Mostrando entradas con la etiqueta Presos de Guantánamo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Presos de Guantánamo. Mostrar todas las entradas

lunes, 12 de septiembre de 2016

Personalidades uruguayas exigen una pronta solución para Diyab - Caras y Caretas



 Intelectuales y militantes de diferentes organizaciones exigieron en una carta pública que se agilicen las gestiones “que permitan encontrar una
pronta y adecuada respuesta” a la situación del refugiado sirio, Jihad Diyab.



 Clic en este enlace

Personalidades uruguayas exigen una pronta solución para Diyab - Caras y Caretas

lunes, 14 de septiembre de 2015

viernes, 5 de diciembre de 2014

GUANTÁNAMO La carta abierta de Mujica dirigida a Obama y a los uruguayos


El mandatario habló de las razones por las que Uruguay recibirá a los presos de Guantánamo y reclamó el “levantamiento del injusto e injustificable embargo” a Cuba



El presidente José Mujica difundió este viernes en su audición de M24 una carta abierta dirigida al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y a los uruguayos, en dónde destaca a Uruguay como “un país que formó parte de la vanguardia mundial en la creación de instrumentos de paz”, y explica las razones por las que se recibirá a los presos de Guantánamo.
“Recogiendo de nuestro mejor pasado esa vocación, hemos ofrecido nuestra hospitalidad para seres humanos que sufrían un atroz secuestro en Guantánamo. La razón ineludible, es humanitaria”, expresó el mandatario.
“A estas tierras han venido, desde nuestra independencia y aún antes, personas y contingentes a veces muy numerosos buscando refugio: guerras internacionales, guerras civiles, tiranías, persecuciones religiosas y raciales, pobreza y también extrema miseria, lejanas o muy cercanas”, añadió.
“Muchísimos llegaron desde situaciones comprometidas y comprometedoras. Han construido este Uruguay: forjaron bienestar, trajeron oficios, semillas, saberes, culturas, y, por fin, hincando profundas raíces, sembraron aquí su hoy innumerable descendencia. Y también sus tumbas del morir de viejos. Formaron con sus huesos parte de nuestra tan querida tierra”, continuó el mandatario.
Por último, Mujica señaló que es una “ocasión propicia para reclamar el levantamiento del injusto e injustificable embargo a nuestra hermana República de Cuba” y destacó la liberación del portorriqueño Oscar López Rivera y de Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández, cubanos presos en Estados Unidos.
“Estamos seguros de que estas demandas insatisfechas abrirían amplias avenidas a un proceso de paz, entendimiento, progreso y bienestar para todos los pueblos que habitan aquella zona crucial de nuestra América”, finalizó Mujica.
Texto completo de la carta:
“La solidaridad es la ternura de los pueblos”, proclamó Pablo Neruda en medio de la inmensa y urgentísima tarea de evacuar, socorrer y asilar a decenas de miles de republicanos españoles de los que tantos lograron llegar también al Río de la Plata luego de la Tragedia de 1939.

Este Presidente fue en su juventud alumno deslumbrado y hoy agradecido, de una de aquellas lumbreras  intelectuales desterradas.

El Uruguay pacífico y pacificador es una gran herencia y a la vez una estrategia vital.

Este país formó parte de la vanguardia mundial en la creación de instrumentos internacionales para la paz.

Recogiendo de nuestro mejor pasado esa vocación, hemos ofrecido nuestra hospitalidad para seres humanos que sufrían un atroz secuestro en Guantánamo. La razón ineludible, es humanitaria.

A estas tierras han venido, desde nuestra independencia y aún antes, personas y contingentes a veces muy numerosos buscando refugio: guerras internacionales, guerras civiles, tiranías, persecuciones religiosas y raciales, pobreza y también extrema miseria, lejanas o muy cercanas.

Desde todos los países de Europa incluyendo la lejana Rusia; y de América; y lo más doliente: desde África, traídos como esclavos.

Muchísimos llegaron desde situaciones comprometidas y comprometedoras. Han construido este Uruguay: forjaron bienestar, trajeron oficios, semillas, saberes, culturas, y, por fin, hincando profundas raíces, sembraron aquí su hoy innumerable descendencia. Y también sus tumbas del morir de viejos. Formaron con sus huesos parte de nuestra tan querida tierra.

Pero a la vez y a su tiempo, en mala hora para nosotros, hemos recibido la cálida y oportuna mano tendida y el asilo de numerosos países, a pesar de que éramos “acusados” por la tiranía doméstica, de ser gente muy peligrosa.

Y antes, durante y después, decenas de miles de compatriotas se fueron a todos los confines, a causa de la pobreza y la falta de perspectivas.

Muchos de ellos, y su descendencia que habla otros idiomas, no han podido volver y constituyen para nosotros, además de una dolencia y un deber pendiente, la querida Patria Peregrina.

