero con un sello original que lo hizo (con tres o cuatro trazos de inigualable color) diferente y singular en su modo y estilo de vida.
A muy temprana edad tuvo la ‘osadía’ de hacerle un chiste a su padre luego de un clásico (ambos eran fanáticos de equipos diferentes) y al ser reprendido con un: ‘no eres digno de vivir en esta casa’ decidió irse sin despedirse de su Melo natal para llegar al Chuy y allí establecerse. Cuando solía narrarnos esa anécdota las lágrimas aparecían de forma inevitable al sentir en carne propia el momento vivido, pero en la vida nada se da por casualidad sino por causalidad y fue allí donde fundó y estableció su familia. 
De firmes convicciones, con un don inigualable para la poesía, historiador, funcionario público ejemplar, con dotes de entrenador de fútbol (una de sus grandes pasiones), enérgico, apasionado e impulsivo, vivió con total intensidad y transmitió con magnífica sencillez los sentimientos que acunaba.
Creo, sin temor a equivocarme, que le hubiese gustado ser recordado como el personaje de una canción que siempre nos cantó a sus hijos, sobrinos, nietos y nietas y que es reconocida en la familia prácticamente como su huella digital: “Pecos Bill”…
Pecos Bill fue una de las figuras míticas más representativas del vaquero del Oeste americano. Fue inventado por el escritor Edward J. O'Reilly en 1923 y la canción que lo encarnaba iniciaba diciendo así: “Pecos Bill fue un súper hombre en todo Texas y por más que se hable de él no es presumir. Era el vaquero más valiente, más terrible e indomable, ese vaquero era el famoso Pecos Bill”...  Y así quiero recordarlo hoy y siempre: auténtico, singular, valiente e indómito, con una prolífica vida que dejó un vestigio indeleble en las personas que conoció. Por eso, al igual que en la canción de Pecos Bill, que narra diferentes situaciones que interpretan fielmente al personaje quiero yo dejarles algunas anécdotas que pintan de cuerpo entero a quien era mi padre…

Anécdota 1.-              
Lecciones que no se olvidan…
La honestidad u honradez es, sin dudas, una de las mayores cualidades que puede tener un ser humano y una de las más apreciadas, porque en ella se basa y descansa cualquier relación entre semejantes. La honestidad consiste en comportarse y expresarse con coherencia, sinceridad y de acuerdo con los valores de verdad y justicia, expresando respeto por los demás y por uno mismo.
En un mundo como el de hoy, donde la competencia es total, el poder corrompe, la economía manda, el placer se impone  y la conveniencia personal prima largamente sobre otros valores, la honestidad pasa a ser una virtud superlativa, que es valorada y respetada en grado máximo, porque brinda algo que escasea en la sociedad actual: confianza total y absoluta.
Hace muchísimos años atrás, cuando apenas tenía seis años, mi padre me dio una lección práctica e inolvidable sobre lo que significa la honradez u honestidad, una lección que jamás olvidaré y que marcó a fuego el resto de mi existencia…
Vivíamos en un pequeño pueblo en la frontera de dos países y mi padre era el principal de Aduanas. Un domingo tuvo que ir a cumplir  un trámite administrativo a las oficinas porque alguien se trasladaba de un país a otro y me llevó con él. Para llegar a su oficina debíamos recorrer un largo pasillo donde había depósitos repletos de mercadería y quiso el destino que cerca de una de las puertas de esos depósitos  había quedado olvidada, quien sabe por qué, una reluciente cajita de chicles que contenía tan solo dos unidades. Muy pequeña e insignificante para todos, pero en mis ojos refulgió como un gran tesoro… Cuando llegamos hasta donde estaba la cajita me agaché a buscarla, saboreando por anticipado el momento de disfrutar de la golosina, cuando mi padre secamente me paró y me dijo: “¿qué haces?”… Su voz retumbó en el silencio del lugar y aun hoy me parece escucharla clara y diáfanamente… Yo le dije con total inocencia, “iba a recoger la cajita de chicles para…”, pero mi padre ni siquiera me dejó terminar la frase y con mayor énfasis que la primera vez, me dijo más fuerte aun: “¿Acaso es tuya?”…
Sin entender aun por qué mi padre me impedía agarrar la cajita de chicles y frustrado por el momento le dije: “no, ¿pero quién va a saber que la agarré?” Y mi padre me dijo: “voy a saber yo y con eso basta… jamás agarres lo que no es tuyo… esa es la mejor manera de que, al llegar la noche, pongas la cabeza en tu almohada y duermas en paz con tu conciencia”… En la tarde mi padre culminó su gran enseñanza comprándome una cajita de chicles y diciéndome: “este si puedes disfrutarlo porque es tuyo, yo te lo regalo”… En realidad me regaló algo más que una golosina, me obsequió una  lección práctica e inolvidable de cómo se debe proceder en la vida.
Han pasado muchos años de aquel momento, ya mi padre no está físicamente conmigo, pero sus enseñanzas las llevo grabadas a fuego en mi corazón porque me han permitido ver la vida desde otra perspectiva, donde la honradez, la honestidad y la confianza son el puntal donde descansa la relación con los demás… Ojalá esa forma de enseñar tan gráfica y contundente  algún día pueda transmitírsela a mis hijos porque son lecciones que no se olvidan…

