Mostrando entradas con la etiqueta Free Shops. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Free Shops. Mostrar todas las entradas

viernes, 25 de septiembre de 2015

LA FRONTERA DE LOS VAIVENES. ANTES Y DESPUES DE LOS “FREE-SHOPS”. Por Julio Dornel.


                     Escritor y periodista Julio Dornel




“Somos pocos y nos conocemos” decían los abuelos cuando querían dar alguna referencia personal sobre los vecinos de la pequeña aldea. Pasaron los años, se fueron los abuelos y el crecimiento demográfico nos hizo perder contacto con el pelotón al punto de que ya no somos pocos, ni nos conocemos”. Fueron llegando lentamente los medios de comunicación con sus “enviados especiales” para ir reflejando diariamente las carencias y las necesidades de la población. Una crónica de la periodista María Growel (diario EL DIA) analizaba en el año 1986, la llegada de los “free-shops” a esta frontera señalando que “en la acera brasileña de la avenida Internacional, que constituye la frontera con el país hermano, un grupo de turistas se apresuran a hacer las compras, pues los comercios están cerrando sus puertas que recién se abrirán el próximo lunes. Paulatinamente la multitud se desvanece y solamente la calle con cajas y bolsas desechadas, dará luego la pauta del inmenso flujo comercial. Testimonio de una escena que se viene repitiendo en forma cotidiana durante la última década y que contrasta con la visión del lado uruguayo, donde cunde la desolación. Sin embargo 1986 fue portador de una esperanza, merced al sistema de ventas sin gravámenes. Lógicamente que esta innovación le llega más a unos que a otros. Para Myrta Aneyros de Sierra, a cargo del Hotel Plaza y vicepresidente de la Federación Uruguaya de Hoteles, la medida es positiva “aunque al ser este el principal establecimiento zonal, siempre hemos trabajado bien y estimo que se incentivaraá la actividad, con más fuentes de trabajo para todos. Con ella coinciden Olma y Héctor Rossi, en el “free- shop” CHICO´S” que al instante de escribir estas líneas, aguardan la colocación de las puertas para la apertura del negocio, cuya marquesina anuncia las mejores marcas de procedencia suiza, italiana y francesa, en rubros como perfumería, vestimenta, óptica, relojería etc. Ha habido un vuelco tremendo en lo que era esto antes y después de abril del año pasado en que surgió el decreto. El primer local de esta índole, el “Free Line”, vendió muy bien el 1º de enero en bebidas y electrodomésticos. Ahora la situación se ha invertido y pensamos que podrá beneficiarnos a todos”. La opinión de Manuel Pereyra es coincidente: con 71 años de edad, dos hijos, ocho nietos y 26 años de labor, titular de una de las cuatro farmacias que hay en el Chuy, ya solicitó permiso para abrir un local anexo dedicado a la importación de artículos de tocador. Tras recordar los comienzos vecinales y la labor pionera del ya legendario SAMUEL, señala que “esto dará trabajo a mucha gente, incentivando la presencia de brasileños y argentinos. También la construcción se ha incrementado. En la calle Gral. Artigas junto a la plaza principal, se anuncia la construcción de un importante restauran. El supermercado CAIRO ostenta un cartel diciendo “Se necesita gente para trabajar el día domingo por $ 100 la hora, en la reposición de mercadería. También en domingo están trabajando Anibal Mesa y los suyos, en el emplazamiento de “Neutral Free-Shop”, donde a partir del 13 de enero, expenderán bebidas, conservas, chocolates, computadoras y artículos deportivos. Si bien los requisitos son múltiples, pues se exige tener depósito de mercaderías aislado del negocio, un rígido control aduanero e inversiones que promedian los cien mil dólares con las consiguientes garantías, los interesados estiman que vale la pena el esfuerzo realizado. Es necesario superar las carencias existentes en lo que atañe a pavimentación, saneamiento, alumbrado público y comunicaciones telefónicas, es evidente que el primer paso para reactivar la zona ya se dio”. Así nos veían hace 30 años, cuando se habilitaron los “free-shops”.

martes, 1 de septiembre de 2015

Proteger la frontera . Tribuna Nacional/ Senador José Carlos Cardoso



Los Free Shops están en una caída sostenida en sus ventas lo
que está provocando una pérdida importante de fuentes de trabajo.
Uruguay aún está a tiempo de incidir para que la situación no se
transforme en irreversible. Para eso hay que actuar ya, y alertamos ante
la visible pasividad del gobierno.

