Mostrando entradas con la etiqueta Escritor y periodista Julio Dornel. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Escritor y periodista Julio Dornel. Mostrar todas las entradas

viernes, 17 de febrero de 2017

“¿De qué Bicentenario me están hablando? Por Julio Dornel



                           Julio Dornel, escritor,periodista

Poema escrito por el compositor quindiano Ancizar Castrillon, para la celebración del Bicentenario de la Independencia, proyecto Andino Histórico 1810/ 2010. Se trata de un valioso texto relacionado con la Independencia de Colombia, y el accionar de los “conquistadores” extendiendo el dominio sobre nuevos territorios. Se nota la coincidencia sobre la realidad que viven actualmente algunos países, donde los agresores solamente han cambiado de nombre.
C A N T O A L O S P R Ó C E R E S.
¿De qué me están hablando, Yo me pregunto?
Si van doscientos años, de sueños truncos,
De qué bicentenario me están hablando,
Si el látigo tan solo, cambió de mano.
Los que nos conquistaron, nunca se fueron….
Si hasta en algunas plazas de nuestros pueblos,
Les hicieron estatuas, bustos y templos,
Que para nada cuentan sus atropellos.
La historia no ha cambiado en 200 años,
En nuestra propia tierra, somos extraños,
Se robaron el oro, y nuestras riquezas
Y a cambio nos dejaron, solo pobrezas.
Luego llegaron otros….lobos hambrientos,
Le inventaron colores al pensamiento,
Le enseñaron al pueblo que había que odiarnos,
Y entre rojos y azules, fuimos muriendo,
La patria…la patria, ha estado herida desde el comienzo,
La fe nos la impusieron, con miedos nuevos…
Con credos y cruces, nos doblegaron,
Los otros a la fuerza nos desplazaron.
Los que nos conquistaron, nunca se fueron,
Nos siguen conquistando por otros medios,
Ya no usan coraza, rifles ni yelmos,
Han refinado el modo de someternos.
Esos conquistadores que son modernos,
No olvidan la avaricia de sus ancestros.
Entre conquistadores y lobos hambrientos,
Unos del pasado, otros modernos…
Un poco la patria se van llevando.
Por eso me pregunto con tono extraño…
¿ de qué bicentenario….me están hablando?.










jueves, 16 de febrero de 2017

ESCUELA 28: LOS ALUMNOS NOS CUENTAN OTRA HISTORIA. Por Julio Dornel.


                             Julio Dornel,escritor,periodista

Como resultado de un trabajo de investigación histórica realizado por alumnos de 5to y 6to año correspondiente a 1957, han surgido nuevos aportes que deben ser considerados por su valor documental en el momento de repasar la historia fronteriza. Participaron en este trabajo los niños Héctor Rodriguez, Daniel Martínez, Juan Mena, Belkis Rodriguez, Danis Da Costa, Onil Gutiérrez y Juan Carlos Pascal, quienes se basaron en versiones orales de los vecinos del pueblo.
U N A H I S T O R I A D E C H U Y.
“Los primeros pobladores de Chuy datan aproximadamente de 1852. El nombre de Chuy proviene casi seguramente, de una voz indígena con que se designó primeramente el arroyo que corre al Este del pueblo. Hemos recogido tres versiones distintas sobre el significado del nombre: 1º que habría sido en lenguaje indígena, rana o sapo en el agua, 2º podría haber significado Chui caballo pequeño, 3º vendría por deformación de Yuí, voz onomatopéyica que imita el canto del pájaro que llamamos de naranjero. A propósito de esta última versión transcribimos una leyenda guaraní que explica el origen del canto del naranjero. Había un indiecito llamado Yuí que un día subió a lo alto de un árbol, que al ser llamado por su madre, se cayó y de su cuerpo inerte salió volando un pájaro (el naranjero) que encarnaba el espíritu del niño, repitiendo sin cesar el nombre de Yuí, Yui,Yui, que con el corre del tiempo se transformó en Chuy. El origen de nuestro pueblo fue en su principio de carácter puramente administrativo, siendo una zona fronteriza que reclamaba la habilitación de instituciones públicas. Así nació la comisaria en 1872 y la aduana en 1879, hasta que el pueblo fue tomando carácter comercial para su abastecimiento. Así fueron surgiendo los comercios de Ramos Generales en una campaña abierta, rodeada de montes y vegetación, con pocos pobladores que vivían muy separados entre sí. Allá por el año 1911 el pueblo era un humilde rancherío que se componía de 28 o 39 vivienda con algunas construcciones de material que aún se conservan como la receptoría, la curtiembre, el edificio del telégrafo, el comercio de Juan Rodriguez, que luego fuera de don Jesús Fernandez donde hoy está el anexo de la escuela 28, la zapatería de don Sergio Acosta, la herrería de don Mattias Lima, y la primera panadería de Gómez y Sanguinetti fundada en 1913 en los terrenos de don José Rodriguez a los fondos del telégrafo y la sastrería de don Justo Venturini. Entre los primeros pobladores de Chuy nos encontramos con León Ventura, Jesús Fernández, José Rodríguez, Antonio Fossati, propietario de la casa donde funcionó la primera escuela pública, don Florencio Mena, doña Justa San Martín, Gerónimo Acosta y doña Luciana M. de Rodriguez”.
En la nota gráficas Héctor Rodríguez uno de los niños que en aquel lejano 1957 aportaron este valioso material.

viernes, 10 de febrero de 2017

CHUY 16 DE FEBRERO DE 1888: EL VALOR DE UN DOCUMENTO. Por Julio Dornel.