Anécdota 2.-                         
Un ingrediente especial…
La alquimia con la que tratamos de recomponer a diario nuestra maltratada vida necesita de un ingrediente muy especial, sustancial diría yo, para que todo funcione correctamente y tengamos el aliciente de seguir adelante. ¿Cuál es? El estímulo, esa señal externa o interna capaz de provocar una reacción que nos lleve un paso más allá de donde estamos. Si el aliento falta, el espíritu decae y la confianza se mella, porque falta el combustible que hace funcionar el alma. 
Si será importante el estímulo que, cuando fallamos en algún intento, su impulso se convierte en la energía que necesitamos para volver a intentarlo nuevamente sin desmayo y con mucha fe.
Así me enseñó mi padre hace mucho tiempo con una lección práctica y sencilla de lo que puede hacer por nosotros esa señal de confianza. Fue un mediodía de primavera, mi padre me había invitado a pasar un ‘día de hombres’ como solía decirle él a un día nosotros dos solos…
Yo apenas tenía seis años y nos fuimos a la playa a comer carne asada. Cuando se acercaba la hora de almorzar mi padre me dijo que juntos íbamos a preparar la ensalada así que, mientras él lavaba y picaba los tomates yo debería ayudarlo a lavar la lechuga… Me dio una jarra con agua y yo comencé a mojarla pero casi al terminar se me escapó de la mano y fue a parar a la arena. La levanté raudamente y traté, con la poca agua que quedaba de limpiarla nuevamente, pero fue imposible.
Con el orgullo herido y sin querer mostrarle el fallo a mi padre le llevé la lechuga sin decirle nada. Él la picó y la agregó al resto de las verduras y en poco tiempo ya estábamos listos para comer. Mi padre sirvió para cada uno un gran trozo de carne y ensalada como acompañamiento. Cuando probé un bocado de las verduras los granitos de arena crujieron en mi boca desagradablemente así que, con disimulo, di vuelta el plato y me enfoqué solo en la carne.
Al cabo de un rato mi padre me preguntó: “¿no comes ensalada?”  Y yo le respondí algo así como: “no, no tengo ganas”. Entonces él me miró, se sonrió y me dijo, “Está bien igual. Para mi está riquísima así que dame tu porción para mi” y con gran satisfacción en el rostro se comió todo lo que había en el plato…
En ningún momento mencionó lo arenosa que estaba la ensalada, recién muchos años después me confesó entre risas, la odisea que había sido comerla pero que lo había hecho con mucho gusto para estimularme a seguir adelante. 
Esa frase: “está bien igual” me la repitió muchas veces en su vida y significaba que valoraba el esfuerzo aunque el resultado final no había sido bueno, alentándome a seguir adelante corrigiendo errores…
Por lo que recuerdo mi padre jamás me dio una aburrida lección teórica de lo que eran los valores o de lo que era necesario hacer para vivir a pleno, él simplemente volvía los momentos simples y rutinarios en una escuela de aprendizaje para que nunca se me olvidase… Es que sabía muy bien que el alma se fortalece y los valores se reafirman con esas pequeñas actitudes que demuestran con el ejemplo el derrotero que debes seguir para ser feliz. Hoy ya no está, pero me dejó un legado impagable: el saber que el estímulo es un poderoso acicate que nos incita a ir, siempre, un paso más adelante… 