 Clic en el enlace para leer nota original
Proteger la frontera - Tribuna nacional / Columnistas - Montevideo Portal

viernes, 28 de agosto de 2015

“FREE-SHOPS”. UN TEMA LABORAL. PELIGRAN CINCO MIL PUESTOS DE TRABAJO. Por Julio Dornel.




El crecimiento sostenido que han experimentado los “free-shops” en la última década, estaría llegando a su fin ante las medidas económicas impuestas por Brasil y el anuncio de que también el sistema sería habilitado en las ciudades fronterizas. Ante eta situación ha trascendido que una de las primeras medidas a gestionar por los comerciantes uruguayos apunta a una rebaja del impuesto aduanero (canon) que deben pagar los “free-shops” en el momento de comprar la mercadería y que está situado promedialmente en un 12 %. De lograrse esta rebaja el sistema que funciona en todas las fronteras con Brasil, se comprometen a mantener el personal, con un seguro de paro dentro de lo normal, sin efectuar despidos. Cabe señalar que el sistema está habilitado en seis ciudades que son Bella Unión, Artigas, Rivera, Río Branco, Acegua y Chuy, destacándose por su volumen Rivera y Chuy. Se debe tener en cuenta que la totalidad del sistema, evaluando los últimos años, fueron más de 40 millones de dólares que se recaudaron anualmente por concepto del canon, que paso directamente a las arcas del estado. Otro dato importante a tener en cuenta está relacionado con la actividad laboral que llegaba a movilizar en épocas normales más de cinco mil empleos directos, de los cuales mil corresponden a esta ciudad. Los comerciantes uruguayos han señalado que todo depende de la economía brasileña y que si bien el tema es preocupante y que los próximos meses serán cruciales para determinar el rumbo que tomará el comercio fronterizo.
ANUNCIOS PREOCUPANTES DESDE BRASIL.
De acuerdo a lo anunciado en ediciones anteriores, el Auditor Fiscal de la Receita Federal brasileña Arnaldo Dorneles habría señalado en esta ciudad que un nuevo sistema de venta comercial sería habilitado en los primeros meses del próximo año. Señalo además que ya se habrían aprobado los principales lineamientos que regirían para este sistema, como así también la cuota para los turistas extranjeros que adquieran productos en los comercios brasileños, la que ha sido fijada en 300 dólares por persona y cuotas diferenciales para quienes vendan mercaderías de fabricación nacional. Estos anuncios, si bien fueron formulados en forma “superficial” por el jerarca norteño, fueron recibidos con preocupación por las autoridades uruguayas y por la Asociación de los “free-shops” uruguayos, apostados desde 1986 frente a la avenida Internacional. Su presidente Carlos Javier Calabuig manifestó en aquella oportunidad que “ahora sí, estamos más preocupados al ir tomando conocimiento de la reglamentación que regirá para su funcionamiento, con una lista negativa generada por un sistema más económico que el nuestro. Mientras ellos pagan un 6 % y en algunas oportunidades un 3 % sobre las mercaderías nacionales, nosotros pagamos entre un 10 y un 15 %, lo que realmente nos preocupa. Lo mismo sucede con los precios internacionales teniendo en cuenta que Brasil es un país más moderno y trabaja volúmenes importantes que influyen en el momento de realizar las compras. Ante esta situación estamos gestionando reuniones con los organismos oficiales que consientes de la situación se han interesado en promover los acuerdos recíprocos con las autoridades norteñas. Hemos comenzado una ronda de contactos para informar en forma detallada sobre las consecuencias que podrán acarrear al sistema uruguayo la aplicación de estas medidas. Debemos ponernos de acuerdo con el listado de artículos y la cuota de venta al turista que ahora deberá compartir sus compras de ambos lados de la avenida Internacional. Debemos señalar- dijo Calabuig- que no se trata de un tema específico de Chuy sino de todas las fronteras que usufrutuan del sistema, las que se encuentran en las mismas condiciones”. Por su parte las autoridades del Municipio de Chuy, también han demostrado su preocupación ante la situación, reclamando el cumplimiento de un acuerdo reciproco que contemple las aspiraciones de ambos sistemas. El integrante del Municipio local, Francisco Laxalte señaló a la prensa que respaldarían la postura de la Asociación de “free-shops”, procurando un acuerdo recíproco que contemple las aspiraciones de estos establecimientos. Se anuncia además para los próximos días una importante reunión de los propietarios y representantes de los “free-shops” a los efectos de analizar el tema y emitir un comunicado conjunto planteando su enérgico rechazo a las medidas anunciadas por las autoridades brasileñas. El funcionamiento de ambos sistemas debe servir no solamente para incentivar el turismo, sino también para mantener una fuente de trabajo para más de 1000 familias de esta ciudad.

lunes, 24 de agosto de 2015

“FREE-SHOPS”. GESTIONES PARA REBAJAR CANON ADUANERO. Por Julio Dornel.