                            Julio Dornel, escritor,periodista

El 8 de diciembre de 1981 el Poder Ejecutivo aprobaba la Ley Nº 15227 donde los consejeros de Estado Milton de los Santos y Antonio Gabito  proponían que la Villa de Chuy fuera elevada a la categoría de ciudad. Sin embargo para llegar al título de ciudad esta frontera debió recorrer un siglo de existencia, poniendo a prueba el esfuerzo de varias generaciones y donde cada una y a su manera debió aportar su cuota de sacrificio, de trabajo y de superación para llevar adelante los postulados de los primeros visionarios que poblaron la zona. Al margen de los trabajos de investigación histórica de varios autores locales que hemos publicado oportunamente queremos detenernos hoy en una carta que nos enviara días antes de su muerte el historiador Wilkins Machado desde la ciudad de Castillos. Desde su llegada a Chuy en el año 1963 Machado fue revelando trazos de la historia fronteriza y sus habitantes hasta completar con fidelidad poco común un verdadero estudio de nuestro pasado. Fue testigo de las turbulencias fronterizas participando simultáneamente de todos los movimientos sociales, culturales y deportivos de la época. Nunca fue espectador ni permaneció ajeno a las inquietudes populares ofreciendo siempre una cuota de su investigación a los alumnos de los centros educativos y a la población en general. En la carta aludida fechada en Castillos el 29 de Abril de 1988 (centenario de Chuy) en un verdadero documento de nuestras raíces históricas señalaba: “te mando unos pantallazos de lo que entiendo es la historia de Chuy. Su nombre se ha materializado tanto, se encuentra tan atrapado por el problema económico, que se han descuidado valores tales como su historia, su cultura, su medioambiente y sus cosas más importantes, tan es así que la escala de valores ha sufrido un cambio tal que aquello que antes significaba honor, honradez, amistad, cultura etc, hoy es apreciado de otra forma, se ha perdido el amor al terruño, todos han llegado a la indiferencia total y otros se guían por historiadores extranjeros para desde  allí extraer nuestras raíces.”
Analizando luego el origen de esta población señalaba que “existen tres razones  fundamentales, que nos llevan a la  fecha mencionada; documentos a la vista, tradición y anécdota mediante de que el 16 de febrero de 1888 Chuy era un centro poblado puesto que en esa fecha ya existía aduana, policía y despachante de aduanas. Tres razones que por su importancia y significado determinan la realidad de un pequeño centro poblado.
En esta trilogía que hemos señalado se encuentran representados, los intereses legales de la República y su representación oficial en la frontera, los comerciales y los fiscales. Tres poderosas razones que nos lleva a sostener que en esa época y en esta zona del  país existía un núcleo o centro poblado.
Antes de la fecha que hemos mencionado encontramos algunos de los elementos en que basamos nuestra tesis, pero nunca antes del 16 de febrero de 1888.” Finalmente y haciendo referencia a nuestros limites con Brasil, Machado señala que “Luego de la (es nuestra opinión) desgraciada intervención de Lamas en la concertación de limites entre Uruguay y Brasil (1851/ 52) se empieza a establecer los limites concertados  mediante convenios y es así que a partir del marco Nº 1, ubicado a orillas del arroyo Chuy se comienza a construir una muralla con la intención de separar ambos países. Ya iniciada la obra, personas de relevancia de ambos países, se reúnen manifestando que entre ambas naciones no puede existir la vergüenza de un muro que nos separe. Como consecuencia de ello, luego de gestiones ante los gobiernos de ambos países, la obra no prosiguió y nuestra frontera pasó a ser una línea imaginaria que nos une y no un hecho físico separatista.
Aún hoy puede observarse la iniciación de esta obra, muro que arranca desde el marco Nº 1 ubicado sobre el arroyo Chuy, se prolonga por casi dos cuadras y tiene una altura aproximada de 2 metros y medio por dos de ancho.” En documento adjunto Machado nos enviaba el decreto de la Junta Administrativa de Rocha que menciona los nombres de los integrantes de la Junta Honorable Administrativa que integrarían la Comisión Local: presidente Antonio Fosatti, secretario León Ventura, y vocales Francisco Olivera, Juan Rodríguez y Ezequiel Silveira.

lunes, 16 de enero de 2017

EL SUEÑO DEL PIBE. Por Julio Dornel.






 La mayoría de los niños ha soñado siempre con ser jugadores de fútbol y brillar en algún equipo importante o en alguna selección. Nadie duda de los sacrificios que realizan los padres para que el futuro crack se vaya transformando en un profesional que logre una sólida posición y que algún día pueda salvar a la familia. Sin embargo en la gran mayoría estos sueños se ven frustrados y solamente un bajo porcentaje logra alcanzar la meta y la fortuna que un día soñó toda la familia. Como todo deporte asociado el fútbol de los niños tiene la virtud de contribuir a la formación de su personalidad y mejorar su desarrollo físico. Sin embargo este deporte debe ser practicado dentro de las posibilidades de cada niño y teniendo en cuenta siempre el espíritu de la competencia y el compañerismo que debe reinar entre los participantes. De esta manera se estaría otorgando fundamental importancia a la formación deportiva, sin tener en cuenta la formación del atleta profesional que llegará con los años. La práctica del baby fútbol con orientación de profesores especializados contribuye a la formación de la personalidad de los niños y jóvenes promoviendo valores a través del juego. También en el baby los niños van aprendiendo a respetar a sus compañeros, a sus profesores y al público en general. Lamentablemente no todo es así. Algunos padres piensan que el niño tiene que dejar de estudiar a los 10 años para convertirse en el crack que salve a la familia.
“Adultos Pequeños”
El concepto se refiere a la especialización temprana de los niños en el deporte y a como padres y entrenadores con el fin de satisfacer necesidades propias, no las que el niño, lo lanzan a un camino incierto dentro del deporte.
Con estas decisiones muchos quedan en el camino, ya sea porque no conservan el talento que tenían durante la infancia o porque “jugar con una pelota” no es lo mismo que comprometerse con una carrera deportiva, donde se debe “renunciar” a muchas cosas. Como punto de comienzo y análisis a este problema, padres y profesionales del deporte deberán conocer y respetar los derechos que poseen los niños con respecto a la práctica deportiva. Solo así se podrá lograr que el niño deportista-aprendiz sea más propenso al éxito que al fracaso. Respetando su mundo, que es diferente del mundo del adulto, ofreciéndole información para que pueda expresarse, tener opiniones y participar en las decisiones que lo afectan, estaremos en el buen comienzo de esa relación de deberes y derechos para entonces hacer la mejor elección. Los niños tienen derecho a divertirse en su participación deportiva y tienen una forma especial y diferente de percibir el juego y la diversión, en comparación a los adultos.
El niño debe jugar como un niño y no como un adulto.
El espíritu de competición está presente en su desarrollo desde temprana edad y esta bien que compita, pero dentro de una competición organizada adecuadamente sin imitar las competencias de los adultos. El deporte para ellos verdaderamente significa diversión. Sin embargo con la influencia del adulto podemos apreciar como ese concepto de diversión se transforma en alegría o amargura como sinónimos de victoria o derrota. Para el niño las victorias y marcas no son la cosa esencial del deporte, sino la ampliación de conocimientos, la satisfacción y el mejoramiento de si misma. A todos nos corresponde valorar y hacer respetar los derechos de los niños y jóvenes deportistas: Salud, Familia, Igualdad, Identidad, Educación, Participación, Protección, Juego. Autoridades políticas, dirigentes deportivos, entrenadores, padres de familia, periodistas y profesionales del deporte, debemos valorar y darle el carácter de importancia que el tema tiene, de lo contrario estaremos justificando la improvisación, desorganización y todas las acciones que se traducen en la manipulación del niño con el único fin de que el adulto obtenga ventajas personales.
(Corresponde señalar que la segunda parte de este comentario: Adultos Pequeños, no es de nuestra autoría.)