Anécdota 3.-
Cuando se juntan el hambre con las ganas de comer
Hay dos formas de avanzar hacia la cima del éxito: una es confiando en tus condiciones y sumándole a ellas trabajo constante y esforzado para hacer tus sueños realidad y otra es colgándote de las orejas de terceras personas para que, mediante la adulación y la lisonja barata, poder alcanzar lo que quizás por mérito propio no puedas conseguirlo. Lamentablemente este último método parece ser el que lentamente se empieza a imponer en el mundo porque cada vez hay más personas que, aun confiando y teniendo capacidades suficientes, prefieren eliminar competidores y riesgo, adosándole una generosa dosis de zalamería a sus virtudes personales, para conseguir más rápidamente y con menor esfuerzo el éxito esperado.
En la actualidad, para seguir la primera ruta hay que tener fuertemente arraigado los mas férreos valores morales y creer a rajatabla lo que uno ha aprendido (aparte de ser medio Quijote) para no caer en la tentación de la adulación y seguir alentando esperanzas de que, finalmente, la oposición y el mérito sean los que determinen las posibilidades de éxito.
Mi padre fue de los que siempre creyó tajantemente en que la oposición y el mérito eran los que deberían determinar los escalafones de una institución y/o empresa, tal es así que promovió e impusó en la oficina pública para la que trabajaba el concurso por estos dos valores, desterrando el que se pudiera acceder por herencia o por amiguismo a los puestos de trabajo. No crean que le fue fácil y no crean que no le costó miradas inquisidoras y hasta enemistades de aquellos que querían seguir usufructuando beneficios que, quizás, no le correspondían por capacidad propia pero él igual abrazó y se aferró a esta idea casi que como un culto. Es difícil que, cuando uno se cría de esa manera pueda pensar diferente, pero así está el mundo hoy, meciéndose adormiladamente entre el sopor de palabras lisonjeras que no conducen a nada… 
Cuenta una historia que un día, Diógenes estaba comiendo un plato de lentejas, sentado en el umbral de una casa. No había ningún alimento en toda Atenas más barato que el guiso de lentejas. Comer guiso de lentejas significaba que te encontrabas en una situación de máxima precariedad.  Fue en ese entonces que pasó a su lado un ministro del Emperador y le dijo: “¡Ay, Diógenes! Si aprendieras a ser más sumiso y adular un poco más al Emperador, no tendrías que comer lentejas”.
Diógenes dejó de comer, levantó la vista y, mirando intensa y compasivamente al acaudalado interlocutor, contestó: “¡Ay de ti, hermano! Si aprendieras a comer lentejas, no tendrías que ser sumiso y adular tanto al Emperador”...
Lástima que, debido a la baja autoestima de muchos y a la inseguridad de tantos otros, se ha hecho carne al día de hoy la frase de Benito Jerónimo Feijoó que dice: “para quien ama la lisonja, es enemigo quien no es adulador”. De esta manera, triunfar tan solo por méritos propios es cada día más difícil dado que lo que se valora actualmente no es tan solo el merito y la aptitud intelectual sino, también, la capacidad adyacente de lisonjear que tenga el individuo.
Lamentablemente, como dijo Filippo Pananti: “los grandes del mundo son como esos molinos que hay en lo alto de las colinas: no dan harina si no les empuja el viento” y en este momento de la historia se han juntado, para que cada día esto ocurra más y más, el hambre con las ganas de comer...


