Mostrando entradas con la etiqueta sanción a jefe de Armada en Uruguay. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sanción a jefe de Armada en Uruguay. Mostrar todas las entradas

martes, 6 de diciembre de 2016

Gobierno sancionó dos veces en 15 días al jefe de la Armada escriben Pablo Fernández y José Peralta


http://www.busqueda.com.uy

El comandante en jefe de la Armada Nacional, almirante Leonardo Alonso, recibió dos amonestaciones en menos de 15 días. La observación fue informada en ambas ocasiones en persona por el ministro de Defensa, Jorge Menéndez , señalaron a Búsqueda fuentes del Poder Ejecutivo y un oficial de la Armada.

La decisión del gobierno de sancionar a la máxima autoridad de la Armada Nacional fue a iniciativa del presidente Tabaré Vázquez, quien quedó “muy molesto” con dos actitudes públicas del comandante Alonso.

La primera fue producto del discurso que el comandante realizó el martes 15 de noviembre cuando criticó al gobierno por no aportar mayores fondos económicos para mejorar la flota naval, ni valorar el trabajo del personal militar.

“Con el debido respeto, lealtad y subordinación debo manifestar responsablemente lo que a mi modo de ver es una delicada y preocupante situación.(…) El esfuerzo de nuestro personal es constante y permanente, pese a la degradación y carencia del material. Lamento que nuestro compromiso con la patria no sea valorado en su real dimensión. Seguimos navegando, operando en el mar, realizando todas las tareas encomendadas y cumpliendo con la misión como mejor podemos, y así lo seguiremos haciendo”, dijo Alonso en su discurso durante la conmemoración del 199º aniversario de la institución.

Alonso, ante un nutrido número de autoridades del gobierno entre las que estaba Vázquez, se explayó sobre la situación del arma. Dijo que “hace un año” formulaban algunos requerimientos “esenciales”, pero que “lamentablemente la situación se ha mantenido incambiada” y con el “agravante” de que los buques “están un año más viejos”.

“Aún no podemos realizar nuestra tarea de control de áreas jurisdiccionales y salvaguardia de la vida humana en el mar de forma eficiente, al no tener la capacidad de extraer a una persona a través de un helicóptero naval, o la de abordar desde el aire a un buque navegando que no sea cooperativo y que se encuentre realizando una actividad ilícita en nuestras aguas”, agregó.

A Vázquez no le gustó nada el discurso. Según explicó una fuente de Presidencia a Búsqueda, el jefe de Estado se molestó “con el tono de la exposición”.

“No era el lugar indicado para hacer un reclamo en ese tono y de tal magnitud. El gobierno está trabajando y no se trata de darle la espalda a ninguna institución del Estado”, dijo el informante, que prefirió no relevar su identidad.

Vázquez conversó brevemente del tema con el ministro de Defensa, y resolvieron amonestar al jefe de la Armada por escrito. Es una sanción que quedará en el legajo militar de Alonso.

En las Fuerzas Armadas existen tres tipos de sanciones: observación oral, observación por escrito y el arresto, que puede ser simple o a rigor. La observación oral es la única que no figura en los legajos, y la observación escrita es la más baja de las sanciones “graves”, explicaron fuentes militares a Búsqueda.

Alonso ascendió a la jerarquía de Comandante en Jefe el 1º de febrero de 2015.
Demandas y pedidos.

Una semana después de este incidente, Alonso envió una carta a la “La Diaria” manifestando su intención de iniciar acciones legales contra el medio por una columna de humor que hacía referencia a la institución.

“Debo manifestar que el autor de dicho artículo no solo ha agraviado a mi persona, poniendo entre comillas palabras y frases que nunca mencioné y que por lo tanto son falaces (...), sino que además resultan un insulto a la institución”, señala Alonso en la carta que publicó “La Diaria”.

Alonso sostuvo que se mancilló su honor e integridad “sin ningún tipo de fundamento” y que se reservaba el derecho “a tomar las acciones” que entendiera pertinentes.

Las reacciones críticas a la carta fueron inmediatas desde tiendas políticas y la sociedad civil, que repudiaron la amenaza del militar al medio de comunicación.

Esta actitud le valió a Alonso su segunda observación escrita.

“Acá no se trata de sancionar por sancionar. Acá estamos viendo cosas que están fuera de lugar y hay que respetar la jerarquía. Todos estamos para trabajar, y cuando alguien se equivoca es necesario ejercer la autoridad”, explicó una fuente del Poder Ejecutivo a Búsqueda sobre la segunda sanción al comandante en jefe en tan poco tiempo.

El informante agregó que Alonso entendió y acató lo dispuesto por las autoridades, y se le hizo saber lo significativo de ambos hechos. “El gobierno defiende la libertad de expresión”, agregó la fuente.