jueves, 12 de enero de 2017

1930. MEDICINA RURAL EN 18 DE JULIO. Dr. HÉCTOR LUCIAN CANZANI. Por Julio Dornel.

                         Escritor y periodista Julio Dornel
“Bendito progreso, continúa tu marcha sin detenerte. Que las generaciones actuales y venideras puedan tener a su alcance, con la urgencia que el caso lo requiera, todos los adelantos de la ciencia”.
Con estas palabras finalizaba el Dr. Héctor Lucían Canzani, en el año 1966, un trabajo muy bien documentado sobre la medicina rural que ejerciera desde 1932 en pueblo “18 de Julio”. En reiteradas visitas efectuadas a esta población pudimos aquilatar el sentimiento de admiración y respeto que le profesaban en esta zona del departamento. Vivió como propios los problemas del “pago Chico”, y pese a venir de Montevideo se integró desde el primer momento a las inquietudes de la campaña rochense. Para definir su personalidad, nada mejor que transcribir una parte del trabajo realizado en aquella oportunidad, donde van desfilando con hondo dramatismo algunas de las páginas más hermosas de la medicina rural de la década del 30.
LUCHA CONTRA EL MEDIO Y LA NATURALEZA.
“Entre los recuerdos inolvidables citaré algunos. El 18 de mayo de 1933, hacía pocos días que había iniciado mi vida profesional en “18 de Julio” cuando me llama por la noche desde lo de Atanasio Santurio, entre San Luis y Barrancas. Llovía torrencialmente y las descargas eléctricas se sucedían casi ininterrumpidamente. Me vino a buscar un criollo en un sulky con dos caballos flacos. De entrada se entablo una lucha entre el miedo y la responsabilidad. Triunfo la última y salí acompañado por el miedo. Con el afán de desviar caminos, que por lo pantanoso pudiéramos peludear, el criollo comenzó a apretar alambres hasta que nos perdimos. Después de muchas vueltas el hombre dio con un arroyuelo algo crecido y dijo: “Ahora si me orienté”. Al pasar el arroyuelo y justo en el medio se rompe el porta varas, cayendo estas y también el médico. El agua me llegaba hasta la cintura. Al fin se solucionó el problema y llegamos a lo del Sr. Santurio. Me vestí con ropas prestadas completando un recorrido de 7 leguas”. En otro de sus relatos el Dr. Canzani se refiere al contrabando: “En aquella época, no sé si existen todavía, habían dos o tres comercios fuertes en “San Miguel” del lado brasileño lugar conocido como los “depósitos”. Eran punto de reunión de los contrabandistas de distintos departamentos. Hombres rudos, siempre bien armados, ya que tenían que defender su vida y su mercadería, pero hombres que si se daban por amigos lo eran en las buenas y en las malas. Estos hombres que vivían al margen de la ley iban a los depósitos a comprar mercaderías, que en noches oscuras pasaban en cargueros en las cercanías del arroyo San Miguel. En una noche muy oscura regresábamos a pié con una linterna de 5 pilas de la quinta de Manuel Gallego. Unas cuadras antes de llegar al arroyo, sentí un ruido que me alarmo y con ingenua precaución prendo la linterna para reconocer la causa. De inmediato una voz autoritaria, a la que no cabía la menor duda que había que obedecer, ordenó “apague esa linterna Dr, nunca más haga eso, le puede costar la vida”. Esa gente que fuera de sus ocupaciones, son capaces de un noble gesto suelen tener sus diferencias que algunas veces terminan en peleas. Cuando esto sucede y alguno terminaba herido, venían al consultorio a curarse imponiendo una condición:”usted me cura Dr. pero no da cuenta a la autoridad, por lo menos hasta que yo pase la frontera. Estaban en juego el conflicto legal y el humanitario. Por lo general triunfaba este último, sin que entrara en juego el interés porque yo jamás le cobré a estos hombres”.

El “Negro Mario" UNA LEYENDA DEL FUTBOL FRONTERIZO. Por Julio Dornel.


Pese al aporte generoso que ofrecieron durante muchos años al fútbol fronterizo, es evidente que algunos jugadores se han convertido en leyendas olvidadas de este popular deporte.
Es en el fútbol donde los racistas se inclinan reverentes y tolerantes ante el atleta de color que los hace delirar con sus jugadas increíbles, llevando sus equipos a la victoria. Por esas cosas del destino Mario Silvera vino al mundo un 12 de octubre de 1939, para festejar durante 77 años el Día de la Raza. En la corta carrera de un jugador de fútbol hay siempre un duro camino a recorrer y mientras pasan los años en forma implacable ese camino se va bifurcando hasta que llega el momento de colgar los zapatos, como si esto fuera una decisión voluntaria del jugador.
Todavía no había alcanzado la mayoría de edad, cuándo comienza a experimentar las sensaciones de una vida fácil, que todavía no alcanza a valorar ni a comprender, el surgimiento del crack, que va alternando su drama pasional, entre las alegrías del domingo y las frustraciones de la semana. Entre estos jugadores ubicamos al “Negro” Mario, uno de los tantos que no pudo vencer las barreras ni las dificultades de la vida y quizás no tuvo paciencia para esperar “su” oportunidad. Los años pasaron como un desafío, mientras se alimentaba con el elogio de las “torcidas” y cargaba sobre sus hombros las viejas “chuteiras” que se iban gastando como la vida útil del jugador.
Nunca buscó la consagración pública, ni pretendía que los bolsilludos elevaran sus brazos al cielo como queriendo agradecer tanto fútbol en 90 minutos. Sin embargo lograba entusiasmar a los propios rivales en partidos memorables que se transformaban en un ensayo para las grandes decisiones. La prensa todavía no había llegado para documentar o trasmitir tanta capacidad.
Fue durante varios años nuestro vecino de la calle Numancia y podemos dar fe de su humildad cotidiana, de su simpatía y sobre todo de su honestidad, lo que no es poca cosa en los tiempos que corren. Suele andar solo, como disparándole a las multitudes para no ser notado.
La vida le dio pocas oportunidades para que se destacara fuera del campo de juego. Sin embargo dentro de la cancha fue siempre el crack indiscutido, el jugador de la vida real, irresponsable, caprichoso, endiablado, medio loco, y hasta transformado con misteriosos efectos especiales cuando arrancaba junto a la raya de cal para sentir el aliento directo de la hinchada sin ninguna interferencia.
Supo ser durante muchos años cuando ya no jugaba, el hambriento del fútbol dominguero porque le faltaba su partido, sus 90 minutos que servían luego para alimentar la semana. Carismático, introvertido y con una simpatía a flor de piel, fue siempre un negro natural que nunca olvidaría a sus amigos del fútbol. Acarició la gloria durante muchos años con el Nacional de SAMUEL convirtiéndose en ídolo sin que él lo quisiera y en actor principal de una puesta en escena en una obra que nunca sobrepasaba los 90 minutos y donde todo estaba librado a la improvisación sin libreto previo.

Dio siempre muchas ventajas en una competencia que le otorga demasiada importancia al estado físico y donde algunas sustancias solían neutralizar su cerebro y el propio desempeño dentro del campo de juego. De bajo perfil como se dice ahora, humilde al extremo y modesto por naturaleza el “Negro” Mario no pudo disfrutar en aquellos años de la prensa especializada que analiza el desempeño de los jugadores haciendo el delirio de la parcialidad convertido en un genio loco corriendo sobre la línea para estar más cerca de la hinchada con todas las virtudes del puntero perfecto. Claro que por aquellos años era solamente fútbol arte, sin formación defensiva para mantener un resultado.
No existían volantes de contención ni técnicos retranqueros. Se entraba a la cancha para ganar. Con gran dominio de la pelota, sabía que debía estar arriba, jugar duro, estar atento, tener un poco de suerte y mucho talento para desbordar y convertir los goles cacheteando la pelota lejos del arquero. Nació para jugar al fútbol y en la etapa final de su carrera cuando se fueron opacando sus cualidades de superdotado sintió la rebeldía del ya “no ser” y la soledad que acompaña al jugador cuando el fútbol se va.
Como señalábamos al comenzar la nota, el fútbol de esta frontera es riquísimo en historias humanas de gran contenido social como la del “Negro” Mario y que podrían inspirar a cualquier periodista sin necesidad de forzar la imaginación. Ayer lo vimos, está más envejecido quizás para contrariar su edad y justificar una vida de privaciones que lo fueron conduciendo lentamente al anonimato y a la pieza de pensión de la calle Numancia.

Nadie podrá entender nunca lo que esto significa para los “Marios” del fútbol fronterizo que ya no tienen la oportunidad de escuchar los aplausos por la vuelta olímpica o la caravana que recorre la ciudad para que el pueblo salga a la calle a testimoniar la consagración del equipo. Fue sin ninguna duda uno de los mejores jugadores del fútbol fronterizo, convertido en leyenda que pocos conocen, pero eternizado en la memoria de quienes lo vieron jugar. Pobre y solo disfruta en su pieza de pensión evocando las tardes de gloria cuando su cuerpo de atleta corría por todo el campo en un derroche permanente de habilidad y destreza.
Fue sin proponérselo una de las figuras más populares del fútbol fronterizo, vistiendo durante muchos años la casaca tricolor del cuadro de SAMUEL donde también y en distintas épocas desfilaron José Pedro Silva de Treinta y Tres, Bartolomé Correa un campeón del 54, Raúl Pérez un argentino procedente de San Lorenzo, Elbio Pellejero uno de los mejores goleros que paso por la frontera, Nino González, “Pototo” Cardozo, Mauregui, el brasileño “Filco”, el “Cambado” Rocha, el “Pelotilla” Da Costa, el “Beto” Viojo, Iracy Alvez, Julio Veró, Orlando “Landeco” Alvez ,Wilson Priliac, Hugo Mena, Pablo Priliac, Tito, el Pato y Ambrosio Lima, el Baiano Santos y 200 más que se escapan de nuestra memoria. Este es Mario Silvera, una de las tantas leyendas olvidadas del fútbol fronterizo.