Final 1.-                                                    
Melancolía…
Sus ojos esta­ban fijos en mi… supli­can­tes, anhe­lan­tes, mien­tras su mano ate­na­zaba la mía con gran inten­si­dad, aun­que ya sin fuerza, tal cual fuese el último cabo de un barco ama­rrado en el puerto, que soporta la más feroz de las tor­men­tas y se va deshi­lachando…
Cómo expli­car esos últi­mos minu­tos de la vida de mi padre… en los que el mundo se  detuvo y tan solo con mira­das nos diji­mos más de lo que jamás habla­mos… Es difí­cil de expli­car la sensación de paz y de dolor que embargó mi alma y lo que esos minu­tos
cam­bia­ron mi vida para siempre.
Mi padre  había deci­dido, un tiempo antes, jugar su des­tino en una ope­ra­ción quirúr­gica (que nunca llegó a tiempo) y para tal momento, dijo, quería estar cerca de mí… Y ahora está­ba­mos allí, al borde de la última fron­tera, en la ante­sala de un viaje de los que no
tie­nen retorno, sin más diá­logo que el de mirar­nos a los ojos y el calor de las manos que querían ate­so­rar un poco más de tiempo para decir­nos, con ges­tos, todo lo que quizás no se pudo o no se tuvo tiempo…
Fue hace casi 15 años… exac­ta­mente, un 4 de noviem­bre, en el que entendí que la vida es tan solo un soplo, un del­gado cris­tal que se rompe cuando uno menos lo espera y que, cuando eso pasa, ya no hay más tiempo de nada… solo que­dan recuer­dos y fra­ses suel­tas que se aco­mo­dan al lado de un retrato que ya no tiene voz… en ese ins­tante entendí lo impor­tante de no guar­darse nada aden­tro, de vivir con los senti­mien­tos a flor de piel para que los demás sepan cuanto los respe­tas y quie­res, sin que te falte tiempo para decirlo… Por eso quizás hoy, como nunca, entiendo uno de los poe­mas de mi padre que decía:
Todo es efí­mero, pequeño, fugaz…
La son­risa o el llanto de un niño,
El vuelo de un pájaro…
El pre­sente… ¿Quizás?
Todo es efí­mero, pequeño, fugaz…
El amor del hombre,
La noche y el día,
La vida… ¿Quizás?
Todo es efí­mero, pequeño, fugaz…
El tiempo que pasa,
El espa­cio infinito…
La muerte… ¿Quizás?

Legado.-                                
 Las zapatillas de mi padre…
Mi padre no me legó dinero, tampoco propiedades, ni capital, ni fortuna, lo que me queda de él son unas simples zapatillas que son de mi propiedad desde noviembre de 1995. Casi 20 años de una herencia que atesoro con el alma, uso y cuido con celo y a las que he tenido que coser y pegar más de una vez porque me han acompañado de país en país, de ciudad en ciudad y de casa en casa, aguantando el trajín de mi paso por la vida y soportando el peso de mis esperanzas…
Tal vez, quizás, muchos ya las hubiesen tirado a la basura por lo viejas y desgastadas que están o las hubiesen dejado ‘olvidadas’ en alguna mudanza obligándose a comprar nuevas, modernas y de marca pero yo simplemente no puedo, no quiero y jamás voy a deshacerme de ellas. Siempre he sido de comprar pocas cosas para vestirme, solo lo imprescindible para andar limpio, aseado y decoroso, porque creo que uno se adorna por fuera para tapar el vacío que lleva adentro, así que prefiero invertir, cultivar y hacer crecer el espíritu, que es lo que me permite ser verdaderamente feliz.
En el caso de las zapatillas que heredé (y que hoy ya están así como las ves) no las puedo sustituir por nada nuevo porque no son comunes… No, ¡qué va! son zapatillas especiales que a veces me permiten caminar en las nubes sosteniendo en vilo mi esperanza o contemplar absorto el escrito que a tus ojos tienes. A veces me aprietan y me incomodan, sobre todo cuando flaquean los valores (como recordándome quién soy y de dónde provengo) o me confortan luego de un día difícil o de un momento de dolor.
Si serán especiales que cuando tengo a mi frente un problema que es difícil y creo ya no tener fuerza para sobreponerme, juro que estas zapatillas me hablan y me dicen, como solía hacerlo mi padre: ‘¡los Machado no se rinden!’ y un brío incontrolable sacude mis entrañas haciéndome redoblar esfuerzos para superar la adversidad.  Y a menudo, cuando repaso el trabajo y la obra del dueño original, estas viejas y gastadas zapatillas se vuelven muy, muy, grandes tanto que me siento diminuto en ellas y me permiten darme un baño de humildad…
Juro que es una bendición tenerlas, porque me conectan a diario con mis valores y son un vínculo indeleble con quien me enseñó (junto a mi madre) lo más importante de la existencia humana: la profundidad interior… Por eso son especiales, únicas, invaluables, porque me recuerdan cada día que para ser feliz no se necesita mucho oropel afuera y si mucha riqueza adentro.  Para mí son algo más que unas viejas zapatillas, son el recordatorio físico de lo que se me inculcó cuando niño. ¡Gracias viejo por dejarme tan poco y, a la vez, dejarme tanto!

