Mostrando entradas con la etiqueta Schubert Núñez Silva. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Schubert Núñez Silva. Mostrar todas las entradas

miércoles, 12 de octubre de 2016

El desafío a la Historia Escribe Schubert Núñez Silva



Han transcurrido 108 años de aquel lejano 12 de octubre de 1908, donde las calles eran de tierra ya que recién para 1917 comenzaría el adoquinado de la ciudad, donde la luz eléctrica ni se pensaba, donde los ingleses recién comenzaban a hablar sobre las extensiones de las redes ferroviarias y donde en aquel paisaje urbano del centro de la ciudad lo único que lo acompañaba era la antigua Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios de Rocha, nos referimos al majestuoso edificio del Hotel Arrarte que un día como hoy abriría sus puertas para desde hace más de un siglo mantener su actividad comercial casi ininterrumpida en el mismo rubro. Materiales traídos desde Europa en barco y que luego debían ser trasladados en carretas desde Montevideo a Rocha conforman el edificio de estilo Ecléctico, mármoles de Carrara, bronces y hierros forman su magnífica escalera, pino Tea, Roble y Cedro su carpintería y baldosas rojas con su gran aljibe que realza su patio colonial, en sus paredes se esconden historias de partos, de muertes misteriosas y de romances prohibidos como así también albergan suspiros de amores eternos de parejas que allí se juró.
Sin dudas muchos han sido los cambios y remodelaciones que ha tenido, siempre pensando en el bienestar de sus huéspedes pero siguiendo siempre la línea del rescate patrimonial, por lo tanto doblemente es el esfuerzo de quienes hoy son sus responsables. Esa esquina majestuosa de nuestra ciudad que corona el centro de la misma con la Iglesia, y otros que con el devenir del tiempo se fueron levantando en la ciudad como el Teatro, el Club Social, un dormido Cine 1º de agosto y un sin número de edificaciones que otrora fueron residencias de grandes y distinguidos ciudadanos que hace décadas atrás forjaban lo que hoy es nuestro Departamento y Ciudad. Le corresponde hoy a la familia Alfaro Bello que sin ser Rochenses por naturaleza son dignos hijos adoptivos de Rocha y han volcado a nuestra sociedad toda su vitalidad familiar como forma de devolución por tanto que el Departamento les ha brindado y rescatar del olvido casi definitivo, el arte y arquitectura del “Arrarte” es parte de esa devolución.
Su majestuosa y señorial edificación, se mantiene con orgullo rey de la capital del departamento. Humberto Alfaro publicaba hace unos años “... su presencia arquitectónica y su estilo son orgullo de Rocha, son patrimonio de Rocha, son historia de Rocha y eso…no se toca. Llegó el nuevo siglo y el nuevo milenio y aquel mojón que comenzó siendo el Hotel de la ciudad, sigue hoy tan campante siendo el Hotel de la ciudad… “ Por sus habitaciones pasaron durante el siglo pasado las personalidades más importantes del país, entre otras recordamos a el Dr. Luis Alberto de Herrera quien tenía asignada la habitación 14 cada vez que pernoctaba en Rocha, cosa que también hizo el dramaturgo, escritor y periodista Florencio Sánchez en oportunidad de cubrir un accidente marítimo. En sus páginas de la publicación que antes referenciaba hay un artículo del diario La Palabra con fecha 31 de diciembre de 1921: “Todo un acontecimiento social será sin duda esta noche, la gran soupe que se realizará en el Hotel Arrarte, a las 12 de la noche. Todas las mesas serán adornadas con flores y estarán numeradas a fin de facilitar a la concurrencia los puestos que deben ocupar El Cotillón dirigido por la señorita Julieta López y el señor Braga, será la nota más interesante del baile, que se realizará después de la cena. Agregamos que la Comisión de Fiestas por su parte, brindará una serie de números de su programa y que son; al dar las 12, la luz de toda la ciudad hará un guiñada prolongada, en ese momento la Banda hará sonar los acordes de la Diana de Palleja, las campanas se echarán a vuelo y una salva de bombas y cohetes, anunciaran al pueblo de Rocha, que ha entrado el nuevo año….” Han transcurrido así 108 años. Viajeros y grandes reuniones entre otras las políticas y deportivas, las sociales y en ellas los aniversarios, casamientos y las reuniones de café y periódico en sus distinguidos salones que alimentó romances durante décadas… Hoy a más de un siglo de existencia continúa desafiando a la historia que se doblega ante la piqueta del progreso pero el Arrarte sigue en pie con su majestuosa ornamenta de rey supremo de la ciudad de Rocha.
Schubert Núñez Silva
Edil Departamental