VIOLENCIA. “NOS ESTA FALTANDO TOLERANCIA”. Por Julio Dornel.




Mientras vamos recogiendo la opinión de los sectores más representativos de la sociedad sobre la violencia que se viene observando en los últimos años, vamos notando que la tradicional tranquilidad que disfrutaba este enclave fronterizo ha ido desapareciendo. Algunos profesionales entre los que destacamos los sicólogos, siquiatras y sociólogos han analizado la situación desde distintos ángulos sin encontrar una explicación “lógica” para el aumento de tanta violencia. Entre las causas más comunes señaladas por los entrevistados se ha destacado la educación, valores familiares, solidaridad, formación y fraternidad. Hace algunos años analizando el tema con el escribano público Edgardo Saint Esteven, nos señalaba qu era muy posible que “desde el comienzo de la civilización, el ser humano por diferencias circunstancias se ha visto expuesto a situaciones de violencia, padeciéndola o ejerciéndola. Con solo recordar algunos episodios históricos podemos afirmar que desde los orígenes de la humanidad se vienen registrando situaciones de extrema violencia contra la mujer, contra hermanos, contra naciones y contra el propio Jesús. Si venimos a nuestros días con la fluidez de las comunicaciones, podemos apreciar actos de violencia en directo, sin importar en que parte del planeta se vienen registrando. La violencia no se globalizado, sino que siempre existió, pero ahora con los adelantos tecnológicos tenemos un bombardeo diario de información acerca de los episodios violentos que ocurren por el mundo. De esta manera la violencia se transformó en un protagonista de peso en la historia de la humanidad. Analizando los motivos que generan esta violencia el escribano Saint Esteven señaló que “la misma puede desencadenarse por una infinidad de motivos, pero en su esencia el individuo que practica una agresión lo hace básicamente por intolerancia, inconsciencia, necesidad, odio, interés personal, vanidad, envidia, afán de lucro, brutalidad, falta de amor, orgullo y ansia de detentar el poder. Como vemos en todas estas situaciones la violencia va más allá del motivo circunstancial, existe un motivo que subyace en todos ellos. Así concibo que no solo practicamos violencia contra una persona agrediéndole algunos de sus valores personales como la vida, la libertad y la integridad física sino que también realizamos actos de violencia contra la naturaleza. Lo hacemos por inconsciencia, afán de lucro o ambición sin percibir que nos estamos agrediendo a nosotros mismos. En cuanto a la psicosis de la sociedad en busca de mayor seguridad recurrimos a sistemas de alarma, seguridad vigilada, perros, rejas, muros, y puertas blindadas sin darnos cuenta que dichos actos, son el reconocimiento de que la vida en sociedad tiene carencias a las cuales no nos abocamos a solucionar. Reconocemos un mayor incremento de la violencia pero no buscamos las soluciones que ataquen la raíz del problema. Pensamos modestamente que la sociedad civil, y cada uno de nosotros, debemos de adquirir conciencia sobre nuestra responsabilidad ante el problema. Debemos darnos cuenta que la única forma de reducir los índices de violencia, pasa por ser cada día más tolerantes, respetando la libe expresión del pensamiento, más allá de que pensemos distinto. Debemos además sobrevalorar la vida, su dimensión y su esencia, discutir y plantear nuestras diferencias en un clima de respeto y de razonable tolerancia”.

martes, 10 de enero de 2017

A DON SAMUEL PRILIAC. Por Julio Dornel.



             Escritor y periodista Julio Dornel 

El artista castillense Blanco Balao, suele sorprendernos con material inédito perteneciente a poetas y escritores representativos del departamento y del país, que por distintas razones no se han difundido como corresponde.  En esta oportunidad nos hizo llegar un poema del poeta salteño Rondan Martínez, dedicado a Samuel Priliac, donde refleja la personalidad de este rumano que llegara a Chuy en el año 1931, para convertirse en el  benefactor de la frontera.
“A DON SAMUEL PRILIAC”
(José María Rondan Martínez)
“Colonia, agosto, anochecer, invierno….
En mi segunda patria fronteriza,
Mañana el sol alumbrará las calles
y una tristeza de guitarra sola
Tendrá un crespón de luto en la frontera.
Lejos del mar, del viento y del salitre,
Al sur de la república
Mi pensamiento vuela como un águila                        hasta tocar recuerdos imborrables.
Chuy, fronteriza línea, cualquier tiempo
De mi andar desvalido, de mí canto
Dulce como el ticholo, duro
Como la piedra de los marcos,
Quiero palpar el corazón de un hombre
Que vive en la frontera,
A pesar de su sangre detenida
Lo puso horizontal sobre la tarde.
Don Samuel, el vigía
El de oscuras pupilas
Como aceitunas negras
El que en el horno de su pecho hacía
El pan para los pobres,
La Nochebuena azul para los niños.
El que con mano generosa andaba
Repartiendo esperanzas y luceros.
DONA SAMUEL, más que nunca inolvidable
De cara al sol del este,
Uniendo la frontera de dos patrias
Con su sonrisa abierta,
Infinita en la luz de los trigales.
Yo también con saudades de ese pueblo
Donde tu voz alegre florecía
Vigilo tu memoria
Y estoy presente donde esta latiendo
La aureola legendaria de tu estirpe.
Como un amigo más voy a tu encuentro
Y te llevo estas rosas
Regadas con rocío de una lágrima,
Para que tú la cuides en tu morada,
Donde el cielo alumbra
Madrugadas de paz y de aventuras
Todo el paisaje arrodillado enciende
Hogueras vesperales
Iluminando sueños sin relojes,
Tu sueño de habitante de la aurora
Tu sueño de árbol, de azucena o lirio
Tu sueño de semilla venturosa
Que ya germina en la alborada limpia
Del Chuy que se despierta
Levantando banderas y horizontes.
Conquistando destinos de agua clara
En cada marco fronterizo,
El pueblo grabará con su llanto
La historia de tu vida
Y para siempre quedará tu nombre,
Simbolizando el brío y el coraje
Del Hombre
Que en la tierra se hizo canto……….

viernes, 6 de enero de 2017

“ARTIGAS COMPAÑERO”. Fragmentodel poeta José María Rondan Martínez Por Julio Dornel



                                            Julio Dornel

“AYUDANTE Mayor de los Blandengues
con cien hombres marchaste a la frontera.
El Chuy te vio alerta y vigilante
acechando los grillos y el lucero.
El infinito mar tuvo una copla
que te habló de naufragios y veleros.
Una gaviota se perdió a lo lejos
y alguna pena se te fue con ella.
Con la noche prendida a las espaldas
Santa Teresa saludó el regreso:
desensillaste el cuerpo y el caballo
y resumiste en el papel del parte
tus peripecias de hombre en la Frontera.
Escuetamente como debe ser,
hablaste de la hacienda rescatada,
de los retobos de tabaco negro
apresados a tiros de trabuco.
Después de nuevo a perseguir matreros,
a cabalgar crepúsculos y lluvias,
improvisar fogones, bichar indios
y entretener el ocio con paisajes.
MURIÓ Esquivel Aldao...
Lo encontraron ya frío, boca abajo,
muerto al caer de su cabalgadura.
Fue su última campaña de blandengue.
Aquí están sus soldados, los primeros,
en verlo con su rostro de difunto:
Sargento Mirabal, José Martínez,
cabizbajos, sin voz ante la Muerte.
La partida a caballo, galopando,
llanura y serranías,
detuvo sus avances militares
para darle a una vida sepultura.
Doloridos paisanos de uniforme
transportaron el cuerpo a la cuchilla.
El día se apagaba entre palomas.
La primavera presenció el entierro.
La primavera, el gaucho y el caballo:
singular trilogía campesina.
Después Artigas escribió en el parte:
"Determiné enterraran su cadáver
en cercana cuchilla
con miras de llevarnos sus despojos."
Otro arbitrio no había. Arriba un cuervo
se clavaba en el cielo...