lunes, 12 de septiembre de 2016

LA BARRA PLANIFICA PRÓXIMA TEMPORADA. Por Julio Dornel.


                                  Escritor y periodista Julio Dornel


Ante la proximidad de la temporada veraniega las fuerzas vivas de este balneario han convocado a distintos organismos oficiales, con la intención de establecer prioridades  sobre los problemas que preocupan a sus habitantes. La reunión se desarrollo en el local de AJUPENBAIPU (Asociación de Jubilados de Barra de Chuy y Puimayen) contando con la presencia del Jefe de Policía y su equipo de asesores, como así también el titular de Chuy, Destacamento de La Barra, Jefe de bomberos de Chuy, representantes de Aduanas, de la P.N.N, la Secretaria de la Junta Local,  los Ediles del oficialismo y el diputado nacional por el Frente Amplio Darcy de los Santos. Una vez finalizada la reunión recogimos la opinión de Hugo Da Costa integrante del oficialismo en la Junta Local quien destaco la existencia de temas puntuales que reclaman inmediata solución.  “Para ello se propuso instalar en forma sorpresiva puesto de control Policial en el trébol de acceso en Ruta Nº9. y el control en el puente fronterizo sobre el arroyo Chuy, se le solicitó a la P.N.N., pero el representante de la misma en dicha asamblea informó que por ser una estructura militar están bajo la jurisdicción  del Ministerio de Defensa y solo por orden superior pueden hacer otra tarea para la cual no fueron creadas. Situación similar  enfrenta  el Ministerio del Interior atreves de sus representantes, lo que nos hace esperar nuevas estrategias de estos Ministerios”. Señalo finalmente Da Costa que también  “nos ha visitado el Director Departamental de ASSE, Dr, Gustavo Amorín, interesado en el funcionamiento del sistema de salud en estas policlínicas, con reclamos de que los remedios no llegan en tiempo y forma, licencias que se sobreponen y temas relacionados con la ambulancia. Otro  de los temas planeados estuvo relacionado con  el estado edilicio de la Policlínica  Bernardo Ventura que se encuentra con humedades importantes, se llueven algunos techos, y  si bien está funcionando no está en las mejores condiciones para recibir pacientes con problemas de salud”. Sobre este tema el Dr. Amorín manifestó conocer la situación, “pero por el momento no disponemos de recursos económicos para realizar las reparaciones correspondientes”.

domingo, 11 de septiembre de 2016

“CENTRO PICTÓRICO CHUY” Por Julio Dornel.