Es por todo ello que siguiendo por el camino de la famosa Parábola, sentimos la escena porque la sufrimos en carne propia, desde el dolor del herido más que desde el altruismo del Samaritano.

Formamos parte del mundo de los asaltados heridos. Pertenecemos a la inmensa mayoría de la Humanidad.

No debemos ni queremos olvidar ni perder ese punto de vista para mirar las crudas realidades, por desgracia tan numerosas como crueles, que hoy golpean a gritos en la puerta de millonarias conciencias.

La ocasión ahora jubilosa es propicia para que reclamemos nuevamente el levantamiento del injusto e injustificable embargo a nuestra hermana República de Cuba cuyo Héroe Nacional fuera cónsul de Paraguay, Argentina y Uruguay en Nueva York.

La liberación de Oscar López Rivera, luchador independentista portorriqueño de setenta años, preso político en Estados Unidos desde hace más de treinta, doce de los cuales en celda de aislamiento.

Y la liberación de Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández, cubanos presos en Estados Unidos desde hace dieciséis años.

Estamos seguros de que estas demandas insatisfechas abrirían amplias avenidas a un proceso de paz, entendimiento, progreso y bienestar para todos los pueblos que habitan aquella zona crucial de nuestra América.

José Mujica

martes, 7 de octubre de 2014

Lacalle Pou: presos de Guantánamo "no van a estar" en Uruguay




El candidato nacionalista insistió hoy en que las condiciones no están dadas ya que faltan "elementos". El psiquiatra del preso Abu Wa´al Dhiab, que pidió viajar a Uruguay, dijo que debe salir rápido del cautiverio lo que pone presión al presidente José Mujica.

Luis Lacalle Pou. Foto: EFE
El País
El candidato por el Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, aseguró hoy que los presos de Guantánamo "no van a estar" en Uruguay.

"Falta el perfeccionamiento dentro del mismo Estados Unidos y otros (aspectos) con respecto a Uruguay, y si primara la cordura, cosa que yo dudo, pero si primara la cordura, el gobierno debería tener una amplia base de aceptación por estos elementos", dijo Lacalle Pou a Sarandí en referencia las garantías de seguridad que se ofrecen aunque sin dar más explicaciones al respecto.

"Con la información que yo tengo me negaría", insistió el candidato del Partido Nacional.
La situación de salud de uno de los presos que solicitó viajar a Uruguay, Abu Wa´al Dhiab, pone presión al gobierno de José Mujica para acelerar la llegada de los reclusos de Guantánamo. Ayer su psiquiatra dijo debe salir rápido del cautiverio; sin embargo, el canciller Luis Almagro, dijo a Sarandí ayer que el estado de salud del cautivo, que ha realizado en varias oportunidades huelgas de hambre para protestar contra su encierro "no acelerará o retrasará" las tratativas con Estados Unidos.

Vinieron balseros y "no pasó nada". 

En paralelo, la senadora, Lucía Topolansky fue consultada en radio Carve sobre cómo hubiese reaccionado el Frente Amplio si la oposición hubiera propuesto la llegada de los prisioneros de Guantánamo a Uruguay. La también primera dama recordó que "en el gobierno de (Julio María) Sanguinetti vinieron balseros cubanos y no pasó nada".

"Nos pareció un gesto humanitario que estaba bien y esto es un gesto humanitario. Está excelente”, señaló. 

viernes, 3 de octubre de 2014

Para Mujica, opositores a venida de presos son almapodridas


En su audición en M24 el presidente volvió a emprender en clara alusión a las declaraciones del candidato nacionalista Luis Lacalle Pou y dijo que se "actúa por el sillón y no por la patria".

José Mujica. Foto: L.Carreño.


Tal como había anunciado ayer, el presidente José Mujica dedicó su audición a hablar sobre la llegada de los presos de Guantánamo y a defender esa decisión de las críticas lanzadas desde la oposición Señaló que los procesos electorales “imponen demagogia, es inevitable para el Uruguay en todas partes”.

“¿Por qué el Partido Nacional cayó en semejante egoísmo, semejante ceguera? Por demagogia electoral, porque esto no es por la patria, 'ni por la positiva', prefirieron perjudicar en el mediano plazo al país que aparecer como dándole un mérito la iniciativa del Frente Amplio para fundar una nueva universidad. Esto es lo que es la politiquería, el interés meramente electoral, una actitud de preferir perjudicar al país, por cuidar la visión electoral y este hecho no es casual, se ha repetido y se repite permanentemente y es patología de la democracia”, dijo Mujica.
El presidente opinó que no se puede ser tan “almapodrida en el mundo, de no dar una mano para defender una causa justa” y señaló que le plantearon a Uruguay refugiar a los prisioneros por el prestigio internacional que el país tiene. "Les duele, les patea el hígado, se ponen ofuscados, pero Uruguay tiene un prestigio por encima de sus dimensiones”, continuó.