FÉLIX de Azara remansó el pampero
que suelto andaba por el suelo patrio.
Delineó el caserío y con madera
fragante de esperanzas y de anhelos
forjó el poblado que creció en el tiempo.
No hubo palomas, pero sí zorzales
que al batir la campana campesina
aletearon plegarias y oraciones.
Y Artigas, por el pueblo que nacía,
repartía las chacras, las estancias,
para que el hombre sedentario hiciera,
mansa ganadería, agricultura
retoñando en canción sacrificada.
Alguien trajo mujer, hijos, oficio;
el gaucho trova dijo su mensaje;
el indio bautizó sus pequeñuelos.
Hubo una escuela en Batoví, hubieron,
trigales saludando la esperanza.

Félix de Azara remansó el pampero.
Artigas vigilaba su destino...

QUIEN como tú, para saber la vida
germinando valiente por la Patria.
Quién como tú, paisano de mi tierra
para darnos,
un horizonte libre: PATRIA Y CANTO!!
Te vio el paisano en el rodeo, pronto,
para enlazar la res, te vio el matrero
con tu partida de hombres cabalgando.
En San Gabriel te vieron dando al hombre
la paz tan necesaria del labriego.
Te ven ahora ojos que te buscan
en la aurora del pan y de la espiga;
te ven mis ojos, los del patria triste
humillado en la vida y en la muerte.
Te ven los sembradores que en el alba
consultan horizontes y pamperos;
te ve el poeta que habla con el Pueblo
y comulga con él, en la jornada.

Nadie dirá que te encontré olvidado
pues estabas a mano, en el sendero,
conversando conmigo, con ustedes,
sufriendo con la Patria, cabalgando
al lado del tropero, en los fogones
de la yerra campera, en los boliches
donde el pulso agiliza las guitarras.
Éstas en todas partes, muchas veces
disgustando, con hambre de verdades,
pues tiene el día, el año, la pobreza,
una esperanza que no llega nunca.
Conversaré contigo hasta la muerte:
lo hará mi hermano, el tuyo, el Pueblo entero
rescatando tu voz, tu grito alerta
ordenando paisajes y personas,
dándole al hombre dimensión eterna,
su justa ubicación en los trigales”.
(Parte del poema “Artigas Compañero” del poeta José María Rondan Martínez).

miércoles, 4 de enero de 2017

RELATOS DEL PAGO. SAN MIGUEL EN LA HISTORIA. Por Julio Dornel.



                           Escritor y periodista Julio Dornel
Hace muchos años que venimos acompañando el trabajo de investigación histórica realizado en el norte rochense por  personas interesadas en recuperar parte de su identidad. En muchas oportunidades ha sido el resultado de andanzas por los pueblos y el contacto directo con los vecinos, manejando siempre con mucho respeto los relatos ofrecidos y que integran luego estas reseñas. De esta manera han tomado cuerpo numerosas publicaciones, que al margen de perpetuar algunos acontecimientos de nuestro pasado permiten que las nuevas generaciones tomen contacto con el pasado de algunas poblaciones del norte rochense. En esta oportunidad queremos ofrecer un rico material relacionado con los orígenes de 18 de Julio, aportando nombres, fechas y situaciones de estimable valor para las nuevas generaciones y que ya habíamos publicado en otro medio en el año 2002.  Don Agosto Etchetto nacido en 18 de Julio un 25 de Agosto del año 1925, estaba radicado en Montevideo desde 1950 y con el aporte de su hija Alma, fueron enviando el material que hoy compartimos con nuestros lectores. “nací un 25 de agosto y tenía que llamarme Agosto. Conocí a Samuel en el tiempo que tenía la casa con techo de paja y guardaba el dinero en barricas de yerba. En una oportunidad me regaló un cuchillo con mango de astas de ciervo y a los clientes les regalaba sombreros. Trabaje en el Parador San Miguel y con Marieta Gatti.
La reconstrucción del Fuerte y del parador fueron proyectos de Horacio Arredondo. Un recuerdo para Pepe Ramaglia que hacía de médico (honorario) allá por el 30 cuando el pueblo estaba en su esplendor y también dirigía un elenco teatral. Era un personaje muy querido en el pueblo.
También recordamos la diligencia de Fausto Plada que venía desde Rocha.” Al margen de los relatos, Don Agosto y su hija Alma, (docente) nos acercaron algunas fotografías del año 1937 señalando que una “es del almacén de Manuel Gallegos y el cartel que luce al frente se lo mando la Compañía BAO. Luego vino Vicente Fernández hermano de Mario y padre del dueño de Alborada y la madre es Fosatti hija del que tenía la fábrica de tabacos. La otra es un asado en el Boquerón junto a las Sierras de San Miguel y entre muchos asistentes este Venceslao Rodríguez que era guarda aduanero y se lamentaba permanentemente porque había muchos “kileros” maleta al hombro. ” Por allí andaban también Dardo y el “Lolo” Romero, Elso Ferreira, Jacinto Fernández, y los hermanos Hutton. “El asado consistía en cinco corderos que bancaban con fondos comunes ahorrando durante todo el año. También recordamos que estaba Lucio Ferreira que ahora vive en el Chuy y que dormía arriba de los árboles porque les tenía miedo a las víboras.” Recordaba don Agosto que “la escuela estaba frente a la plaza en un local alquilado y las maestras eran Lita Bayardo y Berta Arimón, hermana del escribano Arimón radicado en el Chuy. Años más tarde en dicho local puso hotel Segundo Ferreira. También por esos años había una policlínica a cargo del Dr. Héctor Lucian Canzani, farmacia y juzgado de Paz, siendo su titular Américo Aguirre Chávez, una persona de trato muy cordial, de amplios conocimientos y teniendo como secretario a Adolfo Palomera. Había un cargo que ya existía en la época de la colonia y era el Alcalde, ocupado por Alberto Rodríguez, cuando el Juez se ausentaba de la población. El sepulturero era Guldemaro Rodríguez, mientras el correo, agencia de jubilaciones y pensiones, como así también caja de Ahorro Postal estaban a cargo de Marieta Gatti. Los grandes comercios de la época eran de Serafín Mansilla, Juan Fernández, Amabilio Méndez, Manuel Gallego y la tienda de Nochín.  Recuerdo también a Ramón Barrios con su carretón de cuatro ruedas y tirado por dos yuntas de caballos que traía toda la mercadería desde Rocha para los comercios de Chuy y San Miguel, mientras la diligencia de Fausto Plada se encargaba de los pasajeros y la correspondencia.” Señala finalmente don Agosto que en “la década del 30 había un vapor de carga y pasajeros que venía de Charqueada, amarraba en el puente de San Miguel y se llamaba “VAPOR LAGUNA MERIM.”

lunes, 2 de enero de 2017

TRIBUTO A DOUGLAS MENDEZ: “C A F U N E” “EL LIBRO DE LOS HORRORES”. Por Julio Dornel.