                                 Escritor y periodista Julio Dornel

El 20 de julio del año 1990 se realizó en los salones de Bertelli Chui Hotel, una muestra artística con la participación de integrantes y fundadores del Centro Pictórico de esta ciudad. El éxito alcanzado en aquella oportunidad confirmó el interés del público y la existencia de un importante número de artesanos que no siempre tienen la oportunidad de manifestarse o exponer sus trabajos. Se trató de una valiosa experiencia que fue aprovechada convenientemente al ser incluida en el calendario departamental de exposiciones,  generando una corriente artística de estimable valor, y con un número importante de expositores. En este sentido recordamos a Eduardo Acosta, Silvia Calvo, Ema Jure, Walter Daer, Eduardo Rodríguez, Fabián Techera, Norma Viroga,  Luiza Davila, María Cristina Fernandez, Marta Gómez, Carlos Guizio, Leonel Torena, Edison Nobre, Fernando Pino y otros que no recordamos. Cabe señalar el apoyo de la población y el auspicio de FM Coronilla y el semanario ZONA CHUY, apuntalando siempre estas manifestaciones artísticas.  En la exposición aludida participaron activamente: Carlos Giuzio, pintor autodidacta, iniciado en el Año 1962 como paisajista, apuntando fundamentalmente a la cultura indígena negra, exponiendo además en el edificio 19 e Junio del Banco República (Montevideo) donde fue galardonado con una Beca de Perfeccionamiento Artístico. Nació en Asunción, (Paraguay) y residía en aquella oportunidad en esta ciudad desde 1960. Artigas González: Discípulo del maestro Corrales. Profesión pintor, se desempeña en la Dirección de Arquitectura. Se inició en 1956, combinando esmaltes y óleos con madera y enduìdos. Nació en la ciudad de Durazno y reside en Chuy desde el año 1975. Julio Asarian: Egresado de la Escuela de Bellas Artes. Alumno de los profesores Pagani y  Moller de Berg, expone también en el Banco República y el Ateneo de Montevideo. Nació en Montevideo y residió en el balneario La Barra a partir del año 1986. Donatto Miguel Amaral: Su carrera comienza con los cursos en Academia de Dibujo y Escuela de Bellas Artes, profundizando sus trabajos de pintura en temple, óleos, acuarelas y tinta china a partir del año 1970. Nació en Montevideo y residió en Chuy a partir del año 1978.

viernes, 9 de septiembre de 2016

UNA FRONTERA CON POCA MEMORIA. Por Julio Dornel.




                                Escritor y periodista Julio Dornel

Lamentablemente en los últimos años han desaparecido varios edificios que representaban una herencia del siglo pasado y que habían calado muy hondo en el sentimiento de los primeros habitantes. Es evidente que el progreso acompañado del valor inmobiliario y la especulación, han sentenciado la identidad edilicia del pueblo dando paso a las nuevas construcciones.


No pretendemos quedarnos en el tiempo, sino que se planifique la transformación urbanística sin borrar definitivamente las huellas del pasado. No es bueno para los habitantes de una ciudad que la misma pierda su memoria en nombre del progreso. De alguna manera deben quedar como herencia de épocas pasadas el olor rancio de las cosas viejas entre las paredes de algunos edificios que deberían conservarse como mojones de la historia fronteriza. Sin embargo en la actualidad y pese al esfuerzo de algunos historiadores, resulta muy difícil encontrar huellas de la historia cotidiana que fueron haciendo desde 1888 los primeros habitantes. Con el aporte de algunos lectores, pretendemos recuperar la imagen de centenarios edificios que fueron en su momento el orgullo de sus moradores.