                                 Escritor y periodista Julio Dornel

El parámetro que manejan las autoridades entre los meses de enero y julio, presenta un comparativo preocupante para el sistema de “free-shops” que rige en nuestro país desde el año 1986. Sin llegar (todavía) a las cifras del 2001/02, la frontera de Rivera presenta un descenso del 50 %, Río Branco un 40 % y nuestra ciudad un 25 % teniendo en cuenta el intenso tránsito que se registra hacia Montevideo y Punta del Este, lo que mantiene un volumen aceptable de compras por parte del turista brasileño. Sin embargo uno de los temas que más influye es la utilización de la tarjeta que hacen los brasileños y las oscilaciones que experimenta la cotización del real entre el momento de realizar la compra y la fecha de pago. Ante esta situación el turismo se retrae, paralizando en parte una actividad que durante los últimos años había incentivado el movimiento comercial de las ciudades beneficiadas con el sistema. Ante esta situación, una de las primeras medidas que tomarían estos establecimientos apuntaría a gestionar ante el Ministerio de Economía y Finanzas una rebaja sustancial sobre el canon aduanero fijado promediamente en la actualidad en un 12 %. De lograrse la misma, los free-shops que funcionan actualmente en las ciudades de Rivera, Artigas, Bella Unión, Río Branco, Acegua y Chuy, se comprometerían a mantener el personal dentro del seguro de paro normal, sin efectuar los despidos que se han anunciado en las últimas horas.
Hasta el año 1986 en que se decretó la exoneración de determinados impuestos, a los bienes y mercaderías importadas para su comercialización en esta frontera, era fácil observar que todos los turistas se sumergían en el maravilloso mundo de los kioscos, “lojas” y supermercados brasileños para efectuar sus compras. Sin embargo a partir de ese momento la situación se pudo revertir porque los comercios uruguayos, al amparo del nuevo régimen, pudieron ofrecer al turista extranjero artículos importados exonerados de varios impuestos.
Esta situación generó en los primeros años una creciente demanda de locales comerciales  creando un efecto altamente positivo para el comercio uruguayo que finalmente podía competir en igualdad de condiciones con su similar brasileño.
La importancia económica y social que enfrentaba en aquella oportunidad la población con motivo de la prolongada crisis comercial, se transformó en un fenómeno de singulares características al generar más de 1.000 puestos de trabajo y grandes inversiones en materia edilicia, estimulando de esta manera el desarrollo económico de la región.
Sin embargo ya por aquellos años  y debido fundamentalmente a la globalización de la economía y a las medidas aplicadas por los países limítrofes, con devaluaciones incluidas, era evidente que el sistema requería algunas modificaciones y facilidades que lo vuelva más competitivo y atrayente para los turistas extranjeros, apuntando fundamentalmente  a mantener una fuente de trabajo muy importante para la frontera,

Los sectores vinculados al régimen de free-shop” radicados en esta ciudad han manifestado su preocupación por la situación que enfrentan en la actualidad y gestionan nuevas medidas tendientes a fortalecer el sistema actual y crear nuevas posibilidades de desarrollo comercial. Se trata de una aspiración largamente postergada que procura reactivar la actividad comercial mediante medidas arancelarias que permitan mejorar los precios y conquistar nuevamente el mercado brasileño.
Señalaron los comerciantes que de aplicarse las medidas reclamadas, el sistema se verá estimulado y podrá mantener las inversiones realizadas, permitiendo que en los próximos años esta actividad se pueda incrementar. Por el momento y cuando transcurren 30 años de implantado el sistema, todavía no se alcanzaron los objetivos deseados, teniendo en cuenta que siguen dependiendo de los vaivenes de la política económica de Brasil y Argentina. Se debe tener en cuenta que el objetivo principal de su implantación fue desde el comienzo el de estimular el comercio local atrayendo compradores de los países limítrofes.
Desde el mes de julio se viene observando una situación preocupante en algunos establecimientos  con un alto porcentaje de funcionarios enviados a seguro de paro, reducción de salarios y horarios  motivados por esta circunstancia. Pese a las normativas que rigen para esos establecimientos es evidente que la paralización actual justifican los reclamos que vienen formulando los propietarios para que las mismas sean modificadas a los efectos de incentivar su funcionamiento.