                              Julio Dornel, escritor y periodista

Cerramos el ciclo de NUESTRA GENTE 2016 buscando palabras para rendir tributo a Douglas “Cafuné” Méndez, que en agosto del 2015, cansado y vencido por el trato criminal que estábamos manteniendo con la naturaleza, no quiso ser testigo del acto final y se fue con “Chico” Mendez para presenciar desde lo alto la destrucción del planeta.
“CAFUNÉ” ESTE LIBRO ES PARA TI.
Para los habitantes de esta ciudad fue simplemente “Cafuné”, el vecino generoso, sencillo y humilde que mantuvo una lucha solitaria para preservar la armonía que debe existir entre el hombre y la naturaleza. Fueron reiterados sus enfrentamientos con los agresores que diariamente están contaminando el área fronteriza. Abundan los fertilizantes prohibidos en el medio rural, aguas servidas, basurales, tala de bosques y extracción de arena teniendo en orden de prioridad la contaminación del arroyo Chuy.
“EL LIBRO DE LOS HORRORES”
Con este sugestivo título nos llegó hace algunos años una publicación brasileña, donde sus autores advierten desde el prólogo que se trata de un libro de horrores, donde se revelan historias criminales con mucha sangre, mucha muerte, mucha desgracia y mucho robo.
El contenido de esta publicación está dedicado a fortalecer la agricultura con resultados excelentes  de productividad y potencialización de la salud por intermedio de la producción de alimentos. Desde las primeras páginas los autores advierten que “harán referencia a los bandidos, los ladrones y la piratería gruesa practicada por gente de cuello blanco y azul. Las personas tienen un precio. No todas claro, pero hablo de aquellas que sueñan alto, que sueñan con enriquecerse aunque esto signifique envenenar a la población del país.”  Los autores señalan que pretenden rescatar la dignidad del servicio público, aunque reconocen que muy pocos actúan dentro del funcionalismo público con la responsabilidad que la función exige y no tienen el coraje de denunciar el silencio cómplice de algunos sectores.
En la página titulada El Libro de los Horrores, señalan que desde “su descubrimiento el país viene siendo explotado. Primero por los portugueses, colonizadores y ahora por los neopiratas, con asiento en el Primer Mundo con la complicidad del pueblo. Un pueblo que tiene vergüenza de ser indio, negro o mulato. Este libro relata toda esa trama que mantiene a la mafia de los agrotóxicos. Las personas están muriendo en el campo y no saben porqué. Es el veneno.
En las ciudades con los alimentos envenenados se muere de cáncer y nadie hace nada. Debe haber un culpable. Estos venenos fueron creados para los ratones y no para los seres humanos. Se realizan cursos sobre el “uso adecuado de los defensivos agrícolas, señalando que los accidentes acontecen porque el productor no sigue las recomendaciones de los fabricantes; aplicar contra el viento los venenos o usar equipamiento adecuado para la protección individual, al margen de no fumar, no beber, no c…, no respirar y  mantener lejos de los niños y de los animales. Una gran farsa. Una gran hipocresía.” Uno de los autores del libro Sebastião Pinheiro, reconocido especialista del tema relata en el mismo muchas batallas contra los venenos, sus fabricantes y la mafia que los sustenta en el país. “Toda las clases colaboran con esto manteniendo un silencio cómplice; agrónomos, técnicos agrícolas, veterinarios, médicos, periodistas, publicitarios y principalmente los gobernantes  que han comandado el país durante los últimos años.” Son 338 páginas bien documentadas, citando los productos, lugares y las multinacionales que nos envían los productos, prohibidos en su mayoría en sus propios países. En la contratapa del libro nos encontramos con el reconocimiento del diputado Renan Kurtz presidente de la Asamblea General Legislativa quién decía entre otras cosas: “La comunidad “gaucha” en estos últimos 20 años ha sido el epicentro mundial de la resistencia a una conducta aparentemente científica que, en verdad, encubre una de las más absurdas agresiones al medio ambiente: el empleo de agrotóxicos.
Felizmente la reacción de la población rio-grandense a la equivocación cometida para satisfacer la ganancia del comercio y de la industria de la muerte, acabó repercutiendo en el mundo. Es un libro escrito con indignación. En el mismo están retratados algunos momentos, hasta hoy desconocidos  del gran público  y que muy pocos tuvieron el coraje de  exponer. Este libro es también una contestación a la seudo mentalidad científica que, a pretexto de la racionalidad de la producción, acarrea daños irreversibles al equilibrio ecológico”.

domingo, 25 de diciembre de 2016

C U A D R O D E H O N O R. Por Julio Dornel.


                     Escritor y periodista Julio Dornel 
 
En octubre de 1984, con motivo de celebrar las 1000 audiciones radiales, de PANTALLAZOS CHUIENSES, el periodista Romeo Casas Garibaldi y un equipo de colaboradores realizaron una encuesta para integrar el Cuadro de Honor, con los vecinos más destacados de la ciudad. Por su apoyo al desarrollo zonal en distintas áreas, las preferencias de la población determinaron que los 10 primeros puestos fueran ocupados por:
Eduviges Pla, Receptor de Aduanas, por su espíritu servicial, corrección y honorabilidad.
Samuel Priliac, por sus dotes altruistas y filantrópicas.
José Ignacio Uriarte, en mérito a su espíritu sumamente servicial.
Máximo Tito Fernández, en mérito a su constante apoyo a todas las obras que reclamaba la comunidad.
Julio Cesar Bacelo, en mérito sus esfuerzos por dotar a la comunidad de un centro asistencial.
Laura Fossati de Vogler, por su constante apoyo a las obras vinculadas a su cargo en la Junta Local.
León Ventura, pionero del desarrollo regional.
Guadil Bitencour, pionero del periodismo local, luchó permanentemente para que Chuy tuviera sus servicios imprescindibles.
Pilar Armendaris, en mérito a su popularidad, y su disposición para apoyar toda inquietud social o deportiva.
Miguel Correa “Piqueno”, su nombre fue el primero que  llegó a la Radio, por sus méritos al organizar espectáculos populares apoyando siempre a la juventud.

viernes, 23 de diciembre de 2016

IGNACIO “NACHO” SUÁREZ. “La felicidad, si existía estaba lejos”. Por Julio Dornel.