Ladrillo de campo sentado en barro, piso de tierra y techo de paja, mientras las manchas de la humedad trepaban por la pared. Para disimular se iban tapando con las fotos redondas de los antepasados o con los almanaques de regular tamaño que ofrecía anualmente Casa Caticha, Leopoldo Fernández y los hermanos Silveira (Teofilo y el Talo).
El panorama infantil de los años escolares allá por el 45 estaba centralizado en la modesta casa del abuelo, que se fue mejorando paulatinamente y de acuerdo a las posibilidades. Lindaba al norte con Ramiro y Ondina, al este con doña Concepción y todos los Cabrera, mientras que al sur estaba el receptor Benítez abuelo del “Bayano”. Buenos vecinos, serviciales, generosos y siempre dispuestos a extender la mano. Vecinos “de puerta” como se decía, queriendo confirmar una relación casi familiar. Aunque nadie elige a sus vecinos por aquellos años se convertían en las personas más importantes del pueblo. Eran puertas abiertas para auxiliar con el azúcar o la yerba que faltaban siempre en horas de la noche. Eran los vecinos que amortiguaban la soledad y llegaban solícitos ante alguna enfermedad pasajera. Al fondo los canteros de la pequeña quinta que amortiguaban algunos gastos al ofrecernos todas las verduras para el consumo familiar puesto que la exigua jubilación no llegaba hasta fin de mes. Y en ese mundo mágico de la niñez han quedado también los primeros autos de fabricación casera que se desplazaban a 100 por hora en las pistas de nuestra imaginación.
En el patio de aquella casa hoy convertida en un moderno establecimiento comercial con productos importados y rodeados pon muchos autos de verdad, estaban las carreteras de tierra separando canteros de lechugas y tomates por donde circulaban los Cadillac, Citroen y las camionetas Willys. Un espacio para el jardín de la abuela con sus rosas rojas, las achiras, claveles, jazmines y madreselvas que trepaban al palo del cargador Whincharger que durante los días de viento abastecía las baterías. En el centro del terreno la cachimba que durante el invierno se parecía a una lágrima congelada y durante el verano servía de heladera para el vino del abuelo que llegaba al fondo dentro de una bolsa de arpillera. Era realmente un manantial inagotable de agua fresca.
A pocos metros el pequeño galpón donde se acumulaban las cosas más insólitas transformadas en chatarra y jamás recuperables. Bien al fondo, entre los yuyos y un cañaveral el “escusado” y finalmente el gallinero. También por aquellos años se destacaban las visitas de algunos familiares que llegaban en sulky o en la ONDA desde Costa de Pelotas o Potrero Grande trayendo zapallos, boniatos, pan casero y algún cordero. Entre todos surge la figura del tío José, alto, con bigotes que le caían sobre la boca y un rostro huesudo cubierto por una piel bastante arrugada. Hoy estamos en el 2002, un nuevo siglo y un nuevo milenio. Todo es historia y la casa del abuelo que nunca tuvo berretines de integrarse al patrimonio histórico de la ciudad, sirve como ejemplo para apuntalar el trabajo que vienen realizando los vecinos, para salvar algunos edificios que también se encuentran amenazados.
“EL BARRIO RESPIRA LOS TIEMPOS DE ANTES,
LA LLUVIA DE OTOÑO, AQUELLA ILUSIÓN..
DICEN QUE SE FUE, DICEN QUE ESTA ACÁ...
DICEN QUE SE HA MUERTO, DICEN QUE VOLVERÁ.”

miércoles, 31 de agosto de 2016

Conté Mis Años Mario de Andrade .Poeta, novelista, ensayista y musicólogo brasileño




 Julio Dornel

"... y descubrí que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante que el que viví hasta ahora.
Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas: las primeras las comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente.
Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades. No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.
No tolero a maniobreros y ventajeros. Me molestan los envidiosos que tratan de desacreditar a los más capaces para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.
Ya no tengo tiempo para reuniones interminables donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.
Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.
Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo. Las personas no discuten contenidos, no, apenas los títulos. Y mi tiempo es escaso como para discutir títulos.
Quiero la esencia, mi alma tiene prisa...
Sin muchas golosinas en el paquete, quiero vivir al lado de gente humana fuerte.
Que sepa reír de sus errores.
Que no se envanezca con sus triunfos.
Que no se considere electa antes de hora.
Que no huya de sus responsabilidades.
Que defienda la dignidad del hombre.
Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.
Caminar junto a cosas y personas de verdad, disfrutando de un afecto absoluto y sin fraudes, nunca será pérdida de tiempo.
Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón de las personas.
Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.
Sí… ¡tengo prisa! por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.
Pretendo no desperdiciar parte alguna de las golosinas que me quedan.
Estoy seguro que serán más exquisitas que las que hasta ahora he comido.
Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.
Espero que la tuya sea la misma, porque de cualquier manera llegarás..."
Mensaje de Mario de Andrade
(Poeta, novelista, ensayista y musicólogo brasileño)