Si tenemos en cuenta las gráficas correspondientes es fácil observar la baja experimentada en la recaudación del canon y el ingreso de mercaderías que en algunos casos ha llegado al 40 %,  Pese a que el régimen fue creado por decreto en 1985, la empresa (Garden S.A. ahora CAMPUSOL) fue habilitada por el Ministerio de Economía y Finanzas el 24 de setiembre de 1993 y está compuesta por comerciantes que se desempeñan en el sector “free-shops” de esta ciudad.
El hecho de que los socios accionistas fueran comerciantes del sistema posibilitó una incesante búsqueda en la mejora de los servicios, apoyando permanentemente las instituciones locales en armoniosa integración con la sociedad fronteriza. En la actualidad CAMPUSOL funciona en un local propio, especialmente diseñado y construido, atendiendo las máximas exigencias, logrando una perfecta funcionalidad, espacio, confort y los últimos adelantos técnicos, al servicio de los usuarios y de las instituciones del Estado, concretamente los funcionarios aduaneros, destacados para desempeñar tareas que las cumplen en una moderna oficina estratégicamente ubicada.

lunes, 17 de noviembre de 2014

ALBIO PEREYRA DE AVILA. MODERADO OPTIMISMO ANTE LA TEMPORADA. Por Julio Dornel.

                                                    Escritor y periodista Julio Dornel





Pese a los anuncios oficiales sobre la habilitación del régimen de “free-shops” para el comercio brasileño, los operadores locales aguardan con moderado optimismo el comienzo de la temporada veraniega, mirando con recelo el anuncio de algunas medidas del equipo económico. Para Albio Pereyra de Ávila (sector gastronómico) “se debe encarar con moderación el inicio de la temporada, teniendo en cuenta que en la anterior tuvimos un incremento importante de visitantes, generado fundamentalmente por turistas brasileños, atraídos por los precios que ofrecía el comercio uruguayo. Las circunstancias no son favorables y se puede producir un cambio negativo, generado por la política económica del gobierno norteño con motivo de las correcciones que viene anunciando para los próximos meses. De concretarse las mismas se podría volver a las temporadas anteriores donde las devaluaciones impuestas iban determinando el vaivén del auge comercial. De esta manera se notará la ausencia masiva de los argentinos, que solamente marcarán su presencia en el mes de enero y primera quincena de febrero. También debemos considerar la anunciada apertura de los “free-shops” del lado brasileño lo que podría potenciar a quienes se acojan al régimen, lo que sería fundamental para intensificar la corriente de uruguayos y argentinos hacia esta frontera. De concretarse esta aspiración del comercio brasileño, entraría en escena un importante generador de turistas al ofrecer artículos importados a precios realmente competitivos. Si bien nos falta mucho para transformarnos en la frontera turística que todos queremos, es evidente que la concreción de este proyecto podría cambiar la realidad del comercio brasileño”. Haciendo referencia a las obras municipales que reclama la población, Albio Pereyra señaló que “no podemos negar que la Prefeitura está trabajando con muchas dificultades económicas para encarar los reclamos populares, por lo cual será fundamental la pronta habilitación de los “free-shops”, cosa que podría suceder el próximo año. El próximo 27 de noviembre se realizará una importante reunión de caracter informativo donde las autoridades escucharán a las fuerzas vivas y ofrecerán detalles sobre el funcionamiento del nuevo régimen comercial. Pensamos que su habilitación es una realidad, aunque nos falta saber el alcance de su reglamentación, teniendo en cuenta la reciprocidad que debe existir con el sistema que funciona en Uruguay. De todas maneras estos anuncios han generado una corrida inmobiliaria que supera la normalidad del mercado, pero concretando varias operaciones en la zona céntrica del municipio norteño. En la actualidad sobre la línea divisoria resulta muy difícil acceder a un inmueble dentro de los precios que venía manejando el mercado en la temporada anterior. Otro factor que viene teniendo amplia repercusión en esta frontera está relacionado con el parque eólico que se está instalando a pocos metros de la línea divisoria del arroyo Chuy. Se trata de la mayor inversión norteña en esta frontera, agregando un nuevo elemento para la inversión inmobiliaria. Debemos tener en cuenta que su habilitación final nos pone en contacto con la red Nacional de Energía, integrándonos definitivamente al sistema de interconexión con las grandes capitales”.