                                        Julio Dornel

Sin pretensión alguna de internarnos en el difícil camino de la crítica literaria, tenemos derecho en cambio a utilizar el ME GUSTA virtual tan de moda, para referirnos a unos poemas del periodista y escritor Ignacio Suárez. Entre varios queremos destacar y compartir con ustedes DE NIÑO, con retazos de vivencias juveniles, “escondiendo libros debajo de las sábanas”. No aceptaba ni negaba la felicidad de aquellos años, señalando solamente que la misma “estaba lejos”. Va detallando luego el cambio de la casa solariega, por la carpa de “un circo o de gitanos”, escribiendo versos por el prohibido amor de una muchacha.
DE NIÑO
/ A Eduardo Nogareda y Marina /
Yo de niño viajaba por los ojos.
Me escapaba por el cine o la palabra
con puertas con porteros o con libros
que escondía debajo de las sábanas.
La felicidad / si existía /estaba lejos
al final de los rieles azulados
en noches cenicientas como heridas
por el cuchillo amarillo que pasaba
metálico y fugaz cual tren fantasma
o en la cruz ondulante de algún barco
en la honda y salada patria de agua.
Yo me iba de allá / del pueblo o casa /
por el sueño del circo o los gitanos
cabalgando hipocampos o pegasos.
También por el asombro permanente
de la poesía o en el prohibido amor
de una muchacha. Pájaro y canto.
La belleza en el aire de sus alas y en el
el renacimiento de la piel, ese milagro.
Ignacio Suárez


martes, 20 de diciembre de 2016

Imagen de La Barra “La Mano” de Alberti por Julio Dornel





                              Periodista, escritor, Julio Dornel







Sobre las dunas del balneario y poniendo puntos de referencia en la costa atlántica se encuentran dos esculturas integradas definitivamente al paisaje local.
La Virgen de IEMANJA y la Mano de Alberti, representan desde hace varios años dos historias de connotaciones distintas que se ofrecen al público manteniendo una secreta intimidad.
Es posible que los turistas que disfrutan del hechizo mágico de los atardeceres junto al atlántico no conozcan la verdadera historia de la Virgen ni la Mano de Alberti en esa mezcla misteriosa de arte y religión.
Hace muchos años, en plena dictadura la Mano fue prácticamente destruida sin razón aparente que pudiera justificar semejante atentado.


Sin embargo “era una mano izquierda y podía ser peligrosa para la sociedad” nos señaló Alberti en aquella oportunidad. “Quisimos fijar un punto de referencia para establecer distancias en la costa atlántica; antes de la mano, después de la mano, nos vemos frente a la mano. Hace algunos años la curiosidad nos llevó “hasta la mano” para conocer el origen de este trabajo artesanal realizado por el olimareño Ruben Alberti (In Memoriam) “En realidad la primera mano la hice en mi casa en la ciudad de Lascano para probar si utilizando metal desplegado en forma de guantes podíamos luego revestirlo de portland. Para nosotros, la mano tiene un significado muy importante en la vida del hombre y también motivo de curiosidad teniendo en cuenta todo lo que ejecuta el ser humano con sus manos. La idea fue espontánea y su destino inicial sería el jardín de mi asa en la ciudad de Lascano. Sin embargo en el año 1971 un amigo nos sugiere colocarla sobre las barrancas de La Barra (frente al atlántico) que por aquellos años no tenía edificaciones ni puntos de referencia y por lo tanto serviría de guía para ubicar su rancho desde la costa y bautizar el lugar. Pensaba ingenuamente en aquella oportunidad que la Mano permanecería inalterable para siempre y que nadie podría destruirla. La trajimos en un camión y la instalamos desafiante a pocos metros de mi casa y del atlántico. Pese a su construcción con portland, hierros y otros materiales de gran resistencia, la Mano nos generó varias circunstancias dolorosas porque pensamos que nadie podría destruirla sin motivos. En primer término fue destruida por efectivos militares en forma equivocada, aduciendo que se trataba de una mano izquierda con evidentes connotaciones políticas en una época muy dolorosa que vivía el país. Luego tuvimos que reconstruirla varias veces porque los vecinos sin mala intención y no sabiendo de su fragilidad la tomaban de los dedos y terminaban quebrándola. Años más tarde durante un intenso temporal que azoto la zona un rayo terminó destruyéndola totalmente. Ante esta situación resolvimos hacerla nuevamente pero más reforzada utilizando hierros más gruesos que resistieron finalmente el peso de cuatro personas sobre su estructura”.

Haciendo referencia al verdadero significado y posición de La Mano, Alberti señalo que “siempre hemos trabajado en pequeñas artesanías, tallas de madera, cerámica y otras manualidades en mi condición de autodidacta heredado de mi madre. Sobre el verdadero significado debemos decir que está dedicada a un amigo de la niñez que se suicidó en una zona de arbustos y pastizales, muy próximo a un lugar donde solíamos ir a pescar. Se trataba de una persona con familiares suicidas y había manifestado ideas en este sentido. Cuándo fue encontrado estaba caído de espalda con la mano rígida en esa posición. Fue un momento de mucho dramatismo y si bien no somos católicos debemos reconocer la coincidencia de que se llamaba Jesús y tenía 33 años. Fue en esa circunstancia que concebí la idea de que algún día iríamos a inmortalizar ese momento”.
Finalmente la obra se pudo concretar y La Mano de Alberti, continúa desafiante frente al atlántico, sirviendo de referencia a quienes caminan o trotan por la costa del balneario.

viernes, 16 de diciembre de 2016

MISTERIOS DEL MAR. ELEMENTOS PETRIFICADOS EN “LA BARRA”. Por Julio Dornel.



                      Julio Dornel

En las últimas horas han surgido del mar como por arte de magia, elementos petrificados (rocas) que vienen despertando la curiosidad de los veraneantes. Los mismos se encuentran a 1 kilómetro de la parada 14 (Virgen de Iemanyá) en dirección de La Coronilla,  generando los más variados comentarios, que van desde rocas milenarias sumergidas en el atlántico, hasta vestigios de espigones que habrían servido para proteger la erosión provocada por las crecientes marinas. La nota gráfica de Romina (no trucada) sirve para documentar el comentario, agregando dudas sobre el verdadero origen de estos elementos.

CORONILLA F.M. 102.3 NUEVO ANIVERSARIO. Por Julio Dornel.



                                   Escritor y periodista Julio Dornel
Con una programación especial, cargada de nostálgicos recuerdos, conmemoró un nuevo aniversario (21) F.M Coronilla, recibiendo el testimonio masivo de sus oyentes por el aporte brindado en todo momento a la población fronteriza. Con su propietario- director, Diego Olivera Vera hemos compartido tareas periodísticas en otros medios de comunicación, lo que nos permite aquilatar el esfuerzo realizado desde 1969 en que llegara a Chuy, con las herramientas necesarias y mucho entusiasmo para instalar un taller electrónico donde “arreglaba” radios, mientras iba acariciando la idea de ampliar sus conocimientos esperando la oportunidad. Fue aprendiendo sobre la marcha hasta que en el año 1976, ante requerimiento del director de Radio Chuy, Alvaro Melendrez,  se enfrentó a un serio problema técnico del trasmisor. A partir de ese momento se fue vinculado a otras actividades de la radio, poniendo a prueba sus limitados conocimientos, sin abandonar la idea de la radio “propia”. Pasan varios años hasta que llega la soñada oportunidad y surgen también las primeras dificultades. Faltaba la financiación necesaria, hallar colaboradores, integrar equipos, buscar publicidad, ordenar la programación y ganarse finalmente la confianza de la población. Todo se va logrando paulatinamente. En la actualidad y como verdaderos trofeos de “guerra”, las paredes de la emisora están cubiertas de pergaminos y reconocimientos internacionales que justifican el orgullo de su director en el momento de hacer el balance

lunes, 5 de diciembre de 2016

REVISTA HISTÓRICA ROCHENSE. COMIENZA LANZAMIENTO DEPARTAMENTAL. Por Julio Dornel.



