Mostrando entradas con la etiqueta Lacalle anuncia cambios urgentes en política fiscal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Lacalle anuncia cambios urgentes en política fiscal. Mostrar todas las entradas

jueves, 18 de septiembre de 2014

Lacalle Pou puso luces de alarma sobre la economía. Anunció cambios en la política fiscal "desde el día uno"



Política monetaria del FA "perdió credibilidad" por "inoperancia"

El presidenciable blanco y su candidata a ministra de Economía criticaron la política monetaria del gobierno y anunciaron cambios inmediatos en materia fiscal. Lacalle Pou puso luces de alarma sobre la economía.

Lacalle Pou junto a su compañero de fórmula, Jorge Larrañaga. 
Foto: @espectador810
El País
 
Para Luis Lacalle Pou es "notorio" el crecimiento macroeconómico del país en los últimos años. También es destacable que Uruguay fue el país que recibió más inversión extranjera en la región durante este período. Sin embargo, ayer, en una actividad organizada por radio El Espectador y la consultora Deloitte, el candidato criticó la forma en la que el gobierno manejó la economía.
"Obviamente, gran parte del crecimiento (de los últimos años) está dado por el exterior", consideró, y mencionó en ese sentido el "manejo monetario" que realizó Estados Unidos, así como el precio que han alcanzado las materias primas uruguayas.
Lo único que elogió del gobierno en ese sentido fue la "conducta macroeconómica" por su "seriedad" y su "continuidad a largo plazo", y no perdió oportunidad de atribuir ese logro a Azucena Arbeleche, su candidata a ministra de Economía y exdirectora de la Unidad de Deuda, que estaba sentada a su lado en el hotel Dazzler.
Según supo El País, hasta anoche Lacalle tenía previsto servirse de algunos indicadores para afirmar que el crecimiento económico no había sido bien aprovechado por el Frente Amplio, algo que uno de sus asesores, Juan Dubra, afirmó días atrás al portal Infobae. El candidato prefirió omitir esa información, que generó polémica en las redes sociales.
De todas formas, alegó que "la economía no es un fin en sí mismo", y en ese sentido, apuntó: "Cuando vemos un crecimiento en producto bruto, un crecimiento en inversión, pero eso no permea en desarrollo humano, ahí es donde está la gran restricción de nuestro país". Luego agregó que "el problema más grande (de la economía) es la distribución de oportunidades".
Además, Lacalle marcó otras "luces de alarma" a pesar del crecimiento. Mencionó que el ingreso de divisas por concepto de turismo viene en caída, habló de "crecimiento nulo en la industria manufacturera" (con algunas excepciones, como la refinería y la celulosa), y se refirió al aumento de los seguros de paro, de 26 mil en 2011 a 31 mil actualmente.
Puso énfasis, también, en que varios "indicadores sociales" no mejoraron a pesar de la bonanza económica: la cantidad de personas que viven en asentamientos ("en franco crecimiento", aseguró), la cantidad de personas que aún viven con una necesidad básica insatisfecha, la pobreza infantil.

Cambios.

A la luz de esas críticas, el presidenciable consideró que es necesario introducir "cambios" en materia macro-económica, y advirtió que deben ser inmediatos.
"No se puede esperar. Obvio que no. Es más, este gobierno debería estar haciendo cosas respecto al déficit. Y a la inflación, que ha tomado medidas coyunturales y no de fondo. No soy muy optimista en ese sentido, no creo que este gobierno tome medidas. Sobre todo cuando uno prende la televisión y ve lo que se está gastando en publicidad. No parece que haya una voluntad de cuidar el erario público", planteó.
Y continuó: "Desde el primer minuto de nuestra gestión hay que hacer algunas medidas". Entonces anunció una "coordinación" entre la política fiscal, la monetaria y la salarial, para evitar los "desequilibrios" que hoy se reflejan en el déficit fiscal y en el nivel inflacionario.
"Y hay que cumplir con lo pautado. Si dicen estar en ese registro, que se actúe en consecuencia", reclamó, en relación a la inflación. "La inoperancia en ese sentido hace perder credibilidad. Y todos sabemos que en la ciencia económica, la falta de credibilidad es sustancial".
Arbeleche reforzó el concepto de su líder. "Está clarísimo que desde el día uno hay que implementar cambios. En particular, en política fiscal que actualmente no es sostenible. En segundo lugar, con los guarismos inflacionarios, que hace tiempo, más de tres años y medio, que están lejos del rango pautado por el Banco Central".
Igual, la economista aclaró que los cambios serán graduales. Por ejemplo, dijo que se proponen bajar un punto y medio del déficit fiscal, pero hacerlo a lo largo de los cinco años que dure el gobierno.
Sobre la política monetaria, insistió: "Es muy importante ganar credibilidad desde el día uno. La política monetaria ha perdido credibilidad". En ese sentido, cuestionó que se haya cambiado el instrumento monetario, y advirtió que si es ministra "revisará" el mismo. Consultada acerca de cómo definirá el rango meta de la inflación, contestó que lo establecerá con los "excelentes profesionales" del Banco Central.
Si acceden al gobierno, los blancos planean basar su conducción económica en una política monetaria "restrictiva" y en ahorros fiscales en distintos rubros, entre ellos, la reducción de los cargos de confianza.

Los números de Da Silveira


La educación "es más un tema de evaluación de resultados que de presupuesto", consideró ayer Lacalle Pou. A diferencia del Frente Amplio, los blancos entienden que no se debe asignar presupuesto en función de cierta porción del producto. "Ponerle un porcentaje es despersonalizar la educación", señaló.
Pablo da Silveira, su candidato a ministro de Educación, agregó en ese sentido: "Esos números no nos importan, nos importan otros números, como por ejemplo la tasa de deserción que aspiramos lograr. Nadie nos pregunta sobre eso", alegó. En ese momento el periodista Emiliano Cotelo intervino para preguntarle, justamente, a qué cifra de deserción estudiantil apuntaban, pero entonces Da Silveira debió confesar que no lo sabía. "Estamos trabajando sobre eso", reconoció. Igual se mantuvo firme en que "gastar dinero debe ser un medio, no un fin en sí mismo".
Gastos en publicidad

Jorge Larrañaga anunció ayer que están haciendo un "estudio" sobre el gasto en publicidad estatal de parte de las empresas públicas y la administración central, y que ya se puede afirmar que en lo que va del año se gastaron US$ 40 millones de dólares. "Vayan tomando nota", incitó.