El mandatario dijo que Uruguay se puso a trabajar en el tema con una condición: “averiguar lo más posible". "Los que largan seguramente son inocentes pero tenemos que cerciorarnos por nosotros mismos, esa es la condición, por eso hemos demorado, no es sencillo”, explicó Mujica.

"Los que están por la patria, por 'la positiva', están a los gritos, cuestionan algo que todavía no está ejecutado. No pierdan tiempo hablar con nosotros, para qué, tiran amenazas, dicen cualquier cosa, siembran incertidumbres”, señaló.

Dijo, además, que desde el Partido Nacional “hablan con nosotros solo cuando necesitan un puesto, después no. En años nos saludaron una vez, hasta nos trataron de grasa". Y agregó que "nunca dialogaron en todos estos años(…) ahora hablan de diálogo. Mentíme, que me gusta".

"Me hago pregunta: ¿Esto es por la patria o por el sillón?, ¿Es 'por la positiva'? No… ¡Qué positiva ni positiva!", ironizó.

"El problema de Guatánamo no es solo de Estados Unidos, es de la humanidad", concluyó Mujica.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Presos de Guantánamo Leopoldo Amondarain







Si hay un hecho aberrante que el imperio yanqui ha hecho últimamente son los presos que hay en Guantánamo. Presos por luchar por la libertad de su país y por el derecho de defender sus familias y su patria. No sólo no había ni hay delitos, al menos conocidos, sino que además y peor se les ha privado de la libertad sin juicio previo. O sea no veo que haya gran diferencia entre el terrorista Boko Haram que raptó 200 niñas y que, por supuesto, no se sabe dónde están vivas o muertas y los presos de Guantánamo que sí se sabe dónde están (la isla cubana) y tuvieron una situación de rapto o presidio político no demasiado diferente. Uno lo hicieron los islámicos y lo otro los EE.UU. Y aquí paso a estar totalmente de acuerdo con la posición del candidato presidenciable blanco Luis Lacalle. Nuestro Partido Blanco siempre fue respetuoso de la ley (“defensores de las leyes”) y de los derechos humanos. Tampoco es el caso de estos presos. Sin perjuicio de eso el Partido nunca sacó la cara ni defendió ninguna posición imperial, cosa que tanto los colorados como el Frente Amplio se están aburriendo de hacerlo. Con muy poca ética se podría llegar a argumentar las razones que se esgrimieron en aquella época. Recuérdese cuando Rodney Arismendi fue preso por la dictadura. No le tocaron ni un pelo, y al poquísimo tiempo se acordó con la Rusia soviética y el Partido Comunista hoy Frente Amplio, la libertad del dirigente Arismendi a cambio de que los soviéticos le compraran a Uruguay toda una producción de trigo, que había sido muy buena, y sus excedentes. ¿Remember? Por supuesto se hizo y nosotros no repetimos el plato. Tampoco es el caso actual porque no hay al menos visible, apremios que justifiquen situaciones de ese tipo. Me podrán alegar y admito que por ahora es imposible de saberlo, que puede haber un acuerdo con EE.UU. que no se ha dado a conocer, pero eso escapa al conocimiento común. Pero vamos a no disfrazar posteriormente futuras declaraciones antiimperialistas cuando nada menos que en pleno gobierno del Frente Amplio se está a los abrazos y besos con cálidos afectos al yanqui. Sin perjuicio de eso vale también la mención a la señora embajadora Julissa Reynoso, que en un acto de soberbia y aplicando el sable imperial compromete a futuros gobiernos uruguayos de esta barbaridad no solamente legal, que es obvio carece desde sus orígenes, sino que obliga también a pasar por encima de la autorización parlamentaria que para nosotros los blancos es muy cara. Si en las próximas elecciones gana el Partido no nos pueden obligar a cumplir algo que choca con nuestras conciencias. Los blancos no somos imperialistas. Por supuesto el presidente Mujica, en su permanente verborragia como es costumbre saca “pechera” y manifiesta: “las decisiones las tomo yo, y los cautivos van a venir cuando yo disponga. La resolución la va a determinar el presidente de la república y no va a pedir consejo a nadie más que con su almohada”. Una soberbia sólo comparable con alguna de Vázquez, lo que no se tiene en cuenta es que la responsabilidad es de todo el país no solamente de Mujica ante los ojos del imperio. La almohada presidencial no es consejera de resoluciones de Estado. En todo gobierno existe la oposición que, al menos en teoría y en estas resoluciones con más razón, debe tener voz y voto. Por supuesto esto no tiene que ver con el aspecto humanitario de la cuestión, por lo cual es obvio que simpatizo. Sacarle de las fauces a la fiera imperial, seres humanos a quien no se conoce delito alguno, no hace perder simpatía, pero el Estado y el gobierno no sólo debe ser ejercido por “macanudos”, sino por gente responsable.


Leopoldo Amondarain

C.I. 950.556-0

Tel: 099 626 573