Con la presencia de los integrantes  del Consejo Editorial y con el número nueve en sus “espaldas”,  se realizará el próximo miércoles 14, en la ciudad de Rocha (Centro Cultural María Élida Marquizo) y el miércoles 21 en la ciudad de Castillos  el lanzamiento oficial de la Revista Histórica Rochense, contando una vez más con el  aporte de consagrados escritores y la dirección del Dr. Alejo Umpiérrez.  Sin pretensiones  de marcar caminos en la cultura departamental es evidente que esta publicación ha logrado despertar voluntades, apuntando fundamentalmente a nuevos escritores  que por distintas circunstancias no habían publicado. El lanzamiento a realizarse en la ciudad de Castillos estará a cargo del  periodista Víctor Velázquez y del Prof. Jesús Perdomo. Una magnífica oportunidad para destacar la difusión y el aporte cultural que ha realizado la revista, y analizar el material disponible para el número especial que saldrá el próximo año con motivo de cumplir sus primeros 10 años de existencia. Muchos escritores han colaborado con esta publicación desde aquel lejano 1º de enero del 2008 en que la quijotada del Dr. Umpiérrez se hacía realidad con una convocatoria departamental de escritores, apuntando a la recuperación de nuestra identidad mediante la publicación de documentos, historias y relatos que reflejaran con fidelidad el tránsito de nuestros antepasados. Lo señalaba el director en la presentación: “Con el nacimiento de la revista Histórica Rochense, no hacemos otra cosa que justicia con la rica historia de nuestro departamento en todas las áreas; una historia sin embargo, para muchos desconocida. Nos movió a este proyecto el observar, a lo largo de los años la cantidad y calidad de los trabajos publicados en distintos medios de prensa, a lo largo y ancho del departamento, que recuperaban importantes jalones de la memoria colectiva local, regional o departamental. Siempre que intentamos buscar un material el lugar para ello ha sido hurgar en colecciones de periódicos, encuadernadas en museos (muy pocas y antiguas) , concurrir  a los archivos de los diarios- de los que existen, del resto Dios sabrá- y desempaquetar amarillentos y delicados ejemplares envueltos en nylon para su conservación de las humedades en estanterías u obtener un recorte de una publicación, celosamente guardada por algún interesado o investigador”.

AUTOS EN LA ALDEA. Por Julio Dornel.





                                  Escritor y periodista Julio Dornel

El automovilismo fronterizo tiene que haber sido una de las grandes pasiones de los primeros vecinos del poblado, acostumbrados a los carros y diligencias que lucían su prestancia en las primeras décadas del siglo pasado.Los primeros autos eran lentos, torpes y pesados pero significaron la mayor satisfacción para quienes tuvieron el honor de pilotearlos o dar alguna vuelta por el rancherío levantando polvareda. De todas maneras eran muy pocos los vecinos que podían disfrutar de un paseo motorizado. Hace más de 70 años los pocos habitantes miraban asombrados el desplazamiento de los primeros automóviles por las calles polvorientas de la incipiente aldea. Recorrían los campos y las calles de tierra asustando perros y espantando caballos que en muchas oportunidades disparaban con los carros provocando verdadera conmoción entre la población que se refugiaba en los ranchos por temor a ser atropellados. No exageramos al decir que las primeras máquinas provocaban miedo y asombro entre los vecinos acostumbrados a la tranquilidad aldeana. Tan es así que un artículo periodístico de la época, ponía en duda la permanencia de estos aparatos argumentando que significaban un peligro para la población. Bastaba el ruido de los automóviles para que los niños se refugiaran en sus hogares ante el peligro que representaban estas máquinas que en algunas oportunidades sobrepasaban los 20 kilómetros por hora.Sobre las marcas que llegaron a la frontera en aquellos años podemos señalar los Alfa Romeo, Opel, Jaguar, Austin, Porsche, Lotus, Lancia, SIMCA, Gordini y otras marcas que han perdido su vigencia. Entre varios recordamos el Ford V8 de Don José Regal, el chevrolet  28 de Carlos Calabuig y el Ford T de “Bibí”. Pasaron algunos años y llegaron pequeñas unidades para el transporte de pasajeros hasta el balneario La Barra o llevar delegaciones de fútbol y excursiones hasta las poblaciones próximas. Entre estos, un camión Ford modelo 56 con toldo y un ómnibus chevrolet.       
  

viernes, 2 de diciembre de 2016

“EL LEON DE CARMELO” “SOLO PERDIENDO SE APRENDE A GANAR” Por Julio Dornel.

                                   Julio Dornel, escritor, periodista

El 27 de septiembre de 1997, y cuando contaba 75 años de edad levantó su último embalaje para ganarle a la muerte por varios cuerpos y demostrarle que su espíritu deportivo continuaba más vigente que nunca. No podía perder, llevaba sobre sus espaldas varias vueltas ciclistas del Uruguay, Sudamericanos, Panamericanos y finalmente la consagración en Francia como Vice-Campeón Mundial de Persecución Individual.
 Nadie podrá negar que el ciclismo ha representado siempre al deporte del sacrificio, de la voluntad y del amor propio que se necesita para superar las dificultades. Por ese motivo queremos evocar hoy a uno de los nombres más representativos del ciclismo uruguayo: Atilio Francois, El León de Carmelo”. Pocos deportistas sufren la soledad del ciclista, la angustia ante el abandono que por distintas razones se pueden dar en una competencia. Es fácil recordar el desempeño de aquellos “héroes del camino” que anualmente se largaban a la ruta con la intención de escribir sus nombres en la Vuelta Ciclista. En aquellas tardes iníciales de Radio Chuy (1971) fuimos conociendo al deportista y al hombre que había tenido que competir con una bicicleta “que pesaba tanto como nosotros, con platos inmensos y asientos tan cómodos como una butaca”. Eran los tiempos del ciclismo heroico donde se consagraban solamente los buenos, con etapas que se largaban de madrugada para pedalear durante más de 6 horas vadeando arroyos, y abriendo porteras por caminos intransitables, pero manteniendo siempre la intención afiebrada de querer llegar entre los primeros. Entre tantos héroes que se quedaron en el mejor recuerdo del país, evocamos hoy al León de Carmelo” que lució con orgullo la medalla de su modestia por los caminos también “intransitables de la vida”.
Su llegada a Chuy. A partir del año 1971 los principales acontecimientos registrados en la frontera y en el mundo encontraron un nuevo medio para hacerlos llegar a los hogares fronterizos.  El 17 de octubre de ese año se había inaugurado C. V. 148 Radio CHUY, mediante el esfuerzo y el sacrificio de Atilio Francois, Ariel Piño y Ulises Lovezio que no siendo de Chuy ninguno de ellos nos dieron la oportunidad de contar con la primera emisora radial que tuvo nuestra ciudad. Durante cuarto siglo don Atilio acompañó la evolución de esta frontera, palpitando junto a sus problemas y recogiendo sus inquietudes para que las aspiraciones populares se transformaran en realidades.
Como deportista marcó una época en el ciclismo uruguayo donde cumplió un ciclo inigualado dentro y fuera de fronteras. Dominador de todas las rutas de América conquistó importantes triunfos en Chile, Argentina y Europa al margen de las Mil Millas Orientales y varias Vueltas del Uruguay. Para cerrar este modesto tributo queremos ofrecer algunos pasajes de un reportaje realizado en aquella oportunidad donde y donde podemos aquilatar que el HOMBRE fue más grande que el deportista: “queremos señalar que solamente a base de lucha, sacrificios, sufrimientos y mucha voluntad se puede llegar finalmente a un puesto de relevancia. Es necesario renunciar a muchas cosas para llegar en forma a una competencia deportiva. Por suerte perdí muchas competencias en mis comienzos, lo que me enseñó que aprendiendo a perder me permitía ir aprendiendo a ganar. Estas son algunas de las grandes cosas que me dejó el deporte y me gustaría que los jóvenes lo tuvieran en cuenta. Quienes practiquen cualquier actividad sin quererla, sin sufrirla, y sin amarla, difícilmente podrán llegar muy lejos. Los rivales los vamos encontrando en todas las etapas de la vida pero la felicidad consiste precisamente en saber vencerlas. Para triunfar en el deporte hay que querer mucho lo que se hace, hay que sentirlo hay que vibrarlo, hay que estar dispuesto al sacrificio.”